Ayuda Psicológica Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Gestión de emociones: mitos y verdades




Por Psic. Raquel Ribes * Ayuda Psicológica en Línea - Psicólogos por Internet

“Sentir emociones es lo que hace a nuestra vida rica”

-Daniel Goleman

Seguro que alguna vez habéis visto a una persona actuar con miedo, con ira, con tristeza o alegría y decir: “Es que yo soy así”. Cuando decimos esto, nos adjudicamos una emoción como parte inalterable de nosotros, pero lo que en realidad sería es algo así como: “Yo actúo así cuando me siento…” De esta forma, nos podemos preguntar el “¿Por qué reacciono así?” o “¿Por qué actúo así cuando siento eso?”.

  No podemos controlar lo que nos sucede, pero si elegir con esa situación que nos ha tocado y la emoción que tenemos, cómo resolverlo.

  Por ello es importante tener algunos aspectos en cuenta sobre la gestión de emociones:

 
No tenemos que hacernos cargo de las emociones en sí, sino de nuestra actitud y el comportamiento que tenemos cuando nos surgen.

Aprender a gestionar nuestras emociones no significa realmente controlarlas, sino aprender a saber cómo sacarles provecho.

No es evitarlas, sino guiarlas para poder hacer un buen uso de ellas. Ni tampoco olvidarlas, todo lo contrario, llegar a tomar conciencia de su existencia.

No es privarnos de ellas ni reprimirlas, aunque sean realmente estresantes y nos incapaciten para realizar actividades, porque entonces no seriamos sinceros con lo que sentimos.

No es dejar que fluyan y dominen nuestra toma de decisiones, sino conocerlas y reconocer cómo actuamos en diferentes situaciones, para así saber qué pasos tenemos que dar antes de tomar una decisión.

  Ya decía Aristóteles que: “Cualquiera puede enfadarse, eso es sencillo. Pero enfadarse con la persona correcta en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y el modo correcto, eso no resulta tan sencillo”. Toda la razón.

   

Resulta complicado no dejarnos llevar por las emociones, por ello, hay que tener en cuenta 3 pasos:

Identificar la emoción. “¿Qué estoy sintiendo?” En ocasiones no es fácil, por ejemplo, la ira puede venir por tristeza.

Identificar los pensamientos que nos llevan a esa emoción. Tal y como dice Daniel Goleman: “El cerebro emocional responde a una situación más rápidamente que el cerebro racional”. Es complicado saber qué hemos pensado en una determinada situación.

Aprender nuevas formas de actuar según cómo se manifiesten nuestras emociones.  

  De las emociones más frecuentes, podemos tener en cuenta ciertos aspectos:

  IRA: Con esta emoción es importante ponerse en el lugar de los demás y sopesar las consecuencias. ¿Estas enfadado/a y pretendes resolver tu situación a puñetazo limpio o a gritos? ¿Eso tendrá consecuencias negativas? ¿Vale la pena?

  TRISTEZA: Tomar conciencia de nuestros pensamientos catastróficos y recordar que no todo es blanco o negro. No es olvidarnos de lo sucedido, sino plantearnos: ¿Qué consigo pensando así?

  MIEDO: Buscar alternativas realistas fuera de esos pensamientos que obstaculizan nuestros objetivos. ¿Qué quiero conseguir?

  ALEGRÍA: Manifestarla de forma responsable sin tener que sentirse culpable. No es reírse hasta en los momentos incómodos, sino compartirla y contagiarla a los que te rodean.

  Hay que tener en cuenta que cada persona reacciona diferente frente a una misma situación, y es importante conocernos y dejar que los demás nos conozcan, para que así entiendan nuestra reacción y que nos ayuden a hacer un buen uso de las emociones.

  Tienes derecho a enfadarte, a estar triste, a tener miedo y por supuesto a estar alegre. Que ni tu comportamiento ni el de otra persona te impida sentirlas plenamente.

  Artículos Relacionados:

Perdón por llorar 

Aprende a controlar la ira 

Las 3 emociones más tóxicas

¿Eres una bomba de emociones?

Puedes consultar la publicación original en de Ayuda Psicológica en Línea.

Fuente: este post proviene de Ayuda Psicológica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Entender y transmutar emociones

Hoy vamos a hablar de qué son las emociones, para qué sirven y cómo podemos modificarlas en pro de nuestro bienestar. Una emoción es un estado afectivo de conciencia que responde a unos estímulos sensoriales. Funciona de la siguiente manera, la amígdala (situada en el cerebro límbico) recibe un estímulo a través de los sentidos y ofrece una reacción, la respuesta emocional que mejor se adapte a la ...

psicología emociones psicología emocional ...

¿Qué son las emociones?

Las emociones son situaciones que todas las personas experimentamos: ira, alegría, miedo, tristeza, amor. A pesar de que todos las conocemos, no por ello dejan de tener su complejidad, pues un mal manejo de las emociones puede bloquear nuestros chakras o centros de energía y ocasionar enfermedades. Algunas de las situaciones y reacciones que se producen diariamente en los seres humanos son temor a ...

mujer

Manejo de Emociones: Ira

Socialmente la ira se asocia a negativo. Rechazamos la idea de estar enojados, y si surge esa emoción, la culpa empieza a hacer peso. Sin embargo, estamos viendo de manera equivocada al enojo. Éste no es malo, sino lo que hagamos con él. El cegarnos por la ira y reaccionar sin más es lo que la convierte en algo malo. Las emociones tienen una función. La ira nos reta a ver dentro de uno mismo, pues ...

dietas y nutrición alimentos y emociones

Relación entre alimentos y emociones

Ni qué decir tiene que cuerpo y alma están íntimamente relacionados. Nuestro estado emocional depende de nuestro estado físico y viceversa. La correcta alimentación es una de las claves de nuestra salud y por ende de nuestro buen estado anímico. Pero... ¿qué es una correcta alimentación? La respuesta a esta pregunta comprende muchos aspectos. En este artículo me voy a centrar en la relación salud- ...

depresión ayuda psicológica depresión ...

Tristeza vs. depresión

Suelen ser identificadas como iguales, pero se equivocan. Tristeza y depresión no son lo mismo. Solo una de ellas podría causar tanto daño que sería necesario buscar ayuda psicológica. La tristeza se suma a la alegría, al miedo, a la ira, al asco y a la sorpresa, como una de las seis emociones básicas en hombres y mujeres. La depresión es una psicopatología. La depresión puede ser consecuencia de ...

psicología salud femenina artículos de interés ...

7 claves para controlar tus emociones

Las emociones negativas, como la ira, la envidia o amargura, tienden a hacernos perder control, sobre todo inmediatamente después de que hayan sido provocados. Con el tiempo, este tipo de emociones pueden crecer como maleza. ¿No conoces a gente que está constantemente enfadada u hostil? Ellos no nacieron así. Pero permitieron que ciertas emociones se convirtieran en sensaciones puras que surgen co ...

interesante teoría y conceptos emociones ...

Emociones Básicas: ¿Expresamos 4 en Lugar de 6?

¿Cuantas emociones básicas hay? Por años hemos sostenido que son 6 de acuerdo al experto más famoso en expresiones faciales. Pero esta investigación puede cambiarlo todo. Los seres humanos somos criaturas emocionales. Cuyo estado de ánimo, por lo general, se puede observar a través de las expresiones faciales. Una creencia comúnmente sostenida, propuesta por primera vez por el Dr. Paul Ekman, post ...

precisión relaciones siente ...

Gestionar las emociones

Las emociones, a pesar de ser necesarias y adaptativas, también nos avisan de algo que está sucediendo en nuestro entorno, por lo que pueden desbordarnos y convertirse en inmensas olas que nos arrastran hasta las profundidades de la desesperación. Somos seres emocionales, es algo que tenemos que aceptar, lo que no podemos permitir es que su intensidad nos domine hasta el punto de gobernar nuestra ...

aceptación compasión siente ...

Las etapas del dolor emocional

El dolor emocional es, sin duda, el dolor más fuerte que se puede experimentar, puesto que es más difícil de enfrentar que el dolor físico. Nuestras vidas pueden derrumbarse ante un dolor de este tipo. Habitualmente utilizamos mecanismos para evitar y reprimir este tipo de situaciones que nos generan tanta confusión. Y este es realmente el alimento del dolor emocional… El dolor emocional, a ...