comunidades

¿Qué tipo de vitaminas ayudan a eliminar la ansiedad?



Si padece de ataques de pánico o ansiedad una forma de eliminar los síntomas es consultar su dieta. Lo que usted consume puede afectar directamente la forma en que se encuentra. La mayoría de las personas suelen olvidar la importancia de los hábitos de alimentación saludables en el ritmo acelerado de vida actual, y procuran llenar ese vacío mediante el suplemento de varias Vitaminas. Es posible que se haya preguntado qué tipo de vitaminas le ayudan con la ansiedad y los ataques de pánico.

Hay varias vitaminas B que pueden contribuir a eliminar la ansiedad, la depresión, las palpitaciones cardíacas y favorecer un mayor efecto calmante.

Vitamina B1 (también llamada tiamina)

Los alimentos que contienen vitamina B1 abarcan: espárragos, tomates, guisantes, frijoles, soja, panes fortificados, cereales, pasta, cerdo de pescado, granos enteros, frijoles secos, maíz amarillo, frijoles negros, semillas de girasol, atún y espinaca.

La deficiencia de esta vitamina puede causar agitación nerviosa, sensación de "alfileres y agujas" e irritabilidad. Los niveles apropiados ayudan a proporcionar energía, coordinan la actividad de los nervios y músculos, y apoyan la función cardíaca adecuada. El uso prolongado de cantidades sustanciales de bebidas alcohólicas puede agotar el suministro de esta vitamina en su cuerpo.

Vitamina B3 (también llamada Niacina)

Los Alimentos que contienen Vitamina B3 incluyen: pollo, champiñones, atún, espárragos, fletán, venado y salmón.

Se considera que los niveles adecuados de esta vitamina evitan la enfermedad de Alzheimer y evitan los síntomas de flaqueza, depresión y ansiedad. Cuando se prueba en el laboratorio de experimentos con animales, esta vitamina parece funcionar de la misma forma que las benzodiacepinas como el valium.

Vitamina B6 (también llamada piridoxina)

Los alimentos que contengan vitamina B6 incluyen: plátanos, nabos verdes, pimientos morrones, atún, carnes (particularmente carne de órganos como el hígado), granos enteros, germen de trigo y espinacas.

Una carencia de esta vitamina puede causar sensaciones de tristeza, depresión, fatiga, ansiedad y pánico. Los niveles adecuados ayudan a mantener el sistema nervioso y proporcionan energía.

Vitamina B8 (también llamada Inosistol)

Los alimentos que contengan altos niveles de vitamina B8 incluyen: zarzamoras, melón, toronja, frijoles verdes, habas, lima, limas y naranjas mandarinas enlatadas.

Los niveles apropiados ayudan a calmar los síntomas de ataques de pánico y trastornos obsesivo-compulsivos.

Vitamina B9 (también llamada ácido fólico)

Los alimentos que contengan vitamina B9 incluyen: panes de grano entero, guisantes secos, frijoles secos, cereales fortificados, verduras de hoja y frutas.

La vitamina B9 se consideran alimentos cerebrales y ayuda a prevenir la fatiga y la ansiedad. Una deficiencia de esta vitamina puede causar depresión, olvido, extrema irritabilidad, anorexia e insomnio.

Vitamina B12 (también llamada Cobalamina)

Las mejores fuentes de alimentos para la vitamina B12 incluyen: hígado, carne de res, cordero de cerdo, queso, pescado aceitoso, riñón, huevos, leche, yogur, venado, vieiras y pargo asado.

Una carencia de esta vitamina puede causar depresión, cambios de humor en la pérdida de memoria, irritabilidad, palpitaciones cardíacas y fatiga.

La próxima vez que esté considerando qué tipos de vitaminas ayudan con la ansiedad y los ataques de pánico, es bueno saber que al mantener niveles satisfactorios de estas vitaminas B, usted ayudará:

mantener una buena salud mental
controlar la respuesta de su cuerpo al estrés
conservar un sistema nervioso sano

Existe ayuda para los ataques de pánico o ansiedad y los síntomas pueden reducirse o eliminarse. Porque hay muchas causas posibles, es importante ir primero al médico para un examen físico completo antes de complementar su dieta con las vitaminas B.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.
Etiquetas: ansiedad

Recomendamos