comunidades

TEST: ¿Cómo saber si necesito un Psicólogo?

test necesito un psicólogo
Blog de Ayuda Psicológica en Línea

El test para saber si necesitas un psicólogo te permitirá conocer el estado de tu estabilidad emocional y tu capacidad para sobreponerte a la adversidad.


Toma en cuenta que, si a raíz de una experiencia desfavorable, tu equilibro emocional no ha vuelto a ser el mismo, lo más probable es que necesites ir a terapia.


Especialmente, si tu sensación de malestar ha empeorando, llevas demasiado tiempo sintiéndote así y piensas que no podrás superar el problema por tu cuenta.


TEST ¿Realmente necesito un Psicólogo?


Contesta el test tomando en cuenta tu estado de ánimo durante los últimos 15 días. Anota los puntos de todas tus respuestas y súmalos al finalizar.



Mi visión de la vida es negativa, soy incapaz de disfrutar los aspectos positivos del día a día.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Me siento cansado y apático, no tengo motivación por algo específico.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Creo que nadie me comprende, mis relaciones son superficiales y me siento solo.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Necesito consumir alguna sustancia (tabaco, alcohol o drogas) para liberar el estrés y afrontar mis dificultades.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Creo que algo malo puede suceder en cualquier momento, vivo con miedo.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

He notado síntomas inusuales y/o nocivos en mi ritmo de vida, (insomnio, falta de apetito, tics, manías, pensamientos obsesivos).
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Estoy estancado, creo que nada de lo que haga servirá para que mi situación mejore.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Experimento ira o frustración intensa, me desespero y enojo por cosas triviales.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Soy muy sensible a la crítica de quienes me rodean, siento que los demás me juzgan y menosprecian.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Estoy en la etapa más difícil de mi vida y no tengo idea de cómo resolver mis problemas.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

He intentado solucionar mi problema de varias formas y siento que no logro avanzar.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Descuido mi salud física, no como o duermo adecuadamente, mi cuerpo cada vez está más mal.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

No tengo confianza en mí, no emprendo proyectos o hago cosas que me benefician por temor a fracasar.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Creo que las opiniones y consejos de amigos y familiares no servirán para resolver mi problema.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Pienso que “estoy mal” pero no me decido a tomar acción para solucionarlo.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Dependo de la opinión y aceptación de otra persona (pareja, amigos, familia) para sentirme bien conmigo mismo.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

Siento que me estoy aislando, no salgo de casa, evito cualquier actividad social por miedo o pena.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos

No le encuentro sentido a lo que hago y pierdo el interés en actividades que antes disfrutaba.
Nunca 0
Pocas veces 1 punto
Continuamente 2 puntos
Todo el tiempo 3 puntos


Interpretar el Test: ¿Necesito un Psicólogo?


Una vez finalizado el test para saber si necesitas un psicólogo podrás conocer tu grado de afectación emocional. Te encontrarás ante 4 posibles escenarios:



00 a 21 Pts – No Necesitas un Psicólogo
22 a 32 Pts – La Orientación es Opcional
33 a 43 Pts – La Terapia es Recomendable
44 a 54 Pts – Necesitas acudir al Psicólogo



**Recuerda que el test para saber si necesito un psicólogo es una guía, y que sólo un profesional puede determinar con exactitud la dimensión o gravedad de tu problema.


Si al finalizar el Test, los resultados no coinciden con tu sensación de malestar ¡no subestimes tus emociones!, lo mejor será que acudas a terapia para despejar dudas.


En ocasiones sucede que las personas “se bloquean” y a pesar de hacer el test para saber si necesitan un psicólogo, no quieren admitir que precisan ayuda profesional.


Algunos evitan pensar en sus problemas y otros los normalizan como vía de escape, no obstante, esto sólo empeora la situación. ¡Mientras más rápido te atiendas mejor!


Para eso estamos los profesionales de la salud mental, algo tan sencillo como levantar el teléfono o acercarte para pedir una opinión puede marcar toda la diferencia.





Resultados del Test: ¿Necesito ir al Psicólogo?


terapia online y obtendrás un opinión que te será bastante útil.


Acudir a terapia no precisa necesariamente de tener problemas, es también un recurso para conocernos mejor, revisar nuestra calidad de vida y prevenir complicaciones.


psicólogo online gratis para pedir una opinión, o bien, si crees que tu situación es urgente comunícate a las líneas de Ayuda Psicológica Gratuita.





Necesito un Psicólogo: Test Breve


Si el test indica que necesitas un psicólogo, recuerda que el error más grave y común es dejarlo para después. El siguiente paso está claro: ¡Atrévete y ve a terapia!


Reflexiona sobre lo siguiente:



¿Cuánto tiempo podré continuar sin recibir la ayuda que necesito?

¿Qué puede pasar si no me atiendo ahora?

¿Cómo estoy afectando a mis seres queridos?

¿Qué tanto disfrutaría mi vida si solucionara este problema ahora?

¿Estoy dispuesto a que este problema forme parte de mi vida?

Síntomas de que necesitas un Psicólogo


Puedes corroborar el test para saber si necesitas un psicólogo revisando tus síntomas y las consecuencias emocionales del problema que te aqueja actualmente.


Si estás pasando por alguna de las siguientes situaciones y tu estado anímico se ha visto afectado durante 2 semanas (o más) entonces necesitas ir a terapia:



Mi pasado no me deja vivir tranquilo.

Me siento insatisfecho conmigo mismo.

No me atrevo a contarle mi problema a nadie.

No puedo superar mi ruptura de pareja.

Me siento desanimado frecuentemente.

Soy incapaz de controlar mis reacciones.

Nadie me comprende y no sé a quién recurrir.

Mi malestar crece sin que pueda controlarlo.

Sufro la pérdida de una persona querida.

No puedo gestionar la conducta de mis hijos.

Mi problema de pareja no encuentra solución.


6 Mitos sobre necesitar un Psicólogo


Algunas personas deciden no atenderse a pesar de necesitar atención profesional debido a ciertas “manías” o creencias irracionales que rodean a la idea de ir al psicólogo.


Seguramente ya habrás escuchado algunas de ellas: “el psicólogo es para locos”, “si necesitas un psicólogo eres tonto o débil”, “los psicólogos sólo te dan consejos”, etc.


Dejarse influenciar por estas ideas cuando nuestra salud mental está en riesgo, es otro de los errores más graves y penosamente frecuentes que suelen cometerse:


1. “Sólo los locos van al psicólogo”


La relación entre acudir con un psicólogo y padecer un trastorno psicótico es prácticamente nula, por no decir errónea, ya que, no es el profesional adecuado para esto.


Por trastorno o perturbación psicótica entendemos a una persona que “ha perdido el contacto con la realidad”, lo que coloquialmente se asocia al término de “locura”.


Afectaciones donde el profesional tratante es el psiquiatra (requieren medicación). Además, un estado de plena lucidez es un requisito indispensable para ir al psicólogo.





2. “Sí decido ir al psicólogo soy débil”


Es decir, que no sabes arreglar tus problemas, o bien eres tonto. Es el equivalente a creer que si necesitas un trasplante de riñón eres estúpido por no poder hacerlo sólo.


“Sentirte mal” es algo tan común y normal como enfermarte de vez en cuando, y al igual que hay infecciones inocuas, hay otras que requieren tratamiento profesional.


El malestar emocional no tiene absolutamente nada que ver con tú valía personal. Todas la personas, inteligentes o torpes, con éxitos o sin ellos, pueden sentirse mal.


3. “Ir al psicólogo es para gente rara”


Necesitar un psicólogo va de resolver cualquier problemática relacionada con la conducta humana y no únicamente los trastornos o los “comportamientos extraños”.


¿Acaso te parece “raro” tener un problema con tu pareja?… o bien, padecer estrés, no poder concéntrate en el trabajo o tener alguna adicción. ¡Le pasa a todo el mundo!


No obstante, esto es insano como forma de vida. ¡Lo que deberíamos evitar es normalizar el sufrimiento! Lo que sería de verdad “raro” es no hacer nada al respecto.


4. “Sí voy al psicólogo seré señalado”


Acudir al psicólogo es un asunto totalmente privado y confidencial, por lo tanto, su repercusión solamente involucra de manera directa a nuestro círculo social más íntimo.


¿A quién le importa si ayer fuiste al dentista a sacarte una muela?… ¡con el psicólogo pasa lo mismo! sólo la gente más cercana a ti puede enterarse que vas al psicólogo.


Toma en cuenta que, exponer la información clínica o médica de otra persona (sin su autorización), ya sea, en el ámbito laboral o en el espacio público constituye un delito.


5. “Sí voy al psicólogo seré excluido”


Como consecuencia de la idea anterior, es común que surja el miedo infundado a ser rechazado por la gente que nos rodea al momento de querer ir al psicólogo.


Y aunque acudir a terapia, pueda generar cierta renuencia entre las “personas juiciosas”, sólo será cuestión de tiempo antes de que empiecen a notar nuestra mejoría.


Por el contrario, lo que sí puede provocar un rechazo legítimo hacia nuestra persona es no tratar nuestro problema, ya que caeremos en comportamientos erráticos.





6. “Sólo con hablar no me sentiré mejor”


En este punto debemos decir que ir al psicólogo es mucho más que “simplemente hablar”, y por otro lado, que la verdad es que sí: ¡expresar nuestros problemas nos cura!


Por supuesto, siempre y cuando hablemos con el profesional capacitado para este fin, en este caso un psicólogo. No un coach, no un psiquiatra y tampoco tu mejor amiga.


Abordar los conflictos emocionales no es cualquier cosa, y para superarlos existen tipos de psicoterapia, pero sus métodos en general, se basan en la expresión verbal.



Gracias a estas ideas tóxicas, mucha gente que podría salir adelante de manera efectiva con ayuda de un psicólogo, termina por resignarse y “normalizar” su problema.


Sobra decir las graves secuelas de no atender nuestra salud mental. Si detectas que alguna de estas ideas te limita, no lo sigas pensando más: ¡Necesitas un psicólogo!


11 Señales de que NO necesitas psicólogo


También puedes distinguir tu nivel de equilibro emocional gracias a ciertas características. Analiza estos rasgos a manera de Test para saber si necesitas un psicólogo:



Toleras la frustración hacia aquello que no puedes controlar o no tienes.

Percibes la adversidad como una vivencia indeseable que puedes superar.

Detectas tus emociones y sus causas al experimentar malestar o bienestar.

Gestionas tus impulsos manteniendo la calma y controlando tus reacciones.

Rechazas la idea de hacerte daño en cualquier forma y por cualquier razón.

Eres empático, evitas dañar la integridad y/o los intereses de los demás.

Desarrollas vínculos interpersonales sanos, afectivos y no codependientes.

Disfrutas la compañía de otros, aunque seas extrovertido o introvertido.

Buscas la soledad para reflexionar acerca de tus problemas o proyectos.

Cultivas hábitos saludables que promueven tu desarrollo físico y mental.

Tienes claro lo que deseas, haces planes para lograrlo y los llevas a cabo.

La diferencia principal radica en el significado que le damos a los problemas y cómo los enfrentamos, por lo tanto, hay personas que logran superarlos sin solicitar ayuda.


Hay quienes gestionan muy bien sus emociones, otros están habituados al autoanálisis y algunos más desarrollan pautas que estimulan su capacidad de confiar en sí mismos.


Cualquiera puede pasar por una etapa difícil, una crisis emocional, o incluso un evento impactante, sin embargo, esto no basta para aseverar que necesites de un psicólogo.


En términos generales, tu nivel de autoestima y grado de autoconocimiento son los factores decisivos para saber si controlas el problema o debes ir al psicólogo.




REFERENCIAS: Lluch Canut (2000). Construcción de una escala para evaluar la salud mental positiva. Universitat de Barcelona. [Link] | Olivari & Guzmán-González (2017). Validación del cuestionario general de búsqueda de ayuda para problemas de salud mental en adolescentes. Revista chilena de pediatría. [Link] | Sanz, & Vázquez (1998). Fiabilidad, validez y datos normativos del Inventario para la Depresión de Beck. Psicothema. [Link] | M. Bermúdez, I. Álvarez & A. Sánchez (2003). Análisis de la relación entre inteligencia emocional, estabilidad emocional y bienestar psicológico. Universitas psychologica. [Link]

Consulta la publicación original: "" de Ayuda Psicológica en Línea.

Fuente: este post proviene de Ayuda Psicológica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Salud Psicológica

Recomendamos