Crear Salud Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Todo lo que debes saber sobre el cortisol

Son muchos los factores que, de manera interna, van a determinar y condicionar tu bienestar. Lo hormonal, por ejemplo, puede ser concluyente a la hora de sentirte saludable anímicamente. Y el cortisol es uno de los componentes clave que van a influir en ese estado. Por eso queremos explicarte todo al respecto.

Fuente: Pixabay/1388843

Cómo influye el cortisol en tu salud

Generalmente se la conoce como la hormona del estrés, y es que los altos niveles de la misma suelen implicar un pico elevado de ansiedad que, probablemente, esté afectando directamente a tu estado emocional.

Su función fisiológica más básica es la de segregar azúcar en sangre. De esta manera se suple la falta del mismo. Esta falta puede darse por varios motivos, por ejemplo por hacer deporte. Pero también es posible que aparezca por un desorden alimenticio o, como te veníamos diciendo, directamente por estrés.

El motivo por el que segregas esta hormona espara suplir faltas energéticas. Es decir, tu organismo interpreta que está ante una situación de tensión en la que tiene que concentrar más su energía y, al no poseer reservas alimenticias suficientes, ordena la aparición de esta hormona, que suple esa falta de glucosa en sangre.

El problema es que, cuando esta hormona tiene una presencia demasiado prolongada, se puede caer en casos de estrés crónico. Una patología psicológica que puede ser especialmente perjudicial para tu organismo y, también, para tu vida.

¿De qué forma evitar la segregación de esta hormona?

Como cualquier otra, se puede detectar directamente a través de un análisis de sangre, así como de orina. En general no es difícil localizarla, lo difícil es eliminar su presencia. ¿Qué recomendaciones habría que seguir?

Mucha hidratación. De esta forma, su concentración en sangre no resulta tan evidente, y por lo tanto, se diluye y se vuelve mucho más sencillo evitar esos picos de estrés tan pronunciados.

Fuente: Pixabay/derneuemann

Una mejor alimentación. Más vegetales y menos pastas y arroces. Esto es algo fundamental en cualquier dieta, y hay que tenerlo en cuenta a diario. Tu propio organismo se va a nutrir de los alimentos para suplir sus carencias o sus excesos. Si le estás dando a tu cuerpo lo que este te está pidiendo no te resultará necesario segregar este tipo de hormonas en la misma cantidad ni proporción.

Consecuencias de un exceso de cortisol

Las consecuencias de no controlar esta hormona pueden ser especialmente agresivas para el cuerpo:

Destruye el músculo. Esos azucares se alimentan directamente de las reservas energéticas de estos. Por lo tanto, se pierde mucha masa muscular.

Se crea más grasa. Aunque el cuerpo esté excitado, no va a procesar de la misma manera los alimentos.

Genera problemas en el metabolismo. Y de estos problemas se deriva, precisamente, la creación de grasa extra.

En conclusión, el cortisol es una hormona que puede poner en peligro tu bienestar físico y emocional, por eso es importante que vigiles el tipo de vida que llevas y que tengas hábitos saludables. Y es que la salud no solo es algo que se pueda ver desde fuera, también es algo que se ve desde dentro.

Fuente: este post proviene de Crear Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos