comunidades

¿Cómo gestionar la preocupación por mis hijos?

¿Cómo gestionar la preocupación por mis hijos?

Uno de los cambios más importantes que puede vivir una persona a lo largo de su vida es el momento en el que decide tener hijos. Entonces, tanto la ilusión y las ganas como las dudas y los miedos comienzan a hacer acto de presencia. La gran responsabilidad que conlleva ser padres, el deseo de hacerlo de la mejor forma y que los hijos se desarrollen y tengan una buena vida van a pasar a ser, de forma casi inevitable, parte de la preocupación por mis hijos que aparecerá a partir de ese momento.

preocupacion por mis hijos


La preocupación por mis hijos y el miedo

Los hijos estarán ahí como esponjas, absorbiendo cada mensaje, cada emoción, cada experiencia, cada comportamiento que sus padres tienen entre sí y con ellos. Los niños aprenderán todo aquello que sus padres le transmitan, de forma más consciente o inconsciente.

Esta preocupación natural y estos miedos que vienen unidos a la experiencia de ser padres pueden generar problemas en la crianza cuando se magnifican e interfieren en el proceso de independencia de los hijos. ¿Qué ocurre cuando me preocupo mucho por mis hijos?

La fuente que alimenta las preocupaciones es el miedo. El miedo a que les pase algo, el miedo a que les vaya mal o se equivoquen o el miedo a que no sean capaces de alcanzar ciertos objetivos pondrá el foco de atención y preocupación en todas estas situaciones que estén relacionadas con estos miedos. Por ejemplo, que hagan ciertas tareas sin mi supervisión, que suspendan un examen, etc.

¿Qué me lleva a esta situación?

Probablemente, me daré cuenta de que dedico mucho tiempo a:

Estar hipervigilante a lo que hacen o no hacen en cada momento, sintiéndome incapaz de separarme de ellos. Siento miedo e inquietud cuando tengo que alejarme un poco de mis hijos.

Controlarles, con comentarios constantemente sobre lo que están haciendo, sobre dónde están o qué hacen, que tengan cuidado con esto y aquello, etc.

Hacer tareas por ellos. Cuando veo que no son capaces o que no hacen bien o dejan ciertas tareas, interfiero inmediatamente para resolverlo.
Estos tres puntos, que son naturales en las primeras etapas de desarrollo en las que los hijos sí son dependientes casi totalmente de sus padres, se pueden volver un problema si permanecen sin cambios conforme los niños crecen. Es importante observar el proceso concreto de cada niño para ir adaptando este control parental.

preocupacion por mis hijos


¿Qué efectos puedo encontrar cuando esta preocupación no está bien adaptada?

A continuación vamos a ver cinco de las situaciones más comunes que podemos identificar fácilmente cuando la preocupación que estoy sintiendo constantemente no esta realmente bien adaptada:

Mis hijos requieren tanta atención y tengo tanta sobrecarga que siento estrés y una irritación constante. Tengo momentos en los que no puedo controlar mi enfado.

Mis hijos se frustran e irritan con facilidad porque están acostumbrados a que siempre esté disponible.

Si mi preocupación se vuelca más en uno de mis hijos o le quito atención por algún motivo, mi hijos realizan conductas para captar mi atención a través de la preocupación. Por ejemplo, responden como si no supieran hacer ciertas tareas (que sabes que son capaces y que ya habían aprendido a hacer), empiezan a experimentar ciertos dolores físicos (“me duele la barriga, “me duele la cabeza”) o comienzan a llorar o a enfadarse repentinamente.

Mi estilo educativo puede ser más inflexible: volverme muy permisivo con los malos comportamientos (porque no quiero que mis hijos se sientan mal) o muy exigente o autoritario con ellos (porque no quiero que fallen).

Puedo comenzar a detectar miedos e inseguridades en mis hijos. El efecto que produce la preocupación de una persona hacia otra es inseguridad, porque transmito que la otra persona “no es capaz” y por ello interfiero yo. Como consecuencia a largo plazo esto puede alimentar sentimientos de inseguridad y miedos conforme crecen. Confiar significa permitir cierta independencia.

¿Qué puedo hacer para manejar la preocupación por mis hijos?

Principalmente, hay tres formas de trabajar esta preocupación que nos aparece cada día en cada momento y que podemos realizar fácilmente:

Trabajar mi gestión emocional. Mis hijos van a aprender más de lo que hago que de lo que digo así que trabajar mis miedos y mis preocupaciones es un buen paso previo para saber enseñárselo a ellos.

Manejar el equilibrio necesario entre control e independencia según la edad y el proceso de desarrollo de cada hijo. Ir cediendo independencia poco a poco es importante para que vayan ganando confianza y generando su propia sensación de valía.

Poner los límites necesarios. Otro equilibrio necesario entre la comprensión y el apoyo que les ofrezco y las normas y la firmeza ante los malos comportamientos. Observar cual es mi estilo educativo para poder moldearlo en los momentos que sea necesario.
Ser padres es un reto y un proceso de aprendizaje constante. Es natural no saber qué es lo mejor muchas veces y es importante  perdonarse por ello, y no dejar de observar y aprender de nosotros mismos y de lo que los hijos enseñan.

¿Te sientes perdido en este proceso? En ese caso, no dudes en contactar con ayuda psicológica especializada que te ayude a redirigir y a manejar tus preocupaciones como padre o madre.

psicologia familiar


 

Fuente: este post proviene de Psicólogos Málaga PsicoAbreu, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Relaciones Siente

Sabemos que el mal humor, el agotamiento o las prisas pueden lograr que perdamos la paciencia frente a los hijos frecuentemente. Pero, debemos recordar que la educación basada en gritos cada vez que nuestros niños tengan un mal comportamiento puede ocasionar daños en su desarrollo emocional. Imagen People Creations en Freepik.es Lo mejor es recurrir a otras formas más efectivas para educarlos y co ...

Relaciones Siente consecuencias de la pandemia ...

Para los niños la soledad a causa de la pandemia es un gran problema. Al compararlos con nosotros los adultos, normalmente los más pequeños tienen más dificultades para expresar lo que sienten. Estando en medio de esta situación, los niños no cuentan con las estrategias de resistencia comunes, como compartir con sus amigos. Imagen August de Richelieu en Pexels Debido a las medidas de distanciamien ...

Todos hemos sentido miedo en un momento dado de nuestras vidas: miedo a hablar en público, miedo a subir en un avión, miedo a que no nos quieran, miedo a la muerte, miedo cuando sentimos que nuestra vida está en peligro,... De hecho, según el Análisis Transaccional, el miedo es una emoción básica que compartimos con los animales y su finalidad es garantizar nuestra supervivencia. El miedo prepara ...

Psicología Infantil y Adolescente en Málaga Emociones emociones niños ...

10 claves para padres para ayudar a los hijos a gestionar mejor la frustración Te damos algunas claves para acompañar a tus hijos en el proceso de la buena gestión emocional con respecto a la tolerancia a la frustración. ¿Cómo ayudar a los niños a gestionar mejor la emoción de frustración? Ayúdale, pero en su justa medida y cuando la pida. Los niños deben a aprender a pedir ayuda cuando la requie ...

psicología roles tu personalidad ...

Tu jefe, tu pareja o alguno de tus amigos o compañeros de trabajo? ¿A menudo se comportan de una manera que choca con tu forma de ser? ¿Alguna vez has tratado de adivinar qué posición ocupa esa persona entre sus hermanos? ¿Si se trata de un hijo mayor, o del pequeño, o de un hijo único?? Como ya vimos en un post anterior, nuestro carácter viene determinado en gran medida por el lugar que ocupamo ...

el mal humor del padre lo que causa en sus hijos El mal humor del padre causa estragos en el desarrollo emocional y cognitivo de sus hijos Friedrich Nietzsche afirmó: “aquel que no tiene padre, debería procurarse uno”. El filósofo se refería a que los padres son tan importantes para el desarrollo de los niños como las madres. De hecho, tanto el amor como el rechazo de cualquiera de los dos pr ...

autoconocimiento autoestima coaching ...

Saber combatir la preocupación Hacerlo es una actitud esencial para no caer en las garras de la ansiedad o, peor aún, de la depresión. Cualquier cosa puede ser causa de que se dispare una preocupación y si no la gestionamos a tiempo nos puede causar un bloqueo, impidiéndonos avanzar y progresar en la vida. La preocupación nos aleja de la felicidad, porque nos ata al pasado y nos sitúa en un futu ...

Consciencia EFT fobias ...

Cómo superar los Miedos y las Fobias con EFT ¿Quieres superar tus miedos y fobias? Hoy vas a conocer cómo y con qué técnica para lograrlo por completo, de una vez y para siempre. Grandes o pequeños, los miedos y las fobias son obstáculos importantes. Nuestras vidas se hacen más pequeñas de acuerdo con estas limitaciones, impidiéndonos vivirlas al máximo, rediciendo nuestro potencial y capacidades. ...

Ansiedad ansiedad miedo al fracaso

Tiempo de lectura: 7 minutosLa rapidez con la que nos culpamos por los fracasos es más rápida que Amazon Prime. Pero te confieso una cosa, no empezar a dar pasos hacia dónde quieres llegar por miedo no te va a ayudar en ningún aspecto a crecer. Es por eso que quiero compartir 4 estrategias que te van a echar un cable para superar el problema. El primer paso, y  posiblemente el más importante de to ...

Desata tu potencial como entrenador

La entrada 4 consejos para no tener miedos para enfrentarte a tu primer equipo es propiedad de . ¿Estás en ese momento en el que debes enfrentarte a tus primeros jugadores o equipo deportivo y no sabes que hacer para no tener miedos que te paralicen ocasionado por las inseguridades que tienes? En esta entrada quiero centrarme principalmente en no tener miedos y si de alguna forma nos invaden que n ...