Blog de Rebeca_Navas Idea guardada 0 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

Cómo tratar y prevenir los principales problemas del verano

Picaduras, vómitos, diarreas y caídas

mujer


El verano es época de playa, paseos, diversión... pero también puede tener sus inconvenientes para toda la familia, en especial para los niños, como picaduras, heridas, vómitos o intoxicaciones alimentarias. Se tratan de pequeñas patologías ante las que debemos saber cómo actuar, pero que además deberíamos saber prevenir.

 

Picaduras y mordeduras

Para no tener que enfrentarse a las clásicas molestias de las picaduras más comunes de esta época lo mejor, como en casi todo, es prevenir su aparición. Para ello:

 

  Deberá evitarse caminar descalzo por el césped.

 

  Al ver abejas o avispas no habrá que agitarse ni ponerse nervioso.

 

  Siempre que se desee o se considere necesario pueden aplicarse repelentes de insectos para mantenerlos alejados de nuestra piel. En caso de hacerlo, deberá tenerse especial cuidado con los ojos y otras zonas sensibles a la hora de aplicarlos, sobre todo si son en spray.

 

  En las visitas al campo o la montaña, utilizar manga larga para dejar al descubierto esa zona del cuerpo lo menos posible.

 

pies


En cuanto a los síntomas que pueden causar estas picaduras o mordeduras se encuentran: dolor, ardor o picor, inflamación y enrojecimiento así como sangrando en algunos casos.

 

El tratamiento dependerá de qué haya producido la picadura. Así:

 

  Abejas: el primer paso será quitar el aguijón, a continuación se aplicará frío local y posteriormente amoniaco, calamina, etc.

 

  Mosquitos: limpiar la zona debe ser el primer paso a llevar a cabo para después, al igual que en el caso anterior, aplicar frío local en la zona de la picadura. Por último, se aplicará amoniaco, calamina o aloe.

 

  Araña: después de limpiar la zona afectada, se deberá aplicar paños húmedos y tomar analgésicos y antihistamínicos.

 

  Medusa: el primer paso a llevar a cabo será quitar los restos de tentáculos que puede haber sobre la piel, después se aconseja lavar la zona con agua salada y posteriormente, aplicar frío local sin contacto directo del hielo. En ningún caso deberá frotar la picadura con toallas, arena, etc.

 

Vómitos y diarreas



Dos de los problemas más comunes que suelen presentarse en verano igualmente son los vómitos y las diarreas, sobre todo durante los viajes propios de las vacaciones.

 

Ambos suelen aparecer con mayor frecuencia como consecuencia de los procesos víricos, el consumo de alimentos en mal estado o la ingesta agua contaminada.

 

Para evitar su aparición se deberá llevar a cabo tres sencillos pasos:

 

  Lavarse las manos con frecuencia.

 

  Conservar los alimentos a las temperaturas adecuadas, refrigerándolos en la mayoría de los casos para evitar que se pongan en mal estado.

 

  Evitar, siempre que sea posible, la deglución accidental de agua de piscinas o mar.

 

piscina


En cuanto al tratamiento, siempre que la intoxicación no haya sido demasiado grave, será suficiente con ingerir suero oral o llevar a cabo un reposo intestinal en caso de que la situación lo requiera. En otros casos se seguirá una dieta blanda astringente y se ingerirá medicación antihemética.

 

Deberá acudirse de inmediato a urgencias cuando la persona afectada:

 

  Vomite todo lo que toma.

 

  No tome ni agua ni suero.

 

  Padezca somnolencia, le cueste despertarse con facilididad.

 

  Presente los ojos hundidos.

 

  No produzca lágrimas.

 

  Presente sangre en heces o en vómito.

 

Caídas, golpes y raspaduras

El verano es época de diversión y es, además, posiblemente la estación del año en la que se pasa más tiempo al aire libre realizando actividades, por lo que el riesgo de sufrir alguna caída o algún golpe aumenta considerablemente. Así, por ejemplo, es bastante habitual sufrir escoriaciones montando en bicicleta, contusiones al patinar por el parque, esguinces por no tener cuidado en la piscina o alguna fractura mientras se practica senderismo.

 

amistad


El tratamiento en estos casos de accidente dependerá de cada caso abarcando los siguientes pasos:

 

  Limpieza de la herida con agua limpia y jabón.

 

  Aplicación de cristalmina o betadine.

 

  Si hay sangrado, taponar con trapo limpio y seco o gasas haciendo presión.

 

  Acudir al centro sanitario más cercano, sobre todo en caso de esguince o fractura.

 

Agradecimientos: Hospital Nisa Valencia al Mar.

 

Imágenes (por orden de aparición): Angelo González/Flickr, aussiegall/Flickr, peasap/Flickr y Lisa Widerberg/Flickr.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

prevenir con plantas medicinales cansancio dietas ...

Medicina natural durante las vacaciones

El verano ya está aquí, la época favorita del año para muchas personas (no solo niños). Aparte de planificar bien nuestro esperado descanso estival, si no quieres tener pequeños inconvenientes de última hora durante las vacaciones que te impidan disfrutarlas como te mereces , salgas o no de casa, lleva en tu maleta o ten a mano remedios naturales de plantas medicinales. Seguro que te serán de gran ...