comunidades

Los guisantes | la legumbre que cuida tu cerebro

Los guisantes favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso, previenen el estreñimiento y combaten los radicales libres que causan el envejecimiento precoz.

Sigue leyendo para descubrir los beneficios que pueden aportar a tu dieta estas leguminosas.

Origen de los guisantes

Contrariamente a lo que muchos creen, los guisantes son legumbres no verduras. Se han encontrado restos fosilizados de guisantes en yacimientos del Próximo Oriente que han sido ubicados temporalmente en el año 8.000 a.C.

Sabemos que hacia el año 2.000 a.C. su cultivo ya se había extendido a Europa.

Aunque su origen se sitúa en Oriente Medio, su cultivo se ha establecido en diversidad de países, por lo que ya existen multitud de variedades de guisante. En España, su cultivo se da principalmente en la cuenca mediterránea.

Los guisantes crecen en vainas de 5 a 10 cm de largo que pueden albergar de 4 a 10 guisantes. Estas vainas, comúnmente denominadas tirabeques, son comestibles y también existe gran diversidad.

Propiedades nutricionales de los guisantes

Los guisantes contienen antioxidantes, que protegen las células de tu cerebro y de todo tu cuerpo del daño causado por los radicales libres.

Estas moléculas están implicadas en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

Las proteínas del guisante suponen un 5% de sus macronutrientes pero son menos digeribles que las proteínas animales, aspecto que mejora al tomarlos cocinados.

Son una fuente importante de fibra dietética. Contienen fibra soluble, que previene enfermedades cardiovasculares y ayuda a controlar la diabetes, e insoluble, que evita el estreñimiento y aumenta el tamaño de las heces.

Una dieta alta en fibra se asocia con un menor riesgo de cáncer de colon y proporciona saciedad, por lo que los guisantes pueden ser tus aliados si presentas estreñimiento y en dietas de control de peso.

Contenido en vitaminas y minerales


Vitamina C: tanto los guisantes cocidos como los crudos son una importante fuente de esta vitamina antioxidante que contribuye a la salud de los huesos, cartílagos, dientes y encías. Además, activa el sistema inmune protegiendo de infecciones y aumenta la absorción del hierro.

Vitamina K: participa en la coagulación de la sangre y en la formación de los huesos.

Hierro: mineral contenido en cada una de nuestras células que participa en el transporte de oxígeno y en la formación de glóbulos rojos. Es importante en la producción de nuevas células, hormonas y neurotransmisores (mensajeros de los impulsos nerviosos).

Manganeso: facilita diferentes procesos metabólicos y participa en la prevención del daño causado por los radicales libres.

Cobre: necesario para la formación de hemoglobina y colágeno (proteína utilizada para la estructura y reparación de tejidos).

Vitamina B1: participa en la producción de energía, principalmente a partir de los hidratos de carbono que ingieres. Favorece la transmisión de impulsos nerviosos y promueve el crecimiento.

Fósforo: desempeña un papel esencial en la formación y mantenimiento de huesos y dientes, regenera los tejidos y ayuda a mantener el pH en sangre.

Magnesio: participa en el desarrollo óseo, la construcción de proteínas, las acciones enzimáticas, la contracción muscular y el funcionamiento del sistema inmunitario. También juega un papel en el metabolismo energético y en la transmisión de los impulsos nerviosos.

Recetas con guisantes

Ensalada de pulpo y queso fresco

Ingredientes para 4 personas:
– Lechuga
– 2 tomates
– 2 latas de bonito
– 1 lata de guisantes
– 1 lata de maíz
– Pulpo cocido
– 4 patatas pequeñas
– 1 lata de espárragos
– Queso fresco
– Aceite
– Sal

Preparación:
Pela las patatas y córtalas en cuadraditos. Cuécelas al dente.
Lava la lechuga, escúrrela bien y pícala en juliana.
Pela los tomates y quítales las pepitas. Trocéalos en cuadraditos.
Escurre bien todas las conservas. Trocea también los espárragos.
Emplata: lechuga, tomate, bonito, guisantes, maíz, patata, pulpo, queso fresco y espárragos. Aliña con sal y aceite. Adorna el plato al gusto y listo.

Alcachofas con guisantes

Ingredientes para 4 personas:
– 8 alcachofas
– 150 g guisantes congelados
– 50 g jamón cocido
– 4 cuch. de aceite de oliva v.e.
– Harina y huevo para rebozar
– 1 limón
– 2 ramilletes de perejil
– 1 diente de ajo
– Sal
– Pimienta

Preparación:
Elimina las puntas de las alcachofas y las hojas duras, retira la pelusa con ayuda de una cucharilla y remójalas en agua con zumo de limón. Cuécelas enteras durante 10 minutos en ese agua con un poco de limón y sal.
Saca las alcachofas y refréscalas bajo el chorro de agua fría. Pasa las alcachofas por harina y huevo batido y fríelas en una sartén con aceite caliente. Déjalas sobre papel absorbente para eliminar el aceite de la fritura. Reserva.
Pica muy finos el ajo y el perejil y sofríe. Agrega los guisantes congelados, la sal y la pimienta y estofa media hora. Añade el jamón troceado, las alcachofas rebozadas, el perejil picado y dale un calentón al conjunto.

Tomates rellenos de arroz, guisantes, bonito y albahaca

Ingredientes para 4 personas:
– 4 tomates
– 250 g de atún
– 100 g de arroz cocido
– 100 g de guisantes cocidos
– Sal
– Aceite de oliva v.e.
– 1 rama de albahaca

Preparación:
Lava los tomates, corta una tapita en la parte superior y vacía las semillas. Pica la albahaca. En un bol mezcla el aceite de oliva, el atún, la sal y la albahaca con el arroz y los guisantes.
Si el atún es de lata, preferiblemente que sea en aceite de oliva. Al usar este atún ya no añadirás ningún aceite más.

Si tienes alguna duda sobre este post o nos quieres comentar alguna cosa relacionada, nos puedes dejar un comentario aquí o a través de nuestras RRSS, FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube.

Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En este artículo hablaremos de un tipo de hipotiroidismo muy común, de base autoinmune, conocido como enfermedad de Hashimoto. La incidencia de hipotiroidismo en la población española es del 9,1%, per ...

Recomendamos