La Cocina Ortomolecular Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La cúrcuma puede influir sobre la microbiota intestinal

La Cocina Ortomolecular: "Que tu alimento sea tu medicina"

Beneficios de los curcuminoides en la salud intestinal

Los resultados de un reciente ensayo clínico sugieren que los curcuminoides que se encuentran en la cúrcuma modulan la composición y población de las bacterias intestinales y potencialmente ofrecen beneficios para la salud del huésped.


Los resultados de un reciente ensayo clínico sugieren que los curcuminoides que se encuentran en la cúrcuma modulan la composición y población de las bacterias intestinales
Clic para tuitear

Los participantes que se suplementaron con los ingredientes activos que se encuentran en la cúrcuma y la pimienta negra (curcumina y piperina, respectivamente) experimentaron un aumento del 7% de la diversidad bacteriana en sus intestinos mientras que los participantes que tomaron placebo experimentaron una disminución del 15%.

Este estudio piloto se añade al nuevo pero creciente cuerpo de literatura sobre cómo las bacterias del intestino humano interactúan con los componentes químicos que ingieren y cómo esa interacción puede afectar a la salud del individuo.

“Los datos sobre los efectos de la curcumina y la cúrcuma en la microbiota intestinal son aún insuficientes y se carece de este tipo de estudios en humanos”, escribieron los autores afiliados a varias universidades del sistema universitario de California (EE.UU.) en el estudio publicado el mes pasado en la revista científica Journal of Evidence-Based Integrative Medicine.

Sin embargo, añadieron que se han realizado varios estudios en animales que sugieren que los ingredientes de plantas como la cúrcuma y la pimienta negra, que se han utilizado desde hace milenios en Asia, por ejemplo como parte del sistema de la medicina Ayurveda de la India, podrían afectar a la diversidad microbiana.

Efecto similar al prebiótico

Los investigadores describieron los efectos de la cúrcuma sobre la composición de la microbiota intestinal como parecidos al de los prebióticos. “No se trata exactamente de un prebiótico”, argumentaron. “Porque la curcumina no sirve como una fuente de energía directa para la microbiota comensal y, por ello, no cumple completamente la definición de prebiótico”.

En su lugar, proponen que su efecto parecido a los prebióticos se podría deber a los efectos indirectos basados en las alteraciones de la fisiología del huésped, como el cambio en la función de barrera a través de la supervivencia selectiva de las bacterias locales u otros microorganismos.

“Nuestros resultados dejan claro que se necesitan estudios adicionales con cohortes más grandes para comprender completamente los efectos de la curcumina y la cúrcuma en la microbiota intestinal y cómo estos efectos contribuyen en los conocidos beneficios sobre la salud de algunas plantas” añadieron.

Detalles del estudio

Fueron 30 participantes los que participaron en el estudio pero solo 14 de ellos lo completaron de principio a fin. Teniendo en cuenta la cantidad de participantes inicial los investigadores los dividieron en tres grupos; 10 al grupo de placebo, 10 al grupo de la cúrcuma y 10 al grupo de la curcumina.

La diferencia entre el grupo de la cúrcuma y la curcumina era que los que pertenecían a este último recibieron suplementos que contenían una forma estandarizada de curcumina extraída de la cúrcuma.

Se determinaron los cambios en la microbiota intestinal mediante la secuencia 16s rDNA de muestras de heces. Los participantes recibieron 180 comprimidos en la visita inicial (primera semana) y otros 180 comprimidos en la segunda visita (cuarta semana). Los participantes visitaron el laboratorio de investigación en la proyección del estudio, al inicio, en la cuarta semana y en la octava semana.

Un total de 3 participantes del grupo placebo, 5 participantes del grupo de la curcumina y 6 participantes del grupo de la cúrcuma proporcionaron las muestras fecales para el análisis, por lo que 14 participantes completaron el estudio.

La microbiota de todos los participantes mostró una variación significativa en el tiempo y una respuesta individualizada al tratamiento. Entre los participantes que respondieron, tanto la cúrcuma como la curcumina alteraron la microbiota intestinal de una manera muy similar, lo que sugiere que la curcumina puede impulsar la mayoría de los cambios observados en sujetos tratados con cúrcuma.

“Este estudio piloto en sujetos saludables ha generado potencialmente más preguntas intrigantes de las que ha contestado completamente y subraya la complejidad de los estudios de intervención en humanos que tratan de estudiar los efectos de la potencialmente poderosa fitoterapia”, escribieron los autores.

“Los estudios futuros que incluyen una cohorte humana más amplia aclararán si la microbiota “sensible” que identificamos aquí es representativa y si las respuestas menos prevalentes de nuestros datos podrían definirse claramente con participantes adicionales”.


Referencias

Peterson CT, Vaughn AR, Sharma V, Chopra D, Mills PJ, Peterson SN, Sivamani RK. Effects of Turmeric and Curcumin Dietary Supplementation on Human Gut Microbiota: A Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Pilot Study. J Evid Based Integr Med. 2018 Jan-Dec;23:2515690X18790725.

La Cocina Ortomolecular- Misohi Nutrición Herbolario Online
Mikel García Iturrioz – Autor invitado


Fuente: este post proviene de La Cocina Ortomolecular, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos