comunidades

Kale o col rizada


Campo de Kale, Hortviu, Cogolls (Girona)

La col rizada o kale, es una verdura que pertenece a la familia de las crucíferas, como las coles de Bruselas, el brécol, etc.

Es una planta originaria de Asia Menor y llega a Europa alrededor del 600 dC. Ya era cultivada por griegos y romanos.

Es una col propiamente de Alemania y que también se cultiva en otros países del Norte de Europa, así como en la costa noroeste de Norteamérica.

Fue en 1980 cuando se cultivó por primera vez en Estados Unidos.

La primera foto que tienes en el artículo es de un campo de kale en la comarca de La Garrotxa, en Girona. Unas amigas que tienen agricultura biológica, Hort Viu, la están cultivando.

Su nombre científico es Brassica oleracea, en concreto de la variedad sabellica L.

La denominación como kale es en inglés y en español se la conoce como col rizada, col crespa, col verde, berza.

En la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra, la kale proporcionó muchos nutrientes que no se podían adquirir a través de la escasez de comida que sufrían.

Se trata de una verdura de hojas largas de color verde oscuro, aunque también existen moradas, muy rizadas.



Existen más de 50 variedades:

- kale violeta: es de hoja de color púrpura.
- kale rojo ruso: posee un tallo púrpura y hojas parecidas a la rúcula.
- kale rizado: se trata de la variedad más común y la que más comercialización tiene.
- cavolo negro: es la variedad italiana.
- brotes tiernos: comercializados como "kale baby", que son los brotes más jóvenes y de sabor más dulce.
- existen muchas variedades que solo tienen un valor ornamental.

En el momento de la compra debes fijarte en los siguiente puntos:

- hojas tersas
- color vivo
- tronco firme

Son indicativo de que está en buen estado.


Se puede consumir si ya la tienes, pero no es recomendable comprarla así

Las hojas más pequeñas son las de mejor sabor.

Su recolección es durante los meses más fríos. Inclusive existen zonas que se espera a que se produzcan nevadas y heladas, y después se recolectan, ya que este fenómeno meteorológico fomenta su dulzor. Debido a la transformación, del almidón que contienen las hojas, en azúcares.

Muchas veces esta col está asociada a la época de Navidad. Actualmente se comercializa todo el año.

Se puede conservar en el frigorífico, envuelta o introducida previamente en una bolsa de almidón de patata (muchísimo mejor que de plástico, para reducir el impacto ambiental), retirando al máximo la existencia de aire. Se puede mantener hasta 5 días. Puede ser también congelada.

En Estados Unidos le han dedicado incluso un día, el primer miércoles del mes de Octubre, es el National Kale Day.

Si no es de origen biológico puede contener cadmio, talio y arsénico, que son absorbidos a través de los terrenos donde ha sido cultivada.

Su contenido en nutrientes es:

- gran contenido en agua
- 10 % de proteínas
- rica en vitaminas A, C, E, K y del grupo B (B1, B2, B6) y ácido fólico (3 o 4 veces más que los huevos)
- es muy rica en fibra, 5 gramos por ración
- fuente de omega 3, flavonoides (entre ellos quercetina) y betacarotenos
- minerales como calcio (más que un vaso de leche), hierro (más que la carne de vacuno), magnesio, potasio y boro
- luteina y zeaxantina
- clorofila

Está catalogada como un superalimento.

La forma más nutritiva y donde se consumen mayor cantidad de nutrientes es en zumo. Has de saber que a mayor cocción, mayor pérdida de los nutrientes.

El sabor de la kale es fuerte y un poco amargo.

A diferencia de otras coles no produce gases, ni hinchazón abdominal.

Las propiedades que posee son:

- depurativa por su contenido en clorofila, ayuda a la salud del hígado.

- antiinflamatoria, por la presencia de ácidos grasos y clorofila.

- la fibra se une con los ácidos biliares y ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre. Disminuye el colesterol total y el colesterol llamado "malo", y al mismo tiempo aumenta los valores del llamado colesterol "bueno", ayudando a la disminución de padecer enfermedades cardiovasculares.

- antioxidante, es la de mayor poder del grupo de hortalizas verdes.

- en anemia o con tendencia a padecerla, por su contenido en hierro.

- en osteoporosis, por su contenido en calcio y por ayudar a la absorción de la vitamina D en el organismo.

- potencia el sistema inmunológico.

- ayuda a mantener la vista y la piel en buen estado por ayudar a la formación de colágeno, y por su contenido en vitamina A, C, luteina y zeaxantina.

- es muy buena para personas que hacen deporte por el contenido en vitaminas y minerales, para su recuperación.

- su poco contenido calórico y la sensación de saciedad (por la fibra) es de gran ayuda en dietas para disminución de peso.

- por su contenido en fibra ayuda al tránsito intestinal y también a reducir el riesgo de padecer diabetes y obesidad.

- protege contra el cáncer de próstata, vejiga y de colón. Según estudios llevados a cabo en Estados Unidos, la kale tiene el efecto de protección más alto en relación con el cáncer de vejiga.

- se recomienda en la menopausia por ayudar a fijar el calcio en los huesos y prevenir la pérdida de estrógenos.

- reduce la hipotensión por su contenido en sodio y potasio, y también mejora la retención de líquidos.

Existen ciertas precauciones que debes tener en cuenta:

⇛ En problemas de vesícula biliar o riñón, por su contenido en oxalatos, tiene que consumirse con moderación. Aunque este contenido sea mucho menor que en otras verduras de hoja verde como las espinacas.

⇛ Si se sufre de colon irritable.

⇛ Tener en cuenta las personas que consumen anticoagulantes orales por su contenido en vitamina K.

⇛ Su consumo en crudo en exceso puede tener efectos perjudiciales sobre la glándula tiroides, debido a su contenido en glucosinolatos, que se transforman en goitrina, compuesto que puede llegar a interferir con la síntesis de la hormona tiroidea. Si se cocina pierde este efecto no beneficioso.

Te dejo una receta para crear un plato con ella.

Receta de sopa de kale con níscalos
Para 2 personas

Ingredientes
2 hojas de kale medianas
100 gramos de níscalos
1 puñado de alga cochayuyo
500 mililítros de caldo vegetal
Arroz integral cocido para dos personas
Sal y pimienta negra, al gusto

Preparación
Pon el caldo en una olla a fuego alto.
Cuando arranque a hervir, añade las algas y la kale.
La kale la habrás lavado, desechando el tallo y estará cortada a trozos pequeños.
Baja el fuego a la potencia media, durante unos 12 minutos, aproximadamente. En ese momento añade los níscalos y deja 6 minutos más.
Apaga el fuego y sin retirar la olla del mismo, añade el arroz y deja reposar de 5 a 6 minutos.
Prueba y si fuera necesario salpimenta, al gusto.


A mi me encantó!

Gracias por leerme ...
Fuente: este post proviene de Alimentación Holística, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

LEVADURA ROJA, ¿para qué?

Hoy el artículo que vas a leer gira entorno al suplemento alimenticio Levadura de Arroz Rojo o Levadura Roja. ¿ La conoces?. ¿Sabes para que se utiliza?. En este artículo te lo voy a explicar. Antes d ...

BISFENOL A

Fórmula Bisfenol A Esta semana el artículo va sobre un contaminante químico tanto para el Medio Ambiente como para tu organismo. Se trata de un compuesto que se encuentra en los plásticos de policarb ...

VITAMINA D

Hoy el artículo va sobre una vitamina que hace unos años que se ha hecho mucho más importante debido al menor contacto con los rayos solares de la mayoría de personas. ¿Por qué? Pues porque actualment ...

Recomendamos