Crear Salud Idea guardada 9 veces
La valoración media de 19 personas es: Muy buena

Algas en nuestra dieta: cómo prepararlas

Las algas marinas están cada día más presentes en nuestra alimentación. Aquellas personas que quieren cuidar su cuerpo las incluyen en su dieta. No obstante, en nuestra cultura no tenemos demasiada información acerca de cómo poderlas preparar. Vamos a hacer un recorrido por los diferentes tipos de algas para ver como deben de ser utilizadas.

Algas gran riqueza en nutrientes

En las culturas orientales las algas son un ingrediente muy común en la cocina. Estas verduras de mar nos aportan muy pocas calorías pero una gran cantidad de minerales como el calcio, el magnesio, el yodo, el potasio o el fósforo entre otros.  No obstante, debido a la gran cantidad de yodo no es recomendable consumirlas en exceso.

Actualmente, es muy fácil encontrar algas en tiendas de nutrición, herbolarios o tiendas orientales. Lo normal es comprarlas deshidratadas, por ello es importante aprender de qué manera utilizarlas para poderlas añadir a nuestros platos.



Vamos a ver como preparar las algas más comunes. No obstante, el procedimiento es más o menos el mismo para otros tipos de algas.

Lo primero la rehidratación

Como hemos dicho, las algas se venden desecadas. Por ello algunos tipos necesitan ser rehidratadas antes de poderlas comer o cocinar. Según el tipo de alga que queramos cocinar la hidrataremos en agua caliente, templada o fría. Algunas de ellas solo necesitan ser lavadas un poco si es que las vamos a añadir a sopas o caldos.

Cuando rehidratamos las algas estas duplican o triplican su tamaño según los tipos. Por ello es necesario que calcules una cantidad bastante menor de lo que calcularías si fueran verduras terrestres.

El Alga Kombu o Dashima

Este alga es muy popular en Corea y Japón y se usa sobre todo para caldos y sopas. Su presentación es en laminas gruesas y bastante duras. Su característica principal es el alto contenido en ácido glutámico que da mucho sabor. También contiene una buena cantidad de yodo y su sabor es algo más suave que el del resto de algas.

Este alga es ideal para añadir a la cocción de las legumbres y para ponerla en sopas o caldos. Se puede remojar pero no es necesario. La lavaremos y añadiremos directamente al guiso cuando comencemos a prepararlo. De esta manera, todo su sabor y nutrientes quedarán en el caldo que hagamos.

El alga kombu contribuye a que las legumbres sean más digestivas. Si solamente la quieres para tal efecto basta con añadir un trozo del alga a las legumbres cuando comiencen a hervir. Cuando termine la cocción la puedes retirar o mezclarla con el resto de los ingredientes.

Agar – Agar


Este alga tiene un aspecto bastante diferente a las demás. Se suele vender como una especie de fideos transparentes que parecen de plástico. No obstante, también la podemos encontrar en polvo.

El agar-agar se obtiene de algas rojas y es muy utilizada para hacer gelatina vegetal. En los restaurantes chinos las suelen poner en las ensaladas. Si quieres hacerlo así solo tienes que remojarla diez o quince minutos y después consumirla.

No tiene ningún sabor y contiene mucha fibra. Se puede utilizar para preparar muchos postres y como estabilizante. Los veganos la utilizan como sustituto de la gelatina de origen animal para preparar todo tipo de platos. En ese caso solo hay que sustituir la cantidad de gelatina de origen animal que ponga en la receta por agar-agar.

Si la vas a utilizar como gelatina es mejor usar la forma de polvo aunque también servirían las tiras. En este caso solo habría que cortar el alga en pequeños trozos y ponerlo a hervir hasta su disolución. Para que se convierta en gelatina es necesario que se caliente hasta los 90 grados y que se haya disuelto completamente. Al enfriar es cuando solidifica y forma la gelatina.

Alga Nori


Este alga se obtiene de algas rojas y se presenta en forma de laminas de distintos tamaños. Son el tipo que se suele utilizar para el sushi. También se usan para espolvorear sobre distintos platos ya que aportan color y sabor. Son muy ricas en fibra, hierro, proteínas y vitamina A y K.

Este tipo de algas no necesita ser rehidratadas ni tampoco cocida. Simplemente se enrollan alrededor de cualquier alimento o se añaden cortadas en pequeñas tiras a diferentes platos justo antes de servir.

Otra manera de prepararla es tostándola a fuego medio en una sartén sin aceite para que se ponga crujiente. Una vez tostada la podemos triturar y al quedar hecha polvo la usaremos para dar sabor a cualquier plato. Si la mezclas con tofu obtendrás una especie de “pescado vegetal”.

Alga Arame


Este alga la encontramos en tiras finas de color rojizo, marrón y verde oscuro. Tiene bastante sabor y bastante aroma y mucho yodo, calcio, magnesio, hierro y vitamina A.

Este tipo de alga sí que conviene remojarla en agua templada o caliente durante diez minutos. Una vez remojada, se puede cocinar o escaldarla. Tienen una textura crujiente y agradable. Su olor y sabor nos hacen saber que vienen del mar. Si no quieres que conserven este olor y sabor tan fuerte tendrás que lavarlas y escaldarlas antes de usarlas.

Habitualmente, se saltean durante 2 o 3 minutos con aceite de sésamo, o salsa de soja y se sirven como acompañamiento de otros platos. También podemos usarlas para hacer paellas sin sufrimiento animal y con un sabor muy similar a la paella de marisco.

Alga wakame


Este tipo se usa muy a menudo en la cocina japonesa. Su sabor es suave y ligeramente dulce. Se puede utilizar para sopas, arroces o salteados. Como todas las demás, es muy rica en minerales como el calcio, magnesio, sodio y yodo. También contiene ácidos grasos omega-3 y vitaminas del grupo B.

No es necesario hidratarla si la utilizamos en sopas o guisos con mucho líquido. Cuando no sea así la hidrataremos durante 20 minutos en agua fría o 10 en agua templada. Acompañan muy bien a vegetales salteados con tofu. Su sabor tiene menos toque marino que el resto de las algas, por lo que combinan estupendamente con salsas y sabores no muy fuertes.

¿A qué son fáciles de utilizar? ¡Ya no tienes excusa para incluirlas en tus platos!

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral.

Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.  

Fuente: este post proviene de Crear Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Qué es la fatiga adrenal?

El bienestar y la salud, desde el origen de los tiempos, los hemos recibido de la propia capacidad autocurativa del ser humano con una sensibilidad especial para conectar entre el hombre y la naturale ...

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno frecuente que afecta el bienestar de muchas personas. Se estima que en España, del 20 al 40 % de la población podría padecerlo. La lactosa es una molécula ...

Cómo cuidar la piel después del verano

No es de extrañar que, tras el verano, la piel pueda verse más resentida, apagada e incluso notarse deshidratada. La exposición a los rayos solares de forma continuada, la mala alimentación o la falta ...

Recomendamos

Relacionado

Consejos de Salud desintoxicación infografia ...

Conoce el poder de las algas y sus beneficios

Las algas son una forma alternativa de obtener el magnesio, zinc, calcio, manganeso, etc., y los oligoelementos que actualmente no se encuentran o se encuentra en muy bajas proporciones en los vegetales terrestres que no son de cultivo biológico o biodinámico. Hay que tener en cuenta que las tierras de cultivo son, hoy en día, deficitarias en muchos minerales a causa de la explotación intensiva a ...

Alimentación saludable auténticos superalimentos Dieta saludable ...

Las algas comestibles, auténticos superalimentos

Libro Estilo de Vida Saludable de la Dra Paloma Pérez del Pozo   Las algas comestibles, auténticos superalimentos.    Las algas marinas son muy ricas en nutrientes y nos aportan grandes beneficios a nuestra salud, sin embargo se emplean poco en nuestra cocina. Son ricas en vitaminas A, B1, B2, C, D, E y K. También son ricas en sales minerales como calcio, fósforo, potasio, hierro y fibra y contien ...

Alimentos vivos Nutre ácidos grasos ...

Algas: ¿cuántos tipos existen?

En la mayoría de las dietas orientales las algas son incluidas de manera habitual. En la cultura occidental no se han conocido las algas hasta hace muy poco. No obstante, cada vez son más las personas que saben que las algas son un alimento extremadamente interesante debido a todos los nutrientes que aportan. Pero ¿todas las algas son iguales? ¿Nos aportan el mismo tipo de nutrientes? Ahora vamos ...

algas recetas con algas recetas sanas ...

Recetas con algas, ¡tu próximo reto coherente!

Como ya sabes en Dieta Coherente recomendamos que tu alimentación variada para que sea más equilibrada, y aprovechando la publicación de nuestro post 400 queremos animarte a que te inicies en el consumo de las algas. Para darte un “empujoncito” hemos hecho una selección de recetas con algas muy fáciles y sabrosas. Propiedades de las recetas con algas Las algas tienen gran abundanci ...

dieta vegetariana vegetarianos veganos ...

¡Las algas también se comen! y son más saludables de lo que piensas

Aunque antes pensar en comer algas no entraba en la mente de muchas, estas plantas marinas cada vez están más presentes en todas las casas, ¡y no solo en la de los vegetarianos! Y, ¿por qué? Muy sencillo. Las algas destacan por su alto poder nutritivo y su bajo contenido en grasa y calorías. Por si fuera poco, son depurativas y antioxidantes y poseen además fibra. Algunas incluso posen altas dosis ...

alimentos vivos nutre cocinar con algas ...

Las mejores recetas con algas

Hasta ahora no todo el mundo sabía que las algas son una estupenda fuente de minerales, vitaminas y proteínas. Sin embargo, en la actualidad, son muchas las personas que las utilizan de manera habitual. No obstante, muchas veces nos falta información acerca de cómo cocinarlas. Te puedo asegurar que se pueden hacer deliciosas recetas con ellas. Existen diferentes tipos de algas, que necesitan, segú ...

alimentación

Algas comestibles, ¿las conocías?

Las algas comestibles son las usadas para la preparación de alimentos, especialmente usada en la gastronomía japonesa, china y coreana. La mayoría de las algas que se consumen son marinas, ya que las de agua dulce, son tóxicas. Beneficio que nos aportan las algas comestibles El consumir algas te traerá grandes beneficios a tu salud, esto debido a la gran cantidad de propiedades que posee. Entre l ...

Remedios Caseros beneficios colesterol ...

Beneficios de los higos

El fruto del higo contiene grandes beneficios para la salud. Su uso tanto fresco como secos es un gran reconstituyente. Posee fibras y antioxidantes.   Beneficios de los higos Previene el envejecimiento prematuro, por contener antioxidantes que combaten los radicales libres. Son ricos en vitaminas A, B, C, D, E y minerales como el magnesio, calcio, fósforo, potasio, yodo, zinc. Gracias a su gran c ...

el arte de vivir consejos de salud

BENEFICIO DE LAS ALGAS Y RECETA

Hasta hace poco, las algas parecían ser exclusivas de la comida japonesa, pero cada vez las podemos encontrar más en diversas preparaciones en la comida occidental, En especial en alimentos vegetarianos, debido a su aporte de vitaminas, minerales y proteínas.En su mayoría, las algas aportan vitamina E, y provitamina A (precursora de la vitamina A). Además de cantidades significativas de vitamina C ...

Remedios Caseros

Espirulina, un superalimento con múltiples beneficios

La espirulina debe su color a la presencia de clorofila y ficocianina 2 componentes que le dan su color azul verdoso. La espirulina tiene un alto contenido de proteínas hasta un 70% de su peso y aporta fibra, hidratos complejos y grasas esenciales para el organismo. También aporta vitaminas y minerales de los que se destacan calcio, hierro, cobre, fósforo, potasio, yodo, betacarotenos, vitamina E, ...