Crear Salud Idea guardada 6 veces
La valoración media de 9 personas es: Excelente

La dieta macrobiótica: ¿en qué consiste?

La variedad de tendencias en cuanto a la alimentación no deja de crecer. Aquellos que buscan mayor salud y respeto por los animales con los que compartimos el planeta, se acercan a dietas de tipo vegetariano, vegano o crudivegano. La dieta macrobiótica es otra manera de alimentarse también muy saludable. ¿La conoces? Si no es así sigue leyendo porque te vamos a explicar en que se basa.

Orígenes de la dieta macrobiótica

Este tipo de dieta es más que una manera diferente de alimentarse. Además de una buena nutrición, la dieta macrobiótica persigue el equilibrio físico y emocional con base en la alimentación.

La palabra macrobiótica es de origen griego y está compuesta por “macro” y “bios” que significan, respectivamente, gran vida, larga vida. Cuando Hipócrates dijo “que tu alimento sea tu medicina y la medicina tu alimento” se refería a esta forma de vivir.

Fuente: Pixabay/chxfly9527

La dieta macrobiótica  surgió de la mano de George Oshawa, en Japón. En Europa se hizo popular a partir de los años 30 gracias a su discípulo Michio Kushi. Esta dieta se caracteriza por comer de manera que busque equilibrio entre el Ying y el Yang. El Yang es una fuerza contractiva que representa al fuego, a la temperatura caliente, el sexo masculino, los cereales, el sabor salado y amargo, etc. El Ying es una fuerza más expansiva, representa el agua, el frío, el sexo femenino, las legumbres, los sabores azucarados, ácidos o dulces.

Según la macrobiótica deberíamos nutrirnos de lo que nos da la tierra. Por ello, busca encontrar un equilibrio entre el ser humano y el medio ambiente. Esta filosofía pretende llegar a nuestras raíces y utiliza alimentos que eran la base de alimentación de nuestros antepasados. Defiende el cultivo de los alimentos de manera natural, de forma ecológica, sin pesticidas o fertilizantes químicos, para contribuir a la protección del medio ambiente.

Una filosofía de vida

La macrobiótica estudia y aplica el orden del universo en nuestra vida cotidiana y en la alimentación. Este tipo de dieta tiene en cuenta la energía de los alimentos más allá de sus nutrientes. Por supuesto, la energía del alimento no quiere decir las calorías que contiene sino la energía que aportan al organismo según sus características.

Nuestro cuerpo utiliza la energía de los alimentos que tomamos para construir nuestras propias sustancias. Para restablecer o conservar la salud necesitamos tomar alimentos que estén vivos o que encierren vida dentro de ellos. Como ejemplo podemos poner a los cereales que son alimentos con memoria ya que encierran la vida dentro de sus granos. Así mismo, la dieta macrobiótica utiliza verduras de raíz, de hoja verde de temporada y locales, legumbres, fruta de la estación, pescado, sal marina, miso, tamari y algas.

Fuente: Pixabay/sushioooffice

Beneficios de la dieta macrobiótica

La alimentación macrobiótica es muy beneficiosa porque, a diferencia de las dietas veganas o crudiveganas, suele resultar más digestiva. Esto se debe a que se utilizan más alimentos cocinados aunque sea de manera ligera. Además de esto, al ser una dieta que solo se basa en alimentos naturales, sin conservantes ni colorantes, siempre nos aportará salud.  Los mayores beneficios que nos aporta son:

Mayor equilibrio en el pH corporal. Este tipo de dieta nos ayuda a mantener el pH en equilibrio y evita que se produzca inflamación en nuestros tejidos.

Más energía. Los alimentos de esta dieta nos aportan vitalidad y energía ya que son alimentos vivos.

Mejor tránsito intestinal. Las digestiones con este tipo de dieta se hacen de manera más eficaz. Por este motivo se reducen las congestiones digestivas y se regulariza el tránsito intestinal.

Equilibrio en el peso. La dieta macrobiótica mantenida, equilibra tanto el exceso como el defecto en el peso corporal. El cuerpo encuentra de manera automática su peso ideal.

Claridad mental. Gracias a los cereales integrales la glucosa es suministrada de manera constante a nuestro organismo. Así mismo, el suministro de ácidos grasos de buena calidad aseguran el alimento adecuado para nuestro cerebro.

Sensación de paz. Esta dieta está libre de sufrimiento animal en gran medida por lo que no ingerimos las hormonas que liberan los animales al morir y esto contribuye a nuestra sensación de calma. Así mismo, el tipo de alimentos que incluye la dieta son ricos en vitaminas del grupo B que contribuyen al equilibrio del sistema nervioso.

Estado de ánimo equilibrado. Al no utilizar el azúcar como combustible habitual, no se padecen  los picos de subida y bajada de azúcar que tantas personas tienen hoy en día. Esto garantiza un estado de ánimo en equilibrio.

Principios de la dieta macrobiótica

Este tipo de dieta se adapta al sitio dónde vive cada persona, a su constitución física y a la estación del año. Así mismo, respetan los siguientes principios:

Solo se come cuando hay hambre y nunca cantidades excesivas.

Los alimentos que se incluyen en esta dieta siempre tienen que provenir del sitio donde se vive y que sean de temporada.

Los alimentos deben de ser ecológicos y lo menos manipulados posible.

Se insiste en una masticación prolongada y tranquila y en una manera de comer consciente.

Los cereales serán siempre integrales y, a ser posible, en grano, debiendo ser el 50% de los alimentos ingeridos cada día.

Los vegetales deben de representar el 30% de la consumo diario.

Las legumbres se incluyen aunque siempre en menor cantidad que los cereales.

Las sopas suelen tomarse como entrantes siempre con algas.

Las frutas se consumen cocidas o secas. En alguna ocasión se toman frescas, sobre todo en épocas de calor.

El agua debería de ser de manantial o, en su defecto, hervida

Las bebidas estimulantes no se toman, solamente té verde.
Fuente: Pixabay/Generation1988

Alimentos prohibidos en la dieta macrobiótica

Los siguientes alimentos se excluyen totalmente en este tipo de alimentación:

Carnes, sobre todo las rojas

Grasas de origen animal

Frutas tropicales y zumos

Lácteos

Harinas refinadas

Azúcares y dulces en general

Berenjenas, tomates y patatas

Conservantes y colorantes

Alimentos que contengan abonos químicos o pesticidas
Como habrás visto este tipo de alimentación es muy fácil de llevar a cabo y muy saludable. Es muy bien tolerada por la mayoría de las personas y se adapta a la estación del año. Además de esto, es respetuosa con el medio ambiente y con los animales.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos, tal y como propone el método Crear Salud. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. 

Además, para cuidar nuestra mente, existen herramientas como la app Siente – que puedes descargarte aquí  que pueden ser grandes aliadas en tu camino a una vida saludable. Su metodología es sencilla de usar, pues incluye el mindfulness y la psicología positiva para mejorar tu bienestar, reducir el estrés y, de paso, ser más feliz.

Fuente: este post proviene de Crear Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Qué es la fatiga adrenal?

El bienestar y la salud, desde el origen de los tiempos, los hemos recibido de la propia capacidad autocurativa del ser humano con una sensibilidad especial para conectar entre el hombre y la naturale ...

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno frecuente que afecta el bienestar de muchas personas. Se estima que en España, del 20 al 40 % de la población podría padecerlo. La lactosa es una molécula ...

Cómo cuidar la piel después del verano

No es de extrañar que, tras el verano, la piel pueda verse más resentida, apagada e incluso notarse deshidratada. La exposición a los rayos solares de forma continuada, la mala alimentación o la falta ...

Mitos en torno al huevo

El huevo es uno de los alimentos que pueden mejorar tu bienestar. De hecho, tener un óptimo estado de salud depende de su consumo. Desgraciadamente, hay una serie de mitos que lo han convertido casi e ...

Recomendamos

Relacionado

dietas efectivas dietas famosas adelgazar ...

¿En qué consiste la dieta macrobiótica y cómo me puede beneficiar?

Practicar una dieta macrobiótica, nos ofrece como beneficio tener un estilo de vida más saludable y holístico a largo plazo. Este tipo de dieta, es recomendable para cualquier persona sin importar la edad, y nos invita a comer saludable, masticar la comida extremadamente bien, escuchar nuestro cuerpo, mantenernos activos, y sobre todo mantener siempre una actitud positiva y alegre. ¿Cuál es el c ...

nutrición tipos de dietas

Macrobiótica, descubre esta fantástica dieta.

Se dice mucho en torno a la alimentación macrobiótica, a favor y en contra. Su fundador, George Ohsawa, se basó en un método ideado por el doctor Sagen Ishizuka para recuperar la alimentación tradicional oriental, buscando el equilibrio del sodio y el potasio en los alimentos. Posteriormente, Michio Kushi, considerado el padre de la macrobiótica moderna, escribió El libro del diagnóstico oriental ...

Alimentación Bajar de peso Cuerpo ...

Alimentación macrobiótica

La Alimentación Macrobiótica busca el equilibrio cuerpo-mente-espíritu a través de una nutrición sana y la elección de los alimentos según las necesidades personales de cada individuo. Makros >> Grande Bios >> Vida Algo de Historia Según parece, la primera vez que se utiliza el concepto “macrobiótica” (aunque no fue para alimentación macrobiótica), fue en un ensayo titulado “Aire, agua ...

general salud y nutriciÓn

Macrobiótica

¿Qué es macrobiótica? Durante miles de años ha existido una forma de comer y vivir practicada por miles de personas, se la conoce con el nombre de macrobiótica.  Existe mucha confusión, producto de una gran desinformación, sobre lo que es realmente y como afecta a nuestro organismo la alimentación macrobiótica. El término macrobiótica hace referencia a las personas sanas y longevas (Hipócrates), v ...

nutrición

Alimentación Macrobiótica

La alimentación macrobiótica nace de la medicina china y el budismo zen: La salud es sinónimo del equilibrio entre el Yin y el Yan. Quienes siguen este tipo de alimentación, afirman que para combatir cualquier enfermedad, lo principal es la alimentación, que nutre cuerpo y mente. Ven una tontería recurrir a algún tipo de medicina cuando no se dejan de consumir ?venenos? como azucares refinados, gr ...

dieta nutrición

Las dos caras de la dieta macrobiótica

Las dos caras de la dieta macrobiótica Esta dieta o método de alimentación va más allá de lo que su nombre indica; es una filosofía que tiene ya más de un siglo creada por el japonés Sagen Ishizuka para crear un estilo de vida usando la comida como medicina. Y realmente funcionó. Hoy en día es una forma de alimentación seguida por miles de personas en el mundo y sobre todo por estrellas famosas qu ...

Nutrición Vida Saludable Dietas ...

Macrobiótica: Equilibrio a través del Alimento

He leído una muy buena entrevista con Mati Navas, directora de La Crisálida, Instituto Macrobiótico de Sevilla, en el artículo “Macrobiótica: tu alimento afecta a tu campo energético y tus emociones“. Se ha oído hablar mucho de la dieta macrobiótica pero en realidad no se sabe mucho de ella, suena el nombre y se la engloba dentro de la larga lista de tipos de dietas. En realidad la mac ...

dieta macrobiotica filosofia zen filosofia budista ...

Dieta macrobiótica

Seguro que has escuchado hablar de ella alguna vez, y es que mucha gente la práctica en todo el mundo habiéndose convertido incluso en una 'filosofía de vida' como podría ser el vegetarianismo. Sus seguidores buscan orientar su alimentación para que esté en armonía con la naturaleza, evitando siempre que sea posible cualquier producto alimenticio adulterado. Clasifican los alimentos en dos ...

Artículos Daniel Mayor

Cómo aprender macrobiótica paso a paso

Bendito Internet! Benditas redes sociales! Recuerdo en mis inicios de la macrobiótica cuando Google estaba en pañales que para encontrar algo sobre macrobiótica la única manera de hacerlo era con los libros, la mayoría de ellos bastante desfasados y con traducciones un tanto extrañas. Vivimos en una era en la que la información está a disposición de todo el mundo: blogs, vídeos, redes sociales lle ...