comunidades

El rol del cuello uterino en el dolor menstrual

Cuando pensamos en el dolor menstrual, seguramente no imaginamos que el cuello uterino es un actor clave en la dismenorrea (término médico para los calambres abdominales y el dolor experimentado durante la menstruación). Los principales síntomas de la dismenorrea son el dolor en la región abdominal y pélvica, a veces acompañado de problemas digestivos o dolores de cabeza.

Durante la menstruación, el revestimiento del útero se separa y es expulsado del cuerpo a través del cuello uterino. En su posición natural, este se abre ligeramente, permitiendo que la sangre menstrual pase a la vagina. Pero hay casos en los que cambia su posición, hacia adelante, hacia atrás o hacia un lado, y eso dificulta la expulsión de la sangre menstrual.

Además si se han formado adherencias, en o cerca del cuello uterino, la abertura puede resultar comprimida. Cuando la sangre trata de pasar a través de esa abertura estrecha, puede provocar un dolor muy fuerte.

Quizás no seamos conscientes de que el cérvix puede resultar dañado fácilmente, no importa que se encuentre protegido dentro de la vagina. Por ejemplo, las relaciones sexuales o el abuso sexual pueden empujar físicamente al cuello uterino y sacarlo de su alineación; cualquier cirugía en la pelvis puede causar adherencias alrededor de este y estrechar su abertura; las enfermedades de transmisión sexual pueden causar inflamación, dolor y conducir a la formación de adhesiones. Incluso las infecciones vaginales menos graves pueden conducir a la formación de adherencias que constriñen el cuello uterino o lo sacan de su alineación.

Hagamos énfasis en el tema de las adherencias del cuello uterino, ya que estas pueden conducir a algo más que dolor durante período. La dispareunia, comúnmente conocido como dolor durante el coito, puede deberse a las adherencias que se forman dentro del sistema reproductivo de la mujer. Las mismas adherencias que contraen el cuello uterino pueden constreñir las paredes vaginales, provocando dolor al estirarse.

El tratamiento convencional para las adherencias implica la cirugía laparoscópica para lisar (quemar) cualquier crecimiento. Sin embargo, pocas mujeres están dispuestas a someterse a la cirugía en un área tan delicada y personal.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: Otrosv

Recomendamos