Psicoadapta blog de psicología Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿CÓMO PUEDO DETECTAR SI MI HIJO SUFRE ACOSO ESCOLAR?

niño siendo acosado en el colegio
En la actualidad son muchos los padres que se mantienen alerta con respecto al acoso escolar. Saben que no siempre es fácil darse cuenta, pero lo que es indudable es que es devastador para aquel que lo sufre.

Es por ello por lo que en los últimos tiempos ha aumentado la presencia en consulta de padres que se encuentran preocupados no solo por saber detectar si su hijo está siendo víctima de acosa escolar, sino que muestran preocupación al observar conductas poco frecuentes, tal como dificultades en la alimentación, problemas de sueño, compañías extrañas, cambios de conducta, etc.

Lo primero que debemos saber antes de conocer algunas características que podrán ayudar a los padres u otras personas a detectar si sus hijos pueden estar siendo víctimas, es que el acoso escolar puede ser padecido por cualquier niño con independencia de sus características, o precisamente por ellas, y a cualquier edad (no solo en la adolescencia). Es importante que distingamos si existe agresión puntual o si, por el contrario, están expuestos a una agresión física o verbal de manera permanente y duradera en el tiempo. Así mismo hemos de saber que el niño que agrede busca intimidar al otro abusando de su poder, bien sea este físico o verbal.

Dado que los estudios indican que aquellos niños víctimas de acoso escolar no suelen comunicarlo a los adultos, es imprescindible que los padres valoren la existencia de determinadas signos de alarma, pues el tiempo en el que el menor permanece en estas circunstancias sufre de manera grave.

Tipos de bullying o acoso escolar

Existen distintos tipos de bullying (acoso escolar), a continuación damos una breve explicación de cada uno de ellos:

Psicológico y/o verbal: insultos, burlas, menosprecios continuos hacia la víctima. Como resultado generan una baja autoestima en el menor que poco a poco le va aislando de su mundo convirtiéndole en persona con menos recursos para afrontar el problema.

Social: consiste en aislar al joven poco a poco de su ambiente, a través de comportamientos de apartarle o marginarle en cualquier actividad del grupo. No se le permitir participar en juegos, no se le elige para actividades y se le rechaza si intenta acercarse a algún miembro del grupo,… son solo algunos ejemplos.

Físico: pegarle, darle empujones, collejas, palizas, etc. Así mismo vamos a considerar agresión física, aunque se realice de una forma más indirecta, a todo aquello que suponga el robo o destrucción de sus objetos personales.
Signos para saber si un niño es víctima de acoso escolar

A continuación exponemos signos que pueden ayudar a los adultos a saber si un niño puede estar siendo víctima de acoso escolar:

CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO Y/O CARÁCTER: en ocasiones estos cambios pueden ser repentinos o pueden irse dando a lo largo de un continuo, de forma lenta y paulatina. Si observamos que un niño con una personalidad abierta, cercana y comunicativa con anterioridad, empieza a tener comportamientos más de aislamiento, huraños, agresivos, irritables, con cambios de humor, tristeza, comportamiento introvertido y/o evitativos, así como muestras de nerviosismo ante la idea de acudir a clase, o que pone excusas de manera frecuente para evitar acudir al colegio, deberíamos alertarnos para averiguar a qué se deben esos cambios tan bruscos, pues pueden ser síntoma de la existencia de algún problema o simplemente cambios típicos y normales de la época de la adolescencia.

EL SUEÑO: si el niño muestra dificultades para conciliar el sueño, pesadillas, evita irse a la cama más de lo habitual, duerme demasiadas horas, etc.

LA ALIMENTACIÓN: pérdida de apetito.

SÍNTOMAS PSICOSOMÁTICOS: Dolores de cabeza o de estómago, cambios de apetito, fiebre, ansiedad, malestar al levantarse, sensación de asfixia, vómitos, tics nerviosos, temblores, etc. Una vez un médico evalúa estos síntomas, estos no corresponden a ninguna enfermedad o no tienen una causa médica, y además estos suelen desaparecer el fin de semana y vuelven a sufrirlos el domingo o el momento en el que son conscientes de que deben regresar al colegio, debemos averiguar a qué se deben.

DISMINUYE EL RENDIMIENTO ESCOLAR: las calificaciones son inferiores a lo que se acostumbra, dificultad para asumir las tareas o los trabajos del colegio, olvido de sus responsabilidades escolares, etc.

SIGNOS DE DETERIORO DE SUS PERTENENCIAS: ropa o material escolar perdido, manchado, estropeado o roto para lo cual no existe una explicación clara por parte del joven.

PETICIÓN DE DINERO: pide dinero con mayor frecuencia o cantidades más altas aludiendo a nuevas necesidades económicas antes no existentes. En estos casos la finalidad muy probablemente pueda ser para dárselo al acosador.

DIFICULTADES COGNITIVAS: pérdida de memoria, problemas en la atención, comportamiento disperso, dejan de socializarse ya que se muestran ausentes, comportamientos huidizos, parecen estar en otro mundo.

EVIDENCIAS FÍSICAS: aparecen moratones, rasguños, golpes, arañazos, donde las explicaciones que dan los niños en el caso de que las den carecen de sentido o lógica.

CAMBIOS SOCIALES: comienzan a no querer relacionarse con los otros, solo hace lo estrictamente necesario como es ir al colegio pero no buscan quedar tras las clases o permanecer en el centro más de lo necesario. No tienen interés por ir a fiestas de cumpleaños o a las excursiones. Los demás niños no parecen llamarle ni ofrecerle ningún plan extraescolar.
Plan de acción

madre ayuda a su hija
Estos son algunos de los síntomas más evidentes donde, si sucediesen, los padres deberían comenzar a investigar si es posible la existencia de acoso escolar. Es importante la comunicación entre padres e hijos, si el niño habla y es capaz de reconocer lo que sucede será más fácil poder comenzar a ayudarle. Pero por desgracia, esto no suele ser así. Existen casos donde los padres no le creen o restan importancia a lo que el menor cuenta, todo ello no generará más que una angustia mayor en el niño ya que probablemente en el hogar sea el único lugar donde puede sentir que le pueden ayudar.

Por otro lado, el caso más frecuente es que por miedo los niños muestren serias dificultades de confesar lo que en el colegio pueda estar sucediendo. Generar un ambiente de confianza, consensuar con él como vamos a actuar y los pasos a seguir permitirán al joven rebajar su ansiedad y sus miedos ante el agresor.

En el caso de que el niño muestre un alto grado de ansiedad y no sea capaz de verbalizar lo que sucede, lo que no cabe duda es que los progenitores deben actuar buscando información de otras fuentes (colegio, profesores, tutor, compañeros, etc.), siempre con la mayor discreción posible para evitar posibles represalias ante el niño.

Si los padres se encuentran desbordados por la situación, existe la opción de acudir a un experto en psicología de niños y adolescentes para que, a través de sus pautas, consigan que poco a poco el niño comience a verbalizar lo que sucede tras una evaluación previa del psicólogo del caso. De esta manera, se asesora a los adultos para poner en marcha un plan de acción donde se desarrollen estrategias de afrontamiento que permitan asumir los problemas existentes.

Fuente: este post proviene de Psicoadapta blog de psicología, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Autoayuda acoso escolar

Día Internacional contra el Acoso Escolar

En el Día Internacional contra el Acoso Escolar recordamos la importancia de luchar contra este problema que produce tanto sufrimiento. El acoso escolar es una de las sombras emocionales que, vividas durante la etapa de la infancia o la adolescencia puede producir un profundo desgaste anímico. El acoso escolar lleva al protagonista a sentirse en un segundo plano de la realidad, empequeñecido por a ...

acoso acoso escolar bulling ...

¿Cómo prevenir el acoso escolar?

Estrategias para manejar el acoso: Afrontar la situación ignorando al agresor Responder con tranquilidad y firmeza ante provocaciones, sin llegar a entrar en situaciones violentas. Si la situación se agrava y tiene dificultades para detener el acoso, hay que alejarse de la situación y buscar la ayuda de un adulto. Hacérselo saber al centro educativo y no enfrentarse a los acosadores y sus padre ...

SOLIDARIDAD Acoso escolar

¿QUIÉN PARARÁ EL ACOSO ESCOLAR? TODOS NOSOTROS

¿Qué es el acoso escolar? El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, maltrato escolar o en inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso. Estadísticamente, el tipo de violenc ...

acoso acoso escolar bulling ...

¿Qué es el acoso escolar?

"La concienciación sobre el acoso escolar se ha incrementado, pero sigue pasando desapercibido para algunos por ser "cosas de niños". Psicóloga Laura Corrochano. La psicóloga forense, Laura Corrochano, nos habla sobre el acoso escolar o bulling y su influencia sobre la salud de las personas. En esta primera parte nos explica en qué consiste. La educación de la persona es un con ...

enfermedades comunes pediatría adolescencia ...

La pubertad precoz: ¿por qué se produce?

La pubertad precoz se define como la aparición de caracteres sexuales secundarios antes de los 8 años de edad en las niñas y los 9 años en los niños. Esta definición es algo arbitraria debido a la gran variación en la edad en la que empieza la pubertad en los niños sanos, sobre todo en las distintas etnias. El desarrollo puberal precoz puede clasificarse como dependiente de gonadotropinas, también ...

general psicología forense acoso laboral ...

¿Qué es el Acoso laboral?

Frase de Psicóloga Laura Corrochano: "El acoso laboral es el hostigamiento psicológico dentro del trabajo en forma de acciones, palabras y gestos abusivos, que se ejerce de forma sistemática, recurrente y prolongada sobre otra u otras personas". La psicóloga forense, Laura Corrochano, nos habla sobre el acoso laboral o mobbing y su influencia sobre la salud de las personas. En esta ...

integra salud talavera Lic. Rosalie Orens salud ...

¿Cómo prevenir el acoso laboral?

Acciones frente al acoso laboral. Fuente: Ps. Laura Corrochano La psicóloga forense, Laura Corrochano, nos habla sobre el acoso laboral o mobbing y su influencia sobre la salud de las personas. En esta cuarta parte nos explica las consecuencias del acoso laboral. Sin duda la persona acosada es la que mayores consecuencias negativas obtiene tras la situación de mobbing, pero el problema no solo af ...

general psicología forense laura corrochano ...

¿Cómo prevenir el acoso laboral?

Acciones frente al acoso laboral. Fuente: Ps. Laura Corrochano La psicóloga forense, Laura Corrochano, nos habla sobre el acoso laboral o mobbing y su influencia sobre la salud de las personas.. En esta cuarta parte nos explica las consecuencias del acoso laboral. Sin duda la persona acosada es la que mayores consecuencias negativas obtiene tras la situación de mobbing, pero el problema no solo a ...

Uncategorized

Bullying en el lugar de trabajo

El bullying en el lugar de trabajo es otro tipo de maltrato psicológico que puede convertir nuestras vidas en una pesadilla. Por lo general los autores de este maltrato laboral suelen los jefes o los compañeros de trabajo. A diferencia de los acosadores de la escuela que recurren a los puños, los intimidadores en el lugar de trabajo usan las palabras y acciones para intimidar a su víctima. Así mi ...

SALUD acoso laboral mobbing

Viviendo bajo la sombra del acoso laboral

Lo digo con la cabeza bien alta: he sido víctima de acoso laboral. Con este principio imagino que ya os habéis dado cuenta de que este artículo va a ser muy personal. Quiero hablar de ello porque si algo he visto y he vivido con mi experiencia, es que éste es uno de los acosos de los que menos se hablan y en el que las víctimas se quedan prácticamente solas, sin apoyo, marginadas y estigmatizadas. ...