Salud

Serise Sexologia Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Trabajando el amor y la diversidad: Te quiero (casi siempre)

Te quiero


Hoy os traemos  un recurso educativo para trabajar con niños y niñas sobre el enamoramiento, el amor y el valor de la diversidad. Te quiero (Casi siempre). Se trata de un cuento dirigido a la infancia aunque, a su vez guarda una interesante reflexión para los adultos.

Se recomienda su lectura a partir de los 3 años. No obstante, aunque en esa edad se pueden empezar a trabajar algunos aspectos del cuento, pensamos que puede tener una utilidad didáctica mayor a partir de los 5 años.

Título: Te quiero (casi siempre)

Autora: Anna Llenas.

Número de páginas: 45

Precio aproximado: 15

Aspectos que permite trabajar el cuento: Diversidad como valor, respeto a la diferencia, enamoramiento y amor.

Puede interesar a:

Niños y niñas

Familias

Centros escolares. Profesorado.

Profesionales relacionados con el mundo de la infancia.

Profesionales que trabajan en el marco de las relaciones personales.

Resumen:

Lolo y Rita son muy distintos. Inicialmente, esas diferencias les agradan y se sienten bien con ellas, pero cuando pasa el tiempo comienzan a molestarse por no ser iguales. Aquellas cosas que tanto les gustaban del otro ser empiezan a irritarles. Un día comienzan a vivir de forma diferente los mundos del otro. De pronto, entienden que no son iguales y aprenden a respetar sus formas particulares de ser ellos mismos. Saben que esas diferencias seguirán estando ahí pero, a pesar de ellas, se quieren.

Algunas críticas:

Si bien el cuento es un material que permite trabajar valores importantes, cae en algunos estereotipos de género que deberían evitarse, como el aspecto de que Lolo es fuerte y resistente y Rita ligera y delicada.

No obstante, como solemos decir siempre, incluso de los aspectos negativos de los materiales podemos obtener buenos recursos educativos. En este caso, bien cambiando los roles a los personajes, inventando otros diferentes, omitiendo esa parte o haciendo al niño o la niña reflexionar sobre la cuestión (altamente recomendado).

Consideraciones finales:

A pesar de que el cuento está centrado en una relación de pareja, la reflexión que se extrae del mismo es extrapolable a todas las relaciones personales que se pueden dar en las interacciones de la vida.

A su vez, puede ser un buen momento para trabajar con el material la diversidad de la orientación del deseo, visibilizando que además de Lolo y Rita, esto sucede también con parejas formadas por dos chicos o dos chicas.

¿Dónde puedo adquirir el cuento?

En cualquier librería de tu ciudad o en puntos de venta digitales como puede ser Amazon Casa del libro

Puedes echar un ojo al cuento en este video



Te quiero casi siempre


Ruth Arriero. Sexóloga en Serise Sexología. Logroño. La Rioja
Ruth Arriero. Sexóloga en Serise Sexología. Logroño. La Rioja

También puede interesarte:

Primeros pasos en la educación de los sexos: un programa en infantil

La luna en ti. Un recurso educativo sobre la menstruación interesante

¿Quién se encarga de la educación sexual de lxs adolescentes?

Contando un cuento. Herramientas para hablar de sexualidad en familia

Guardar

Guardar

Guardar

.

Fuente: este post proviene de Serise Sexologia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

ansiedad estrés depresión ...

10 alimentos que te ayudarán a combatir la ansiedad y el estrés

Seguro que lo has notado más de una vez, ¿verdad? Según cómo sea nuestro estado de ánimo así comemos y, sobre todo, así escogemos unos alimentos u otros. Es lo que se conoce como apetito emocional. Cuando nos sentimos tristes o preocupados reducimos, por lo general, la cantidad de comida que ingerimos, mientras que la ansiedad o el estrés provocan en nosotros el efecto contrario. Los sentimientos ...