Idea guardada 11 veces
La valoración media de 19 personas es: Muy buena

¿Qué son los ruidos mentales? Cuidado con ellos



Hoy en el blog, hablaremos de un tema que afecta a tu capacidad para centrarte, causa ansiedad, te impide disfrutar y lo más grave, son obstáculos para tu desarrollo personal. Se trata de los ruidos mentales.

Imagina que vas andando por una zona céntrica de una gran ciudad en hora punta. Hay ruidos, atasco de coches por todos lados y para colmo, hay ruido de tractores y taladradoras por unas obras de la construcción que justo están por donde pasas a diario.

¿Cuáles son los resultados? Aparece la irritación, el mal humor, aumentan tu niveles de estrés, te pones de los nervios y cuando llegas a tu trabajo, vas echando humos y con una tensión tremenda que te pasa factura  a lo largo de tu jornada laboral.

¿A que alguna vez te ha ocurrido algo así? Yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez.

Pasa exactamente igual con los ruidos mentales.

Los ruidos mentales son como esta pequeña historia que te he narrado antes, pero lo peor es que están en tu mente. Estos contaminan tu bienestar y tu tranquilidad.

Les llamo “pensamientos ruidosos”. Son como los ruidos de una gran ciudad, los ruidos de un atasco de coches, o el ruido de los tractores o taladradoras de una obra.

Si no pones freno a los ruidos mentales, estos influyen:

Directamente en tu capacidad de hacer realidad tus objetivos o propósitos. Influyen en tu capacidad para desarrollar tus cualidades (descubrir tus tesoros), hacen que pierdas energía, te llenas de ansiedad y lo peor, que tu autoestima también sufre un bajón.

Los ruidos mentales cuando son muy intensos, es porque han echado raíces en ti desde hace muchos años (forman parte de tu vida).



Estos ruidos provienen de los mensajes, creencias o ideas de alto voltaje (negativas) que has ido acumulando a lo largo de tu guion de vida.

Sin olvidarnos que cada mensaje, creencia o idea de alto voltaje, conectan con emociones que en desequilibrio causan una gran molestia. Por ejemplo: vivir enfadado, vivir con miedos e incluso conectar con demasiada frecuencia con la tristeza.

Somos sistemas y cada sistema está interconectado. Tu cuerpo físico, mental y emocional están en conexión y lo que le pase a uno, también afecta al otro.

Voy a enumerar algunos ruidos mentales que de seguro resuenan en ti, porque lo has experimentado alguna vez o conviven contigo de manera constante.



Ruido mental 1

Impaciencia

Pensamientos cargados de impaciencia y ansiedad. Influyen en tus comportamientos y en tu relación con el entorno.

Pensamientos tipo:

“Voy a enviar un mensaje por WhatsApp a mis hijos y quiero que me responda inmediatamente”

Al no responderte de inmediato, empiezas a generar más pensamientos de impaciencia “¿dónde estará?” “¿Qué estará haciendo?” y empiezan a surgir miedos de todo tipo.

Influye el ritmo frenético de las sociedades en las que vivimos. La presión social hace que corras y seas cada vez más rápido.

Como dice algún autor que he leído: “estamos en la época del yaismo”  Lo quiero ya y lo más rápido posible.

Ruido mental 2

Adivinar el futuro

Estás dando vueltas y vueltas a una idea futura (te adelantas a los acontecimientos), pero no desde el punto de vista positivo, sino negativo.

Te vuelves una adivina o adivino del futuro y no disfrutas de tu presente. No percibes otras realidades.

Y entre tanto pensamiento adivinatorio, aparecen miedos centrados en las  terribles consecuencias: si haces cambios reales y luchas por  tu sueño u objetivos.

Foto


Ruido mental 3

Todo te preocupa

Las preocupaciones hacen que pierdas energía y termines desmotivada/o.

No sólo te preocupas por ti, también llevas en tu mochila las preocupaciones de los demás.

A la más mínima dificultad, se activa la alarma de la preocupación, por lo que  estás intranquila/o y pensando de forma recurrente en que “todo son problemas.” Terminas bloqueada/o y sin capacidad para tomar acción.

Tu cuerpo y tus emociones, que son tu brújula, te avisan de los efectos de las preocupaciones.

Comparto esta cita de Wayne W. Dyer. (1940-2015).

“La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad, de lo que fue en tu imaginación.

Ruido mental 4

Exceso de críticas

Cuidado con autocriticarte y fustigarte constantemente. Es uno de los peores ruidos mentales.  Está estrechamente relacionado con la autoestima.

No sólo te críticas a ti misma, también te dejas llevar por personas que critican en exceso a otros/as y se forma una bola de nieve gigante que acaba por hacerte daño y hacer daño a otras personas.

Y ¿sabes lo que pasa al final? Que te sientes fatal, te enfadas y te sabe mal escucharte hablar o escuchar a otros hablar mal de otras personas. También te invito a que leas este post (personas tóxicas. 7 estrategias para poner límites)

Ruido mental 5

Pensar excesivamente en las dificultades

Pensamientos tipo: “todo es difícil “o “todo es  complicado.”

También hacen un ruido tremendo que te deja sin poder descubrir tus tesoros (tus cualidades) y descubrir que tienes un mundo lleno de  posibilidades para crecer y mejorar.

Típicas frases de todo o nada: “todo me pasa a  mí,” “nada me sale bien.”  Son frases tóxicas.

Te quedas en un bucle y al igual que pasa con otros ruidos mentales: pierdes fuerza, energía y autoestima.

Y finalmente, terminas quedándote en tu zona de confort: “son tantas las montañas de dificultades que para qué voy a moverme  y tomar acción.”

No te pierdas este cuento. Las Ranitas en la Nata (crema de leche)



Ruido mental 6

Sufridas comparaciones

Pensamientos tipo:

“Él o ella es mejor que yo.” “Fíjate qué bien le ha quedadoMe da una envidia que me trae por la calle de la amargura.”

Compararte de forma excesiva con personas de tu entorno y lo que es peor, sufrir por ello.

Comparaciones de todo tipo: desde un punto de vista material hasta comparaciones a nivel corporal, a nivel de relaciones, profesional e incluso compararte a nivel de cualidades.

Son ruidos peligrosos para tu autoestima y tus emociones.  Causan amargura e infelicidad constante.

Te olvidas de ti y te pierdes de construir relaciones más sinceras y duraderas en el tiempo. Si necesitas apoyo, conoce mi programa : El arte de ganar autoestima y relajarte” trabajeremos juntos para que aumentes tu autoestima y saques definitivamente de tu vida estos molestos ruidos mentales.

La próxima semana voy a compartir contigo: 6 claves para hacer que tus ruidos mentales desaparezcan. 

¡¡Una noticia!!

CURSO PRESENCIAL DEL AÑO EN MADRID

Sábado 27 de mayo – 11:00 a 14:00 horas

“El arte de relajarte con una sonrisa”

INSCRÍBETE AQUÍ (Las plazas limitadas)



Sacaremos estos molestos ruidos mentales, disfrutarás un montón, aprenderás a relajarte.

Harás ejercicios para fortalecer tu autoestima, aprenderás a gestionar tus emociones

y saldrás con una sonrisa

INSCRÍBETE  AQUÍ (Las plazas son limitadas)

Créditos de las fotos:

*www.shutterstock.com / Autor: Cartera dera2studio

*www.shutterstock.com/ Autor: kurhan

 

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Optimismo inteligente en tiempos de pesimismo

Hoy hablamos de optimismo inteligente en tiempos de pesimismo, miedos e incertidumbre.  Muchos piensas que ser optimista es vivir un mundo de fantasías o vivir en otro planeta y se equivocan. La perso ...

Recomendamos