comunidades

Dietas a examen: Cómo evitar estafas a la hora de adelgazar

Cómo evitar estafas en las dietas
Creo en la bondad inherente de la gente.

Pero cuando veo la cantidad de fraudes, falsedades y porquerías que le venden a quienes quieren perder peso, no encuentro manera de no histerizarme.

Es increíblemente fácil caer en engaños cuando buscas una solución para adelgazar.

Sobran los estafadores, los mentirosos, y los falsos “gurús”. Gente que hará cualquier cosa con tal de hacer dinero.

O simplemente personas que, aunque quizás tengan buenas intenciones, están desactualizadas y recomiendan cosas que en el mejor de los casos son inefectivas, y en el peor de plano peligrosas. Y esto incluye nutricionistas y hasta médicos. Tristemente.

Por eso hoy quiero hablarte de cómo evitar caer en trampas a la hora de buscar una solución para perder peso.

¿Usas Internet? No estás a salvo

Tenía desde hace mucho la idea de escribir acerca de este tema, sobre todo desde una vez que vi un “artículo” (en realidad una publicidad disfrazada de artículo) en uno de esos blogs que tienen títulos de estos que son una porquería pero que te dan tanta curiosidad que no puedes dejar de clicar…

El “artículo” al que enlazaba tenía una foto de un antes y después, estaba en francés (a pesar que la página que estaba leyendo yo era en español) y decía algo así como “Madre de Toulouse pierde 40 kilos y los médicos se asombran”, o alguna cosa amarillista por el estilo (por si no lo sabes, yo vivo en Toulouse… qué casualidad ¿no?).

Sí, las páginas web pueden saber dónde vives y modificar el contenido para incluir esa información.

Te digo algo de una vez: NO hagas clic en esos “artículos”.

Yo ya tengo el ojo educado y me di cuenta de inmediato de lo que era.

Si clicas en esos anuncios te llevan a páginas que son una copia de la página de alguna revista o periódico, y que tiene un “reportaje” donde la periodista se entera de una solución “increíble” para rebajar, la prueba y, oh milagro, le funciona de maravillas.

Estas páginas hasta tienen comentarios (todo falso) y además vienen con la fecha del día de hoy (también es falso y, por si no lo sabes, en cuestiones de páginas web TODO se puede programar para que parezca real y actual – la mayoría de estas cosas es mentira).

El caso es que son engaños.

Estafas. Timos. Arnaques. O como los llamen en donde vives.

Y no sólo están esos artículos falsos, también está gente de carne y hueso que resulta ser una porquería de persona y que engaña a los demás.

Por ejemplo, a mediados de 2015 hubo un escándalo acerca de Belle Gibson, una tipa que se hizo millonaria vendiendo un método con el que se curó de un cáncer cerebral terminal… sólo que era todo mentira (nunca tuvo cáncer y, por supuesto, nunca se curó de nada).

Hay también montones de casos de vendedores de pastillas o suplementos o lo que sea, y que usan fotos “antes y después” robadas de las cuentas de redes sociales de gente que adelgazó con su esfuerzo propio, comiendo sano y haciendo ejercicio (me ha pasado ya con unas fotos mías, una seguidora me avisó y al contactar a la gente que lo hizo borraron su publicación).

Y así infinidad de ejemplos.

No es de extrañarse que tantísima gente caiga en estas trampas, una y otra vez.

Hoy quiero decirte lo que tienes que hacer para evitar que esto te pase a ti.

O te vuelva a pasar si es que ya fuiste víctima una vez (¿o más de una vez quizás?).

“Dietas a examen”

Me acordé de todo esto a raiz de un programa sobre las dietas milagro que pasaron a comienzos de mes en la televisión española.

El programa se llamaba “Dietas a examen” y es de una serie llamada “Equipo de Investigación” que hace reportajes supuestamente serios sobre distintos temas.

Los españoles aparentemente saben que este programa es bastante exagerado, amarillista y manipulador. Pero yo al verlo me indigné tanto que decidí animarme a publicar este post sobre dietas y engaños que desde hace tiempo quería escribir.

El programa me indignó de dos maneras:

En primer lugar, por lo amarillista y manipulador. Porque presentan las cosas de una manera que, en lugar de informar, desinforma.

Luego de ver el programa una persona común y corriente, alguien que no sea especialista en nutrición, se va a quedar con unas ideas muy equivocadas de como son las cosas. Además de que engañaron a más de uno para luego usar y tergiversar sus comentarios (más abajo te cuento a qué me refiero).

Y en segundo lugar, me indigó el ver las cosas que hace la gente para adelgazar.

Me indigna saber que a pesar de que existe la forma de adelgazar naturalmente, sin hambre, sin sufrimientos, sin restricciones, sin dolor, con salud…

… la gente sigue prefieriendo buscar estas soluciones de porquería que ni son soluciones ni realmente les van a servir de nada – y hasta les pueden dañar seriamente su salud.

Se me hace increíble que la gente no sea capaz de ver dónde encontrar verdaderas soluciones.

Y por eso he querido escribir este artículo a ver si, aunque sea, mis propios seguidores pueden hacerse una mejor idea de las cosas y evitar caer en estos engaños en el futuro, empujados por las ganas locas y desesperantes por adelgazar.

Bueno, voy a lo del bendito programa.

El “negocio” de las dietas

El programa comienza con una frase que me saca de quicio: el “negocio de las dietas”.

Me da rabia porque se habla como si todo el que estuviera implicado en este mundo estuviera tratando de abusar o aprovecharse de las personas con exceso de peso.

Se usa la palabra “negocio” como si fuera un insulto.

Y me da rabia, porque la realidad es que todo el que no sea asalariado de una empresa ¡tiene un negocio!

Es decir, yo tengo un negocio.

Steve Jobs tenía un negocio.

Muchos médicos tienen un negocio.

¿Qué diablos tiene de malo eso? NADA.

Es una manera de producir dinero. Una manera de ganarse la vida. Y puede ser tan digna como cualquier otra manera de ganarse la vida.

Lo malo es la gente que lo hace de forma inescrupulosa, sin querer ayudar sino directamente engañando.

Esa es otra historia. Esos no es que tengan un “negocio con las dietas”, es que son delincuentes, y punto.

Y ahora vamos a lo de las dietas específicas de las que hablaron.

La dieta del sirope de savia

La llaman monodieta, haciendo referencia a una dieta en la que sólo se come un alimento durante un periodo de tiempo.

Primero empiezan hablando de la gente que se pasa el día a punta de una fruta, ya sean fresas, manzanas, piña, o lo que sea.

Eso no tiene nada de malo!!!

Por Dios, el que diga que porque una persona se pasó un día a punta de 5 manzanas va a desarrollar deficiencias es un semerendo mentiroso y exagerado, además de que no sabe nada de cómo funciona el cuerpo.

Hay una razón por la que los humanos podemos pasar varios días sin comida alguna: es porque nuestro cuerpo tiene reservas de todos los nutrientes que necesita.

Por supuesto, no queremos agotar esas reservas. Necesitamos reponerlas constantemente. Eso es cierto.

Pero por un mísero día que te pases comiendo fruta no va a pasar nada!!!! de hecho, puede ser una excelente idea.

Es un día en que te llenas de vitaminas, fibra y agua, y evitas comer otras porquerías cosas. Puede resultar en aliviar el sistema digestivo y darle un descanso al cuerpo y a la mente.

El ayuno es algo increíblemente bueno, de hecho.

Es sumamente saludable y hay montones de investigaciones que confirman sus beneficios. No es por nada que en muchas religiones se hacen ayunos, y los antiguos griegos y romanos los hacían.

Quien diga que por pasar un día entero a base de fruta (que es una forma de ayunar) te vas a enfermar, es un ignorante.

Ahora, otra cosa MUY diferente es lo del jarabe de savia.

Para empezar, eso es prácticamente azúcar pura.

Es más, ni siquiera azúcar, es fructosa.

Y la fructosa en exceso y en forma líquida es una de las cosas más malas para el cuerpo que puedes consumir.

El exceso de fructosa aumenta la probabilidad de desarrollar hígado graso no alcohólico. Además produce resistencia a la insulina y obesidad (no, no se trata de las calorías, se trata de cómo tu cuerpo procesa la fructosa).

Entonces estar tomando ese bendito jarabe es malo. No tiene ningún tipo de nutriente, son puras calorías vacías.

Un día que te lo tomes no pasará nada, es más bien un día perdido en el que pudiste haber aprovechado de darle nutrientes a tu cuerpo. O un día que pudiste haber aprovechado para descansar el sistema digestivo. Pero no, tomando esa porquería es básicamente un día en que ensucias tu hígado un poquito más.

Y si ahora te vas a pasar 10 días, o 40 días, a punta de sirope de savia… pues ahí sí que desarrollas deficiencias nutricionales!!!

Una cosa es un ayuno de uno, dos o tres días. Y otra cosa muy distinta son 7 días o más.

La gente que hace estas cosas no sabe lo tonta que está siendo, porque NO HACE FALTA hacer estas cosas para adelgazar.

En el programa le preguntaban a una chica cómo se sentía luego de haber perdido no sé cuántos kilos a punta de sirope de savia (que los recuperó todos, of course), y ella decía que se sentía maravillosa en aquel momento. Así de importante es para algunos adelgazar, a costa de lo que sea.

Siento dolor por esas personas, porque no se enteran que podrían adelgazar de la forma correcta (y sin sufrimiento, sin dieta) y tener ese cuerpo delgado con el que están obsesionados, pero además tener energía desbordante y una salud de hierro.

Ojalá se enteraran…

Pero no, porque siguen buscando soluciones mágicas.

Y a mí me da mucha rabia porque hay mucha gente en Internet que está feliz de venderles las benditas soluciones mágicas.

Yo digo: ven que te enseño a comer saludable para que adelgaces de manera natural, y vienen tres pelagatos.

Pero viene otro y dice: ven que te doy la solución mágica, y allá detrás se van cienmil. A gastar el dinero, a arriesgar su salud, a sufrir porque al final claro que es sufrimiento!!

Si eso es magia entonces yo no la quiero, thankyouverymuch.

Mientras que si aprendes a comer sano ni sufres ni la pasas mal ni te pones en riesgo.

La opción es clara, ¿no? Al menos a mí me lo parece. Quizás soy bicho raro, no sé.

Volviendo al programa (que me voy por la tangente jejejeje), me dio rabia que una de las expertas entrevistadas, nutricionista creo que era, muestra una foto de un paciente desnutrido dizque para ilustrar los efectos de la monodieta.

Y quizás los españoles no lo saben, pero la foto que puso era de Franklin Brito, un personaje venezolano que se volvió un ícono de lucha contra las injusticias del chavismo luego de morir a causa de una huelga de hambre de casi 6 meses que hizo para recuperar sus terrenos expropiados. Bueno, la foto que mostró esta nutricionista es de unos días antes de que Brito muriese.

Dijeron allí que el ayuno mata.

Sí, claro que mata. A Franklin Brito lo mató. Pero es cuando no comes absolutamente nada por más de 30 días!!!!

Del resto, repito, un ayuno de uno, dos o tres días no matará a nadie y, por el contrario, seguramente resultará bastante beneficioso, para quienes quieran hacerlo con cabeza (y no enloquecidos por hacer cualquier idiotez para adelgazar).

Dieta proteinada de sobres

En el programa de Equipo de Investigación hablaron a continuación sobre la dieta proteinada. Pero la de sobres, esos que venden hasta en las farmacias como si fueran muy buenos (es que si venden algo en la farmacia debe ser que es bueno para la salud ¿no?……).

Acá lo que me molestó fue el enfoque de los médicos que la promueven. Particularmente del Dr. Agustín Molins, que se adjudica el haber popularizado las dietas proteinadas en España, y es el creador de la empresa de sobres de la que hablaban en el programa.

Me parece inuadito que unos médicos pretendan que sea mejor que una persona adelgace a punta de comidas de sobres en lugar de comidas de verdad.

Para comer una dieta alta en proteínas NO necesitas comprar sobres, ¡ni comer absolutamente nada en polvo!

Es que ni siquiera la proteína lactosérica que yo tanto recomiendo es necesaria.

Nada de eso hace falta. Simplemente puedes escoger las fuentes proteínas que tú quieras, y todo se resume a qué tipos de alimentos decides comer.

¿Quieres hacer una dieta rica en proteínas? Elige entre huevos, pollo, pavo, res, ternera, pescados, mariscos, lácteos, todo tipo de legumbres y hasta semillas y frutos secos.

El otro error garrafal que cometen estos médicos, por lo que vi en el programa, es que hablan de “dieta proteinada” cuando es alta en proteína y baja en grasas.

Y eso sí es malo.

Comer alto en proteína no es malo siempre y cuando cubras bien las necesidades de grasa.

¡¡¡Esa fobia tonta y anticuada a la grasa tiene que acabar!!!

Entonces hablan de cetosis, y en el programa comparan con la cetosis de las vacas como que es algo horrible y fatal.

Pues no, la cetosis ni es horrible ni es fatal. De hecho es una forma terapéutica natural de tratar varias de condiciones, como la epilepsia por ejemplo.

No es para todo el mundo eso es cierto. No todo el mundo la necesita. ¡Pero no es mala per se!

Malo es comer “bajo en grasas”.

Pero no es por eso que en el programa ponen al Dr. Molins como el malo de la película, sino porque su empresa recompensa a los médicos que recomiendan sus productos a sus pacientes, pagándoles el 12% del costo de los sobres (sin recargo en precio para el paciente).

¿A ti también te parece mal? Pues te tengo noticias: MUCHAS empresas funcionan bajo esa fórmula, que se llama afiliación. Es un modelo de negocios perfectamente normal, válido, conocido y legal, ¡y no tiene absolutamente nada de malo!

Ya si un médico X va a recomendarle al paciente los benditos sobres sólo por obtener el dinero, incluso si no es lo mejor para el paciente en ese momento, díganme ustedes ¿quién es el malo: el médico o la compañía? Yo lo veo claro.

El modelo de afiliación es viejísimo y muy sólido. Es de esa forma que empresas como Avon, Amway o táper expanden la distribución de sus productos, y es de esa misma forma como muchos blogueros obtenemos beneficios del hecho de compartir con nuestros lectores las recomendaciones de los productos que más nos gustan.

Así que por el hecho de que un determinado producto funcione bajo un modelo de afiliación no significa que sea fraudulento o de mala calidad. Es por esto que me molestó tanto el programa, ya que se centró en desvirtuar informaciones que son perfectamente válidas, y obvió las cosas que son realmente problemáticas de toda esta historia del “negocio” de las dietas.

Volviendo a lo de los sobres, mencionaron otra compañía muy famosa que vende comida en cajas: la Pronokal.

Igual de mala que todas las demás, por supuesto.

Porque no necesitas comer comida de caja para adelgazar!!!

En el programa sale un testimonio de unas hermanas gemelas que se gastaron más de 5 mil euros cada una para poder hacer la Dieta Pronokal completa!!!

Qué ilógico…

Seguir la bendita dieta de cajas proteinadas cuesta 500 euros al mes.

Cómprate ese dinero en comida de verdad por favor y no sólo adelgazarás con salud sino de una manera que podrás compartir con tu familia y que podrás implementar por toda la vida.

La dieta de la hormona HCG

Si todo lo anterior parecía un poco surreal, aquí es donde “te pones a flipar”, como dicen en España.

Por si no la conoces, la (tristemente famosa) dieta de la hormona HCG es una (porquería de) dieta en la que consumos 500 calorías al día (sí, 500) y a la vez te pones bajo la lengua unas gotitas de gonadotropina coriónica humana (HCG por sus siglas en inglés), que es la hormona del embarazo.

En este caso todo lo que dijeron en el programa, así amarillista y todo, es cierto: quien adelgaza con esta “dieta” ¡¡¡es porque no está comiendo casi nada!!!

Es decir, lo que adelgaza no es la supuesta hormona… son las 500 calorías. Shocking.

Yo en lo personal me pasé más de un año entero inyectándome la bendita hormona para poder quedar embarazada (como parte de mi tratamiento de fertilidad, con seguimiento médico por supuesto) y a mí no me adelgazó nada. Más bien al contrario.

Esta gente que rebaja a punta de esa “dieta” lo hacen porque no están comiendo nada.

Es el mismo método que el del sirope de savia, pero hasta peor porque se están metiendo unas gotas en el cuerpo que vé tú a saber qué diablos es. En el mejor de los casos erá agua con azúcar. Y en el peor de los casos… quién sabe.

Estas personas se gastan 50 euros por frasquito que no sé cuántos días les dura, se someten a morirse de hambre, y así van adelgazando, dejándose la salud en el camino y frustrándose porque cando vuelvan a comer (que algún día tendrán que hacerlo, o morirán) ¿adivina qué? van a recuperar absolutamente todo lo que perdieron!!

Y ni hablar del daño metabólico y el psicológico. Todo eso asumiendo que las benditas gotas no tienen nada nocivo (poco probable dado que las compran ilegalmente por Internet de fuentes más que dudosas).

Por Dios… me desespera que la gente se someta a esto cuando hay una solución que no requiere pasar hambre ni sufrir de esa manera.

La dieta de los zumos detox

Y por último, la dieta detox.

Según el programa éste hay que consultar con un médico o endocrino para hacer la dieta detox.

Y bueno, yo digo que por supuesto que es el caso si tienes alguna condición de salud en particular.

Pero si eres una persona saludable, ¿en serio tienes que consultar con un endocrino si quieres hacer un ayuno líquido por un par de días a punta de verduras y frutas licuadas? Por favor.

Comer frutas y verduras es una de las cosas más sanas que hay. Y no, no te vas a producir una deficiencia nutricional. Por un par de días sin proteína no pasará nada. Si no imagínate, ¡todos los veganos estarían muertos ya!

Acá el detalle está es en el abuso.

Una cosa son unos días para darle descanso al tubo digestivo y para cargarte de vitaminas, minerales y fibra.

Y otra cosa es pasarte dos semanas o más a punta de vegetales licuados. Ahí claro que desarrollarás alguna deficiencia. ¡Es que es cosa de sentido común!

Y por supuestro que es mejor que te compres tus frutas y tus verduras y te hagas las cosas en casa.

Lo digo porque en el programa hablan a continuación de las empresas que venden los zumos detox ya hechos, embotellados, para hacer la dieta por uno, dos, tres o cinco días. Y a juzgar por lo que dicen en el programa, estas empresas son un demonio (igual que las de la dieta proteinada).

Yo demonios no creo que sean, simplemente tienen un producto que considero innecesario y de mucha menor calidad que lo que tú puedes hacerte en casa (lo mismo que con los sobres proteinados).

Incluso si a muchos les parece conveniente el tener los zumos ya hechos y no tener que pensar en eso, la verdad es que son absolutamente innecesarios y es mucho más nutritivo hacerte tus batidos, ya que las vitaminas se degradan con el tiempo luego de que una verdura o fruta ha sido procesada.

Además quién sabe si les pondrán otras cosas a esos zumos en botellas. Y bueno, cuestan casi 40 euros por día, mientras que si te comporas tú las cosas para hacer tus batidos en casa te sale en 5 euros por día.

En todo caso, eso es lo que es realmente malo de esos productos, que no pueden jamás ser equiparados a la versión natural. Pero nada más.

En el programa decían que es una industria que factura millones al año. Bueno, y yo me pregunto, ¿¿¿cuál es el problema??? Parece que tener una empresa exitosa es malo entonces… por favor.

Y una de las cosas que me dio más rabia es que manipularon y malpresentaron a una colega Coach Nutricional, Núria Roura.

Yo no conozco a Núria, hace apenas un par de semanas que supe de ella, pero que estoy segura que hace su trabajo con excelente intención. Y en el programa la mostraron como si fuera una estafadora porque es representante de Vitamix, una marca de batidoras/licuiadoras super potentes que, de hecho, es excelente.

Como estos aparatos son caros, pusieron a Núria como si fuera la propia estafadora, por vender una licuadora más cara de lo normal.

Qué rabia me dio.

Porque demuestra la más pura ignorancia y una intención de manipular la información y presentarla de forma retorcida. Esta gente es mala como ella sola!!

Las Vitamix son unas excelentes máquinas y cualquiera que tenga algo de experiencia en la cocina tiene que saber que una buena licuadora es no sólo un implemento muy importante para muchas preparaciones sino que es un aparato que es caro. ¿Por qué? porque si te compras una licuadora barata a lo que le metas los primeros hielos se va a fundir el motor. O cuando trates de licuar nueces, semillas, o cualquier cosa similar. O si las cuchillas se calientan demasiado durante el funcionamiento pueden estropear los alimentos.

Quizás todo esto no sea importante para ti, y está bien. Creo que para la gran mayoría de la gente no sean detalles relevantes en el día a día.

Pero para la gente que cuida de forma milimétrica su alimentación, estos detalles pueden hacer la diferencia en la decisión de compra. Y sólo una licuadora súper potente puede hacer bien ese trabajo.

Entonces ni Núria ni nadie que recomiende una Vitamix al precio que cuesta está tratando de estafar a nadie. Simplemente están recomendando un producto de excelente calidad. Y la calidad se paga (ya deberías saber esto, ¿no?).

Pero claro, los de Equipo de Investigación no se molestaron en entersarse, sino que pusieron a Núria (y a toda la gente bien intencionada que entrevistaron) como unos propios estafadores. Qué vergüenza.

Entonces lo que me molesta de todo este asunto, además de que me solidarizo con estas personas a quienes literalmente utilizaron, es que están desinformando a la gente.

Porque les muestran una realidad manipulada.

La palabra dieta no es una grosería. La palabra negocio tampoco.

Y no, no todo el mundo quiere aprovecharse de ti.

Pero ¿y los que sí quieren aprovecharse? ¿cómo saber quién es quién?

Cómo identificar estafadores a la hora de buscar una solución para adelgazar

La verdad es que a menos que seas experto en el tema es extremadamente difícil distinguir quién dice la verdad de quien no.

Porque una de las cosas que saben hacer muy bien los estafadores es utilizar un lenguaje muy especial. Un lenguaje que es “medio-científico”, lo suficiente como para confundir al incauto y hacerlo pensar que él sabe de lo que está hablando (cuando no es cierto).

Y además se saben todos los trucos de marketing habidos y por haber y son sumamente habilidosos con las palabras. Te enganchan con sus promesas increíbles y, cuando logras reaccionar, ya es demasiado tarde.

¿Qué hacer entonces?

1. Confía en tu sentido común

Como regla general lo que yo puedo decirte es que:

si suena demasiado bueno para ser verdad,

si usan la palabra “milagroso” (o adjetivos de ese tipo),

o dicen que es una conspiración y que los médicos o la industria farmacéutica no quieren que te enteres,
es probable que sea todo falso (salvo algunas muy contadas excepciones).

Creo que el método infalible es éste:

No le compres nada a nadie que no conozcas.

2. Conoce a la persona que está detrás

Busca conocer a la persona que te está ofreciendo algo.

¿Es una persona real? ¿Puedes verla en fotos?

Si la buscas en Internet ¿salen varias fotos de esa persona o es siempre la misma foto por todos lados? ¿En qué otras páginas sale? ¿Dónde vive esa persona? ¿Habla tu idioma o lo que te vende es algo traducido?

Todos estos aspectos deben servirte para irte dando una idea de quién es la persona a la que le vas a confiar tu cuerpo ¡y tu salud!

No es una forma infalible de determinar a quién puedes escuchar y a quién no porque, por ejemplo, hay mucha gente a la que no le gusta ser pública y tienen muy poca información personal disponible en la red.

Pero al menos hazte esas preguntas como un inicio. Investiga antes de comprar.

3. No compres nunca nada a la ligera

Incluso si te dicen que es una oferta “única” y que la presentación la van a quitar pronto. No lo creas. El 90% del tiempo es mentira.

Y si fuera verdad, no te preocupes que no te pierdes nada. Más adelante te aseguro que vuelven a hacer una oferta (si es que era algo que realmente te interesaba).

Desconfía si la página se ve de mala calidad, o si tiene demasiadas afirmaciones dudosas.

Incluso hay muchas que tienen sellos de seguridad falsos, usan referencias científicas inválidas o se hacen pasar por medios de comunicación, revistas, o personajes famosos… y es todo mentira.

Es de verdad muy fácil dejarse engañar, y a menos que conozcas de informática hay montones de cosas de las que no te darás cuenta.

Es mejor que te tomes el tiempo de ver si la persona es real y si lo que ofrece es cierto, porque tristemente en la mayoría de los casos no lo es.

4. No te tropieces dos (y tres) veces con la misma piedra

No sigas tampoco intentando siempre lo mismo.

Si has comprado libros en PDF (eBooks) y ninguno te ha servido, ¡no compres más!

Busca algo diferente y no te sigas dando contra la misma pared.

No importa lo que promuevan, si un PDF no te ha funcionado antes, ninguno lo hará.

Porque eso quiere decir que tú necesitas ayuda experta para resolver tu problema, y un eBook NO te la dará.

Una persona real sí.

Entonces sigue a la persona y mira lo que hace, observa si la puedes ver en videos, en fotos, cómo se comporta en las redes sociales, qué tipo de cosas promueve, qué tipo de vida lleva, qué tanto se parece a ti (mientras más se parezca a ti, más será capaz de ayudarte), etc.

5. No creas en las fotos antes y después

Y te digo esto con algo de dolor porque sé que quizás incluso no creerás en las mías.

Pero es que la mayoría de las que verás en Internet están llenas de mentiras.

Tienen Photoshop (como mínimo).

Luego un montón de maquillaje e iluminación especial. O usan fotos de un método que no tiene nada que ver con lo que están vendiendo. ¡Incluso hay fotos “antes y después” de personas que resulta que son anoréxicas en la vida real!

6. Ni pastillas, ni parches, ni cremas

A estas alturas ya debería estar claro, pero te lo digo otra vez por si acaso: Nada de eso funciona. NADA.

Sí hay algunas (poquísimas) pastillas que tienen un efecto (pequeñísimo) en el metabolismo y que pueden hacer que quemes más grasa.

Pero, honestamente, a menos que tu alimentación está optimizada y lleves una vida activa, no vale la pena comprarlas porque su efecto no lo vas a notar.

Perderás tu dinero. Además, los suplementos que sí funcionan no los venden en páginas para adelgazar de esas rimbombantes. Así que, de verdad, no pierdas tu tiempo.

En cuanto a los parches, las cremas, los wraps, etc… ya adivinaste ¿verdad? Exacto: NO funcionan. Es todo falso.

Algunas de estas cosas deshidratan un poco la zona (de allí que pareciera que has perdido pesos y/o medidas), pero ya luego que tomes agua lo recuperas todo y ya.

No te dejes llevar por la ilusión, nada de esto funciona. NADA.

Sólo comer los alimentos adecuados en los momentos adecuados, y hacer un mínimo de ejercicio que sea realmente efectivo.

Ojo que no he dicho “hacer dieta y ejercicio”, porque no es como la mayoría de la gente cree tampoco. No es comer menos. No es comer bajo en grasas. No es cuidar las calorías.

No.

Es comer los alimentos que optimizan tus hormonas y le ayudan a tu cuerpo a funcionar bien.

Y es hacer el tipo de ejercicios que promueve la construcción de músculo y la quema de grasa.

7. Date tu lugar

Una última cosa: que no te dé vergüenza pedir certificados y constancias. ¡Es tu dinero y tu salud!

Incluso puedes solicitar un número de teléfono al que puedas llamar y ver si de verdad te atiende alguien real.

Busca gente que te inspire confianza, y si tienes alguna duda ponte en contacto y haz preguntas.

No compres con dudas, más bien infórmate bien.

¡Cuídate por favor!

Sé inteligente.

Tu solución existe, te lo garantizo. Sólo tienes que pensar en tu bienestar primero

Comparte este artículo si te pareció útil (usa los botones de las redes sociales que están a mano izquierda), y cuéntame en los comentarios qué parte del artículo es la que te resultó más útil o interesante.

La entrada Dietas a examen: Cómo evitar estafas a la hora de adelgazar es original de Mi Nueva Dieta.

Fuente: este post proviene de Mi Nueva Dieta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Blog - Noticias Consejos Motivación ...

Perder peso de forma gradual cuidando nuestra alimentación y ejercicio físico es lo más recomendable, por ello, adelgazar con salud es lo que nos llevará a aprender a mantenernos y evitar un posible efecto rebote que nos haga caer en la desesperación. Lo primero es no estresarse ni buscar milagros ni pérdidas de peso a lo bestia, debemos centrarnos en que lo que llega rápido se va rápido, así que, ...

Dietas

Dietas para adelgazar de forma saludable Llega un momento en que aquellas que hemos sido delgadas durante una considerable parte de nuestras vidas debemos hacer un alto en el camino y rendirnos indefectiblemente ante las evidencias: ropa que no nos queda como antes, pantalones que estrangulan la cintura, jerséis cuyas mangas se ciñen, implacables, a nuestros brazos, cansancio desmedido, o bien per ...

Consejos Coherentes adelgazar comiendo complementos para adelgazar ...

Cuando empiezas una dieta al principio todo va muy bien. Los primeros kilos se pierden fácilmente pero después de unas semanas empiezas a bajar de peso de forma más lenta y al final te estancas. Es posible adelgazar comiendo, en este artículo te damos algunos trucos. Cómo funciona el metabolismo. Efecto rebote Tu cuerpo es una máquina de supervivencia y se adapta a las calorías de la dieta y a la  ...

Alimentación Infantil Alimentación Saludable aprender ...

¡Hola! En muchas ocasiones planteo esta pregunta a mis pacientes  y rápidamente obtengo una respuesta afirmativa. Sin embargo, en unos pocos segundos comienzan las dudas, ¡ya he encendido otra pequeña mecha! (Así llamo yo a ir encendiendo bombillas, bombillas de curiosidad por lo que comemos) Para comenzar, debemos saber que un grano de trigo consta de tres partes: germen, endospermo y salvado. Ge ...

Control de peso Dietas adelgazar ...

Hacer dieta no es sinónimo de pasar hambre. Si queremos adelgazar debemos cuidar nuestra alimentación y practicar algo de deporte. Siempre pensamos que nos sobran algunos kilitos, sobre todo cuando se acerca el verano y tenemos que mostrar nuestro cuerpo en la playa. El problema es que no sabemos cómo adelgazar de forma rápida y sin poner en riesgo nuestra salud. Es importante tener en cuenta que ...

general contaminaciones salud-enfermedad ...

Que la publicidad está diseñada para vender productos es un hecho que todos sabemos. Pero, ¿cuánto nos dejamos seducir por esa publicidad?, ¿mantenemos un mínimo criterio, espíritu crítico ante el bombardeo publicitario? Lo sangrante es cuando afecta a productos no muy recomendables, especialmente para los niños, que pasan a ser productos de uso común, y a menudo considerados como “premios&# ...

Dieta Paleo Vida Paleo

No hay nada como llegar a casa y que te espere un regalo encima de la mesa. Y como los responsables de Snack Gods, tienda especializada en tentempiés saludables,  saben que a mí se me gana con comida, ha tenido el bonito detalle de enviarme una muestra de varios de los productos que venden a través de su web, con el fin de hacer una review de los mismos. Esta ...

salud y nutrición adelgazar dieta ...

Todo el mundo está a dieta y cada vez hay más obesidad? Actualmente la gente está constantemente a dieta. Todo el mundo quiere adelgazar. Y como nos dicen que lo conseguiremos? Comiendo menos calorías, hay que pasar hambre. Pero los resultados son cuestionables. En el mejor de los casos, conseguiremos bajar de peso pero en poco tiempo lo recuperaremos. Además es normal que nos cueste seguir una di ...

nutrición

Si en la dieta dice que hay que comer manzana verde ¿quiere decir que no puedo comer la roja? En estos días he estado haciendo tantísimas cosas que se me pasaron los días sin poder decidir de qué iba a escribir el artículo de esta semana. Ha habido un montón de noticias de salud súper interesantes, la gente está interactuando muchísimo con el Quiz del Animal de Fiesta (si no lo has hecho haz clic ...

Consejos Definición Dieta ...

Todos queremos alcanzar nuestro peso ideal. Cierto? Por lo que andamos siempre buscando alternativas para poder bajar esos kilos de más, que nos vienen molestando desde hace tiempo. Ante eso. Terminamos desarrollando las dietas que observamos en la televisión y que en oportunidades se vuelven famosas, por las estrellas que la utilizan, pero: ¿De verdad ofrecen resultados? Ojo! De que ofrecen resul ...