Creando felicidad Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Se me ha subido el ego?




A menudo, a los que estamos en el mundo del desarrollo personal se nos reprocha desde fuera (y curiosamente también desde dentro) que nos hemos vuelto egoístas, que ya no somos los de antes, que ya no seguimos los planes que antes aceptábamos encantados o no estamos tanto a la disposición de los demás.

No sólo me pasa a mí, conozco a mucha gente que se ha quedado literalmente sin amigos después de iniciar cursos de crecimiento personal, coaching, PNL, etc.

¿Desde que estás en el desarrollo personal te han reprochado que te has vuelto egoísta?

Cuando tu círculo cercano cree que te has vuelto loco
Es más, te contaré una anécdota: antes de decidir que iba a estudiar coaching, estuve interesada más en la PNL. Lógicamente, como novata que era, investigaba en Internet sobre estas profesiones y encontré muchas entradas en las que la gente contaba algo así como “Desde que mi pareja empezó a estudiar la PNL se ha vuelto más negativa, más egoísta, ya no es como antes, sólo piensa en sí mismo, nuestra relación terminó, aquello parece una secta, etc.” Imagínate cómo me sentía al leer varias entradas de ese tipo, mientras estaba decidiendo mi futuro profesional, reinventándome pasados los 30 años.

Así que puedo asegurarte que no es raro encontrar comentarios de este tipo en la gente que nos rodea: primero, porque no nos entienden, creen incluso que nos hemos vuelto locos.

Segundo, porque al crecer a nivel espiritual nos alejamos mucho de ellos y de su manera de pensar.

Tercero, porque... –lo más importante– empezamos a amarnos por primera vez en la vida, nos damos cuenta de qué es lo que realmente queremos, qué nos importa, qué nos hace felices. Y eso muchas veces supondrá tener que decir que no a esas personas, a sus planes, a lo que pensaban de nosotros.

El cambio asusta en general. Cuando alguien empieza a cambiar radicalmente, la gente piensa que se ha vuelto loco.

Cuando gente cercana piensa que te has vuelto egoísta

He decidido escribir este post muy personal a raíz de esos momentos que a menudo la vida nos regala, situaciones incómodas de las que aprender y personas que se convierten en nuestros grandes maestros: aquellos que han sido muy “amigos” o muy “fans” pero de pronto te dan la espalda porque “se te ha subido el Ego” o porque “se les cayó un mito”.

Ellos, aunque parezca lo contrario, son mis grandes maestros y sólo puedo agradecerles todo lo que gracias a ellos he aprendido.

De lo que trata el artículo es de que quiero expresar algo que lleva tiempo en mi interior, algo que vivo y que no sólo me ocurre a mí sino también a mis alumnos de coaching o cursos, pues a menudo se encuentran a personas a su alrededor que no les entienden, que ven su evolución personal y ésta les molesta-

¿Tu entorno cree que te has vuelto loco a raíz del desarrollo personal? Entonces este post va a gustarte.

No escribo este post desde la frustración, sino desde la paz interior que llega pasado un tiempo, cuando mirando hacia atrás empiezas a conectar todos los puntos, como contaba recientemente.

La cuestión es: ¿por qué incluso personas dentro del mundo del desarrollo personal juzgan a otras?, ¿por qué demonizamos el Ego?, ¿por qué nos molesta el brillo de otros?

Ya mencioné algunos de estos temas, como el de la Envidia y la Ley del Espejo. Lo mismo que entonces, hoy quiero entender nuestra vida desde otro punto de vista, donde todo aparece perfectamente hilado, a modo de providencia divina o destino, para que no hagamos más que crecer y evolucionar, siempre que nos abramos a ello.

Porque el crecimiento personal y espiritual siempre tiene un precio a pagar

No dejaré de repetirlo. A menudo el precio a pagar es la incomprensión de tu entorno más cercano, el alejamiento de algunos amigos (o casi todos, como me confesaba una alumna de SelfCoaching en una conversación que tuvimos hace meses).

Soy una mujer muy normal

Lo digo en serio. Ni soy especial por tener este blog o por hablar de temas tan bonitos como el crecimiento personal.

Aunque a veces, confieso, me siento especial. Es mi Ego que se siente especial por hacer cosas diferentes a la gran mayoría. Pero en el fondo soy igual que tú que estás leyendo estas líneas. Ni soy más profunda ni mucho menos perfecta. Tengo mis virtudes y mis muchos defectos.

El otro día, leyendo un post que me impactó sobre cómo se identifica a un manipulador, me di cuenta de que últimamente he estado rodeada de estos maestros. Y no lo digo con sorna. Maestros porque me mostraron mi propio Ego-

Últimamente he estado rodeada de maestros manipuladores que me mostraron mi propio Ego.

Alguien en quien de entrada no confiaba me empezó a tratar muy bien a nivel profesional, empezó a proponerme cosas y yo me dejé llevar. Después, como casi siempre ocurre, la vida se encargó de demostrarme que ese alguien vino a mi vida para mostrarme que no estaba siendo fiel a mis valores, que me dejé llevar por los halagos de esa persona, por lo que me ofrecía, porque ella, una de mis maestras, me hacía sentir especial e importante.

Como ves, sí, yo también tengo mi Ego. A mi Ego le gusta sentirse especial de vez en cuando, le gusta ser diferente (hace poco descubrí que tengo también bastante del eneatipo, 4 aunque no es el principal en mi caso, sigo siendo más del 9).

El Ego y el Eneagrama

Ah y volviendo al mundo del eneagrama. Ya sabes que me apasiona. Desde que lo descubrí hará unos 2 años, conocí a Borja Vilaseca, sus vídeos y me embarqué en la lectura de algunos libros como La Sabiduría del Eneagrama, desde entonces no he dejado de aprender sobre este apasionante tema.

Últimamente me estoy dando cuenta del error en el que muchos incurrimos con esta preciosa disciplina. Y es que además de cometer el fallo de anclarnos en nuestro eneatipo (o lo adoramos o lo detestamos, me he encontrado con ambos casos), si no tenemos desarrollado nuestro lado espiritual, la herramienta puede potenciar aún más nuestro ego. En plan: "Claro, soy un 7, me disperso, ¡qué quieres que haga!"

El error más habitual en que incurrimos al iniciarnos en el Eneagrama

Incluso he visto a gente opinar de manera muy negativa sobre ciertos eneatipos, basándose en la descripción de las características que éste tiene en un nivel medio y bajo. Por poner un ejemplo, el 9 al que pertenezco.

Mucha gente asocia a los 9 con personas perezosas, poco sociables, inactivas, impasibles frente a la vida, acomodadas en su zona de confort y obviamente éste no es mi caso. Claro está que si estás en un nivel de desarrollo bajo o medio esas cualidades salen a relucir. Pero yo soy muy diferente a todo esto: soy muy activa (o eso dicen los que me conocen), persevero y voy a por mis objetivos, salgo diariamente de mi zona de confort, soy emprendedora y es muy raro verme en el sofá y menos tumbada.

Porque cuando estás en un nivel de desarrollo más sano, tus mayores defectos se convierten en tus mayores virtudes. Por ejemplo, el 6 que en nivel medio y bajo tiene como pasión la cobardía, puede convertirse en la persona más valiente si evoluciona a los niveles superiores. El 5 cuya pasión del ego es la avaricia, se convierte en una persona tremendamente generosa en un nivel más alto. Y así con los demás eneatipos.

Eneagrama: cuando estás en un nivel de desarrollo sano, tus mayores defectos se convierten en tus grandes virtudes

No hay eneatipos (o egos) mejores ni peores, aunque a menudo escucho lo contrario. Es más: conocer tu eneatipo es una anécdota, casi curiosidad... lo que realmente importa es que evoluciones como persona, que no te estanques donde estás y sobre todo que no te dejes llevar por tu ego.

Por eso, las disciplinas del desarrollo personal se pueden vivir de maneras muy diferentes: desde el espíritu (alma, amor, conciencia, etc.) o desde el ego (miedo, rechazo, separación, etc.). Separando o uniendo. Buscando diferenciarte de los demás o integrándote. De ahí que haya tanto Ego Espiritual en la actualidad

Conocer tu eneatipo es casi una curiosidad... lo que importa es que evoluciones como persona, que no te quedes en el Ego

Hemos venido a este mundo a aprender a amar y a perdonar

Sí, todos tenemos un Ego. Nadie se salva la verdad. No hay ego peor ni mejor, cada uno somos lo que somos. Pero sí está la opción de crecer y no dejarte llevar siempre por ese ego.

Por eso me encanta Un curso de milagros. En él aprendo que hemos venido a amarlo todo y a perdonar continuamente. La vida nos pone a prueba en cada momento

Nos trae a personas que nos manipulan para ver cómo reaccionamos: si cedemos a la manipulación o nos resistimos, permaneciendo fiel a nuestros valores.

Nos pone delante situaciones de estés, de incomodidad, miedos... y podemos aprovechar esas situaciones para crecer o decidir que nos quedaremos como estábamos.

Nos enfrenta a personalidades muy distintas a la nuestra, generando choques frontales o sutiles, más difíciles de ver. Y no es fácil superar todo esto. Y menos cuando estás en medio de una tormenta.

Cuando traicionan tu confianza

Hace poco una persona en la que decidí confiar traicionó mi confianza generándome malestar e incomodidad. Al trabajar ese aspecto conmigo misma, de la forma más honesta posible, me di cuenta de que esa persona me enseñó que la primera en traicionarme fui yo misma: al aceptar halagos baratos, al dejarme llevar por promesas de aprobación y aceptación.

Una de mis heridas de la infancia salió a relucir de nuevo: "María, sigues buscando la aprobación de los demás, tu Ego disfruta con ello."

Si eres de las personas que admira lo que hago, no te estoy diciendo que estés haciendo nada mal, por favor no me malinterpretes. Te hablo de mí, de lo que yo estoy aprendiendo en este camino enrevesado pero precioso. Te hablo de espejos que somos los unos de los otros en este mundo. Te hablo de encontrar respuestas que siempre ha sido mi pasatiempo favorito.

¿Se nos sube el Ego al embarcarnos en el crecimiento personal?

Respondiendo al título del post: ¿Se me ha subido el Ego? No tengo ni idea, la verdad. Imagino que a ratos sube a su azotea y contempla desde ahí a ver qué tal le va a la humanidad.

Luego se da cuenta de que la humanidad no existe y que es su propia proyección y baja a la tierra.

Nada que no me haya pasado antes.

Sigo haciendo mi trabajo, sigo creyendo en mi propósito de vida, sigo tratando de ayudar a otros a mejorar sus vidas. Cuando me llegan momentos de éxito intento sobrellevarlos lo mejor posible aunque sigo sin estar muy acostumbrada y a ratos me cuesta aceptarlo. Cuando alguien me halaga, sigo sintiéndome muy bien por dentro, noto esa aprobación. Cuando critican mi trabajo, sigue doliéndome, aunque cada vez menos.

Sí, sigo cometiendo errores, sigo siendo imperfecta, sigo teniendo debilidades y fallos. ¡Sí, soy humana! Ni soy un mito, ni soy gurú ni quiero serlo.

Como ves, no soy muy diferente a ti en el fondo. Simplemente trato de plasmar por escrito todo ese diálogo que mantengo a menudo conmigo misma. Trato de entender un poco más la realidad, aunque en el fondo no pueda entender nada realmente, porque la realidad que percibimos por los sentidos no significa nada en el fondo. Pero mientras sigamos aquí, aquí seguiremos.

Por eso, como decía más arriba: no soy especial ni más iluminada por estar en este camino. Soy aprendiz de la vida y si te puedo acompañar a que tú también lo seas, ¡bienvenida, bienvenido!

Tengo muchos defectos, cada vez más me doy cuenta de la gran ignorancia en la que vivo y vivimos la mayoría y eso ya no le asusta tanto a mi Ego: empieza a aceptar su pequeñez. Y este ya es un gran paso.

No esperes de mí que ilumine a nadie. Porque no tengo capacidad de hacerlo. Sólo puedo invitarte a reflexionar y si llegas a tus propias conclusiones, entonces se abre un camino precioso y nada fácil que te invito a transitar.

Qué hacer si te han dicho que se te ha subido el Ego

Por último, no puedo dejarte sin darte algunas pinceladas sobre qué hacer en casos como estos, cuando tu familia, amigos o conocidos empiezan a mirarte raro y te reprochan que tienes el Ego muy subido desde que te has embarcado en el desarrollo personal. Por supuesto, son ideas que me funcionan a mí, y en los comentarios me encantaría oír tus consejos, porque seguro que me servirán tanto a mí como a los demás lectores.

1# No te lo tomes como algo personal

Sí, sé que es casi imposible. Vamos, al menos cuando estás en la vorágine de emociones, frustración, decepción, rabia, dolor, incomprensión... A mí me cuesta. Me hierve la sangre (y eso que el otro día hice ese test y comprobé que soy 40% de sangre horchata, te recomiendo hacerlo a ti también, además es por una buena causa).

Pero piensa que lo que el otro hace, piensa o dice dice más del otro que de ti mismo. El otro te expresa lo que él es, no lo que tú eres. Un pequeño detalle que pasamos por alto pero es clave en tus relaciones con el entorno.

2# Tómate un tiempo antes de contestar y escucha a tu cuerpo

Especialmente si eres impulsiva como yo. Es mejor dejar pasar un tiempo para responder cuando estés más calmada, así podrás dar una respuesta más serena y sin tanta emoción de por medio.

Aquí te invito a no rechazar la emoción que sientes: rabia, ira, tristeza, decepción... Conecta con ella aunque sea incómodo. Siente cómo se expande por tu cuerpo, en qué parte del cuerpo se queda.

¿Qué te pide que hagas? ¿Gritar, tirar objetos, llorar? Sea lo que sea, no lo ignores... No siempre podrás llevar a cabo lo que deseas hacer pero si eres creativa puedes encontrar opciones. Una amiga y coach me recomendó su propio truco: cuando se siente muy enfadada, lanza su zapatilla de casa contra la cama. A mí me va más dar un paseo o conectar con mi cuerpo, notar esas incómodas vibraciones de ira que recorren todo mi cuerpo...

Seguramente esa emoción que sientes ahora no sea puntual. Ya la has sentido en muchas ocasiones en tu vida. Es otra oportunidad de trascenderla y como dice Sergi Torres, la mejor forma de trascender emociones es viviéndolas en lugar de tratar de ignorarlas

3# Pídele que te dé ejemplos de lo que te dice

A menudo se nos reprochan cosas muy vagas: “te has vuelto egoísta”, “me tratas mal”, “ya no eres la de antes”, “se me ha caído un mito” (esa fue una de las que me dijeron). En realidad no te están diciendo nada concreto. Si creen que eres egoísta o tratas mal a alguien, que te digan una situación real en la que esto sucedió. Así podrás argumentar algo o ver si realmente tiene sentido lo que te dicen.

Si siguen sin darte ejemplos concretos, no vas a poder defenderte jamás. Y a menudo es lo que va a suceder: cuando pidas ejemplos, no te los van a dar. Se irán con evasivas, cambiarán de tema o simplemente no contestarán a tu pregunta. Me ha pasado recientemente y ahora entiendo que esto es parte del juego de la manipulación de la otra persona.

Recuerda: es su Ego el que te está hablando. SU ego, nada que ver con el tuyo.

4# Si la otra persona se presta a escucharte, coméntale tus razones, tus argumentos

No siempre ocurre, a menudo el otro lo único que busca es hacerte sentir mal, echándote encima sus frustraciones. Pero si te da la opción de dialogar, éste será el mayor regalo, tanto para él como para ti.

Para mí no hay nada más bonito que reconciliar posturas tras una discusión o malentendido (será por mi eneatipo 9). A partir de ahí puedes reencontrarte con el otro desde el amor, la aceptación y el perdón. Pero entiendo que no todos tienen la misma predisposición y yo no puedo cambiarles.

5# Si te siguen atacando, defiéndete o da por sentada la relación

Aquí por supuesto todo depende de tu temperamento, tu relación con la persona, etc. Si es alguien importante en tu vida como pareja, familiar, amigo cercano... tal vez tengas que seguir luchando por defender tu postura. El que estemos en el desarrollo personal no nos convierte en santos que van aceptando todo como nos viene (aunque no nos vendría mal, lo reconozco, pero entiendo también que es una tarea muchas veces poco realista).

Así que no dejes que el otro te intimide, te maltrate, te humille o te haga sentir inferior. Puedes poner distancia en la relación por un tiempo. A mí suele funcionarme, incluso con seres queridos.

Si es alguien que no es importante en tu vida, lo ideal es zanjar tu relación con él. No tiene sentido invertir fuerzas en algo donde hay emociones negativas y desprecio. Si accedes a ello, te estás maltratando a ti misma y le permites al manipulador que siga utilizándote como contenedor de basura de sus frustraciones personales.

6# Trata de ponerte en el lugar de esta persona

Esta es la más difícil. Es más fácil hacerlo después, no en medio de la tormenta.

Pregúntate qué ha podido llevarle a pensar así: ¿miedo a perderte, envidia de tu éxito, sentirse inferior? Nunca pensamos mal de nadie a no ser que nos ofenda directamente o porque tal vez nos ha suscitado alguna emoción propia no muy agradable.

Cuando te pones en su lugar y recuerdas que tal vez en un pasado tú también te sentiste así por alguien: un amigo que cambió de colegio y grupo de amistades, una pareja que ya no quería estar contigo, etc. tal vez puedas ver al otro desde otro ángulo, no desde el rencor o decepción.

Si ya llegas a visualizarte abrazándolo, ¡enhorabuena! Esto es un gran avance en tu crecimiento espiritual. El perdón es la medicina a todos nuestros males

7# Observa qué te está enseñando esta situación

Esta es de mis favoritas. También se da pasado un tiempo, cuando ya no te duele tanto lo que ha ocurrido.
¿Qué te ha enseñado el otro?
¿Tal vez que has violado valores propios?
¿Te dejaste llevar por el Ego aceptando sus adulaciones?
¿Caíste en su trampa porque buscabas amor y reconocimiento?
¿Es una situación que se repite a menudo en tu vida o algo puntual?
¿Qué puedes hacer en el futuro cuando situaciones como ésta se te presenten?

Haz un análisis de todo esto. Un poco de autocoaching siempre nos viene bien.

La semana que viene te contaré algo muy especial...

Ahora que es verano, trataré de hacer posts más frescos, más personales y fáciles de digerir. Aunque sé que me gusta ir a lo hondo siempre, no puedo evitarlo. (Este artículo que iba a escribir rápidamente se me quedó en más de 3.000 palabras... pero todas y cada una valen la pena).

La semana que viene quiero hablarte de por qué decidí empezar con Un curso de milagros, por qué grabo vídeos en los que cuento mi experiencia propia y te compartiré una curiosidad que me sucedió hace un par de años cuando estuve a punto de ser absorbida por una secta, de las de de verdad Por fortuna reaccioné a tiempo y ya sólo me queda una curiosa anécdota que el otro día comenté con una amiga y me acordé de ella.

Por último, me encantará como siempre saber de ti en los comentarios. Me encanta ver qué opinas, si te dejas llevar a menudo por el Ego, si lo detestas, si estás tratando de aprender de las dificultades o por el contrario reaccionas a ellas. ¿Qué te parecen mis tips para no dejarte manipular? ¿Los pones en práctica? ¿Podrías compartir algún truco propio?

The post appeared first on María Mikhailova - Coaching Estratégico.  

Fuente: este post proviene de Creando felicidad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

pildoras mindfulness ego soltar ...

¿Cómo soltar el ego?

¿Quieres saber como soltar el ego? Oímos hablar del ego, de que nos complica la vida, pero en realidad no se trata de eliminarlo sino aprender como soltar el control del ego. Nacemos y no somos conscientes de que "soy yo". Al principio eso que llamamos individuación, es decir, la consciencia de que soy algo/alguien diferente de lo que me rodea, no existe. Pero en un desarrollo sano, po ...

Nuevas entradas

El autoengaño del ego

¿Sabes lo que es el  autoengaño del ego? Hoy te hablaré de él y de qué forma podemos desactivarlo a través de Mindfulness transpersonal.  El autoengaño suelen ser esas mentiras que te dices a ti mismo y que acaban marcando los actos en la vida. Si, porque seguro que alguna vez te has dicho: “el último cigarro y lo dejo” o “la última copa” o “no volveré a ver a esta pe ...

El ego como forma de autonocimiento

Sobre el Ego... Recientemente llegó a mis manos El libro del Ego, de OSHO. Un ejemplar lleno de sabias reflexiones para el autoconocimiento. Para quien no conoczca, Osho es un líder espiritual cuya bibliografía refleja una elevada consciencia. Es posible que años atrás no hubiera llegado ni a la segunda página del libro, pues no lo hubiera entendido. Pero como yo digo, la vida te va poniendo del ...

05 ) REFLEXIONES & PENSAMIENTOS ACOMPASAR Alquimia ...

Ego

La vida es una búsqueda para conocerte a ti mismo. Para ello necesitas un espejo, que son tus relaciones. Cada una de las relaciones que tienes con otros seres humanos te cuentan aspectos de tu propio ser. Pueden reflejarte exactamente como eres o mostrar aspectos tuyos que conlleven una carga negativa que tu odies. Estás dispuesto a admitir que cuando discutes con alguien contra quien realmente t ...

el arte de vivir conocimiento consejos

LA COMUNICACIÓN Y EL EGO

CANTAR, LA COMUNICACIÓN Y EL EGO Hay tres modos de comunicación: en la comunicación cara a cara tú hablas, en la comunicación corazón a corazón, tú cantas, y en la comunicación de alma a alma, la comunicación se produce en silencio. Cuando te reúnes con la gente, a menudo te comunicas cara a cara, al nivel de la cabeza (del intelecto). Cuando estás con la naturaleza, comienzas a cantar, a comunica ...

general diario de un huerto mindtextos ...

Como eliminar el ego sin arrancar lo sembrado

Aprendemos a eliminar el ego sin tener que arrancar lo que hemos sembrado El dolor es consustancial a la vida y el sufrimiento es opcional. Detrás de esta gran verdad está la necesidad de eliminar el ego, que no es eliminar nuestra personalidad, ni mucho menos, sino dejar que quien está presente sea nuestro yo esencial; ese que podrá doler, pero que no sufre. ¡¡Me han insultado!!…¿a quien?&# ...

Nuevas entradas ego

Tienes al enemigo en casa, tu ego

No lo sabes, puede que no te des cuenta, pero todo eso contra lo que luchas, está dentro de ti. Pues tienes al enemigo en casa, y es tu ego. Visto desde la psicología occidental el ego es simplemente el yo percibido de cada persona, aquí nos referimos al ego visto desde una perspectiva por decir así, espiritual. Esa parte de la mente que se aferra a un personaje creado por si mismo y que se siente ...

factores que propician la hipertensión soluciones para la hipertensión tengo hipertensión ...

El médico me ha detectado hipertensión, ¿qué puedo hacer?

¿El médico te ha comunicado recientemente que tienes la tensión muy alta? ¿Has recibido la noticia de que tienes hipertensión arterial? Ante todo, calma. La tensión alta, técnicamente conocida como hipertensión arterial, es un problema mucho más común de lo que tú crees. Eso sí, tampoco le quites importancia: infórmate muy bien y busca soluciones ya. ¿Qué es la tensión arterial? Primero vamos a p ...

general mindtextos desapego ...

El ego y el yo. La visión de occidente y oriente

Es verdad que uno de los momentos más complicados a la hora de hablar de la práctica de la atención plena o mindfulness, es cuando aparece el ego y el yo. Más, incluso que el desapego, o el no juzgar; la relación entre el ego y el yo es "pura dinamita" en el camino de su comprensión. Mark Epstein, en "Contra el Yo" publicado en Kairós nos ofrece un buen trabajo en este sentido. ...

Crecimiento personal

El ego: qué es, cómo afecta a la salud y cómo se alimenta

En tu vida has escuchado la palabra ego una infinidad de veces. Y la cuestión es que estás seguro que conoces su significado pero ¿sabes lo que es exactamente y cómo puede influenciar en la salud de una persona? En Positivalia, te lo explicaremos. También te puede interesar: El eneagrama, la mejor herramienta de crecimiento personal Todos conocemos a una persona que piensa que tiene siempre la raz ...