comunidades

Educar en la disciplina nutricional: comparte tus experiencias con tu entorno

Alimentarse y nutrirse son dos cosas diferentes, aunque muy relacionadas. Para nutrirnos necesitamos un conocimiento sobre los alimentos y una disciplina mental, emocional y corporal para llevar a cabo una dieta determinada.

En muchas ocasiones, nos damos cuenta de que algo falla en nuestra alimentación. Frecuentemente porque tengamos algún problema de salud y el médico nos haya hecho tomar conciencia al respecto.

¿Por qué tener una disciplina nutricional?

Cualquier cosa que queramos conseguir requiere de esfuerzo. La disciplina nos ayuda a actuar de forma ordenada, a adquirir un hábito que forme parte de nuestra vida y con el que podamos perseverar en nuestro propósito.

Habitualmente relacionamos la disciplina como algo impuesto, serio, riguroso y aburrido, incluso molesto. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Cuando encontramos la motivación suficiente para poder llevar a cabo un plan que nos ayude a conseguir nuestros propósitos, la disciplina se vuelve un alegre juego que nos gusta repetir constantemente.

En nutrición sucede lo mismo. Necesitamos una estrategia que nos motive y oriente para que podamos conseguir el objetivo trazado.

El asesoramiento de un nutricionista establece los menús adecuados para nuestras características físicas y circunstancias concretas.

Pero si nos falta:

– Motivación o fuerza de voluntad.

– Creer que no tenemos tiempo para cocinar o hacer la compra.

– El estrés nos supera en ese momento.

Tal vez necesitemos una ayuda extra para poder llevar a cabo una dieta equilibrada con éxito.

Cambiar de hábitos no es fácil, porque nos aferramos a los que ya tenemos sin darnos cuenta.



Fuente: Pixabay/silviarita

Necesidad de entrenamiento

La disciplina nutricional nos va a facilitar las herramientas psicológicas y dietéticas para poder cambiar nuestros hábitos de alimentación.

Para poder cambiar de hábitos necesitamos saber cuáles son perjudiciales y cuáles son saludables. Además también tenemos que explorar dentro de nosotros para descubrir nuestras costumbres mecánicas, ya que los hábitos se llevan a cabo sin que nos percatemos de ello.

Por ejemplo, si tenemos la costumbre de acompañar las comidas con pan, de forma automática nos vamos a pasar por la panadería a comprarlo. Tendremos que hacer un esfuerzo si, por algún motivo, no vamos a hacerlo.

Hace falta paciencia, constancia y perseverancia para conseguir un cambio. No hay varitas mágicas ni fórmulas inmediatas. Al menos, para la salud no. El cuerpo y la mente han requerido un tiempo para adquirir los hábitos de alimentación que tenemos.

De la misma forma, también se requiere un tiempo para cambiarlos cuando nos perjudican. Además, el entorno social y cultural en que vivamos, va a influir muchísimo sobre nuestras posibilidades. Es decir, si tu entorno no sintoniza con tus deseos de cambio, vas a necesitar mucha más fuerza de voluntad y motivación para lograr el objetivo que te hayas propuesto.

Fuente: Pixabay/Wokandapix

¿Sirve de algo el apoyo?

Los seres humanos somos seres sociales, necesitamos comunicar, expresarnos y compartir con otros lo que nos importa. No solamente compartimos los buenos momentos, sino también aquellas experiencias que resultan más difíciles de digerir y que han dejado alguna herida.

Todas nuestra relaciones influyen en nuestro carácter y forma de pensar, ya sea positiva o negativamente. Aunque estemos o nos sintamos solos, nunca estamos aislados del todo. Y tampoco sería conveniente, ya que muy pocas personas son capaces de soportar un estado de aislamiento sin enfermarse.

Cuando compartimos nuestras experiencias con otros transmitimos una información y, a la vez, recibimos el retorno de esa información. Es decir, lo que otros pueden aportarnos.

El resultado es que nos sentimos apoyados en las metas que pretendemos y las estrategias que planteamos. Compartir también puede servir para modificar esas estrategias, ya que podemos considerar las experiencias de los demás.

Siempre es bueno ver las cosas desde diferentes perspectivas, que pueden complementar la nuestra.

La consecuencia de apoyarse mutuamente es un impulso a esa motivación, un empuje a nuestra voluntad, además de estrategias diferentes y complementarias con la nuestra.

Fuente: Pixabay/Pexels

Consejos prácticos

– ¿Qué quieres conseguir con tu alimentación? Algunas personas quieren bajar de peso, pero otras conseguir más energía o mejorar la salud.

– ¿Te comparas con alguien concreto para seguir un tipo de alimentación? Es importante que seas consciente de la influencia que pueden ejercer otras personas sobre ti. Ya sean celebridades que vemos por televisión, la publicidad, familiares o amigos. Independientemente de tu propósito, acéptate como eres. Serás más feliz en todos los aspectos.

– Conócete a fondo, tu complexión corporal, estado de salud y necesidades energéticas. No vas a requerir la misma energía a los 15 años que a los 40 o a los 60. Además, cada persona es un mundo y si tienes algún problema de salud, tienes que adaptar tu alimentación.

– Conoce también tu carácter y temperamento, tu actitud y forma de afrontar las diversas situaciones de la vida. Para alcanzar el éxito en cualquier meta que te plantees, este aspecto es fundamental. Precisamente, podrás o no podrás en base a lo que pienses, sientas y creas.

– ¿Qué te limita para conseguir aquello que quieres? ¿Qué te bloquea emocional y mentalmente? Son todos los “no puedo” que tienes grabados en tu interior. A medida que los reconozcas, los podrás ir transformando en “sí puedo” o “sí he podido”.

– Efectúa los cambios poco a poco, tu organismo tiene que acostumbrarse a la nueva alimentación. Los cambios bruscos y rápidos producen un efecto rebote que desmotiva y suele ser difícil de recuperar.

– Enfócate en cambiar solo una cosa. No quieras realizar muchos cambios a la vez, tal vez el objetivo sea demasiado grande y te supere. Es mejor ir poco a poco.

– Si tienes alguna adicción alimentaria que te perjudica, sustituye ese alimento por otro similar, pero más sano. Ejemplo: bollería industrial por frutas desecadas, bebidas gaseosas por zumos.

– Que tu comida sea variada, llena de colores y sabores diferentes.

– Disminuye los productos de origen animal y aumenta los vegetales. Eso asegurará una aportación adecuada de vitaminas, fibra y minerales.

– En vez de carne o pescado, prueba las legumbres, son ricas en proteínas y fibra.

– Come despacio y disfruta lentamente. Así contrarrestas el estrés y te saciarás antes. Por lo que necesitarás menos cantidad de alimentos.

– Comparte tus experiencias con los demás. Tal vez les sirva de ayuda, igual que a ti pueden ayudarte las experiencias de otros.

Fuente: Pixabay/Einladung

 

Y RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, y en ello puede ayudarte el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente,  activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral y cuidar de nuestro 'yo' interior. 

Así, para esto último te proponemos la app Siente – que puedes descargarte aquí – que te ayudará a establecer un estilo de vida más saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz

Fuente: este post proviene de Crear Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Puede que algunas personas se sientan algo obsesionados por lucir una figura delgada, sin embargo, debemos tener cuidado y evitar lucir un cuerpo con una delgadez demasiado extrema; simplemente se tra ...

Sabemos que el mal humor, el agotamiento o las prisas pueden lograr que perdamos la paciencia frente a los hijos frecuentemente. Pero, debemos recordar que la educación basada en gritos cada vez que n ...

Recomendamos

Relacionado

activa toma responsabilidad autorresponsabilidad ...

Con cada año que comienza nos acompañan propósitos de abandonar ciertos hábitos que sabemos que no son beneficiosos para nuestra salud. ¿Quién no se ha propuesto dejar de fumar? ¿Quizá comer más sano? ¿Hacer más ejercicio? Cualquiera de estas propuestas nos conduciría a encontrarnos mucho mejor. Sin embargo, abandonar estos hábitos nocivos suele ser difícil y, en lugar de responsabilizarnos de ell ...

precisión relaciones siente ...

Estás en el trabajo, se ha producido un problema del que no eres responsable y tu jefe te pone en evidencia delante del cliente. El corazón se te dispara, pero no eres capaz de articular palabra. La indignación y el malestar te duran todo el día. No dejas de dar vueltas a lo que deberías haber respondido. Te levantas tranquilo y de buen humor, pero, ya en el desayuno, tu hijo adolescente empieza a ...

fundamentos siente aprender a meditar ...

Se acercan las vacaciones, tiempo de descansar y desconectar de la rutina diaria para recuperarnos y reponer fuerzas. ¿Sabías que practicar la meditación es indispensable para tu bienestar? Cada vez son más las personas que dedican unos minutos al día para meditar. Aprovechar las vacaciones para incorporar el mindfulness a nuestra rutina a la vuelta hará que nos sintamos mejor en nuestra vida. ¿Pe ...

grasas saludables nutre beneficios de las grasas saludables ...

No cabe ya duda que entre la alimentación y la salud mental existe una estrecha relación. Tanto es así que la nutrición es uno de los factores relevantes en la depresión. Las grasas saludables juegan un papel fundamental, contribuyendo ya no solo al buen funcionamiento físico, sino también al buen funcionamiento de nuestro cerebro. Veremos a continuación cuáles son todos sus beneficios y por qué n ...

activa toma responsabilidad ansiedad ...

El consumismo está presente en nuestra sociedad de manera constante y afecta a la inmensa mayoría de personas en una medida u otra, especialmente en los momentos de grandes descuentos o en fechas señaladas como la Navidad. Sin embargo, conviene prestarle la debida atención para poder diferenciar cuándo estamos ante un problema de oniomanía o adicción al consumo. Veamos a continuación en qué consis ...

fundamentos siente beneficios meditación ...

¿Con qué asocias la palabra meditación? Probablemente se te venga a la cabeza la imagen de un monje sentado durante horas, en un silencio sepulcral, colocado en la posición de loto. A muchos, y a pesar de que su práctica suscita cada día más interés en nuestra cultura, le parecerá algo aún lejano, exótico, oriental. Otros, espantados por este mundo tan acelerado y estresante en el que vivimos, qui ...

Nutre Organización a qué hora cenar ...

Seguir una alimentación variada es fundamental para gozar de bienestar y preservar tu salud. La bien conocida frase ‘somos lo que comemos’ es un axioma que todos deberíamos tener presente cada día de nuestra vida. Fuente: Pixabay/Free-Photos Con la llegada de la vida moderna, los seres humanos nos hemos ido separando cada vez más de la naturaleza. Y esto no ha ocurrido solo con el hech ...

Los cuencos tibetanos son unos instrumentos muy utilizados en la meditación y el mindfulness. Se trata de una poderosa herramienta de relajación mental que ejerce una fuerte influencia de armonía en cuerpo y mente, generando una gran sensación de paz y bienestar. Fuente: Pixabay/Fuhrer Los cuencos tibetanos, su origen y funcionamiento El Dalai Lama y los monjes tibetanos comenzaron a utiliz ...

Alimentos vivos Nutre Beneficios de la dieta macrobiótica ...

La variedad de tendencias en cuanto a la alimentación no deja de crecer. Aquellos que buscan mayor salud y respeto por los animales con los que compartimos el planeta, se acercan a dietas de tipo vegetariano, vegano o crudivegano. La dieta macrobiótica es otra manera de alimentarse también muy saludable. ¿La conoces? Si no es así sigue leyendo porque te vamos a explicar en que se basa. Orígenes de ...

activa descanso bienestar ...

Fuente: Pixabay / congerdesign Tal vez te suene esta situación si sueles desvelarte por las noches: Te sientes agotado, estás deseando meterte en la cama para poder descansar, probablemente mañana tengas un día intenso por delante y necesitas recargar pilas para poder hacer frente a esa jornada tan ajetreada. Te acuestas, te duermes rápidamente, pero al rato de estar durmiendo te despiertas y ya n ...