comunidades

La aceptación como vía de transformación personal

La aceptación como vía de transformación personal


En mi experiencia, las cosas más difíciles de alcanzar son también las más importantes en la vida. Los grandes logros van siempre precedidos de multitud de fracasos. Esto evidencia el escaso control que tenemos para que la vida nos vaya como nos gustaría que fuera, entre otras razones, porque no sólo depende de nosotros, sino también de los demás.

¿Qué podemos hacer entonces si no podemos cambiar la realidad que más nos afecta? Pues no tenemos más remedio que aceptar la realidad tal y como es. El problema es que la auténtica aceptación no es forzada, es decir, si aceptamos algo porque no tenemos otro remedio, no se trata entonces de aceptación, sino de resignación. La aceptación se produce cuando comprendemos que lo que estamos experimentando “está bien”, cuando sintonizamos con la experiencia.

La capacidad de aceptar está muy limitada por el hábito de juzgar, de distinguir entre lo bueno y lo malo, ya que lo que valoramos como malo está mal, no bien y, por tanto, no podemos aceptarlo. Es un hábito muy arraigado porque nuestra experiencia puede ser agradable, desagradable o neutra. Es natural que valoremos como bueno lo agradable y como malo lo desagradable. Lo único que puede valorar como bueno lo desagradable, es la moral, pero ésta no puede valorar a todo como bueno porque entonces no tendría razón de ser. Su función es que sepamos distinguir entre lo bueno y lo malo, por lo que consolida el hábito de juzgar.

Podemos favorecer la aceptación de los sentimientos, acciones o actitudes, si entendemos que no son buenos ni malos en sí mismos, sino según el contexto en el que se producen. Por ejemplo, la valentía puede ser apropiada en muchas situaciones, pero si, siendo valiente, se arriesga más de lo que se puede ganar, entonces es mejor ser cobarde. De lo que se trata es de dar una respuesta adecuada a cada situación y lo que se requiere en una situación puede ser lo contrario de lo que se requiere en otra situación parecida. Pero si siempre respondemos de la misma manera por creer que ese tipo de acción es bueno en sí mismo, entonces no es una respuesta, sino una reacción automática, inconsciente, que no soluciona problemas, sino que los genera.

Podemos comprender que todo está bien si nos damos cuenta de que la experiencia cambia constantemente, moviéndose con más o menos velocidad de un polo al otro en múltiples dimensiones: alegría/tristeza, amor/odio, orden/caos, dicha/desdicha, etc. Esta oscilación se mantiene durante todo el tiempo que estamos vivos, por lo que es imposible estar alegre siempre, conservar el amor para siempre o sentirse siempre dichoso.

Esa oscilación constante entre dos polos también implica que para que la experiencia se sitúe en el polo de lo agradable o de lo valorado como bueno, necesariamente ha debido de pasar antes por el polo de lo desagradable o de lo valorado como malo. Es decir, los dos polos de cualquier dimensión son interdependientes, la existencia de uno depende de la existencia del otro. Es como un péndulo que sólo puede alcanzar un extremo de su recorrido si antes ha estado en el otro extremo.

Cuando hemos podido constatar este funcionamiento oscilatorio en muchas ocasiones, podemos tener la firme convicción de que las experiencias desagradables o valoradas como malas, también están bien, porque, además de ser inevitables, son necesarias para poder vivir experiencias agradables o valoradas como buenas.

Si no comprendemos que todas las experiencias están bien, nos negaremos a vivir las experiencias desagradables, haremos todo lo posible para no vivirlas y, si no podemos evitarlas, al menos intentaremos no vivirlas plenamente, expulsándolas de la consciencia, como si de ese modo desaparecieran o se atenuaran. Pero, lo que en realidad sucede es que se bloquea el movimiento oscilatorio de la experiencia. La resistencia a vivirla no la atenúa, sino que la hace más desagradable e impide que, de forma natural, se convierta en agradable.

Si, por el contrario, nos entregamos a la experiencia sin oponer ningún tipo de resistencia, sin juzgarla, comprendiendo que tiene su razón de ser, entonces no interrumpimos su movimiento natural, por lo que alcanza el polo agradable en el menor tiempo posible. A la tempestad le sigue la calma de forma inalterable, como a la noche le sigue el día.

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Menuda papeleta tenemos por delante. Otra más de tantas quiero decir. Resulta que hace escasos cinco años, las estadísticas decían que al menos uno de cada tres individuos que visitaba a su médico de ...

“Economía: administración eficaz y razonable de los bienes” o al menos así es como reza en la primera acepción de la RAE. Y no. No estoy hablando de negocios o bueno tal vez sí, depende cómo se mire. ...

Muchas veces tenemos la impresión de que cuanto más queremos algo, más se aleja de nosotros. Ya la metafísica nos enseñaba que desde el "quiero" tenemos un enfoque mental que crea confusión, ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

¿Qué es? aceptación

Para la psicología la aceptación significa reconocer las situaciones no deseadas de nuestra realidad sobre las que no podemos hacer nada para modificarlas, aprendiendo a asumirlas (sin quejas ni excusas) y así fortalecer nuestra tolerancia a los fracasos, pérdidas o desengaños vitales. Ante la muerte de un familiar, el abandono del cónyuge o una catástrofe natural, la aceptación de esa situación e ...

general educación salud-enfermedad ...

Confiar en la vida no siempre es fácil, tendemos a juzgarla, resistirnos, forzarla según nuestros variables criterios. La vida es un continuo movimiento, da muchas vueltas, y tener la serenidad para aceptar de corazón lo que la vida nos trae nos puede resultar dificilísimo, sobre todo cuando no es lo que esperamos y deseamos. Sin embargo nuestro ser apreciaría mucho que confiáramos que la vida sie ...

Formación Salud formación ...

La sensación de felicidad y tu crecimiento personal no está escrita en tus genes. Alcanzar ciertas cotas de felicidad no tiene que ver con las conjunciones planetarias, ni con las cartas del Tarot, y claro está que el horóscopo, la carta astral, los ascendentes y demás milongas de todo a cien tienen una nula influencia en nuestra sensación de felicidad, a no ser que te las creas a pie juntillas. S ...

deporte entrenamiento

Tanto si llevas tiempo realizando deporte como si estás empezando ahora, seguro que te ha asaltado una duda: cuándo es mejor hacer ejercicio, ¿por la mañana o por la tarde? Hay personas que salen tranquilamente de la cama mientras que otros parece que le absorbe. Cada persona es un mundo y este es uno de los puntos principales que tienes que tener en cuenta para sabes cuándo es mejor hacer ejercic ...

videos cambios miedos ...

Afrontar los cambios. En esta vida nada es permanente. Como digo en el vídeo de mas abajo a veces pensamos que “hemos llegado”. Bien pueda ser a una situación laboral, a una relación de pareja u otra situación de la vida. Tenemos esa sensación; dices “ya tengo un hogar y una familia, ya llegue a lo que me proponía en esta vida” pero como nada es permanente, todo eso, de pro ...

nutrición coaching para adelgazar mindfulness ...

La compasión es una variante en la práctica del Mindfulness que hace que aumentemos nuestros buenos deseos hacia los demás y hacia nosotros mismos cuando sufrimos. Utilizaremos la respiración, tomando conciencia de inhalar el sufrimiento, y lo exhalamos en forma de comodidad y bienestar. La magia de esta meditación reside en que en cada inspiración invertimos  nuestra tendencia a resistirnos a la ...

aceptación-esp autoestima meditación ...

Conocer y comprender el principio de impermanencia es necesario para comenzar a tomar elecciones más sabias en la vida. Abordar lo que nos ocurre utilizando la psicología positiva y practicar mindfulness (meditación y desapego), nos acercará a alcanzar el estado de paz interior que puede llamarse felicidad. Aunque la ley de la impermanencia puede desvincularse totalmente de la religión y abordarl ...

Estoy convencido de que más de una vez todos nos hemos visto en una situación en la que la vida parece haberse empeñado en que tomemos decisiones, actitudes, comportamientos distintos a los que estábamos acostumbrados. Y, con mayor o menor conciencia, hemos reaccionado frente al cambio con sorpresa cuando parece que éste viene desde “fuera” de nosotros. Por otra parte, con toda segurid ...

aceptación flexibilidad fundamentos ...

La paciencia es una capacidad que, si logramos cultivarla, nos aporta experiencias únicas. Gracias a la meditación es posible ejercitar la paciencia, ya que nos enseña a transitar tanto por lo agradable como por lo desagradable, abriéndonos a la aceptación y a la confianza. Esta disposición mental es hacia lo que nos prepara el acto de meditar para que abrecemos con plena humildad cada experiencia ...

Ansiedad y Estrés Autoayuda Sexualidad y Pareja ...

Como persona, puede ser bastante molesto tratar con las viejas cargas de una relación. Te puedes encontrar, valientemente tratando de dejar atrás el antiguo drama y los viejos problemas. Pero no importa lo que hagas, el pasado parece ir contigo, afecta tu vida actual, y además te hace las cosas mucho más difíciles de lo que deberían ser. Y un aviso constante de frustración, angustia, y un enorme d ...