comunidades

El síndrome del impostor: qué es y cómo superarlo

El síndrome del impostor: qué es y cómo superarlo


La persona que padece el síndrome del impostor es aquella que piensa que no es válida y que no se merece el éxito que tiene bien se a nivel profesional o social, causándole un considerable sufrimiento ya que está convencido de que está ocupando una posición para la que no está capacitada o no es digna.

Tenemos que tener clara la diferencia entre un impostor y el síndrome del impostor. Un impostor es aquella persona que de manera consciente aparenta ser alguien que no es para tener determinados beneficios como, por ejemplo, afirmar que se tiene determinada titulación académica o experiencia profesional para conseguir un puesto de trabajo o aparentar que se tiene determinado estatus social para gozar de determinados privilegios como ser socio de un club selecto. Es decir, la persona impostora sabe perfectamente que no está fingiendo y usa la mentira como un medio para un fin propio.

Por el contrario, la persona que padece el síndrome de impostor es aquella que no confía en sus propias capacidades, con una baja autoestima que la lleva a un profundo malestar emocional ya que, aunque está suficientemente preparada y capacitada, siente que nunca lo estará lo suficiente y se ve a sí misma como una gran mentira. Es una víctima de su falta de confianza en sí misma y de su falta de merecimiento y vive angustiada pensando que alguien la va a poner en evidencia y va a descubrir que en realidad no se merece todos los logros que ha conseguido en su vida.

La persona que padece el síndrome del impostor tiene una visión distorsionada de sí misma y de sus capacidades propia de una baja autoestima.

Una de las características del síndrome del impostor es el miedo constante de la persona que lo sufre de que los demás descubran que es un fraude y la pongan en evidencia pues están convencidas de que no se merecen los éxitos que han alcanzado; por ello, tienden a restar importancia a sus logros y se muestran incómodas ante los elogios que reciben.

Señales que te alertan de que padeces el síndrome del impostor


Te comparas con los demás y te sientes inferior a ellos.

Te pones nervioso o incómodo al recibir elogios.

Quitas importancia a las cosas que has conseguido.

Piensas que no tienes nada interesante que decir, comentar o aportar.

Te fijas más en tus fracasos que en tus logros.

No te consideras inteligente, capaz y válido como las otras personas te ven.

Eres muy susceptible a las críticas y comentarios de los que te rodean.

Eres excesivamente perfeccionista y siempre piensas que no sabes lo suficiente o que no estás lo suficientemente preparado.

Te sientes mal y te hundes ante el más mínimo error.

Crees que no te mereces lo que cobras porque no eres un buen profesional.

Nunca te atreves a emprender tu negocio y estás constantemente formándote porque nunca te siente preparado para empezar tu proyecto.

Constante estado de alerta por miedo a ser descubierto.

Miedo excesivo ante nuevos proyectos o retos.

Emociones de ansiedad, tristeza, miedo, inseguridad, incapacidad,...
Las personas que sufren del síndrome del impostor tienen miedo excesivo ante nuevos proyectos o retos


Causas que originan el síndrome del impostor

Antes de tratar las causas, es importante saber que normalmente el síndrome del impostor se da entre personas muy preparadas y capacitadas, que han logrado grandes éxitos profesionales y que son muy perfeccionistas y exigentes consigo mismas.

Como todas las problemáticas emocionales que sufrimos de adulto, sus orígenes se encuentran en la infancia y, para ser más exactos, en la educación y en los mensajes que hemos recibidos de padres, profesores y adultos de referencia. Recordemos que la autoestima y la autoimagen se forman durante la niñez a través del feedback que hemos recibido.

Detrás de la baja autoestima, la falta de seguridad y de merecimiento características del síndrome del impostor tenemos una educación excesivamente exigente que busca el perfeccionismo y no permite el error.

Entre sus causas, encontramos:

Elogio excesivo de los logros.

Condena del fracaso.

Entender las equivocaciones como fracasos.

Comparación con otros niños, hermanos, compañeros del colegio, hijos de amigos,...

Valorar al hijo o la hija por sus logros y no por ser quién es.
Una de las causas del síndrome del impostor es el elogio excesivo de sus logros


También encontramos casos en alumnos muy brillantes, que sacan buenas notas en el colegio sin apenas esforzarse y que sus padres y profesores elogian por su gran capacidad e inteligencia. Son niños que cuando van creciendo y entran en la secundaria o en la universidad, ven que su inteligencia no es suficiente para superar con éxito, como hasta ahora no han necesitado esforzarse, no entienden que el nivel de exigencia es mayor y que tienen que adaptarse a él. Por el contrario, empiezan a dudar de si mismos y caen en la desmotivación.

Tips para superar el síndrome del impostor


Trabaja en tu autoconocimiento, haz una lista con todas tus habilidades y talentos.

Identifica y revisa tus creencias limitantes, aquellas que te hacen sentir inferior e inseguro.

Haz una lista con todos tus logros sin caer en la tentación de restarles importancia.

Interrumpe tu diálogo interior negativo, cuando pienses que no tienes nada importante que decir, pregúntate ¿y por qué no? ¿qué es lo peor que puede pasar si doy mi opinión?

Aunque te cueste, da pequeños pasos cada día para mostrarte tu valía y felicítate por tus logros, así irás ganando en autoestima y autoconfianza.

Cambia tu creencia acerca de las equivocaciones, éstas no son sinónimo de fracaso, sino oportunidades para aprender y crecer como persona y como profesional.
El síndrome del impostor a parte de causarnos un profundo malestar emocional, suele ser una de las principales causas de que no consigamos nuestros objetivos tanto personales como profesionales. Como Coach Transaccional, he conocido a profesionales que han autosaboteado sus carreras o que han fracaso en su emprendimiento porque no se consideraban merecedores de cobrar un precio justo por sus servicios. De igual manera, han dado al traste con sus relaciones sentimentales por no considerarse suficientemente dignos o a la altura de sus parejas.

Por ello, si piensas que el orígen de tus problemas está en el Síndrome del Impostor, no dudes en pedir ayuda profesional. El Coaching Transaccional te ayudará a revisar tus creencias limitantes, a identificar tus talentos y a fomentar tu autoestima y autoconfianza.

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Crees que sabes quién eres?

¿Qué crees que dirían de ti si preguntásemos a tus más allegados, a tus amigos más íntimos, a tus familiares, a tu pareja o a tu persona especial? ¿Crees que su discurso y su idea de ti se ajustaría y ...

El coraje de vivir a pesar de todo

Decía Viktor Frankl que el neurótico no puede ser feliz porque no es un apasionado de la vida, la deprecia, la desacredita y la odia. La tarea de la Psicoterapia es, entonces, la de devolverle, en ple ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

sindrome del impostor tristeza depresión ...

¿Sufres el 'Síndrome del impostor'?

¿Sufres el “síndrome del impostor”? No se si sabes que es exactamente el síndrome del impostor o si lo has oído alguna vez, pero para empezar te diré que siete de cada diez personas lo han sufrido alguna vez en su vida. Muchas veces y a pesar de tener una vida marcada por el éxito tendemos a pensar que todo pasa por “suerte” que en cualquier momento puede fallar y desapar ...

REINVENCIÓN PROFESIONAL

Cómo superar el Síndrome del Impostor

¿Te comparas con los que te rodean y piensas a menudo que son mejor que tú? ¿Estás arrancando tu negocio y te sientes un aficionado que se avergüenza con la idea de pedir dinero por su trabajo? ¿Llevas ya tiempo emprendiendo y temes subir tus precios porque no te sientes experto en nada? Si has contestado a una o varias de estas preguntas con un “sí”, es muy probable que sufras el Sínd ...

Terapia Psicologica Adultos Ansiedad autoconcepto ...

El Síndrome del Impostor. Cuando pensamos que somos un fraude

El Síndrome del Impostor. Cuando pensamos que somos un fraude. El síndrome del impostor está relacionado con la incapacidad para atribuirse los propios logros. Se calcula que aproximadamente dos tercios de la población experimentan este tipo de pensamientos en algún momento de su vida, ya que tener este tipo de ideas o sentimientos juegan a veces un papel adaptativo. Sin embargo, cuando esa sensa ...

Autoayuda síndrome del impostor

Causas del síndrome del impostor y cómo superarlo

¿Qué es el síndrome del impostor y cuáles son las causas habituales de este malestar asociado al plano profesional? El engaño puede ser objetivo, así ocurre cuando una persona miente a otra de un modo evidente. Sin embargo, el engaño también puede ser una experiencia totalmente subjetiva. ¿Has oído hablar sobre el síndrome del impostor? Este síndrome hace referencia a la creencia equivocada que ti ...

consejos de salud psicología autoestima ...

¿Qué es el síndrome del impostor? 4 claves para superarlo

Hoy hablamos en el blog sobre autoestima y logros profesionales ¿Eres una mujer profesional que no se cree sus logros? ¿Sientes que eres un fraude y qué no te mereces tus éxitos profesionales? Hoy vas a conocer la historia de Mari Cruz y 4 claves para superar el síndrome del impostor. A Mari Cruz acaban de ascenderla a jefa de planta en su empresa. Tiene a su cargo a 25 personas. Sola en su nuevo ...

Síndromes

Síndrome de abstinencia

Una de las realidades de las personas que padecen de este tipo de síndrome de abstinencia, es que muy pocas veces reconocen que esta situación les está dominando. Ellos piensan que pueden tener el control, pero no es así. Sufren en carne propia las consecuencias que este mal les ocasiona. El síndrome de abstinencia puede llegar a ser de tu vida un verdadero tormento. No puedes permitir que esto su ...

Salud Mental Síndrome de Ulises Síndrome del Emigrante con Estrés Crónico y Múltiple

Síndrome de Ulises

INTRODUCCIÓN La emigración se ha convertido en un proceso que para millones de personas genera unos niveles de estrés tan elevados que superan la capacidad de adaptación de los seres humanos. Estas personas son las candidatas a padecer el síndrome de Ulises, que hace referencia al héroe griego que padeció innumerables adversidades y peligros en sus viajes. También es conocido como Síndrome del Em ...

depresión y autoestima adolescencia ansiedad ...

El síndrome del patito feo

El síndrome del patito feo ¿En qué consiste el síndrome del Patito Feo? Si hacemos una comparativa con algunas manifestaciones psicopatológicas de la actualidad, podemos señalar diferentes cuadros que encajarían con esta descripción. El síndrome del patito feo en la actualidad El síndrome del patito feo se relaciona habitualmente con el trastorno somatomorfo. Ya que se describe como la preoc ...

Autoayuda autoayuda límites

¿Sufres el síndrome de la rana hervida?

Si se pone una rana en un cazo de agua hirviendo, la rana salta para escapar. Pero si el cazo está al fuego y lleno de agua fría, la rana poco a poco ajusta su temperatura corporal a la del agua, manteniéndose en una cierta comodidad que le impide darse cuenta de que el agua está calentándose y de que si no salta, acabará muerta. Cuando el agua está a punto de hervir, la rana no puede aumentar más ...

psicología alegría organización ...

Adios Veranín /Cómo superar el Síndrome Postvacacional

Hola a to@s!!! Cuanto tiempo eh? Casas ha estado un poco pachuchi y ha tenido que ausentarse por una temporada, pero ya está aquí y te quiere contar mogollón de cosas!! pero como todo no se puede contar a la vez, y estamos a una semana de que se acabe el verano,vamos a empezar hablando de un tema que nos trae a todos loquííísimos...y es el final de la época estival o lo que es lo mismo el Veraní ...