Saludterapia Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

¿Qué es el hambre de reconocimiento?

¿Qué es el hambre de reconocimiento?


Os propongo un ejercicio. Imaginaros que un día os levantáis y cuando le decís buenos días a vuestra pareja, ésta no sólo no os contesta sino que ni tan solo os mira. Podéis pensar que tiene un mal día y no darle importancia, pero vuestros hijos tampoco os dicen nada y os trata como si fuerais invisibles. Y lo mismo sucede con el vecino con el que os cruzáis en la escalera y con los compañeros de la oficina. Es como si nadie os viera, todo el mundo os ignora. ¿Cómo os sentiríais?

Puedo imaginarme la respuesta, os sentiríais fatal porque las personas somos seres sociales y necesitamos el contacto y la interrelación con los demás. De hecho, incluso las personas que sufren un secuestro largo establecen un vínculo emocional con sus secuestradores, el conocido síndrome de estocolmo porque psicológicamente soportamos peor la ignorancia o el aislamiento que el posible maltrato.

El psicólogo Abraham Maslow en su pirámide de las necesidades, desarrolla una teoría psicológica sobre la motivación y las necesidades del ser humano que nos ayuda a entender por qué actuamos de la manera en que lo hacemos. Maslow afirma que nuestras decisiones y acciones tienen como finalidad cubrir estas necesidades.

Necesidades deficitarias

Si el alimento es imprescindible para garantizar nuestras necesidades fisiológicas y garantizar nuestra supervivencia física, el reconocimiento es indispensable para asegurar nuestro bienestar emocional y nuestra salud psicológica.

Maslow establece una jerarquía entre las distintas necesidades: las necesidades deficitarias (fisiológicas, de seguridad, de afiliación y de reconocimiento) y del desarrollo del ser, la llamada autorrealización. Las deficitarias están relacionadas con una carencia, algo que la persona necesita para sentirse satisfecho, seguro y protegido y, por tanto, hará lo que sea para cubrirlas. La autorrealización, en cambio, no parte de una carencia, porque la persona ya tiene cubiertas las necesidades básicas y, por tanto, se siente bien consigo mismo. Es entonces, cuando siente el deseo de crecer y evolucionar para desarrollar todo su potencial e incluso hacer algo altruista por los demás, como ser voluntario en una ONG.

Pirámide de Maslow


Como he comentado, las necesidades deficitarias parten de una carencia, de algo que la persona necesita para su bienestar físico o psicológico. Por ello, el Análisis Transaccional incorpora el concepto de “hambre”. Si no tengo el alimento necesario para saciar mi hambre fisiológica, sentiré un gran malestar o incluso dolor, lo que me movilizará a hacer todo lo posible para procurarme el alimento que sacie esa hambre.

De igual manera, si siento que mi seguridad está amenazada, tendré una gran hambre de protección y hará todo cuanto esté en mi mano para sentirme seguro. Es por ese motivo que procuramos tener un trabajo que nos permita tener los suficientes ingresos para vivir, una casa en la que vivir, seguros de salud, vida, de hogar, etc. que cubran cualquier riesgo que pueda suponer una amenaza para nuestra seguridad.

El reconocimiento como necesidad deficitaria

El reconocimiento es entendido como la necesidad de estima; es decir, la manera en que nos valoramos nosotros mismos y también cómo nos valoran los demás.

Una vez la persona tiene cubiertas las necesidades más básicas; es decir, tiene asegurado el alimento, un techo y se siente seguro y protegido, por tanto, aquellas que tienen relación con aspectos físicos, buscamos satisfacer nuestras necesidades emocionales.

El reconocimiento por parte de los demás, fortalece nuestra autoestima, haciéndonos sentir más seguros y capaces, aumentando así nuestro bienestar y nuestra felicidad. Que las personas que nos rodean nos den un feedback positivo y reconozcan nuestros logros, lo que hacemos por ellos y, en definitiva, nuestra propia persona, hace que nos sintamos personas valiosas dentro de la sociedad en tanto que contribuimos con nuestras acciones al bien común.

Es importante recordar que el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos se ve influido por cómo nos tratan los demás y las opiniones que tienen acerca de nuestra persona.

Por tanto, si tenemos reconocimiento nos sentiremos satisfechos con nosotros mismos y si no obtenemos reconocimiento nos sentiremos inseguros, apareciendo problemas de inferioridad y baja autoestima.

Reconocimiento positivo y reconocimiento negativo

Como ya he comentado, todos necesitamos ser reconocidos y valorados por los demás. Es una necesidad deficitaria y, por tanto, haremos todo lo posible por satisfacerla.

Para fomentar nuestro autoconcepto y nuestra valía y sentirnos felices, necesitamos el reconocimiento positivo de las personas que nos rodean mediante elogios a nuestros logros, que muestren interés por nuestra persona, por cómo nos sentimos y lo que necesitamos, que nos aprecian y que se encuentran a gusto en nuestra compañía. Cuando esto sucede, nos sentimos valorados y aceptados por nuestro entorno, lo que nos genera sentimiento de pertenencia y bienestar emocional.

Si no obtenemos reconocimiento positivo o no en la medida que lo necesitamos, estaremos, como explica el Análisis Transaccional, ante una situación de escasez y de hambre de reconocimiento. Es entonces cuando buscaremos el reconocimiento negativo porque, como ya he explicado, las personas preferimos que nos traten mal a que nos ignoren por completo.

Niño llamando a la atención de sus padres con un comportamiento errático
Sé que puede resultar chocante. Por eso, os pondré un ejemplo para ilustrarlo. Recuerdo un caso en que unos padres trajeron al su hijo a terapia por su mal comportamiento. Había pasado de ser un niño modélico a portarse fatal tanto en casa como en el colegio, Sacaba malas notas, se metía en peleas con sus compañeros y desafiaba a sus padres, provocandoles para que le riñeran. Sus padres no lo entendían porque su hijo tenía todo lo que quería, le compraban todos los caprichos que pedía y aún así su comportamiento era cada vez peor. ¿Qué había sucedido? A lo largo de las sesiones se puso de manifiesto que sus padres trabajaban mucho y además tenían una intensa vida social, con lo que el niño siempre estaba con actividades extraescolares y canguros. Es decir, los padres no pasaban tiempo con su hijo, no jugaban con él ni se interesaban por cómo le iba en el colegio y con sus amigos. El niño no obtenía reconocimiento positivo, por tanto, tenía un mal comportamiento porque así llamaba la atención de sus padres. “MIentras me riñen o castigan, me miran y están pendientes de mí”, me confesó el niño un día.

Cuando los padres fueron conscientes del orígen del mal comportamiento de su hijo y empezaron a pasar tiempo de calidad con el niño, éste volvió a tener un comportamiento normal y a sentirse valorado por sus padres y feliz.

A falta de reconocimiento positivo, preferimos reconocimiento negativo.

En todas las relaciones personales necesitamos reconocimiento positivo. En las organizaciones, cuando los trabajadores no se sienten valorados por sus superiores, o sus compañeros inician juegos psicológicos y provocan malentendidos y conflictos para obtener reconocimiento negativo.

Por tanto, si queremos que nuestras relaciones, tanto en nuestra vida personal como en nuestra faceta profesional, sean sanas, satisfactorias y enriquecedoras, tenemos que dar reconocimiento positivo.

Tips para fomentar el reconocimiento positivo


Ser educado, saludar a la persona, pregúntale qué tal el fin de semana, pedir las cosas con amabilidad.

Establecer contacto visual y cuidar nuestro lenguaje corporal.

Interesarnos de manera sincera por la otra persona. Por ejemplo, si sabemos que tiene un familiar enfermo, interesarnos por cómo se encuentra.

Si sabemos que está pasando por un al momento, ofrecerle nuestro apoyo y nuestra ayuda.

Respetar sus opiniones y sentimientos, teniendo conversaciones asertivas en las que estén presentes la escucha activa, el respeto y el diálogo.

Dar las gracias cuando nos hacen un favor.

Pasar tiempo de calidad con la otra persona.

Alegrarnos y felicitarla por sus logros.

No hacer críticas destructivas. Podemos dar nuestra opinión pero siempre desde el respeto y sin humillar ni menospreciar a la otra persona.

Valorar a la otra persona y decirle que es importante para nosotros. Muchas veces damos por supuesto que la otra persona sabe que la queremos y no lo decimos y, quizás ella necesite oirlo. Por tanto, no escatimemos las muestras de afecto y de cariño, sobre todo, si se trata de nuestra pareja, familiares y amigos íntimos.
Si damos reconocimiento positivo, estamos retroalimentando la autoestima y seguridad en si misma de la otra persona, al mismo tiempo que reforzamos nuestra relación y evitamos posibles conflictos derivados de la falta de reconocimiento.

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La trampa del pensamiento positivo

Todos hemos oído que atraemos aquello que pensamos, que visualizando podemos lograr todos nuestros objetivos, que si no conseguimos aquello que deseamos es porque tenemos un pensamiento negativo y nos ...

¿Qué es el hambre de reconocimiento?

Os propongo un ejercicio. Imaginaros que un día os levantáis y cuando le decís buenos días a vuestra pareja, ésta no sólo no os contesta sino que ni tan solo os mira. Podéis pensar que tiene un mal dí ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Consejos para Adelgazar Programación Neuro-Lingüística (PNL) adelgazar con pnl ...

¿Qué es el hambre emocional?

Muchas veces sin saber exactamente porque,  comemos sin hambre física, es lo que se llama  hambre emocional,  y es cuando hemos asociado determinados patrones de conducta al acto de comer. Por ejemplo, atiborrarnos de pasteles sí estamos deprimidos, o no saber parar de comer cuando llegamos cansados por la noche a casa. El hambre emocional está compuesto por  patrones de conducta asociados a emoci ...

Autoayuda

Conciencia emocional: 5 claves del reconocimiento de emociones

Blog de Ayuda Psicológica en Línea Hablar de conciencia emocional es hablar de uno mismo, de nuestros sentimientos y del reconocimiento de emociones ajenas. A veces parece que existe una barrera que nos impide hacerlo, y es que la falta de conciencia emocional es más común de lo que se cree. La conciencia emocional es la capacidad de identificar las emociones (propias y ajenas), comprender su sig ...

Blog Stop kilos

¿Por qué siempre tengo hambre?

¿Por qué tengo hambre a todas horas? ¿Sientes tener hambre a todas horas? “Acabo de terminar de comer ¡Y ya estoy con hambre de nuevo!” Una de las frases más repetidas hoy en día junto a su antagonista “ ¿Por qué engordo si no como? ” La pérdida de peso es un poco más complicado que simplemente contar “calorías, calorías”. Aunque eso es ciertamente importante, controlar las hormo ...

uncategorized pasar hambre perder peso ...

Por qué no es bueno pasar hambre

Por que no es bueno pasar hambre ?

Pasar hambre o restringir calorías sigue manteniendo cierta popularidad entre las personas que quieren perder peso. Especialmente en personas jóvenes que piensan que se puede obtener un cuerpo delgado en cuestión de semanas, por lo que suelen optar por dietas restrictivas. Debes de ser muy cuidadoso ya que tendrás déficit de vitaminas y minerales, pasar hambre te hará sufrir el efecto rebote o tam ...

psico-you blogger valencia bloggers españa ...

¿Qué es el Mindfulness?

Qué es el Mindfulness?

Conoce el Mindfulness a través de este artículo redactado por la psicóloga Sandra Herreros para Flordselva Magazine. Al igual que pido a los demás (no sólo pacientes, sino gente de mi alrededor), voy a dejar libres mis alas y voy a hablar en un tono más reflexivo que en otras ocasiones, sobre un tema que me apasiona? Sígueme! Mil y una veces me he sentado en el ordenador a escribir o a trabajar, o ...

Terapia Psicologica Adultos abstinencia de alcohol adicciones malaga ...

¿Qué es el delirium tremens?

¿Qué es el Delirium Tremens? El “delirium tremens” significa “delirio tembloroso” y forma parte de los trastornos de la conciencia. Es causado por una enfermedad médica o por el consumo de alguna sustancia (este tipo de delirio está asociada a la abstinencia alcohólica o algunos tipos de sedantes). Cuando el síndrome de abstinencia es notablemente grave y agudo, entonces hablamos de d ...

desánimo dieta equilibrada estrés ...

Sabéis qué es eso de “El síndrome post-vacacional”???

Pues es lo que estáis viviendo ahora mismo!! Sensación de apatía, desánimo, irritabilidad, nerviosismo, falta de motivación, insomnio… Es lo que sucede después de haber estado unas semanas de vacaciones, sin estrés, desconectados del trabajo, disfrutando del tiempo libre… Estos síntomas los padecen un 30% de la población, pero tranquilos que suelen durar como máximo 15 días. Os dejo unos consejos ...

beriberi nutrición nutrición a las 6 ...

El beriberi ¿qué es y cómo tratarlo?

El lunes pasado hablábamos de la tiamina o vitamina B1 y que su déficit producía una enfermedad conocida como beriberi, descubierta por el médico holandés C. Eijkman de forma accidental. Pero, ¿qué es el beriberi? El beriberi es una enfermedad grave que tuvo una alta prevalencia, hacia finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, particularmente en personas pobres de Asia cuyo alimento básico e ...

¿Qué es? hábitos

Qué es el hábito

El hábito es cualquier comportamiento aprendido (no es innato, no nacemos con ningún hábito) mediante la repetición, que se realiza de forma habitual y automática sin apenas pensar en ello. Es un elemento básico del aprendizaje humano. Según los científicos los hábitos, sean positivos o nocivos, se crean porque el cerebro siempre busca la forma de ahorrar esfuerzo, intenta modificar cualquier ruti ...

¿Por qué tienes hambre cuando no deberías?

Nos pensamos que para adelgazar solo hace falta fuerza de voluntad y aguantar si tenemos hambre a deshoras, pero no es cierto. Para adelgazar es necesario llevar una dieta saludable, sin pasar hambre, aprendiendo del proceso y hacerlo de forma gradual. Estar todo el día con hambre provoca que sintamos más necesidad de comer aquello que no nos beneficia. Existen diferentes factores por los que tene ...