comunidades

Primeros pasos de un celíaco/a en el colegio

Un día te dan la noticia, ¡eres celíaca!

Con ocho años y recién diagnosticada de Enfermedad Celíaca, vuelves al colegio y ya no eres la misma, no te sientes igual.



Miras a tus compañeros y los ves a todos como si fueran unos afortunados. Encima algunos te hacen preguntas incómodas, el profesor no empatiza (a mí fue lo que me pasó), dice que lo que me pasa a mí no es nada, que tengo que aprender a vivir con normalidad. ¡Sí claro! De eso se trata...

Pero por la tarde un niño cumple años y decide celebrarlo repartiendo bollitos de color rosa... hay para todos, no os preocupéis, ¡están buenísimos! ¡Mi madre me los trae desde Francia! En España no hay... dice el niño todo contento.

Se te pasa por la cabeza coger ese bollito... pero no puedes, pero vuelves a pensarlo una y otra vez. La opción está ahí. No solo es el hecho de no comerte ese bollo, sino también de quedarte apartado de todos. Miras a todos los lados y no hay solución, no puedes tomarlo.

Se organiza una merienda improvisada en la clase, todos hablan del ese bollo rosa. Tú te conformas con mirar.

Es una pena, piensas... si hubiera repartido lápices, todos estaríamos comprobando cómo escribía... pero son bollos de chocolate rosa.

Tu primer día y ya te encierras en ti mismo, te preparas un caparazón y haces de tripas corazón: ¡aquí no pasa nada! ¡No puede ser un problema que yo no pueda participar! ¡Ya! No lo es... pero ahogo las lágrimas.

Estoy enfadada, pero no se lo digo a nadie, pongo buena cara para que los demás no se den cuenta, quiero que piensen que no me importa, que me da igual, pero pienso ¿desde cuando venimos al colegio a comer? Si esto no es el comedor, ¿por qué se permite repartir comida?



Sigo muy enfadada, afortunadamente no se me nota... nadie lo sabe. Nadie me mira tampoco, me quedo un poco apartada porque no sé cómo reaccionar, ¿qué hago?

Nunca me había molestado que se interrumpiera una clase, ¡al contrario! Me encantaba... ahora no quiero. Dejan de gustarme los cumpleaños... ¡No quiero ir a ningún cumpleaños! No se trata de no poder comer, se trata de que no existes, ¡eso no es justo!

Pasan los días y te acostumbras, pero sigues fingiendo que no te molestan ciertas cosas. Algunas personas te dicen que te acostumbres, ¡sí, claro! ¿Tengo otro remedio?

Pero ¿por qué me tengo que acostumbrar? ¿Por qué se lleva comida a las aulas y no serpentinas? Yo no quiero llevar la mochila llena de comida para cuando esto vuelva a suceder, eso sería como un premio de consolación. ¡No! Yo me niego, porque yo pido respeto. Mi dieta es producto de una enfermedad, no es ninguna broma, ni tengo que ser menos que los demás. Soy igual.

Después escuchamos de los psicólogos que los niños aprendemos de los ejemplos, ¿y? ¿Qué ejemplo nos están dando a nosotros?

¡Aprende a compartir! Es lo primero que te dicen cuando empiezas al colegio... después, cambiamos el discurso y terminamos con un: Reparte las chuches con azúcar, con gluten, con frutos secos, con lo que sea, y si no puede, ¡que se aguante! ¡Tiene que acostumbrarse!

A mí me da pena que seamos así.

¡Seguimos leyéndonos!

 
Fuente: este post proviene de Sandra Sin Gluten, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bizcocho de coco La panificadora de LIDL viene genial, porque mi madre, por ejemplo, prepara un bizcocho por la noche, para que esté recién hecho al día siguiente. Además de saborear a diario un past ...

Recomendamos

Relacionado

Seguro que si te hablo de celiaquía sabes perfectamente a lo que me refiero y, probablemente, conozcas a alguien que padezca este transtorno, pero lo que quizás no sepas es que tu también puedes padecerla aunque lo desconozcas, ya que alrededor del 75% de la población está todavía sin diagnosticar. La enfermedad celiaca es la intolerancia al gluten, es decir, una reacción inflamatoria que se prod ...

alimentación salud videos ...

¡Menudo lío hay sobre el consumo de huevos!, así que para intentar aclarar todas tus dudas hoy la cosa de va de huevos ¿Huevos sí, huevos no?, ¿debemos tomar sólo las claras o podemos tomar la yema? ¿Podemos tomar más de 3 huevos completos a la semana?… Seguro que al vez te has hecho alguna de estas preguntas, y no de extrañar porque acerca de los huevos hay muchos mitos. 1. El huevo un gr ...

luz de luna mayores

Queridas amigas/os: Como la pastora del vídeo, los invito a soñar, soñemos juntos, cerremos los ojos y volemos a lugares o situaciones que nos hagan felices, hagamos lo que siempre quisimos hacer y nunca pudimos. ​cerrando los ojos todo está permitido, total soñar no cuesta nada, nos hace falta salir un poco de la rutina, de las responsabilidades, de la tristeza y soledad que nos sumerg ...

reflexiones arnau griso autoestima ...

Ayer, mientras conducía para ir a entrenar, escuché por primera vez la canción Para que el mundo lo vea, de Arnau Griso. Tristemente, cada estrofa me hizo muchísima gracia. Una letra muy estudiada, en la que cada verso te invita a reflexionar, que retrata a gran parte de nuestra sociedad actual. Todavía no quería “abrir el melón” de las redes sociales pero no lo he podido evitar. A con ...

ecoaceites ecohogar información ...

Los aceites esenciales no solo se utilizan para situaciones donde el estado de salud general requiera ser reforzado, sino que pueden acompañarnos en nuestro día a día a modo de lociones, perfumes, baños relajantes,… y como equilibradores de nuestro sistema energético en cualquier momento del día. En muchas ocasiones me preguntan ¿Cómo se pueden usar los Aceites Esenciales? Hagamos un viaje ...

vida sana absorbción de alcohol borrachera ...

Hay un refrán que dice ¡¡noches alegres, mañanas tristes!! Pues aquí está el mes de Diciembre y con él… innumerables fiestas, ¡y como en ellas se bebe y come, más de lo que normalmente hacemos ! Hoy os voy a contar lo que nos hace el exceso de alcohol en nuestro cuerpo. Todos sabemos que parte de comida que es absorbida por el intestino, pasa obligatoriamente por nuestro hígado (se llama m ...

psicología positiva risa buen humor ...

Imagen: The Sean & Lauren Spectacular/Flickr Todos tenemos en nuestro grupo de amigos o en el núcleo familiar a una persona que parece que siempre está de buen humor y que, además, está dispuesto a trasmitírnoslo, ¿verdad? Todos podemos ser así y beneficiarnos de ello. No es la primera vez que hablamos de en facilisimo.com de los beneficios que aporta la risa, pero es que es tan sencillo a veces r ...

consejos cómo amar los lunes lifestyle ...

¡Que levante la mano el que alguna vez ha dicho que ama los días lunes! ah, ¿ninguna? Como el título de las entrada les dice, hoy les voy a dar consejos que utilizo y me ayudan a querer un poquito más al primer (y poco querido) primer día de la semana. Estirarte: no tengo idea de yoga y nunca lo practiqué así que...no es necesario para este punto, pero hacer unos simples estiramientos de brazos, p ...

vivienda saludable kommerling ejercicio en casa ...

Entramos en la octava semana de confinamiento. Han pasado ya muchos días desde que tuvimos que interrumpir drásticamente nuestras rutinas diarias para adaptarlas al interior de nuestros hogares. Así, debemos poder de nuestra parte para no caer en los dos riesgos fundamentales de estar encerrados en casa: el sedentarismo y una alimentación poco equilibrada. Es cierto que desde este fin de semana en ...

Nuestras notas coaching emociones ...

Cuándo mi amiga Vanesa me dice que escriba más notas porque le gusta leer lo que opinamos me produce alegría porque creo en las versiones optimistas y pesimistas de las circunstancias y en este blog escribimos en positivo, para ayudar, para reflexionar, por eso hoy escribo sobre  las madres después de su día. Cuando mi madre murió, yo tenía 21 años y mi vida pasó del cielo al infierno en pocos mes ...