María Albarrán Idea guardada 7 veces
La valoración media de 34 personas es: Muy buena

Cómo prevenir y mitigar las varices



Seguramente
has leído o escuchado alguna vez la palabra “varices” aunque aún no sabes bien qué son. Te explico; las varices son venas dilatadas que evitan que el flujo de sangre sea efectivo. Estas son comunes en piernas y pies, y no distinguen edad o sexo.

Además de ser físicamente poco atractivas, a veces son dolorosas y pueden llegar a producir complicaciones o son síntoma de que en general, hay problemas de circulación.

Si no sabes cómo mitigarlas o evitar su aparición, te recomiendo que sigas leyendo y tomes en cuenta los siguientes consejos que te voy a dar.
 
1. Sobrepeso:
El cuidado de la alimentación es fundamental para que estas arañitas no hagan acto de presencia. Una dieta equilibrada y balanceada harán que haya mejor circulación sanguínea y tu salud sea óptima.


2. Descansar:
Después de una jornada laboral o de estudio, estamos cansados y fatigados, pues bien, tus piernas también lo están y necesitan descansar. Coloca tus pies en alto sobre una almohada y evita una tensión indebida en tus piernas.



3. Estreñimiento:
Aunque no lo creas, todo nuestro cuerpo está conectado, y el hecho de no comer adecuadamente puede repercutir en muchos factores además de tu peso. Recuerda incluir siempre en tu dieta fibra, ya sea natural o inclusive consumir un laxante suave si tienes dificultades para ir al baño.



4. Medias de compresión:
Anteriormente solo se recomendaban después de procesos quirúrgicos o para la corrección de ciertos padecimientos, pero hoy en día es más común usarlas para hacer deporte o en procesos de rehabilitación que involucren las piernas. Estas ayudan a que haya una correcta circulación lo que ayudará a prevenir la hinchazón y dolores producidos por la enfermedad.



5. Ejercicio:
Sin duda uno de los más importantes. La falta de tiempo no es una excusa, siempre puedes hacer un espacio en tu día para correr, salir a caminar o inclusive pasear a tu perro. Cualquier actividad que implique movimiento hará que vayas por el buen camino.



6. Calzado:
Definitivamente el tipo de zapato que utilizamos influye muchísimo en nuestra salud. Los tacones muy altos o el demasiado plano no es saludable pues dificultan el retorno venoso. Lo ideal es utilizar zapatos con una altura de entre 3 y 5 cm.



7. Ropa:
Olvídate de la ropa ajustada, esta solo comprime ciertas zonas que perjudican el movimiento y propician la aparición de varices o celulitis.



8. Extirpación:
Si ninguno de los consejos anteriores ha sido eficaz para ti, siempre existe la opción quirúrgica, aunque las estadísticas dicen que aproximadamente el 50-60% de las personas que han recurrido a esta solución han experimentado la reaparición de varices en otras venas.



Como ves las opciones para cuidarte son muchas, solo es cuestión de tomar la decisión de cambiar hábitos y verás cómo te lo agradecen tu cuerpo y tu mente. ¡Empieza tu etapa de cambios!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos