Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Flujo en el embarazo: ¿qué es seguro y qué no?

Algunas mujeres tienen un aumento en su flujo en el embarazo, y algunas no lo tienen en absoluto. En este artículo, nos centraremos en algunas “filtraciones” comunes para las que podrías necesitar un protector diario.

Leucorrea 

Los síntomas: Es muy común experimentar un aumento del flujo o secreción vaginal durante la primera etapa del embarazo. Este flujo debe ser de color blanco, ligeramente grueso y sin olor; puede tener un aspecto bastante lechoso, pero no debe producir ninguna sensación de ardor o picazón.

¿Normal o no? Normal. Durante las primeras etapas del embarazo, el cuerpo femenino produce más estrógeno y el flujo de sangre hacia la vagina aumenta después de la implantación. Increíblemente una mujer embarazada será capaz de producir más estrógeno en un solo día, que una mujer no embarazada en 3 años…Sigue leyendo en El flujo vaginal o leucorrea a principios del embarazo.

La infección por hongos

embarazada
Sus síntomas: embarazada o no experimentarás los mismos signos, que pueden incluir picazón, enrojecimiento y dolor en el área vaginal, junto con flujo vaginal blanco, sin olor, similar al queso crema. Algunas mujeres también experimentan dolor durante el coito y ardor al orinar.

¿Normal o no? Normal. Debido a los cambios hormonales, las infecciones por hongos son muy comunes durante el embarazo.

Cómo tratarla: Consulta a tu médico para descartar la vaginosis bacteriana o una enfermedad de transmisión sexual y acerca de las cremas o supositorios vaginales que puedes usar para tratar tu condición. Los probióticos y una dieta sin azúcares también pueden ayudar.

Vaginosis bacteriana (VB)

Los síntomas: la vaginosis bacteriana, una infección muy común en las mujeres embarazadas, causada por un desequilibrio en las bacterias que normalmente se encuentran en la vagina, a veces es asintomática, pero puede producir un flujo con olor a pescado, que es más notable después del sexo. La comezón y/o ardor vaginal pueden acompañarlo.

¿Normal o no? No. La vaginosis bacteriana comienza como una infección vaginal, pero a veces puede ascender dentro del útero y causar la ruptura prematura de las membranas y el parto prematuro.

Cómo tratarla: Consulta a su médico de inmediato. Los medicamentos recetados pueden aclarar los síntomas, sin poner en peligro al feto y disminuir la probabilidad de parto prematuro.

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Los síntomas: La clamidia puede producir un flujo vaginal oloroso. El flujo también es un síntoma de la gonorrea, en este caso puede ser amarillento. Si tu flujo es espumoso y de color amarillo-verdoso la causa podría ser la  tricomoniasis, que a menudo está asociada con picazón. Estas tres infecciones pueden causar dolor durante el coito o al orinar.

¿Normal o no? No. Tener una enfermedad de transmisión sexual durante el embarazo puede provocar un parto prematuro y una infección uterina después del parto. Algunos organismos que causan enfermedades de transmisión sexual pueden atravesar la placenta y afectar al feto; otros pueden ser transmitidos al bebé durante el parto.

Cómo tratarla: Acuda al médico, muchas ETS se pueden tratar de manera segura con antibióticos durante el embarazo.

Orina

Los síntomas: La mejor manera de saber si tienes fugas de orina es señalar con qué frecuencia y cuando ocurre. Si se te escapa sólo ocasionalmente, como al toser, estornudar o tener una buena carcajada, es probable que sea orina. El olor y el color son indicadores útiles, también.

¿Normal o no? Normal. Las fugas de orina durante el embarazo se producen debido a la presión del útero en crecimiento sobre la vejiga.

Cómo tratarlas: Los ejercicios de Kegel (contracción y relajación de los músculos alrededor de la vagina) ayudan a algunas mujeres a controlar sus vejigas. También puedes realizar “vaciamiento profiláctico” acudiendo al baño antes de tener la sensación real de tener que ir. Hagas lo que hagas, no dejes de beber mucha agua en un intento de evitar el problema.

Líquido Amniótico

Los síntomas: El líquido amniótico (tu “bolsa de aguas”) debe ser claro, pero también puede ser de color marrón, verde, de color rosado o amarillo. Y, a diferencia de la orina, esta fuga no ocurre sólo esporádicamente; si se rompen las membranas, por lo general continuarás perdiendo líquido. Si no estás segura sobre si es fluido amniótico u orina, coloca una almohadilla y acuéstate durante unos 30 minutos, si sientes un pequeño chorro cuando estás de pie, podría ser líquido amniótico.

¿Normal o no? NO. Hasta que ella te pones de parto, una mujer embarazada nunca debe tener una fuga de líquido amniótico.

Cómo tratarla: Llama a tu médico de inmediato.

Sangrado vaginal

No es raro que algunas mujeres embarazadas detecten manchado después del coito o un examen pélvico. Pero si este no se detiene en breve, se debe verificar: Cualquier sangrado durante el embarazo es una bandera roja.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Etiquetas: OtrosEmbarazo

Recomendamos