Salud

Salud y Bienestar Blog Idea guardada 21 veces
La valoración media de 13 personas es: Excelente

Aceite de coco, pros y contras

El aceite de coco proviene de la pulpa seca de Cocos Nucifera. Hoy en día está muy de moda, hasta el punto de que está considerado por algunos como un “súper alimento” y se les atribuyen grandes propiedades beneficiosas, como protección contra enfermedades cardiovasculares, fortalecimiento del sistema inmunitario, prevención de enfermedades neurodegenerativas, estimulación del metabolismo y propiedades antibacterianas.

¿Hay alguna evidencia científica que demuestre las propiedades beneficiosas del aceite de coco? ¿Qué tiene el aceite de coco diferente del tan discutido aceite de palma o nuestro amado aceite de oliva? ¿Puede ser dañino consumirlo regularmente?…

Para responder a estas preguntas necesariamente debemos comenzar con una definición química simple:

¿Cuál es la diferencia entre el aceite y la grasa?

Los aceites y las grasas están hechos de ácidos grasos, es decir, moléculas químicas formadas por “colas” de carbono más o menos largas y una “cabeza” llamada grupo carboxílico.

   Las grasas son ricas en ácidos grasos saturados, es decir, colas de carbono sin dobles enlaces que se disponen linealmente en el espacio y se empaquetan fácilmente: por esta razón, las grasas son sólidas a temperatura ambiente y tienen un alto punto de fusión.

   Los aceites, sin embargo, son líquidos a temperatura ambiente, ya que contienen principalmente ácidos grasos insaturados, es decir, que contienen dobles enlaces entre los átomos de carbono de la cola. Lo que permite que estas sustancias asuman diferentes conformaciones espaciales y permanezcan líquidas.

Bueno, que me estoy enrollando como una persiana…

¡Vamos al grano! Aceite de coco: ¿qué pasa con sus grasas?

EN CONTRA – Ahora que ya sabemos esta importante diferencia entre aceites y grasas podremos darnos cuenta inmediatamente de que el aceite de coco en realidad es … una grasa! De hecho, es sólido a temperatura ambiente y está compuesto por un 86.8% de grasas saturadas.

Un alto consumo de grasas saturadas es la base de muchas enfermedades cardiovasculares, por se aconseja no exceder el 10% de las calorías diarias en forma de grasas saturadas. Esto significa menos de 20 g por día para una mujer y no más de 25g para un hombre, considerando las necesidades energéticas promedio.



PRO – … Os dejo esta tabla porque es de las más concretas en cuanto a las cadenas de ácidos grasos de los aceites. Recordad que “burro” en italiano es mantequilla…. no vayamos a confundirnos.

Observando la tabla anterior vemos una gran diferencia entre el aceite de coco y los aceites analizados restantes con respecto al tipo de ácidos grasos presentes. El 44% de las grasas saturadas en el aceite de coco tienen una “cola” de doce átomos de carbono (C12: 0, ácido láurico), llamados “ácidos grasos de longitud media”. Estas grasas en particular son más solubles y, por lo tanto, tienen modalidades peculiares de absorción y digestión: no requieren lipólisis ni ácidos biliares, pero pueden pasar directamente al torrente sanguíneo para ser absorbidas rápidamente.

¿Cuáles son las consecuencias de esta absorción particular? Estas grasas pueden ayudar a personas con problemas intestinales, malabsorción, deficiencia de lipasa pancreática o sales biliares. Aunque los estudios científicos en este sentido aún son preliminares.

Aceite de coco comparado con otros aceites

Resultado de imagen de composición aceite de coco de palma de oliva


Una cucharada de aceite de coco contiene 12 g de grasas saturadas, más que el aceite de palma o la mantequilla común. Mientras que el aceite de palma es rico en ácido palmítico (C16: 0, 41%), asociado con una fuerte inflamación del organismo y con daños cardiovasculares, el aceite de coco contiene muy poco ácido palmítico (solo un 8%) y además tiene una alta presencia de ácidos grasos de cadena corta “buenos” de los que os acabo de hablar. Podemos considerar el aceite de coco más saludable que el aceite de palma.

PRO – Algunas investigaciones recientes han investigado la posibilidad de reemplazar los aceites comúnmente usados ​​con aceite de coco para ayudarnos a perder peso. Los resultados son aún contradictorios.

Un ejemplo es un estudio que se hizo con 40 mujeres con sobrepeso. Todas estas mujeres redujeron la ingesta calórica diaria en 200 calorías e hicieron ejercicio durante 4 días por semana. La mitad de ellas tomó 2 cucharadas de aceite de coco al día en lugar de aceite de soja. Después de tres meses, ambos grupos habían perdido el mismo peso (alrededor de un kilo) y la misma cintura.

Otros estudios (1, 2), muestran una reducción en el tamaño de la cintura en los consumidores de aceite de coco, pero los resultados de estos estudios todavía son confusos y difíciles de interpretar. Otros estudios preliminares han demostrado que los ácidos grasos de cadena media, como los que contiene el aceite de coco, promueven la oxidación de grasas y una mayor sensación de saciedad que las grasas de cadena larga, favoreciendo la pérdida de masa grasa a través de un aumento de la termogénesis.

Vamos, que en cuestión de peso nadie se pone de acuerdo aún.

¿Cómo afecta al colesterol?

PRO – El aceite de coco aumenta los niveles sanguíneos de colesterol bueno, HDL, como lo demuestran varios estudios científicos (3, 4) …

EN CONTRA – … parece elevar los niveles de colesterol malo, LDL , y el total. Lo cual es un conocido factor de riesgo para sufrir enfermedades cardiovasculares, y que además anula el efecto positivo del HDL.

Un análisis científico reciente ha analizado 21 estudios científicos sobre el efecto del aceite de coco en el perfil de lípidos. Los resultados mostraron que el aceite de coco produce un aumento del colesterol total y del LDL menor que la mantequilla. Aún así no parece poseer la mismos efectos beneficiosos del aceite de oliva en el perfil lipídico.

Otros estudios no han encontrado diferencias significativas en el perfil lipídico de los consumidores de aceite de coco.

El debate científico está abierto, los estudios (5,6) sobre el impacto de aceite de coco en el perfil lipídico, en la pérdida de peso y en la cintura aún son demasiado escasos y con un número de pacientes demasiado pobres como para ser capaz de tomar conclusiones razonables. Encima los pocos estudios que hay son contradictorios.

Mejora los casos de Alzehimer

PRO – Un estudio publicado por un grupo español de la Universidad de Valencia ha demostrado que suplementar la dieta con 40 ml por día de aceite de coco extra virgen mejora el estado cognitivo de los pacientes con formas graves de Alzheimer, especialmente entre las mujeres. Este resultado positivo en las funciones cognitivas también se confirmó en un modelo animal, en el que los roedores sometidos a dieta con aceite de coco virgen extra mostraron un mejor rendimiento cognitivo, y hubo un aumento en algunos neurotransmisores y antioxidantes.

Otro artículo científico ha demostrado, en un modelo celular de la toxicidad neuronal, que el aceite de coco tiene potencialidad neuroprotectora, gracias a sus efectos protectores sobre la supervivencia de células cerebrales, debido a la presencia de ácidos grasos de cadena media.

Efecto antiinflamatorio

Algunas formulaciones ayurvédicas hechos con aceite de coco extra virgen, extractos de Sida cordifolia, leche de coco y semillas de sésamo, parecen tener un potencial antiinflamatorio en enfermedades como la artritis, pero las pruebas científicas son demasiado escasas para sacar conclusiones.

La piel también puede beneficiarse de este aceite

PRO – Un estudio científico realizado en pacientes con dermatitis atópica ha confirmado una mejora en la enfermedad después del tratamiento tópico con aceite extra virgen de coco en comparación con un minerales.

Puedes ver más propiedades para la piel o el pelo en el siguiente link: Aceite de coco, beneficios

En conclusión

El aceite de coco es bueno pero con moderación. También cabe recordar que hay que elegir el aceite de coco virgen extra de excelente calidad porque hay muchos tipos de aceite de coco en el mercado y no todos valen.

El consumo de aceite de coco en la moderación en una dieta equilibrada puede presentar algunos beneficios científicamente comprobados, especialmente en personas con mala absorción intestinal. Aún así, personalmente recomiendo el aceite de oliva virgen extra y alternar el uso de otros aceites en el mercado, comenzando con el aceite de coco.

Bibliografía:

1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5531289/

2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3226242/

3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26545671

4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Feranil+A+B%2C+Duazo+PL%2C

5.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Assun%C3%A7%C3%A3o+ML%2C+Ferreira+HS%2C+dos+Santos+AF%2C+Cabral+CR+Jr%2C+Flor%C3%AAncio+TM.+Effects+of+dietary+coconut+oil+on+the+biochemical+and+anthropometric+profiles+of+women+presenting+abdominal+obesity

6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22164340

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19437058

Coconut oil: non-alternative drug against Alzheimer’s disease.

Dispense del Master di II livello in Nutrizione e Dietetica, Università Politecnica delle Marche.

www.edx.com , WageningenX: NUTR101x Nutrition and Health Part 1: Macronutrients and Overnutrition

Eyres L, Eyres MF, Chisholm A, Brown RC. Coconut oil consumption and cardiovascular risk factors in humans. Nutr Rev. 2016, 74(4):267-80.

Coconut oil protects cortical neurons from amyloid beta toxicity by enhancing signaling of cell survival pathways.

Enhanced memory in Wistar rats by virgin coconut oil is associated with increased antioxidative, cholinergic activities and reduced oxidative stress.

Coconut oil consumption and cardiovascular risk factors in humans.

The effect of topical virgin coconut oil on SCORAD index, transepidermal water loss, and skin capacitance in mild to moderate pediatric atopic dermatitis: a randomized, double‐blind, clinical trial.

https://www.sciencebasedmedicine.org/coconut-oil/ 

http://www.cspinet.org/nah/articles/coconut-oil.html

http://www.projectinvictus.it/olio-di-cocco-quanto-sappiamo-e-quanto-crediamo-di-sapere/

www.pubmed.com

Anti-inflammatory and antioxidant effect of Kerabala: a value-added ayurvedic formulation from virgin coconut oil inhibits pathogenesis in adjuvant-induced arthritis.
Fuente: este post proviene de Salud y Bienestar Blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos