Idea guardada 9 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Flujo vaginal normal: ¿Cuándo y por qué se produce, cómo puedes controlarlo?

¿Te has preguntado qué es el flujo vaginal y por qué lo experimentas? Aunque es normal que las mujeres se quejen de tener flujo vaginal, este desempeña un papel beneficioso para tu sistema reproductivo ya que mantiene la vagina limpia y saludable y previene las infecciones. Debido a los cambios en su color, consistencia, cantidad y, a veces en el olor, el flujo vaginal puede ser preocupante, especialmente si los cambios son repentinos e inesperados. Cada mujer debe conocer las características de su flujo normal, para ser capaz de notar cuándo algo va mal.

Probablemente el aspecto más frustrante del flujo vaginal es que puede aparecer todos los días de tu ciclo menstrual. En este artículo hablaremos sobre las secreciones vaginales normales y cómo reconocer sus características en diferentes momentos del ciclo.

¿Qué es el flujo vaginal normal?

El flujo vaginal normal (o moco cervical) se define como un fluido producido por las glándulas dentro de la vagina y el cuello uterino, que a su paso expulsa las células muertas y bacterias, evita el paso de los agentes patógenos hacia el útero y por tanto, mantiene las infecciones a raya. El equilibrio entre las bacterias que lo componen, ayuda a mantener el pH ácido de la vagina.

flujo vaginal olor blanco
El moco cervical típicamente es claro, blanquecino, amarillento o de color pálido, tiene una consistencia relativamente delgada y no tiene mal olor. La cantidad promedio normal de flujo vaginal es una cucharadita o 2 mg.

Las características del flujo vaginal son mayormente influenciadas por variaciones que tienen lugar a lo largo del ciclo menstrual. Algunos de los factores que más influyen son los niveles de estrógeno frente a los niveles de progesterona, el embarazo, los medicamentos hormonales, el estrés, los hábitos alimentarios, el sistema inmunológico y la higiene personal.

¿Cómo varía el flujo vaginal normal a lo largo del ciclo menstrual?

Además de ayudar a entender cómo funciona el sistema reproductivo, el seguimiento de los cambios en el flujo vaginal también puede ayudar a identificar los días más fértiles en caso de que la mujer esté tratando de concebir. Echa un vistazo a los cambios que experimenta el flujo vaginal en función de las diferentes fases de tu ciclo menstrual.

1. Moco cervical clara de huevo. Este tipo de flujo obtuvo su nombre debido a la similitud que tiene con la clara de huevo crudo. El color suele ser transparente o ligeramente blanco, se puede estirar una o dos pulgadas sin romperlo y no tiene olor fuerte. Normalmente se presenta en la mitad del ciclo menstrual, durante la ovulación, y es el resultado de un aumento en los niveles de estrógeno.

El moco cervical clara de huevo es el más fértil, ya que permite que las células de esperma viajen con vigor hacia el útero y se unan con el óvulo.

2. Flujo vaginal acuoso. La secreción vaginal acuosa, como su nombre indica, tiene una consistencia muy líquida. El color suele ser claro, aunque puede ser bastante blanquecina si se acumula gran cantidad, y su olor es bastante almizclado. El moco cervical acuoso es el segundo mejor para la concepción, ya que también permite que los espermatozoides viajen hacia el útero. Se produce una vez que se acerca la ovulación y dura hasta que esta comienza.

3. Flujo vaginal cremoso. Este flujo vaginal se caracteriza por su consistencia cremosa o gruesa, que se siente muy similar a una loción cuando se frota entre los dedos. Suele ser de color blanco nacarado o amarillo pálido y no tiene olor. Debido a su textura gruesa, el flujo vaginal cremoso restringe en gran medida el movimiento de los espermatozoides, por lo que se considera menos fértil. Puede producirse hasta siete días antes de la ovulación y tiene una duración de 2 a 3 días.

4. Flujo vaginal pegajoso. El flujo vaginal pegajoso suele ser de color claro o blanquecino, tiene una consistencia pastosa y se siente un poco como pegamento. Dado que dificulta bastante el paso de los espermatozoides hacia el útero, se considera el tipo menos fértil. Se produce justo antes y después del período, por lo general dura hasta el comienzo del período o hasta que los niveles de estrógeno aumenten ligeramente y la descarga vaginal se torne cremosa.

¿Es normal tener flujo durante el embarazo?

La respuesta es sí. Cuando se queda embarazada, la mujer experimenta un cambio en su equilibrio hormonal estrógeno-progesterona, ya que los niveles de estrógeno aumentan dramáticamente. Esto resulta en un tipo de flujo vaginal abundante conocido como “leucorrea” o “flujo blanco”. La embarazada podrá experimentar hasta 30 veces más flujo de lo normal, lo que lleva a una sensación húmeda y pegajosa en su vagina. Estas secreciones pueden ser de color claro, blanquecino e incluso de color amarillo pálido, de consistencia delgada y sin olor.

La cantidad de flujo aumenta a medida que avanza el embarazo, con un pico hacia el final del mismo porque los niveles de estrógeno serán increíblemente variables. Durante el tercer trimestre, también se produce la salida del tapón mucoso, lo que aumenta la cantidad de flujo aún más. El tapón mucoso es una bola de moco que sella el cuello del útero durante el embarazo, evitando el paso de los agentes patógenos hacia el útero. Cuando el cuello del útero adelgaza, se libera algo de sangre, por eso el tapón mucoso suele aparecer mezclado con estrías de sangre. Puede salir completo de una vez en forma de bola, o simplemente puede salir poco a poco incrementando la cantidad de flujo vaginal durante varios días. Esto indica que el cuerpo ya se está preparando para el parto.

¿Es normal tener flujo vaginal después del embarazo?

Loquios es el nombre que recibe la secreción vaginal que se produce durante el período posparto. Se compone de sangre, tejido de la mucosa vaginal y bacterias. Durante los primeros días después del parto, la descarga contiene una buena cantidad de sangre, incluso puede ser muy similar a una menstruación abundante. Los loquios pueden liberarse en pequeños chorros o fluir de manera más uniforme. En el transcurso de la siguiente semana y media, su color debe ir aclarando, de modo que tras 2 o 4 días su color sea rosado claro y su consistencia acuosa. Diez días después del nacimiento, no debería haber ninguna raya de sangre o manchas. En su lugar, la mujer debe tener una pequeña cantidad de flujo blanco o amarillento.

¿Es normal tener flujo vaginal después del período?

Muchas mujeres experimentan flujo amarronado en el último día de su período, así como uno o dos días después del mismo. Este es un hecho normal y ocurre debido a que la vagina expulsa el moco cervical normal junto con restos de sangre y tejido endometrial. Como no hay más sangrado, el flujo es de color marrón en lugar de rojo brillante. La consistencia por lo general es un poco gruesa y su olor se parece al olor del período. El color de este flujo debe aclararse en los próximos días hasta ser claro o blanquecino nuevamente.

¿Es normal tener flujo vaginal durante y después del sexo?

Si tienes flujo vaginal excesivo durante el sexo, tenemos buenas noticias para ti, esto es absolutamente normal. La excitación sexual hace que de las glándulas que se encuentran por encima y debajo de la abertura vaginal (glándulas de Skene y Bartholin) produzcan un líquido transparente-blanquecino y resbaladizo que lubrica la vagina y facilita las relaciones sexuales. La cantidad depende únicamente de lo tan excitada que estés. Estas glándulas continuarán produciendo dicha secreción incluso después que la relación sexual ha concluido.

¿Es normal tener flujo blanco con mal olor?

Un olor fétido que proviene de la vagina es un signo de infección, especialmente si se tiene un flujo vaginal anormal que se acompaña de prurito vaginal o vulvar, hinchazón y / o enrojecimiento, ardor al orinar, dolor durante el coito y dolor abdominal bajo. Si la descarga es de color blanquecino y tiene estas características que hemos mencionado, lo más probable es que la mujer tenga una infección por levaduras o candidiasis. Algunos de los factores de riesgo para desarrollar la candidiasis son:

Tomar antibióticos o medicamentos esteroides

Hacer cambios en el estilo de vida habitual

Comer muchos alimentos azucarados
Otra posibilidad sería la vaginosis bacteriana, que provoca síntomas similares a la infección por levaduras, tales como una secreción anormal con olor fuerte y desagradable, o peor aún, puede tratarse de una ETS. Ante este tipo de síntomas se recomienda acudir al médico en busca del diagnóstico y tratamiento adecuado.

¿Cómo controlar una secreción vaginal excesiva?

Para hacer frente al flujo vaginal excesivo, hay varias cosas para tener en cuenta. En primer lugar, si la descarga se produce como parte normal de tu ciclo menstrual o el embarazo y no es causada por una infección, no hay mucho que puedas o debas hacer al respecto. En este caso mantenerte fresca sin ser excesivamente diligente en tus hábitos de higiene es esencial para lograr comodidad.

1. No intentes lavarte con demasiada frecuencia ni uses productos de higiene perfumados. Cuando el flujo vaginal te molesta, lavarte la zona genital frecuentemente puede ser muy tentador. Desafortunadamente, la mayoría de los productos de higiene incluyendo jabones perfumados, desodorantes y aerosoles afectan el pH de la vagina y eliminan a las bacterias buenas. Esto puede conducir al desarrollo de una vaginosis bacteriana. Al mismo tiempo, dichos productos contienen químicos que son perjudiciales para la piel, dan lugar a irritaciones, erupciones cutáneas e incluso ampollas.

Lo que se recomienda es utilizar solo agua para mantener la zona íntima fresca y evitar olores. Un jabón suave sin perfume es aceptable, siempre y cuando se use en cantidades muy pequeñas y sólo una vez al día.

2. Mantente alejada de tampones y protectores diarios. Muchas mujeres recurren a los tampones o protectores diarios para controlar su flujo vaginal diario. Esta solución parece muy eficiente ya que impide los malos olores y la humedad en la ropa, pero lo que muchas no saben es que estos artículos interfieren con el entorno vaginal normal y alteran su pH ácido, creando un caldo de cultivo para las bacterias. En lugar de tampones y protectores diarios, debes considerar el uso de toallas sanitarias porque no causan ningún cambio en el ambiente vaginal.

3. Cambia tu ropa interior con más frecuencia. Otra variante junto a las toallas sanitarias es cambiar tu ropa interior con frecuencia. Puedes tener varias piezas en tu bolso para esos momentos en que la vagina se humedece. Además, asegúrate de incluir un paquete de toallitas húmedas para limpiar tus genitales antes de cambiar la ropa interior.

No olvides que las prendas holgadas son tus mejores aliadas para controlar el exceso de flujo. La ropa apretada puede alterar el pH de la vagina, sin dejar de mencionar que no permite la ventilación de la zona íntima. Por eso, se es más propensa a sudar y se favorece el exceso de secreción. Si es posible, duerme sin ropa interior para permitir que la piel se ventile mejor.

4. Se cuidadosa con el uso de los baños públicos. Usar el baño del centro comercial, restaurante o piscina es algo cotidiano, pero la mayoría de las veces, estos sitios están plagados de bacterias y agentes patógenos que pueden causar infecciones vaginales. Si utilizas baños públicos a menudo, asegúrate de tener una pequeña botella de desinfectante y un paquete de toallitas húmedas. Utiliza el desinfectante antes y después de usar el baño, usa las toallitas húmedas para limpiarte en lugar del papel higiénico disponible.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: Otrosnormal

Recomendamos

Relacionado

Flujo vaginal amarillo

Causas comunes del flujo vaginal amarillo: ¿cómo tratar el flujo anormal?

El flujo vaginal cumple una importante función de limpieza en el sistema reproductivo femenino. Es el líquido producido por las glándulas dentro de la vagina y el cuello uterino, que por lo general arrastra bacterias y células muertas, manteniendo las infecciones a raya y la vagina limpia. La mayoría de las veces el flujo vaginal es absolutamente normal y no debe ser un motivo de preocupación. La ...

Otros abundante

¿Cuándo el flujo vaginal abundante es normal y cuándo no?

Si bien el aumento en la cantidad de flujo vaginal es más común durante la ovulación, hay otros momentos en los que se puede experimentar secreción vaginal abundante. Este artículo te ayudará a reconocer cuándo es normal, y cuándo puede ser un motivo de preocupación. ¿Cuándo el flujo vaginal abundante es normal? A veces experimentar grandes cantidades de moco cervical es perfectamente normal. El c ...

sexualidad consejos copas menstruales ...

¿A qué se puede deber este flujo vaginal blanco, cremoso o color café?

Puede ser que a veces notemos un flujo blanco o puede ser que a veces tengamos un líquido extraño que sale de la vagina y que no podemos identificar, es por ello que es importante que cada mujer esté informada de los procesos de su organismo y conozca los tipos de flujo vaginal que existen y de esta forma no correr sustos innecesarios. 5 tipos de flujos vaginales y su significado ¿Quieres saber ...

mujer otros ovulacion

Flujo vaginal durante la ovulación

El flujo vaginal durante la ovulación cambia su color y consistencia de vez en cuando, sobre la base de las diferentes etapas en el ciclo menstrual. El flujo vaginal es un fenómeno normal que está presente en todas las mujeres con edad reproductiva. Este no es más que el moco conocido como moco cervical y producido por las glándulas de la vagina y el cuello uterino. La función de este flujo vagina ...

mujer otros embarazo

¿Es normal tener flujo vaginal durante el embarazo?

http://www.flujovaginal.com/e/candidiasis/El aumento del flujo vaginal es una parte normal del embarazo, pero es importante mantener la vigilancia sobre él y comunicarle al médico si se nota algo inusual, por ejemplo un cambio en el olor, si se presenta dolor, picazón o cualquier molestia en el área vaginal. Ante estos síntomas es posible que la mujer tenga una infección, como la candidiasis , que ...

Flujo vaginal claro

Flujo vaginal claro: ¿es normal?

El flujo vaginal es un líquido producido por las glándulas dentro de la vagina y el cuello uterino, que tiene como función principal mantener la limpieza de la zona, expulsando células muertas y bacterias. El color y la consistencia del flujo vaginal normal depende estrictamente del momento en tu ciclo menstrual: es blanco y grumoso después del período, más acuoso antes de la ovulación, claro y re ...

flujo vaginal transparente v

¿Por qué mi flujo es transparente y similar al agua?

El flujo vaginal es una secreción blanquecina de la vagina o el cuello uterino, conocido como “flujo blanco”. Estas secreciones están presentes como un proceso normal en todas las mujeres que se encuentran en una edad fértil. Este flujo se compone de moco cervical producido por las células del cuello del útero, células vaginales y bacterias que normalmente habitan en la vagina. Si pres ...

Flujo vaginal blanco

¿Por qué me sale flujo blanco?

Es muy común que una mujer experimente flujo vaginal blanco durante sus años reproductivos. Dicho flujo no siempre es patológico. Es, por tanto, muy importante conocer las diversas causas de tu flujo blanco. Entre las posibles causas se encuentran las infecciones, condiciones médicas y variaciones normales. Empecemos con la descripción de un flujo vaginal normal. Flujo vaginal normal Una vagina sa ...

Otros menstruación

Flujo vaginal antes del período: lo que es normal y lo que no

El flujo vaginal antes del período es un fenómeno absolutamente normal, que realiza una función protectora importante para el sistema reproductor femenino. El flujo ayuda a eliminar las células muertas y bacterias, evitando así en gran medida las infecciones ginecológicas. Sin embargo, lo que debemos vigilar es su color, olor, consistencia, cantidad y la presencia o ausencia de síntomas adicionale ...

pareja o sexualidad salud femenina otros ...

¿Es normal tener flujo vaginal abundante?

El flujo vaginal abundante es una ocurrencia común en las mujeres sexualmente activas o no. Generalmente causado por desequilibrios hormonales o el aumento en los niveles de estrógenos, el aumento de flujo puede producirse de forma normal en momentos específicos del ciclo menstrual, o puede ser el resultado de una infección o enfermedad subyacente más seria. Sigue leyendo para saber más sobre las ...