comunidades

Los peligros del sol

Atención a los síntomas

moreno playa
El verano es época de relajación. Para muchos significa la llegada de las vacaciones, especialmente para los más pequeños, que viven este periodo con especial ilusión. La playa, la ropa ligera y los días más largos, hacen que nos sintamos más alegres y con más ganas de salir a la calle y estar activos. No obstante, el calor puede ser un riesgo para nuestra salud, por lo que es muy importante saber actuar si nos sentimos mal a causa de las elevadas temperaturas.

 

Cada año el verano se cobra la vida de muchas personas y por ello la mayor parte de los países aprovechan esta época del año para hacer campañas informativas. Protegernos de la manera adecuada está en nuestras manos, y hacerlo sobre todo con niños y ancianos es imprescindible.

 

?Por qué es peligroso el sol?

Además de tener siempre en cuenta que el sol y las radiaciones ultravioletas que emite son especialmente perjudiciales para nuestra piel y que siempre debemos utilizar protección solar en verano, hay que saber a qué otros peligros nos podemos exponer en los meses de verano. La incidencia de los rayos solares nos puede hacer sentir realmente agotados e incluso llegar al punto de hacernos perder el conocimiento.  

niño playa
niña playa


 

Es el caso de la insolación, que se produce cuando el cuerpo no puede controlar su temperatura. Una exposición prolongada del organismo a los rayos ultravioletas puede ser una de las causas. Lo que en principio parece que no es excesivamente grave, puede tener consecuencias imprevistas porque el cuerpo pierde la capacidad de enfriarse y empieza a fallar.

 

La insolación puede provocar que la sudoración se altere y la temperatura del cuerpo ascienda más de lo recomendado en poco más de 10 ó 15 minutos. Este cambio es capaz de hacer que, si la temperatura corporal es demasiado elevada, aparezcan daños cerebrales. Si no se proporciona el tratamiento de emergencia adecuado o si no se refrigera el cuerpo inmediatamente, puede incluso causar la muerte en los casos más extremos.

 

Principales víctimas

Las personas mayores y las obesas son especialmente propensas, pero también hay otros factores que influyen, como la deshidratación, el consumo de alcohol, las enfermedades coronarias y la práctica de ejercicio físico intenso. Aunque cualquier persona que se exponga prolongadamente a los rayos del sol puede sufrirla, existen dos tipos de insolación más propios de ciertos tipos de personas que de otras. La clásica se produce en personas mayores que llevan una vida sedentaria cuando el calor les ataca durante un tiempo razonablemente largo, y otra que se da principalmente en los jóvenes a causa de alguna actividad física en lugares donde hace mucho calor.  

ancianos paseando
mujer con fiebre


 

La transpiración es la principal protección. Las personas que padecen una disminución congénita de la capacidad de sudar son las que corren un riesgo mayor. Por otra parte, algunos medicamentos, como determinados antidepresivos, pueden producir una disminución de la sudoración, lo que hace que quienes los consumen sean más vulnerables.

 

Atención a los síntomas

bebiendo agua
Los expertos aconsejan a las personas que van a la playa o a cualquier otro sitio caluroso donde puedan permanecer mucho tiempo al sol, evitar realizar esfuerzos que requieran una actividad intensa. La ropa debe ser ligera y de colores que no atraigan el calor, fundamentalmente los claros. En cuanto a las actividades físicas, es mejor realizarlas en los horarios más frescos del día. Beber agua con regularidad, aunque no se tenga sed, es también una garantía para salvarse de esta afección.  

No obstante, aún teniendo esto en cuenta, los accidentes se siguen repitiendo. Y es que permanecer durante mucho tiempo al sol puede provocar que nos sintamos repentinamente cansados y con un gran dolor de cabeza. Pero estas señales físicas pueden empeorar e incluso hacer que nos encontremos realmente mal. Así, es importante conocer los principales síntomas de esta patología para poder actuar con rapidez cuando se presente el caso.

 

Los más graves se manifiestan con una temperatura muy elevada del cuerpo, mareos y náuseas, el pulso y la respiración acelerados, y la piel sensiblemente roja y muy caliente, pero sin sudor. Todas estas manifestaciones son consecuencia del aumento de la temperatura que provoca la irritación de las membranas que cubren el cerebro. Esta inflamación produce dolor de cabeza, sensación de agotamiento y vértigo. Si se presentan estas características, aunque sólo sean algunas de ellas, puede tratarse de una emergencia mortal. Entonces, es conveniente saber qué hacer. La rapidez de actuación es esencial.

 

La importancia de saber qué hacer

ambulancia
La velocidad con la que se suceden los síntomas es crucial, por lo que es fundamental pedir ayuda médica cuanto antes y aplicar una serie de consejos prácticos que eviten que el daño pueda ser mayor. Lo primero es trasladar al afectado a una zona de sombra, a un lugar fresco y tranquilo, para que vaya reduciendo poco a poco su temperatura corporal. Servirá de ayuda de cualquier método disponible para enfriar: agua fría en la ducha, en la piscina o con una esponja o una sábana humedecida.  

La temperatura debe ir descendiendo, pero si no se advierten cambios importantes, deben aplicarse al paciente compresas de agua fría, sumergirlo en el agua o darle de beber agua fresca o un poco salada hasta que su cuerpo se estabilice por debajo de los 38 grados. Mientras tanto, debe colocársele en posición lateral y hacer todo lo posible para que le dé el aire hasta la llegada del médico. Si el personal sanitario tarda en acudir, es muy recomendable pedir instrucciones adicionales por teléfono al servicio de urgencias de un hospital.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

verano vacaciones intoxicaciones alimentarias ...
Picaduras, vómitos, diarreas y caídas

Te apuntamos como prevenir o tratar algunos de los problemas más frecuentes en verano: picaduras, intoxicaciones alimentarias y caídas. ¡Toma nota y disfruta de tus vacaciones!

Descanso Medicina Natural Migrañas

Migrañas Hola! Está aproximándose la primavera, los rayos de sol comienzan a tener más fuerza y por lo que tenemos más tiempo para entretenernos y realizar más actividades lúdicas que levantan el estado de ánimo y conseguimos dormir mejor. No sé si habéis oído hablar de la melatonina. Es una hormona natural responsable del sueño. Cuando somos pequeños tenemos altas dosis de melatonina pero cuando ...

quemaduras solares quemadura solar quemadura de sol ...
Cuando el sol daña nuestra piel

Te apuntamos todo lo que necesitas saber sobre las quemaduras solares: por qué se producen, qué síntomas presentan, cómo se pueden tratar y también cómo se pueden prevenir. ¡Toma nota y cuida tu piel!