Salir de quién creemos ser para profundizar en nuestra esencia

Salir de quién creemos ser para profundizar en nuestra esencia


En una conversación con un amigo, después de una sesión de Biodanza, le expresaba mi inquietud sobre por qué hay tantas personas que les cuesta tanto comprometerse con su proceso de crecimiento personal. Mi experiencia me dice que nos cuesta sostener. Lo queremos todo rápido.

Se lo expuse a mi amigo para saber cuál era su mirada, que seguro que era diferente a la mía. E hizo una reflexión que amplió mi visión:

¡Las personas prefieren que decidan por ellas! - dijo.

¿Ah sí? – contesté
Y me puso un ejemplo muy gráfico que no me había planteado porque no sigo esa dirección:

Mucha gente cuando va a comer o a tomar algo a un bar, si hay 2 bares, y en uno hay mucha gente y en el otro poca, entran en el que está lleno, si no lo conocen. Ellas no están decidiendo a dónde van. En realidad, es la gente que ya está en el bar la que decide, porque les llama la multitud. No es un acto de reflexión y valoración de donde quieren ir, simplemente se dejan llevar. Es una postura cómoda, aunque les llame más el menú que ofrecen en el bar que no han entrado. Pero allí no hay casi gente.

Y este comentario me ha dado qué pensar con las modas en todos los aspectos de la vida, también en las actividades terapéuticas, en los deportes... Ahora zumba, ahora bicicleta..., y así un gran número de acciones y actividades que realizamos en nuestra vida.

Si no hubiera habido personas precursoras de cada una de ellas y que fueron sostenidas con poca gente en sus inicios, no hubieran avanzado.

Y esto me lleva a indagar en quiénes somos, cada una y cada uno de nosotros y cómo desarrollarnos para ser la mejor versión que podemos ofrecer y que nos lleve a sentirnos en plenitud.

Desde que nos gestamos en el vientre materno y hasta nuestro nacimiento, recibimos unos genes que ya crean una estructura de identidad personal. Desde que nacemos y hasta los 6 años, recibimos la influencia de las actitudes, gestos, los roles y estilo de crianza de las personas más cercanas. Aunque en ese período aún estamos muy conectadas con el ser humano unitario que somos (instintivo, emocional y cognitivo), vamos instalando en nuestra memoria corporal todas esas influencias. A lo largo de nuestra vida, sin apenas percibirlo, la educación y la sociedad nos va marcando el camino en función de diferentes intereses sociales o anhelos de nuestra familia, menos los nuestros que no suelen ser tenidos en cuenta.

Así, nos vamos creando una autoimagen que en realidad tiene más que ver con las expectativas de nuestro entorno y sus juicios, que acabamos adoptando como si fueran los nuestros. Y sobre todo que sean útiles, según su criterio, a la sociedad. Y así seguimos la línea del tiempo que nos marcan. Si nos dejamos llevar, tendremos perfectamente organizada nuestra agenda hasta los 16, 18 o los 22 años, como poco.

Pero durante todo este tiempo, difícilmente encontramos un espacio para profundizar en saber quiénes somos realmente: ¿cuáles son mis necesidades, cómo pienso, a través de qué gafas me gusta ver el mundo, cómo me comunico con el mundo y conmigo, cuáles son mis deseos más profundos, qué espero de la vida...? En definitiva, todo aquello que me permita vivir en plenitud.

Eso sería algo nuevo para nosotros que en algún momento nos puede generar estrés, miedo, porque no estamos acostumbradas a darnos ese espacio para dejarnos sentir. Es más fácil seguir perdiéndonos en las expectativas de lo externo o aislarnos, pero entonces es cuando nos enfermamos o sentimos que nos traicionamos. Dejando que el mundo siga decidiendo por mí.

Cómo adultos seguimos siendo el mismo niño y la misma niña que éramos en nuestra infancia


En el fondo seguimos siendo el mismo niño y la misma niña que éramos en nuestra infancia. Hemos hecho algunas transformaciones para adaptarnos al trabajo o a otras circunstancias. A veces ciertas adaptaciones nos resultan un poco traumáticas si se alejan mucho de nuestra esencia, pues en demasiadas ocasiones nos alejan de aquel ser unitario que éramos. Y esto nos puede llevar a no tener la certeza de quién soy Yo, aunque tengamos una vida perfectamente construida que le guste a todo el mundo. ¿Pero me gusta a mí, me siento viva con esta vida? O solamente voy tirando, como suelen decir muchas personas.

El punto de partida para generar un cambio en nuestra vida y poder empezar a caminar hacia nuestro propósito de vida (ese proyecto, ese lugar o esas relaciones en las que queremos estar), es conocernos desde el interior.

Permitirnos sentir, percibirnos y darnos el tiempo para integrar.

La Biodanza es un potente sistema de Integración personal. Nos permite iniciar un proceso de transformación que una esas partes que se han ido separando en nuestro recorrido de vida influido por la educación y la sociedad. Integra, une y potencia, todas nuestras capacidades que se han ido acallando durante demasiado tiempo y que, en nuestro inconsciente, por decirlo de una manera sencilla, las echamos de menos.

Hace ya unos cuantos años, que inicié ese camino de transformación para acercarme a mi esencia, que me ha traído tantas alegrías: volver a sentir esa niña alegre, dinámica, juguetona, curiosa, sentir mi ser como una unidad que siente, piensa y acciona con determinación y flexibilidad, soltando heridas, corazas de protección que ya no necesito. Mi creatividad se ha vuelto a despertar, así como el placer por la vida. Vivir siendo, viviendo, caminando hacia adelante.

Es fundamental invertir y apostar en uno mismo


Ha sido y es esencial el compromiso que adopté conmigo misma. Dar el paso de invertir en mí, apostar por mí. Sólo así he podido cambiar los vínculos que no me nutrían y apostar por la salud emocional y física. Un método como la Biodanza es una matriz de renacimiento en un espacio compartido con el grupo que es un acelerador del proceso. Porque descubrimos nuestra verdadera identidad a través del otro. Somos seres sociales que nos desarrollamos a nivel colectivo. Y el grupo es un lugar de entrenamiento para descubrirnos, de una manera afectiva y respetuosa.

Biodanza es un lugar de entrenamiento para descubrirnos
Biodanza me ha permitido tener experiencias muy potentes, es un gran viaje progresivo, que de otra manera no hubiera vivido. Me permite entrar en la plenitud de la vida.

Así que os animo a introduciros en este sistema vivencial que nos muestra cómo cambiar la mirada y nos abre a encontrar ese ser esencial del que nos separamos hace ya un tiempo.

Os invito a vivenciar otra manera de vivir la vida: ¡aprendiendo, jugando, fluyendo, soltando, danzando tu vida!

Nota: El artículo ha sido publicado originalmente en Saludterapia.

Fuente: este post proviene de Saludterapia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El Reiki para activar tu poder

¿Sabías que el Reiki está dentro de ti? No es necesario que ningún maestro iluminado lo active para que puedas sanar. El Reiki es más que una técnica de imposición de manos y el estudio de complicados ...

El estrés y nuestra mandíbula

Es una gran desconocida la enorme implicación que hay entre nuestra mandíbula y el componente emocional. Nuestra mandíbula, esa articulación tan importante que nos favorece nuestra comunicación oral, ...

El arte de saber fracasar

¿Sabemos fracasar? ¿Qué concepto tenemos sobre el fracaso? ¿Qué connotación le damos y con qué lo asociamos? La Real Academia Española define fracaso como “malogro o resultado adverso de una empresa o ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Crecimiento personal

¿Quién soy yo y quién quiero ser?

Estamos seguros que te has preguntado muchas veces “quién soy yo y quién quiero ser“. El problema viene en que muchas veces encontrar las respuestas no es nada fácil. Si las estás buscando, este post te puede ayudar. También te puede interesar: ¿Cómo cambiar tu vida? Es posible que alguna vez hayas sentido que lo que piensas, lo que sientes y lo que haces no coinciden y te cuesta ident ...

Cuando pensaba que sabía quién era...

Antes pensaba que era como una isla, que todo lo que hacía era cosa mía y que yo me encargaba de todo... y de todos. Yo puedo, yo puedo... era mi frase cuando algo me ponía nerviosa y no sabía si podría llevarlo a cabo. Pensaba que me conocía bien, que tenía todo bastante claro y que además era muy buena. Realmente en ese momento de mi vida, mi intención siempre fue ayudar a todo al que quería y a ...

REINVENCIÓN PROFESIONAL

7 pasos para salir del laberinto de la insatisfacción laboral

¿Te sientes atrapado en tu trabajo y quieres salir de la insatisfacción laboral? Sé lo que es, porque hace unos años yo estaba igual. Tenía el puesto que toda suegra quiere para su yerno (era gerente en una empresa internacional en Estambul), mi sueldo era un sueldazo y vivía en una pedazo de casa increíble. Pero no era feliz. El trabajo había absorbido mi vida y estaba amargado. Hasta que un día ...

vívelo plus ciclo menstrual menstruación ...

5 pasos para mejorar nuestra salud menstrual

Cuando comencé el camino hacia el bienestar, cambié mi alimentación y abracé hábitos de vida más saludables, me di cuenta de que una parte fundamental de mi salud estaba relacionada con mi ciclo menstrual. Mi menstruación me traía de cabeza. Al principio pensaba que era puramente físico, pero según investigaba cómo vivir de forma más natural y sin dolor mi menstruación, me he dado cuenta de que ha ...

facebook google+ postales

Frases para mejorar nuestra vida y ser mejores personas

Frases para ser mejores personas y tener una vida mejor. Frases y fotos libres para compartir en las redes sociales, SMS o por correo electrónico. En esta publicación compartimos con ustedes frases para mejorar como personas y tener una vida próspera y llena de felicidad. Frases para mejorar como personas y nuestra vida El éxito de la vida no consiste en recibir una buena mano, sino en jugar bien ...

Consejos para Parejas felicidad solteros

No necesitas pareja para ser feliz

No necesitamos tener pareja para ser felices pese a que la sociedad actual nos envíe mensajes constantes sobre lo ideal que resulta estar felizmente enamorado y vivir una vida para dos. Pero es esta idea de la media naranja y del romanticismo mal entendido la que lleva a muchas personas a permanecer en relaciones tóxicas que son fuente de eterna insatisfacción. No necesitas tener pareja para ser f ...

Mente acción y coaching Vídeos para reflexionar ...

El camino del héroe: Tú tienes el tuyo

Recuerdo una conversación que tuve hace tiempo con un gran amigo y mejor persona, Fernando. Cuando hablábamos de ciertas dificultades que se nos presentaban por delante, tanto profesionales, como personales o interiores, ambos reconocíamos que pese al momento de bajón que muchas veces pasábamos, rápidamente nos poníamos a la acción. Y además nos tomábamos aquello, el reto u obstáculo que se nos pr ...

Amor Valores Crecimiento personal ...

La vida nos hace exámenes

Precisamente hoy que iba a escribir este artículo, me he encontrado a un amigo en mi caminata diaria. Yo iba y él venía, pero venía cabizbajo, y ante mi pregunta de si se había unido a los que solemos hacer ese tipo de ejercicio, él me ha aclarado que lo suyo era forzoso porque acababa de sufrir tres infartos. No es que precisamente fuera hablar en este artículo sobre los exámenes que te hace la v ...

el arte de vivir consejos

vuelve tu mirada hacia tu ser

Vuelve tu mirada hacia adentro, hacia tu Ser de El Arte de Vivir EspañaSi sientes que tienes algunos defectos y que te apegas a las personas, te sentirás triste. Si no sientes apego, y te sientes al margen de todo el mundo, entonces también te sientes mal. Sientes que nadie te aprecia, nadie te agradece lo que haces. Aquí es donde te digo, vuelve tu mirada hacia adentro y mira a tu Ser, a la ver ...

psicología el método sedona insomnio ...

7 Consejos Fundamentales para Dormir Mejor y Prevenir el Insomnio. Y de paso ser Más Productivo, sí.

8 HORAS DE SUEÑO (de sueño, no en la cama) No dormir las horas que necesitamos (8 horas) es más perjudicial para nuestra productividad y nuestra salud de lo que podemos pensar a priori. En un estudio en el que se analizó durante dos semanas a un grupo de personas que durmieron 6 horas cada día y otro que dormía 8 horas cada día se encontró que quienes dormían 6 reducían su capacidad de procesamie ...