Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo ser menos maniáticos?

En nuestro anterior post hablábamos de como la ansiedad es lo que provoca que seamos más o menos maniáticos. Y también de cómo en épocas de mayor estrés, con la soledad y con el paso de los años,  estas manías se agudizan. 

 Por tanto:

1º.- Lo primero que debemos hacer es preguntarnos qué es lo que nos ha convertido en personas maniáticas. 

Echar la vista atrás y tratar de recordar si siempre fuimos así, o si empezamos a serlo a raíz de algún acontecimiento vital. 

También debemos observar nuestro día a día y analizar en qué momentos concretos necesitamos desplegar nuestros rituales. Así  podremos detectar el origen de esa ansiedad que calmamos con dichos rituales, saber cuáles son esa conductas por las que sentimos la necesidad de castigamos.

2º.- En segundo lugar, es importante que analicemos si esas manías nos están perjudicando en algo. Debemos valorar si nos acarrean problemas de convivencia; si nos hacen perder el tiempo con rituales absurdos, ser poco eficientes en el trabajo, sin nos llevan a hacer cosas de forma compulsiva o a tener pensamientos obsesivos. Porque de ser así, entonces debemos tratar de eliminarlas en la medida de lo posible.

¿Cómo ser menos maniáticos?

Lo primero es calmar la ansiedad, tratar de relajarnos poniendo en práctica algunas ideas que ya te dimos en un post anterior.

Además, piensa en si tus manías son provocadas por un perfeccionismo excesivo, y entonces, además de relajarte, trata de permitirte algun fallo, alguna imperfección de vez en cuando... 

Pero sobre todo, si el origen de tus manías va más allá de todo esto que acabamos de citar, entonces he de decirte que, paradójicamente, la mejor terapia para ser menos maniáticos es precisamente la convivencia.

¿No es verdad que una vez que nos acostumbramos a vivir solos, nos cuesta más volver a compartir espacio con alguien? ¿Cómo puede ayudarnos la convivencia?

De entrada, sólo conviviendo con otra gente podemos darnos cuenta de que a lo mejor resulta que sí, que somos "algo" maniáticos.

En segundo lugar, la convivencia, el día a día, nos obliga a relajar nuestros rituales, a adaptarnos a las rutinas ¡o incluso las manías! de los demás, a ser más tolerantes?

De manera que... 

Será cuestión de encontrar a alguien? ¿paciente? ¿con sentido del humor? 

y... ¿que no sea igual de maniático que nosotros?

¿Cómo ser menos maniáticos?

ilustración creada por Adarve Photocollage, retoque fotográfico* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones.

Suscríbete, recíbelas en tu eMail 

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La agresividad y la mujer

En los post anteriores hemos hablado de la agresividad, de lo qué es, de cómo se gesta, de cómo actuar ante las personas agresivas - o mejor dicho ante las personas con comportamiento agresivo - y ta ...

¿Cómo actuar ante una persona agresiva?

En el post anterior, además de ver las múltiples formas que adopta la agresividad, veíamos cómo ante una frustración lo normal es experimentar una emoción (rabia, ira, decepción) y cómo esta emoción e ...

¿Ira? ¿Agresividad? ¿Violencia?

En general, definimos "agresividad" como la propensión a atacar, a destruir, a provocar, a hacer daño a los otros. Es la respuesta a la "ira", una emoción que a su vez es la respue ...

Cómo tomar una decisión en 7 pasos

Día a día, a lo largo de nuestra vida, nos enfrentamos a dilemas ante los cuales se impone tomar una decisión. Incluso cuando esos dilemas no nos vienen dados por las circunstancias, somos nosotros qu ...

Recomendamos