comunidades

Auto-examen de vulva y vagina

La apariencia, la forma y el tamaño de los genitales varían de persona a persona, así como la forma y el tamaño de otras partes del cuerpo. Existe una amplia gama de lo que se considera normal, pero observar tu propio cuerpo puede ayudarte a aprender lo que es normal para ti.

Para hacer un auto examen de la vulva y la vagina en el caso de las mujeres, es muy conveniente utilizar un espejo de mano, esto te permite tener una mejor visibilidad de la zona íntima en su totalidad. Es importante asegurarse de tener suficiente tiempo y privacidad para sentirse relajada, colóquese en posición de cuclillas en el suelo y ponga el espejo entre las piernas. Si se siente incómoda en esa posición, siéntese en el borde de una silla, separe las piernas y coloque el espejo entre ellas.

En primer lugar, verá la vulva, es decir todos los órganos externos que puede ver fuera de su cuerpo. La vulva incluye el pubis, los labios mayores, los labios menores, el clítoris y las aberturas externas de la uretra y la vagina. Muchas personas confunden la vulva con la vagina. La vagina, también conocida como el canal del parto, está dentro de su cuerpo. Desde el exterior sólo se puede ver la abertura de la vagina.

A menos que se afeite el área alrededor de la vulva, la característica más obvia es el vello púbico. Esto constituye uno de los primeros signos de la pubertad. Después de la menopausia, el vello púbico se afina.


Pubis o monte de Venus


El vello púbico cubre el tejido graso suave conocido como monte de Venus. Este se encuentra sobre la sínfisis púbica, que es la articulación de los huesos púbicos, y forman parte de la pelvis. Puedes sentir fácilmente los huesos púbicos debajo del pubis.

A medida que se extienden las piernas, puede ver en el espejo que el vello púbico continúa entre las piernas y probablemente alrededor del ano. El ano es la abertura externa del recto, es decir el extremo del intestino grueso o colon.

Labios mayores/labios menores

El tejido graso del pubis continúa entre las piernas para formar dos labios mayores o exteriores de la vulva. También son grasos y su tamaño, color y forma difieren considerablemente entre las mujeres.

Los labios mayores rodean a los labios menores o interiores de la vulva. Los labios menores carecen de vello y son muy sensibles al tacto. Al separar suavemente los labios interiores podrás ver que protegen un área delicada entre ellos, este es el vestíbulo.

Clítoris y glande

Comenzando desde el frente, justo debajo del pubis, los labios internos se unen para formar un doble pliegue de piel, o capucha, que cubre al glande o punta del clítoris. Levanta suavemente la capucha para ver el glande, que es el lugar más sensible a la estimulación sexual. Muchas personas confunden el glande con todo el clítoris, pero es simplemente la parte más visible.

¿Sabías que el clítoris es similar en origen y función al pene? Todos los órganos femeninos y masculinos se desarrollan a partir del mismo tejido embrionario. De hecho, los fetos femeninos y masculinos son idénticos durante las primeras seis semanas de desarrollo. El glande del clítoris corresponde al glande del pene, y los labios mayores corresponden al escroto.

Eje de clítoris

Deje que la capucha retroceda, notará una especie de varilla dura y móvil justo debajo de la piel. Este es el eje del clítoris y a veces es sexualmente estimulante al tacto. Está conectado al hueso por un ligamento suspensorio, el cual no es palpable al igual que otros órganos que mencionaremos, pero son todos importantes en la excitación sexual y el orgasmo.

Glándulas de Bartholin

Las glándulas de Bartholin son dos pequeños cuerpos redondeados, situados a cada lado de la abertura vaginal, cerca del fondo del vestíbulo. Normalmente no puedes verlos ni sentirlos, pero son las encargadas de secretar una pequeña cantidad de líquido durante la excitación.

Abertura urinaria

Si mantienes los labios internos extendidos y retiras la capucha del clítoris nuevamente, notarás que los labios internos se adhieren a la parte inferior del clítoris. Justo debajo verás un pequeño punto o ranura. Esta es la abertura urinaria, es decir la abertura externa de la uretra que conduce a la vejiga.

Abertura vaginal e himen

Debajo de la abertura de la uretra se encuentra la abertura vaginal. En el interior está el himen, también conocido como la corona vaginal. Se trata de una fina membrana ubicada justo en el interior de la abertura vaginal, bloqueando parcialmente la abertura pero casi nunca cubriéndola completamente.

Paredes vaginales

Si se siente cómoda observando esta parte, ponga lentamente un dedo o dos dentro de su vagina. Si le duele o tiene problemas, tome una respiración profunda y relájese. Quizás estás empujando desde un ángulo torpe, tu vagina está seca, o puedes estar tensando los músculos inconscientemente debido al miedo y la incomodidad.

A continuación podrá sentir los pliegues blandos de la membrana mucosa con los dedos. Estos pliegues permiten que la vagina se estire y se moldee alrededor de lo que esté dentro, incluyendo dedos, un tampón, el pene o el bebé durante el parto.

Las paredes de la vagina pueden variar de casi seco a muy húmedo. Es probable que la vagina esté más seca antes de la pubertad, durante la lactancia y después de la menopausia, así como en ciertas etapas del ciclo menstrual. Suele estar más húmeda en torno la ovulación, durante el embarazo y durante la excitación sexual.

En este punto es normal notar un poco de flujo vaginal, ya que las glándulas presentes en la vagina y el cuello del útero producen moco de forma natural. El flujo vaginal y moco cervical son completamente normales. Sin embargo cualquiera de los siguientes signos puede indicar una infección u otro problema:

Flujo vaginal de color verdoso, gris o amarillo oscuro

Cambios significativos en la cantidad o consistencia del flujo (cremoso, grumoso)

Olor inusualmente fuerte o desagradable

Flujo vaginal espumoso
Punto G

A una altura entre 3 y 7 cm desde la abertura vaginal, en la parte anterior (frontal) de la vagina, se encuentra en punto G o de Gräfenberg. Muchas mujeres experimentan sensaciones intensamente placenteras cuando esta área es estimulada. Hay diferencias de opinión sobre si el punto G es una estructura anatómica distinta o si la excitación que se siente cuando se estimula el área se debe a su cercanía a los bulbos del clítoris.

Cérvix o cuello uterino

Un poco antes del final de la vagina se puede sentir el cuello uterino. El cuello uterino se siente como una nariz con un hoyo pequeño en su centro. Esta es la parte del útero que se extiende dentro de la vagina. Es sensible a la presión, pero no tiene terminaciones nerviosas en la superficie.

El útero cambia de posición, color y forma durante el ciclo menstrual, así como durante la pubertad y la menopausia, por lo que puede sentir el cuello uterino en un lugar diferente de un día para otro. Algunos días apenas se puede alcanzar. La vagina también se alarga ligeramente durante la excitación sexual, llevando el cuello del útero más profundo en el cuerpo.

El hoyuelo en el cérvix es la abertura hacia el útero, es una entrada muy pequeña. Normalmente a través del cuello uterino sólo pasan el fluido menstrual que sale del útero y el fluido seminal que entra durante las relaciones sexuales. Ningún tampón, dedo o pene puede subir a través de él, aunque es capaz de expandirse significativamente durante el parto.

Músculos del suelo pélvico

Estos músculos y ligamentos forman lo que conocemos como suelo pélvico, en conjunto cierran la cavidad abdominal en su parte inferior y sostienen los órganos pélvicos, como la vejiga y la uretra, el útero, la vagina y el recto. Son muy importantes, ya que de ellos depende el correcto funcionamiento de dichas estructuras. Los ejercicios de Kegel son una técnica muy recomendada porque ayudan a fortalecer estos músculos y mantener un suelo pélvico sano.

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos