comunidades

El ansia por la comida

Siglo XXI. Tenemos las mayores comodidades de la historia, toda la información que deseamos a solo un clic, se producen avances continuos en sanidad que nos aumentan la esperanza de vida, conocemos más que nunca el universo… Hemos avanzado más en los cien últimos años que en toda la historia de la humanidad. Y ahora ¿Qué pasa con nuestra alimentación y Actividad Física? ¿Hemos avanzado? ¿Por qué tenemos las mayores tasas de obesidad de la historia?

Vivimos rodeados de comodidades y disfrutamos al máximo de los placeres que nos da la vida, podemos optar a todo en un breve periodo de tiempo y sin hacer casi ningún esfuerzo. El ser humano ha logrado prácticamente tener una sola preocupación: Disfrutar de la vida.  En la cual el único objetivo debe de ser alcanzar la felicidad y mantenerla el máximo tiempo posible.

Podría empezar enumerando millones de placeres, pero me voy a centrar en uno muy específico: La comida.  Quien no conoce el placer de disfrutar de una película en el salón de casa con una buena pizza y un refresco, disfrutar de un cigarrillo después de la hamburguesa del sábado por tarde, un helado con tu pareja en el parque, o el placer de comer un buen chuletón con patatas fritas en la reunión de empresa. La vida bien entendida está  llena de placeres y comodidades, ¿no crees? ¿A cuántas personas piensas que realizar estas conductas les haría muy muy felices? Yo te lo digo, al 90% de la población. Casualmente, es el mismo porcentaje de personas con enfermedad cardiovascular en EE.UU. y en riesgo de muerte. Personas a las que le dijeron o cambias tus hábitos alimenticios o te morirás por padecer obesidad, y efectivamente, prefirieron la comida que la vida.

20140301_185807_6_bestshot
No hay nada de malo en que tomemos un helado con nuestra pareja en el parque o en acudir a una cena de empresa. El problema es el abuso de la comida.  En los países desarrollados hay una relación entre la comida excesiva y el placer que nos está matando. Placer rápido y sencillo que nos aporta felicidad instantánea, y aquí es donde yacen los problemas principales: la falta de autocontrol y la desinformación.

A la mayor parte de la sociedad actual, sobre todo en occidente, solo le preocupa el sabor de la comida y no los nutrientes que esta les aporta. A veces he llegado a presenciar conductas propias de personas adictas en cadenas de restaurantes de comida rápida. A continuación os voy a contar un caso personal para que comprendáis hasta que punto nos estamos obsesionado con la comida y a los extremos a los que estamos llegando. Pero primeramente quiero poneros en situación. Quiero que penséis en el momento en el que tenéis mucha hambre y coméis mucho más rápido, con más ansia de lo normal, necesitáis energía rápida porque lleváis mucho tiempo sin alimento y preferís la energía antes que sentaros a disfrutar del plato con calma. ¿Estáis ya en situación? Pues así me sentía yo y creo, repito lo de creo, el protagonista de mi historia también.

Recién llegado a Londres, de esos días que solo te dedicas a pasear por los sitios más famosos de la ciudad, acabamos parando para comer en una conocida cadena de comida rápida que elabora hamburguesas y patatas fritas. Esta cadena vende los productos a precio bastante bajo haciendo que se formen colas enormes y ese día no fue menos, unos quince minutos esperando para llevarnos algo a la boca. Pues bien, allí estábamos con nuestro menú low cost, disfrutando del sabor de la sal, grasas saturadas y grasas trans. La verdad que estábamos bien cómodos, poniéndonos hasta las cejas con el menú. Recuerdo que casi no hablábamos, solo para pedirnos el kétchup.

obesidad-comida
Hasta aquí todo bastante normal, lo que no os he contado todavía es la persona que teníamos en la mesa de enfrente y que además había hecho cola durante quince minutos delante de nosotros. El hombre que consiguió centrar mi mirada durante unos diez minutos tendría unos treinta años, mediría 180 cm y rondaría los 150 kg. Tenía cuatro hamburguesas XXL, un saco de patatas fritas (no sé cuántas cajitas podría llegar a tener, quizá cinco) y un refresco. Este último también era XXL y llevaba azúcar, como no… La verdad que en ese momento aquél hombre era el rey del lugar o por lo menos estoy seguro que él así se sentía. Cuando comía parecía poseído por la hamburguesa y el sabor de esta le estaba llevando a otro mundo, a otra dimensión, era muy impactante ver como engullía. Sí: engullía. Eso no era comer. Aquella escena duro unos diez minutos, luego se levantó y se fue como si nada hubiera pasado. Diez minutos de placer equivalente a la comida para día y medio. Sorprendente.

En fin, con este ejemplo quiero que veáis que controlar el ansia por comer debe de ser uno de los mayores pasos que debéis de dar para perder peso. Además, al comer más lento es cuándo realmente empezareis a disfrutar de la comida, ya que la saboreareis durante más tiempo.

El ansia por la comida es uno de vuestros mayores enemigos. Debéis de mantenernos calmados y saber que con cierta cantidad será más que suficiente. Así que cuando vayáis a realizar la próxima comida respirad y pensad lo que vais a comer. No toméis más cantidad de vuestra idea inicial. Simplemente sentaos y disfrutad lentamente del placer que os aporta el plato que tenéis delante. El hombre del ejemplo anterior solo buscaba la sensación de saciarse de forma rápida, estoy seguro de que disfrutó de sus hamburguesas y patatas fritas, pero quizá no tanto como si hubiera comido más despacio.

Recordad, debéis de tomarlo con calma, hay momentos en los que será difícil pero hay que seguir esta pauta. Como norma general el cerebro tarda unos quince minutos en detectar el aporte de comida y dar la sensación de estar lleno. Estoy seguro que el hombre si hubiese comido más lento con la mitad de comida hubiera obtenido la misma sensación de saciedad y hubiera disfrutado más tiempo de las hamburguesas y patatas fritas.

.

Fuente: este post proviene de Practica Vida, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Educación Nutricional Comida rápida

Comida rápida, ¿Por qué nos engancha?

La comida rápida, o fast food, es una de las dietas más seguidas por la sociedad de hoy en día, convirtiéndose en toda una referencia alimenticia para algunas familias. Debido a las tendencias actuales, a las maratonianas jornadas laborales y a factores de presión como la publicidad, la comida rápida, se establece como una opción que siguen a diario millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿S ...

dietas y nutrición alimentación y recetas garbanzos ...

Hamburguesas de garbanzos y quinoa, y cuatro reflexiones sobre el placer y la compulsión

A mi hija le encantan las hamburguesas vegetales, a veces cuesta salir airosa con este tipo de receta: puede que la masa presente un exceso de humedad, o queden sosas, o se desmonten. Entre mis trucos para elaborar con éxito estas hamburguesas está el confeccionarlas del tamaño de minihamburguesas, meterlas en la nevera durante un par de horas antes de pasarlas por la sartén para darle consistenc ...

Comer por ansiedad: adicción a la comida

Llevo a dieta años, de manera cíclica empiezo una, estoy  un tiempo, la dejo... He probado de todo, muchas veces he conseguido, con mucho sufrimiento y pasando hambre, bajar algo de peso.. pero al poco tiempo lo recuperé, incluso yendo a peor... el dichoso efecto rebote. Lo peor de todo es la ansiedad por comer: pienso todo el rato en comida. Quiero comer más sano, pero si tengo un mal día "c ...

Coaching para Adelgazar Mente Sana Programación Neuro-Lingüística (PNL) ...

Ahora no siento tanta envidia por comer comida basura

Comer compulsivamente no sólo tiene costes elevados en tu Vida sino que además es una fuente inagotable de sufrimiento. Cuando uno usa la comida u otra droga para evadirse de situaciones o sensaciones que le agobian, tiene que tener claro que esta actitud no va a resolver ninguno de los problemas. Y para que quede claro de lo que te hablo en este artículo, aquí te dejo la definición de adicción qu ...

Coaching para Adelgazar Frases motivacionales de coaching para adelgazar mindfulness ...

Tener más consciencia del Placer, hace que la Compulsión caiga en picado

Paradójicamente a lo que pudiera parecer, sumar placer a tus comidas saludables hará que por un lado te “adicciones” a comida natural y saludable, y por otro lado el comer placenteramente hace que disminuya el ansia por comer. ¿Por quÉ? Porque cuando se come con ansia no hay placer (llega un momento que la cantidad de comida que tragamos, hace que caiga en picado la sensación de placer), además ...

dietas y nutrición blog - noticias ponerse en forma ...

¿Tomarías comida basura si supieras lo que cuesta quemarla?

Si supieras la cantidad de actividad física que tienes que hacer cada vez que tomas comida basura, ¿crees que reducirías su consumo? Si supiera que, por ejemplo, para quemar las calorías que contiene una hamburguesa (hablamos de hamburguesa con su pan, bacon, queso y salsas), unas 755 kilocalorías, es necesario caminar a paso rápido durante 2 horas o correr a 10 km/h durante aproximadamente 1 hora ...

Reflexiones

Jugando con la comida

LA COMIDA, eso con lo que se juega. Un bien preciado que en lugar de honrarlo con el mejor de los cuidados, a menudo se desprecia o se castiga su disfrute. La comida mueve el mundo, por carencia o por excedencia. Una necesidad básica convertida en lujo innecesario o en sobrealimentación ostentosa. Un despropósito digno de locura. Vivimos en un mundo obsceno, en el que medio mundo se muere de hambr ...

ALIMENTOS ADICTIVOS

Alimentos adictivos: controla su consumo

Muchas veces tomamos nuestra alimentación diaria como algo automático, sin ponernos a pensar sobre aquello que consumimos o con relación a los hábitos que mantenemos. ¿Comemos realmente lo necesario para optimizar el rendimiento de nuestro cuerpo y potenciar nuestra salud? En ocasiones somos víctimas de los llamados alimentos adictivos, que se vuelven irresistibles y no son necesariamente saludabl ...

Dietas

5 tips para acabar con los antojos y dejar de comer comida basura o chatarra

Considero que la comida chatarra es una bomba subestimada, esperando para reventar – algo mucho más sofisticado que la típica etiqueta de promoción que te saluda cada vez que entras a la tienda. ¿Sabías que hay en realidad una fórmula para este tipo de cosas? El azúcar, la grasa, la sal. Sí, eso significa que no es 100% tu culpa el regresar a comprar más. [td_block_ad_boxspot_id=”custom_ad_2 ...

comida chatarra hígado fast-food ...

La comida chatarra y el hígado

Imagen Hoy en día donde el tiempo muchas veces va en contra de las labores que tenemos que realizar a diario, un gran escape para “satisfacer” los horarios de alimentación es acudir a las tan perseguidas comidas rápidas o “fast-food”, sin tener en cuenta que por salir del paso le estamos haciendo serios daños al hígado. Este tipo de alimento es rico en grasas saturadas, sal ...