Salud

Yaiza Leal Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo conseguir una buena autogestión emocional sin ponerte de los nervios?

¡Hola!

¿Alguna vez te has sentido desbordado o desbordada por tus emociones?

En esos momentos te saturas tanto que no sabes por donde tirar.

Incluso a menudo dices cosas de las que realmente no estás seguro. O peor, decides desde ese estado.

La autora invitada de esta semana es especialista en gestión emocional. Te dejo que Beatriz Vindel te cuente cómo lograr salir de ese estado tan incómodo que te nubla la mente.

Creo que te va a ser de gran utilizad.

¡Un abrazo!

definicion mindfulness rapida sencilla


Saber gestionar lo que sentimos es clave para tener éxito en todas las áreas de nuestra vida.

La autogestión emocional, es nuestro guión para dirigirnos por el camino que queremos a las metas que nos hemos propuesto conseguir. Sin esta autogestión es complicado ni siquiera acercarse a nuestros objetivos.

Te propongo un viaje sobre los “por qué” y los “para qué” más importantes que te ayudarán a comprender lo que debes saber sobre tus emociones y cómo gestionarlas para que te ayuden en tu vida.

¿Por qué no sabemos gestionar las emociones?

Todos queremos saber qué significa lo que sentimos, por qué lo sentimos, y el motivo por el que la mayoría de veces nos cuesta tanto gestionarlo y comprenderlo.

Tranquilo es completamente normal que no sepas hacerlo. Nuestra sociedad no nos educa para saber auto gestionar nuestras emociones ni para tener autoestima.

Vamos a ver algunos de los factores más importantes que influyen en nuestra carencia para la gestión emocional y la autoestima.

El factor que afecta a nuestras emociones y autoestima

¿Has tenido alguna vez durante tus años académicos alguna asignatura llamada Inteligencia emocional?

Probablemente tu respuesta es NO.

Este es uno de los principales problemas. No se considera algo necesario ni importante como para que haya una asignatura destinada a ello.

Es mucho más importante por ejemplo saber de química o de literatura española que saber de inteligencia emocional.

¿No cuadra verdad? Con la literatura o la química tu vida tiene el éxito asegurado, pero con la inteligencia emocional NO.

¿Sigue sin cuadrar verdad? Claro que no cuadra, porque no tiene ningún sentido.


Es mucho más productivo para ti saber autogestionar tus emociones y tener una alta autoestima que saber de una materia concreta que puedes estudiar más tarde según la salida profesional que elijas.
Clic para tuitear



¿Cuándo desconectamos de esa necesidad principal en nuestra historia?

Un momento clave fue durante el auge de la revolución industrial. El ser humano se dejó a sí mismo a un lado y no le dio la misma importancia a su desarrollo psicológico y espiritual.

¿Por qué podemos hablar y ver la cara de alguien que está en la otra punta del mundo y no somos capaces de hacer que todos podamos tener una vida digna, llena de amor, éxito, desarrollo personal y autoconfianza?

Resulta curioso, tanta distancia entre el desarrollo personal y el tecnológico.

¿Cuál es la fórmula para la autogestión emocional?

La fórmula en sí es muy sencilla y de hecho ese conocimiento está ya en nosotros aunque muchas veces no seamos conscientes de ello.

Todos tenemos emociones, que suceden cada día, a cualquier hora y que forman parte de nosotros mismos.

A veces no las queramos ni escuchar, porque nos duelen demasiado. O porque no sabemos muy bien qué hacer con ellas. Pero están ahí para nosotros y nos traen una información muy valiosa que nos ayuda a conectar con nuestro interior y con nuestras necesidades.

En realidad, no son un capricho del que podamos ni debamos prescindir, son una necesidad biológica de nuestro cuerpo.

Inhibimos las emociones por un desconocimiento de su gestión y de su utilidad. Pero esto lo único que provoca a corto, medio y largo plazo, son problemas de salud tanto física como mental.

También provoca una desconexión de nosotros mismos, ya que no nos estamos prestando atención. En consecuencia surge una sensación de vacío interior que ya conocemos la mayoría de nosotros por haberla vivido en alguna ocasión.

La única fórmula mágica es escucharnos y comprender el significado de tus emociones, así sin más. Simplemente pararte y escuchar lo que sientes.

Voy a ayudarte a hacer un recorrido por algunas de las emociones más intensas para que puedas escucharlas e interpretarlas mejor a partir de ahora.

Algunas de las emociones más intensas

A continuación voy a definir y ayudarte a interpretar estas emociones.

Un ejercicio práctico es que pienses en alguna situación en la que has sentido esa emoción.

Así será más fácil que te pongas en situación.

¡Empezamos!

El miedo

Esta es una emoción que nos molesta mucho sentir. A nadie le gusta mostrar sus debilidades. Todos queremos ser valientes y fuertes en todo momento y que nadie nos vea frágiles.

Ni siquiera somos capaces de permitirnos no saber qué hacer en algún momento de nuestras vidas. No nos damos cuenta de que es algo completamente normal y saludable. 


Ese no saber, nos va a llevar al saber si lo escuchamos con atención.
Clic para tuitear


El miedo nos conecta con nuestra falta de recursos para enfrentarnos a la situación que estamos viviendo.

Si lo escuchamos, esto es lo que nos dice:

“Cuidado, tienes miedo porque no tienes recursos para enfrentarte a esta situación, ve a buscar esos recursos que necesitas y enfréntate a ello.”

La alegría

Con esta emoción nos solemos “flipar” mucho. Como genera bienestar, nos agarramos a ella y nos gustaría estar siempre ahí.

Está muy bien disfrutarla y compartirla que es lo que quiere que hagamos esta emoción con ella:

La alegría quiere compartir y tener contacto con ese bienestar, con los logros. Pero sin dejar de saber dónde estamos y hacía donde vamos.

La tristeza

Esta emoción nos horroriza. Nos incomoda. No nos gusta la sensación de dolor y de perdida que nos provoca y solemos huir de ella.

Sin embargo, la tristeza es la emoción que más nos conecta con nosotros mismos y con nuestras necesidades más intimas y profundas.

Si escuchamos esa tristeza, si nos permitimos llorarla, sentirla y escuchar el mensaje que nos trae es el siguiente:

Hay algo que has pedido o ha cambiado. Pero en realidad es solo una ilusión. No tenemos nada y lo tenemos todo si somos conscientes de la unicidad que compartimos como si estuviéramos en una red de hilos transparentes.

La ira

Esta emoción nos juega muy malas pasadas. Nos hace reaccionar muy mal a veces y nos distancia de los demás.

Con lo cual te aconsejo que le prestes mucha atención y comprendas realmente por qué y cuándo sientes ira.

Generalmente solemos sentir esta emoción cuando alguien ha sobrepasado nuestros límites, nos sentimos irritados y muy molestos porque alguien se ha pasado con nosotros.

El hecho de que la sensación corporal de la ira sea tan alta, es porque nos está pidiendo que pasemos a la acción y que restablezcamos nuestros límites cuanto antes, comunicándonos con los demás de manera asertiva.

Si quieres saber más sobre emociones, te puedes descargar mi ebook gratuito “Lleva las riendas de tus emociones”.

La importancia del autoconocimiento

El hecho de escuchar tus emociones, de escucharte a ti mismo cada día, sin miedo, con aceptación y permiso, te va a ayudar a saber mejor quien eres. Qué hay dentro de ti. Cuáles son tus archivos neuronales que se han ido generando a lo largo de tu historia, y cómo influyen en tu vida.

Creo que es importante saber de que están hechos tus recuerdos y tus recursos actuales para poder cambiarlos, ampliarlos, eliminarlos o lo que te apetezca hacer con ellos, pero escúchalos, te aseguro que son importantes para ti, para tu vida actual y para construir la vida que siempre has soñado. 


No te des la espalda, escúchate a ti mismo y a tus necesidades más profundas.
Clic para tuitear


Te darás cuenta que desde este autoconocimiento, es muy fácil saber que necesitas en cada momento e iras aprendiendo a conseguir eso que necesitas.

¿Cómo gestiono mis emociones en el día a día?

Parece fácil pero a la hora de poner en práctica la autogestión emocional, se nos hace un mundo y no sabemos ni por donde coger nuestras emociones. A veces nos resultan demasiado dolorosas o demasiado inexplicables como para poder auto gestionarnos.

Una de las cosas que recomiendo y yo misma práctico, es la meditación. Te ayuda a escuchar e interpretar mejor tus emociones.

Si quieres empezar a meditar te recomiendo el mini curso que Yaiza Leal está compartiendo para empezar con algunos consejos fáciles.

curso gratis introduccion meditacion mindfulness
Curso gratis de Introducción a lameditacion mindfulness.

Un ejercicio que yo hago con bastante frecuencia casi cada día es tomarme 20 minutos conmigo misma y permitirme experimentar que es lo que he sentido durante el día.

Qué cosas siento y qué me dicen.

Son solo 20 minutos que te dedicas a ti misma, son para ti y por ti. Te aseguro que te ayudarán muchísimo a conectar con tus necesidades más profundas y a comprender cómo te sientes.

Búscate un sitio tranquilo en casa y conecta contigo. Verás que a la que empieces a practicarlo no habrá día que se te resista y sentirás que empiezas a conectar contigo misma de verdad.

Ahora ya sabes que significan tus emociones y sabes qué hacer con ellas, utilízalas para construir tu propio camino.

En este post de Yaiza Leal, podrás aprender más sobre cómo practicar con tus emociones.

Cuáles son los beneficios de una buena gestión emocional

Después de todo lo expuesto en este post, creo que los beneficios de la autogestión emocional están más que justificados.


Si sabes quién eres, lo que guardas dentro de ti mismo, y sabes cómo cambiarlo, vas a saber construir la vida que siempre has soñado.
Clic para tuitear


Y esto es superación personal, es el hecho de superar tus propios obstáculos y construir tu camino pese a todo lo que haya pasado.

Te aseguro que no hay nada que eleve más tu autoestima que tu propia superación personal. Vivir una vida que tú misma has construido a tu manera y según tus necesidades no tiene precio.

Algunas recomendaciones finales

La autogestión emocional es algo que lleva su tiempo, tampoco demasiado, pero hay que dedicarle tiempo.

Sobre todo al principio ya que no sabemos hacerlo muy bien y puede resultar algo extraño. No estamos acostumbrados a tener una relación con nosotros mismos. Pero ya verás que si te pones a ello en pocos meses verás resultados de película.

También te puede ayudar el hecho de acudir a un experto: un psicólogo, un coach, o cualquier otro facilitador de desarrollo personal que te genere confianza y que esté certificado. Sobre todo durante la etapa inicial que es cuando una se siente más perdida y no sabes muy bien cómo iniciarse en este viaje hacia el interior.

Si quieres leer algunos libros relacionados, aquí te dejo algunos que me han ayudado a comprender mejor como son nuestras emociones y cómo gestionarlas:

Brújula para navegantes emocionales (de Elsa Punset).

Inteligencia emocional (de Daniel Goleman).

Emociones: Una guía interna (de Leslie Greenberg).

¡Construye tu vida a tu manera y se quien te mereces SER!

No permitas que tus historias pasadas limiten tu vida actual. Aprende a auto gestionarte y sigue tu camino.

¿Estás listo para coger la iniciativa y suscribirte a mi newsletter?

Recibe directamente en tu email herramientas para sentirte bien y expandir tu potencial.

Encontrarás:

Consejos exclusivos. Que no encontrarás ni en el blog ni en mi canal de YouTube.

Ejercicios y retos para acompañarte en tu crecimiento personal a lo largo del año.

Ofertas exclusivas de mis cursos, libros y eventos.

Webinares gratuitos a lo largo del año donde podrás preguntarme lo que quieras.

Déjate acompañar.

¡Fortalece tu compromiso de cambio ahora!



Ayúdame a difundir esta información en tus redes sociales:

Fuente: este post proviene de Yaiza Leal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lo siento, el tiempo no cura nada

¿De verdad crees que el tiempo lo cura todo? Sé que es un dicho. Pero no tiene sentido que lo sigamos utilizando. Quiero echar a bajo este mito y contarte lo único que sí que te cura. ¿Me acompañas? ¿ ...

Recomendamos