Tips diarios Idea guardada 14 veces
La valoración media de 70 personas es: Excelente

Disautonomía: posible causa de náuseas, desmayos y cansancio crónico

¿Alguna vez ha escuchado esta palabra? Disautonomía. Estaba en un juego de esos de roles que hay en Internet. Una compañera dice que estaba en el hospital porque se cayó y se golpeó la cabeza; ella nos cuenta que desde su parto le dan unos desmayos muy extraños, se que queda inmóvil totalmente, solo escucha. Otra de las compañeras le dice que eso mismo le pasa a su hija y que no sabían qué hacer. Visitaron varios médicos, los estudios iban y venían. No fue hasta la realización de una resonancia cuando se dieron cuenta de lo que le pasa. Mencionó ese término: disautonomía. Mi mente curiosa comenzó a preguntarse: qué es eso, cuáles son sus causas... ¿existe tratamiento? Investigando por web esto fue lo que descubrí.

La disautonomía es un trastorno provocado por problemas en el sistema nervioso autónomo, cuya función es el control y la regulación de las funciones automáticas del organismo (como la temperatura, la presión y el pulso). Esta alteración hace que la persona no pueda desarrollar acciones con normalidad.

El doctor Christian Karmelic, cardiólogo de Clínica Las Condes, explica que la disautonomía se puede manifestar de muchas formas, siendo la más común la sensación de debilidad. “Los pacientes sienten la sensación de que se les acaba la energía, que al cuerpo le falta fuerza, sueño durante el día, en ocasiones cefaleas frecuentes”, indica el especialista.

Algunos episodios agudos se manifiestan por fatiga y debilidad de rápida aparición, náuseas, sudoración y en ocasiones pérdida de la conciencia, agrega. “Habitualmente luego de un episodio de pérdida de conciencia el paciente se recupera de a poco con mucha sensación de cansancio posterior”, dice.

Por compartir síntomas, suele ser confundida con otras enfermedades como la anemia, el hipotiroidismo, hipoglicemia e incluso depresión, por lo que cada paciente debe ser evaluado para descartar otras patologías antes de hacer diagnóstico de disautonomía. “El factor de riesgo más común es la historia familiar, es frecuente en personas más delgadas o puede aparecer luego de bajas de peso marcadas, por ejemplo, posterior a cirugía bariátrica”, sostiene el doctor Karmelic.

Resultado de imagen para disautonomia

 

Manifestaciones clínicas de la disautonomía

Taquicardia: Incremento anormal en la frecuencia cardíaca, en especial al ponerte de pie.

Desmayo

Los síntomas de la disautonomía se confunden fácilmente con depresión, fibromialgia, fatiga crónica, hipotiroidismo o hipoglucemia. A quienes sufren esta condición siempre los tachan de depresivos pero es que, literal, no tienen energía. Revisa los síntomas para que, si te checan, puedas diagnosticarte.

Siempre tienes sueño, sufres insomnio o, de plano, tu sueño no es reparador.

Sientes fatiga crónica; el cansancio excesivo ocurre después de mediodía.

Después de estar de pie un buen rato, sientes que te desmayas, te pones pálido y sudas.

Seguido sientes que “se te baja el azúcar”.

Tienes un aspecto pálido, cansado, párpados caídos (a algunos pacientes con disautonomía, por la poca expresión de la cara, se les diagnostica mal de Parkinson).

Las manos y los pies se hinchan si no te mueves por un largo rato, si caminas despacio o si hace mucho calor.

Los dedos de las manos se sienten duros y rígidos por la hinchazón y lo que necesitas es cerrar y abrir las manos repetidamente.

Eres superfriolento o friolero.

Te resfrías con mucha facilidad.

Sufres de presión baja (casi en todos los casos se presenta este síntoma)

Diagnóstico de disautonomía

Tienes que ir con un cardiólogo para que te haga:

Historia clínica.

Examen físico para descartar otras condiciones.

Exámenes de laboratorio: radiografía de tórax, electrocardiograma, monitoreo electrocardiográfico Holter.

El diagnóstico se confirma con una prueba de inclinación en mesa basculante o Tilt Test: te ponen en una cama 15 minutos y te toman el pulso y la presión en diferentes posiciones

Tratamiento para disautonomía

No hay una medicina que te lo quite, pero sí hábitos que pueden disminuir la frecuencia con la que te da la crisis:

- La más más más importante es mantenerte hidratado con dos o tres litros de agua al día.

- No debes estar de pie por mucho tiempo (si no tienes de otra, cada 20 minutos: cruza los pies, empina y suelta repetidamente, pon un pie delante del otro y después cambia de pie, agáchate como para abrocharte los zapatos, estira las piernas sobre una silla).

- Evita caminar despacio.

- Usa medias elásticas o calcetines elásticos con presión en el tobillo.

- Aumenta la sal en comidas, para mejorar el retorno venoso (solo si no tienes presión arterial alta o daño en el riñón).

- Te urge ejercicio aeróbico moderado: yoga, bici, baile, natación.
Resultado de imagen para disautonomia


DATO: 8 de cada 10 que lo padecen son mujeres.

No te olvides de dar me gusta y compartir.

 

Fuente: este post proviene de Tips diarios , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Dolor de cabeza: identifica sus causas

Dolor de cabeza. Es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Las causas graves de los dolores de cabeza son raras. La mayoría de las personas con dolores de cabeza se pueden s ...

Recomendamos

Relacionado

mujer ets

Cervicitis: causas, síntomas, diagnóstico, complicaciones y tratamiento

La cervicitis, un término que se refiere a la inflamación de todo el cuello uterino, es muy común en la patología clínica. Debido al daño inflamatorio que provoca en la vagina, la vaginitis acompaña la inflamación del cuello uterino en la mayoría de los casos y muchos médicos prefieren el término colpitis, que significa inflamación cérvico-vaginal. Por lo tanto la colpitis representa la razón de a ...

dolores comunes enfermedades óseas y musculares enfermedades ...

Tendinitis, ¿qué es y qué podemos hacer?

La tendinitis es una inflamación que afecta a los tendones y con frecuencia se manifiesta en aquellos que trabajan con sus manos (músicos, artesanos, etc.). El dolor causado por la tendinitis o bursitis por lo general afecta el hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla o tobillo y suele ser bastante intenso. Se produce de repente y por lo general empeora con el movimiento. La inflamación de los tendo ...

articulaciones artritis artrosis ...

Artritis

El mal de las articulaciones

Conócelo todo sobre la artritis. Síntomas, tratamiento, causas, cómo actuar ante cualquier indicio. La artritis puede afectar a personas de cualquier edad y sexo, ya que tanto el factor de la edad como el del sexo no son determinantes.

salud varices cómo eliminar las varices ...

Varices: todo sobre esta patología

Las varices son venas hinchadas y retorcidas que pueden verse justo debajo de la piel. Por lo general, ocurren en las piernas, pero también esta enfermedad puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Las hemorroides son un tipo de vena varicosa. Las varices son muy comunes, normalmente causan pocos síntomas y signos. A veces causan dolor cuya intensidad varía entre leve y moderada, coágulos de sa ...

diabetes síntomas de diabetes cómo saber que tengo diabetes ...

Diabetes, 10 síntomas que te indicarán si padeces esta enfermedad

Antes de dar la cara como tal, la diabetes nos puede mostrar algunos síntomas que debemos saber reconocer para poder obtener un diagnóstico precoz y acceder a un tratamiento. La diabetes es una enfermedad que puede trascurrir de manera silenciosa durante muchos años. Se produce por el aumento de la glucosa en la sangre, ya sea porque el cuerpo no produce suficiente insulina para procesarla, o porq ...

enfermedad genetica causas del síndrome de marfan general

Síndrome de Marfan

El síndrome de Marfan es un desorden que afecta el tejido conectivo, este tejido sustenta muchas partes del cuerpo, es como el “pegamento” entre las células, da nutrientes y fortaleza al tejido, entre otras funciones. este síndrome generalmente se transmite de padres a hijos a través de los genes, el gen que produce la proteína fibrilla, pero también puede ser el resultado de una mutac ...