comunidades

Ejercicio y Fibromialgia. Lo que tienes que saber

¿Ejercicio y fibromialgia son compatibles? ¿Nos puede ayudar la práctica de deporte con la fibromialgia o empeora sus síntomas? De todo esto y mucho más vamos a hablar en el artículo de hoy.



Rigidez, dolor muscular, fatiga, alteraciones del sueño… Estos son sólo algunos de los síntomas de la fibromialgia  ¿Quién va a tener ganas de hacer ejercicio si muchas veces sienten que no se pueden ni levantar de la cama?

Pero lo cierto es que la práctica de actividad física en las personas con fibromialgia puede tener muchos beneficios y les puede ayudar a encontrarse mucho mejor. Aunque no te voy a engañar, el entrenamiento diario en ocasiones puede ser difícil de llevar, pero si logras superarlo y te pones en acción la recompensa va a merecer la pena. Cada día te vas a sentir mejor.

Pero empecemos por el principio ¿Qué es la fibromialgia?

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia se conoce como la enfermedad invisible y se estima que la padece el 5% de la población mundial. Afecta especialmente a las mujeres, el 95% de los casos diagnosticados son en mujeres.

La fibromialgia es una patología reumatológica reconocida desde 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta enfermedad aún es bastante desconocida y aún no se conoce muy bien que la causa, aunque parece que hay una base genética que nos puede predisponer a padecerla. Aparece fundamentalmente en personas de mediana edad, como media aparece a los 47 años y el desencadenante de su aparición suele ser el estrés físico o psíquico. Por lo que las causas que lo pueden desencadenar son tan diversas como la pérdida de un familiar, un traumatismo, infecciones crónicas o sufrir acoso.

Esta enfermedad crónica que se caracteriza por dolores generalizados, especialmente en músculos, tendones y articulaciones. Aunque cada paciente sufre los dolores de diferente manera. Además esta enfermedad puede llegar a ser muy limitante porque además de estos dolores también aparece irritabilidad, insomnio, cefaleas, depresión, intestino irritable…

Principales síntomas de la fibromialgia:



Debilidad generalizada, acompañada de dolores difusos en músculos y articulaciones. Estos dolores no siempre tienen la misma intensidad ni se dan en los mismos lugares.

Sensación de hinchazón y entumecimiento y hormigueo en las extremidades.

Gran sensibilidad tanto al contacto físico como a los cambios de temperatura.

Alteraciones del sueño

Rigidez, especialmente por la mañana al levantarse.

Mareos

Contracturas en la columna

Depresión

Palpitaciones

Cistitis que se repite de forma crónica

En algunos casos, aunque no en la mayoría, se puede llegar a producir pérdidas del conocimiento
Incluso la severidad de los síntomas puede variar en cuestión de horas.

Así que las personas que padecen fibromialgia pueden vivir un auténtico horror y en muchas ocasiones se sienten incomprendidos por los demás.

¿Cómo hacer ejercicio en estas circunstancias? 

Ejercicio y fibromialgia

A la hora de tratar la fibromialgia existen 3 vías, la medicación, la terapia psicológica y el ejercicio físico. Y está claramente demostrado que la práctica de ejercicio puede tener un efecto más positivo que los tratamientos farmacológicos. De hecho podríamos decir que el ejercicio es la píldora mágica contra la fibromialgia.

Normalmente, debido a todos los problemas asociados de esta enfermedad, las personas con fibromialgia suelen llevar una vida muy sedentaria y su nivel de forma física suele ser muy bajo.

Puede parece imposible poder hacer ejercicio físico en estas circunstancias, pero hacer deporte puede ser la gran diferencia a la hora de tratar esta enfermedad y evitar un deterioro de su capacidad funcional y padecer otras enfermedades relacionadas con el sedentarismo como diabetes u obesidad.

Si sufrimos esta enfermedad nos puede parecer imposible ponernos a hacer deporte, hacerlo es absolutamente necesario. Si no hacemos ejercicio por el cansancio o el dolor que provoca esta enfermedad entraremos en un círculo vicioso en el que cada vez actividades más livianas nos causarán malestar, así que poco a poco las personas con esta dolencia irán perdiendo autonomía y siendo más propensos a padecer otro tipo de enfermedades.

Beneficios de la actividad física en las personas con fibromialgia

Uno de los beneficios del ejercicio físico moderado es que mejora la calidad del sueño. Y si conseguimos dormir mejor también nos vamos a encontrar mejor al reducirse el cansancio y el dolor.

Además notaremos otros beneficios como:

Incremento de la resistencia cardiovascular.

Mejora del equilibrio

Aumento de la movilidad articular y la flexibilidad

Aumento de la fuerza muscular

Mejora del control postural

Menor rigidez muscular

Menor sensación de cansancio y apatía

Reducción del dolor muscular
Mejor estado de ánimo y reducción de problemas como la ansiedad y la depresión.

Tan solo cambiando 30 minutos de sedentarismo por ejercicio físico ligero ya se producen mejoras significativas.

¿Puede el ejercicio ser perjudicial para la fibromialgia?

Si tienes miedo de practicar ejercicio por miedo a que empeore tu enfermedad puedes estar tranquilo. No hay ningún riesgo de empeorar la enfermedad.

Ningún tipo de ejercicio o actividad deportiva puede ser perjudicial o contraproducente para la enfermedad. Más bien todo lo contrario. 

El único problema que puedes tener es que se produzca una ligero incremento del dolor mientras realizas el ejercicio, pero es algo momentáneo que mejora a corto plazo de una forma muy rápida. Para evitar esto es importante comenzar con poca intensidad y continuar lentamente. Y no tengas prisa e intentes hacer demasiados esfuerzos los días buenos.

¿Cómo debe ser el entrenamiento en personas con fibromialgia?

El plan de entrenamiento de una persona con fibromialgia debe incluir ejercicio de tipo aeróbico, de fuerza y de flexibilidad.

Además uno de los problemas de esta dolencia es la rigidez muscular, que suele ser mucho peor por la mañana, por lo que lo mejor es evitar la practica deportiva a primera hora de la mañana.

También tenemos que tener en cuente que un mismo paciente no siempre tiene la misma intensidad de dolor, por lo que es necesario adecuar cada día la sesión de ejercicio a esa intensidad de dolor. A mayor intensidad del dolor menor intensidad del ejercicio.

Es muy importante no sobrepasarnos con la intensidad. La intensidad debe ser la suficiente como para notar los efectos positivos del entrenamiento pero no tanta como que se incrementen los síntomas de esta enfermedad.

A la hora de empezar a hacer ejercicio físico es fundamental seguir los siguientes principio:

Minimiza el impacto: Tus músculos y articulaciones aún no están preparados para amortiguar los impactos continuos del ejercicio, así que tienes que minimizar el impacto de tus rutinas.

Principio de progresión: El principio de progresión es muy importante para cualquier persona que empieza a hacer ejercicio, pero lo es aún más en el caso de las personas con fibromialgia. No se trata de aumentar continuamente ya que resultaría peligroso para la salud y sería agotador. Lo mejor es el aumento gradual. Los cambios iniciales deben centrarse en la frecuencia semanal y en la duración de las sesiones y nunca en el aumento de la intensidad.

Trabajo a baja intensidad: A la hora de hacer ejercicio prioriza el aumento de repeticiones que el aumento de carga o de la intensidad. 

El ejercicio aeróbico 

caminar
Con este tipo de ejercicios se utilizan grandes grupos musculares y se aumenta la frecuencia cardiaca. Se trata de actividades como caminar, bailar, el ciclismo, patinar o nadar.

Los ejercicios acuáticos realizados en agua caliente entre los 28 y los 32 grados resultan muy beneficiosos para aliviar la sensación de dolor.

No hay evidencias de que un tipo de ejercicio aeróbico sea mejor que otro, lo importante es mantener la rutina de entrenamiento y seguir el principio de progresión.

A la hora de realizar este tipo de ejercicios el uso de un pulsómetro resulta muy beneficioso para controlar en todo momento la intensidad del ejercicio. Se ha comprobado que los entrenamientos de baja-moderada intensidad son más beneficiosos que los mas exigentes, que pueden incrementar el dolor.

Lo ideal es trabajar con una frecuencia cardiaca entre el 40 y el 60% de la capacidad máxima.

Aunque generalmente también se toleran bien los ejercicios realizados a una intensidad entre el 60 y el 75%

Frecuencia:

En cuanto a la frecuencia del ejercicio lo mejor es hacer como mínimo 3 sesiones de ejercicio semanales. Siempre teniendo en cuenta nuestro nivel de forma inicial.

Si la persona tenía una vida sedentaria lo mejor es que se inicie con 2 días de ejercicio a la semana y poco a poco suba la frecuencia hasta los 4 días, incluso más si se siente preparado.

Duración:

Al igual que en el caso anterior esto dependerá del nivel de forma física del paciente.

Al principio se recomiendan sesiones cortas, de 20 minutos. Y con el paso del tiempo se pueden ampliar hasta los 60 minutos.

El entrenamiento se puede hacer de forma continua o si es necesario se podrán hacer en bloques, haciendo descansos entre ellos.

Ejercicio de fuerza y fibromialgia

fuerza


Hacer ejercicio de fuerza nos puede ayudar a no tener tantas limitaciones en nuestro día a día. 

Los estudios microscópicos demuestran que las fibras musculares del tipo II se atrofian con la fibromialgia, por lo que hacer entrenamiento de fuerza, al estimular estas fibras, puede reducir los síntomas de la enfermedad.

A la hora de hacer este tipo de ejercicios no tenemos porqué utilizar cargas, podemos aprovechar el propio peso corporal para trabajar la resistencia, la fuerza y la potencia de los músculos. O también podemos utilizar bandas elásticas.

A la hora de hacer ejercicio de fuerza es mejor evitar los ejercicios de tipo isométrico y el trabajo de tipo excéntrico.

Es importante no excedernos con la intensidad, sobre todo en las primeras sesiones. 

Tenemos que trabajar a una intensidad entre el 40 y el 60% de nuestra repetición máxima. (Es decir si podemos hacer una única repetición de un ejercicio utilizando 100 kilos, comenzaremos entrenando con cargas de 40 kilos).

Poco a poco, a medida que vayamos progresando podemos aumentar la intensidad hasta el 60 o el 80%, pero siempre lo debemos hacer de forma paulatina y sin forzar demasiado.

Frecuencia:

Al igual que con el ejercicio aeróbico tenemos que incrementar la frecuencia del entrenamiento de forma paulatina.

Podemos comenzar haciendo 2 sesiones de fuerza semanales  e ir aumentándolas, a medida que evolucionamos, hasta las 3 o 4 sesiones de fuerza.

Series y repeticiones

Inicialmente podemos comenzar con una dos series de entre 8 y 12 repeticiones de cada ejercicio.

Y a medida que vayamos progresando podemos llegar hasta las 4 series.

Entre serie y serie tenemos que realizar un descanso de al menos 1 minuto, si necesitamos más tiempo, podemos descansar el tiempo que nos haga falta.

Y es recomendable que durante el descanso hagamos una recuperación activa, por ejemplo caminando.

Trabajo de flexibilidad en pacientes con fibromialgia

estirar


Realmente el trabajo de flexibilidad no se ha podido demostrar que por sí sólo suponga un alivio significativo para estos pacientes. Pero resulta fundamental trabajarla para evitar que se produzca la rigidez muscular que puede provocar el trabajo de fuerza.

Se pueden hacer estiramientos junto con las sesiones de trabajo aeróbico o de fuerza o se puede trabajar de forma individual a menos dos veces por semana, aunque si se puede realizar a diario mucho mejor.

Es muy importante que al estirar evites los rebotes

Intensidad:

Las personas con fibromialgia sufren de rigidez muscular, por lo que la hora de hacer estiramientos tendrán menos amplitud de movimientos que una persona que no la tiene.

Al hacer estiramientos deben trabajar con poca intensidad, hasta sentir un leve malestar.

Además deben optar por hacer estiramientos estáticos en lugar de los dinámicos y tienen que evitar sobreestirar.

Duración:

Inicialmente mantendremos el estiramiento durante 10 segundos, aunque progresivamente lo podemos alargar hasta los 30 segundos.

Cada ejercicio lo repetiremos entre 3 y 4 veces.

Otras opciones:

También pueden resultar muy recomendables actividades como el yoga o el taichí, que combinan la meditación con movimientos lentos, respiraciones profundas y relajación.

 

Fuente: este post proviene de Operación Bikini, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Deporte y roturas dentales

Últimamente me están llegando dudas relacionadas con problemas colaterales de la práctica de ejercicio. Especialmente me estáis preguntando por los problemas relacionados con la pérdida de pelo (para ...

Etiquetas: Uncategorized

Recomendamos

Relacionado

consejos bienestar y armonia adelgazar con fibromialga ...

Fibromialgia y Ejercicio Físico

El síntoma más frecuente en los pacientes con Fibromialgia es el dolor, que se desarrolla habitualmente de forma gradual, afectando progresivamente a zonas extensas corporales, entre las que destacan la zona cervical, occipital, trapecios, hombros, parte proximal de brazos, zona lumbar, trocánteres y muslos y frecuentemente también se sitúa sobre la parte anterior de rodillas, antebrazos, carpos, ...

Dolencias

Ejercicios para fibromialgia – Consejos recomendados

Síntomas como la fatiga, el dolor y la depresión acompañan a quienes padecen de fibromialgia, los ejercicios para fibromialgia pueden aliviarnos, quienes padecen esta enfermedad, estos síntomas pueden volverlos personas sedentarias. Obviamente, es difícil razonar con una persona que siempre está cansada, para que haga ejercicio, pero es de extrema importancia para mejorar su calidad de vida. Tambi ...

enfermedades dolor de espalda dolor lumbar ...

La fibromialgia y el dolor de espalda

La fibromialgia es un trastorno que causa fatiga, dolor muscular en todo el cuerpo y sensibilidad general. La fibromialgia y el dolor de espalda guardan una especial relación ya que esta parte del cuerpo humano posee la mayor cantidad de músculos. Es una condición difícil de diagnosticar porque los dolores y puntos sensibles se distribuyen por todo el cuerpo. Estadísticamente la fibromialgia afect ...

remedios caseros salud femenina dolores comunes ...

Fibromialgia

¿Qué es fibromialgia? La fibromialgia es una enfermedad reumática, la más común después de la osteoartritis. Sin embargo, a menudo se diagnostica mal y y se entiende mal. Sus características incluyen dolor en las articulaciones y fatiga, así como otros síntomas. La fibromialgia puede conducir a la depresión y al aislamiento social. Esta visión general del síndrome de fibromialgia cubre los síntoma ...

salud natural

Qué es la fibromialgia, cuáles son los síntomas y tratamiento natural

Qué es la fibromialgia y cuáles son sus causas A ciencia cierta no se sabe exactamente qué es la fibromialgia ni tampoco cuáles son sus causas. Pero sin embargo, sí que se diagnostica en base a una serie de síntomas. Si bien está considerada una enfermedad de origen neurológico, no está científicamente demostrado su origen. La fibromialgia está categorizada dentro del grupo de dolencias que se con ...

vida sana y fitness ejercicio aeróbico ejercicio anaeróbico

Ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico: Lo que tienes que saber

La gente hace ejercicio por muchas razones diferentes. Fortalecer los músculos, optimizar el sistema cardiovascular, bajar de peso, diversión, gestión del estrés… son algunos de estos motivos. Saber diferencias entre ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico es muy importante, ya que solo así sabrás que tipo de ejercicio debes hacer según tus objetivos, sino también si realmente lo que está ...

general bienestar consejos ...

5 Maneras en que el Yoga alivia la Fibromialgia

Millones de personas sufren de fibromialgia (FMS) en el mundo, pero los síntomas pueden variar mucho. Algunos hablan de sentir varios síntomas de gripe, otros experimentan una extrema sensibilidad al tacto, la luz o el sonido. Como resultado, los enfoques de tratamiento también pueden variar. El yoga puede ser eficaz en el manejo de los síntomas de la FMS porque aborda muchos factores desencadenan ...

Enfermedes

fibromialgia

Fibromialgia una enfermedad que tienes que saber diagnosticar y si es a tiempo mejor,pero,¿Que es esta enfermedad?.Aunque es muy poco clara, para resumirla, e ir al grano, es una enfermedad que es la causa de los dolores espasmódicos musculares y fatiga ,toda persona que padece esta enfermedad la fibromialgia puede detectarla con los puntos hipersensibles que sienten en el cuerpo ,ahora te pregunt ...

nutrición deportiva deporte ejercicio ...

¿Podemos mejorar los síntomas de la fibromialgia mediante el ejercicio?

La fibromialgia es un síndrome caracterizado por un dolor corporal que se manifiesta de forma prolongada y que afecta principalmente a nivel osteomuscular. Este dolor puede ir acompañado de fatiga, dolor de cabeza, trastornos del sueño, depresión o ansiedad. Hoy día parece que ya existe suficiente evidencia que nos dice que el ejercicio de tipo aeróbico puede mejorar alguno de los síntomas de la ...

Educación Somática Fibromialgia Método Feldenkrais ...

Feldenkrais y Fibromialgia

Fibromialgia, gana al dolor con el Método Feldenkrais. La fibromialgia es la causa más común de dolor grave que afecta al área musculoesquelética. Las personas con fibromialgia suelen presentar dolor intenso, fatiga crónica y trastornos del sueño. Otros síntomas incluyen rigidez matutina, dolor de cabeza, depresión, trastornos gastrointestinales y disfunción de la tiroides. El estrés emocional, el ...