Salud

Blog de JorgeVillanueva Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Si tuviera 22: El Hambre Destruirá Tu Miedo Al Fracaso

Este es un GRAN artículo creado por Anthony (Tony) Robbins, uno de los más grandes autores y oradores sobre auto-ayuda de la actualidad.

Puedes ver el artículo original en inglés aquí.

Lo traduje al español para poder compartirlo contigo porque en realidad me gustó mucho (disculpa si hay algunos errores).

Te pido por favor, sin importar la edad que tengas o en la situación que te encuentres, ¡Léelo!

¡Y no olvides compartirlo! Hay alguien más esperando leer estas palabras.

Tu y yo seguramente hemos crecido en entornos muy distintos, no voy a pretender conocer tus metas personales o expectativas. Aún así, recuerdo lo que era tener veintitantos años: amaba la música, amaba a las mujeres, y tomaba la tarea de trabajar en mis abdominales tan en serio, que probablemente ello calificaba como mi primer trabajo.

Pero hoy, tres décadas más tarde, mis prioridades han cambiado.

Tengo la suerte de estar rodeado por Mileniales (personas nacidas entre 1980 y 2000) en mi personal, cuyos espíritus realmente me deleitan. Ellos tienen esos dones que todos los jóvenes poseen -coraje, sentido del humor, excitación, imaginación, impulso. Y estos chicos no son solo soñadores, son también algunas de las personas más ingeniosas que conozco. (De hecho, de alguna manera se las ingeniaron para ver cada programa de televisión sobre el que les he contado, ¡A pesar de que ninguno tiene TV por cable!)

Los Mileniales tienen tanto entusiasmo, están constantemente compitiendo por su atención. Si tengo una misión urgente para mis Mileniales, No les envío un correo (o, Dios no quiera, los llamo), solo les envío un mensaje de texto.

Mi punto es, que cuando tienes 22, la vida es rápida, la música es alta, tus dientes son blancos, y las opciones son infinitas. Ustedes mujeres tienen un pelo maravilloso, los de seguridad las ponen justo al frente de las colas. Es una época de diversión e invencibilidad. Es un carnaval de vida. Pero ese enfoque con el tiempo cambió radicalmente para mí cuando una fuerza diferente se apoderó de mi vida, una fuerza que es el primer catalizador para hacer algo -cualquier cosa- de ti, allá afuera.

"Antes que nada, tienes que encontrar tu pasión."

“Yo siempre he dicho que la pasión es el origen de la genialidad”

La pasión es esa fuerza que te despierta.

Esa fuerza que sopla la tapa que cubre tu imaginación, tu capacidad y tu impulso. Esta sacude y libera tu mente de creencias limitantes y rompe tus viejos patrones de pensamiento.

Los triunfadores con exuberancia juvenil pueden hacer casi cualquier cosa que realmente tengan que hacer, pero tratar de que tú mismo hagas algo, es una energía que nunca va a durar.

La pasión te despierta a algo en la vida que deseas con tanta fuerza que ya no vas a tener que presionarte a ti mismo para hacer cualquier cosa. Ahora tienes una motivación diferente; una fuerza que te empuja hacia adelante.

Si alguien me preguntara, “Tony, ¿Cuál es el único y más valioso secreto para ser exitoso en la vida? ¿Cómo puedo vivir la vida en mis términos y tener decisiones, y convertirme en el mejor en mi campo?” Yo le diría que cada gran líder con el que he tenido el privilegio de trabajar -sean políticos, atletas, músicos, sabios de los negocios- llegaron ahí usando una fuerza sobre todas las demás. Y esa se llama Hambre.

¿Cuál es la diferencia entre Pasión y Hambre?

Pasión es la primera marcha; la que te va hacer avanzar, pero hambre es el boleto que te llevará ahí.

Es humano entusiasmarnos por sueños grandes; es fácil despertar el fuego de la pasión, especialmente cuando eres joven. Pero tarde o temprano, cuando llega el momento de hacer el trabajo, de repente, nuestro nivel de entusiasmo se desvanece porque todos tenemos miedo a una cosa: El Fracaso.

“Aquí está lo genial: El Hambre destruirá el miedo al fracaso.“

El hambre te llevará a través de él. El hambre será tu determinación. Es la fuerza que te encierra en un compromiso, te fija a los resultados cuando los hayas decidido y no dormirás de noche hasta lograrlo.

No es suficiente apasionarte sobre un resultado. Tienes que quererlo tanto que te sientas incómodo cuando no lo estás consiguiendo.

Eso es lo que el hambre es, un deseo tan fuerte que cuando no obtienes cualquier cosa que quieras lograr, te perturbas. ¡Te molestas! Vas a morir intentando conseguir lo que quieres si es que tienes que hacerlo porque no hay otra alternativa.

“Si realmente quieres tomar una isla, quema los botes.”

Esa hambre irascible es lo único que te mantendrá lejos de conformarte con algo menos. El hambre es el factor-X que no necesariamente hará tu currículo sobresalir de los otros, pero te prometo que el hambre es absolutamente la fuerza impulsora que te empujará hacia adelante y hacia un gran avance cuando todos los demás se sienten derrotados, tomando un respiro.

Hoy, Clase del 2014, el mundo entero está en tu bolsillo. Es todo tuyo para tomarlo, pero escúchame bien… SOLO si estás hambriento de ello.

Si no, vas a estar cómodo. Y la vida nos da dos opciones -o creces, o mueres. Subes, o resbalas. Por eso es que a veces el hambre se guarda hasta que tu espalda está contra la pared, cuando estás al fondo del pozo, mirando hacia arriba.

Si tienes un plan para caer de nuevo, solo significa que hay más espacio para caer.

Y esa es la razón por la cual muchas personas tienen problemas para sostener sus pasiones. Dan un paso adelante y dos atrás, hasta que caen plano y empiezan todo desde cero nuevamente en otra cosa. Viven en un mundo de pasos tartamudos y falsos comienzos. Eso es lo que la pasión sin hambre te hará y solo significa una cosa -no estás haciendo el salto, no te estás comprometiendo, te estás frenando porque tienes miedo a fracasar y tienes un lugar donde dormir para caer de nuevo.

Cuando hay una red segura debajo de ti -tus padres, parientes, una novia o un novio, una ciudad de origen cómoda, un trabajo decente- existe una tremenda comodidad y seguridad allí. Pero lo que parece ser un activo en realidad puede encerrarte y paralizarte con una inercia debilitante. Quiero decir, ahora mismo el porcentaje más grande de la historia -15 por ciento- de personas entre los 25 a 34 años viven en casa con sus padres. Y ese no es un juicio que hago, no hay nada de malo en vivir en casa, pero cuando tu mamá está abasteciendo el refrigerador no hay forma de que alguna vez tengas hambre.

No hay nada como la necesidad para que empieces un desafío. Pero nada es realmente necesario hasta que estés siguiendo tu pasión. La pasión es la única verdadera exigencia de la acción.

Así que déjame preguntarte algo:

¿Cuál es tu pasión? ¿Por qué estás realmente aquí?

Para que quede claro, no te estoy preguntando qué es lo que quieres ser. Estoy preguntando ¿Qué es lo que quieres crear? ¿Qué has venido a dar? ¿Cuál es tu don? ¿Cuál es la única cosa que quieres hacer mejor que nadie en este planeta? ¿Cuál es la única cosa que podrías hacer cada día y no enfermarte de ello? ¿Qué vas a compartir con el mundo?

Esa es tu pasión.

Encontrando Tu Verdadera Pasión

Muchas personas -jóvenes y ancianas- dirán, “Pero Tony, no sé cuál es mi pasión. ¿Cómo la encuentro?

La forma más rápida de encontrar tu verdadera pasión es comprometerse a algo a lo que tengas interés. Sumérgete realmente en el ambiente, no solo te metas. Comprométete con todo tu corazón. Haz tu trabajo y sigue el modelo de aquellos que lo hicieron mejor que todos. Síguelos de cerca. Compromete cada célula en tu cuerpo a aprender y vivir la vida y sentir dónde ese enfoque te lleva.

Si eso no funciona, hay otra forma…

Si no puedes encontrar tu carrera del cielo, solo describe tu trabajo del infierno.

Muchas veces, cuando le pregunto a las personas qué es lo que NO les gustaría hacer para vivir -las clases de personas con las que no quieren trabajar, la oficina en la que odiarían estar encerrados, las condiciones que harían que se vuelvan locos- es cuando justamente son capaces de pintar un muy colorido retrato.

Es sorprendente ver cuánta energía puede ser generada en una persona por la ira. Por eso, vuélvete loco por cinco minutos, sácalo todo y cuando te encuentres en ese estado pasional, ahí es cuando te pediré que describas lo opuesto de todo lo que acabas de nombrar. Y entonces tendrás tu trabajo del cielo… ¿Cómo se ve? ¿Cómo se siente?

Esa simple técnica es algunas veces suficiente para desencadenar las pistas que necesitas cuando te sientes bloqueado.

Así que una vez te hayas centrado en tu pasión y tengas hambre de perseguirla, ¿Qué sigue? Debes servir a algo más grande que tú mismo.

La pregunta nunca es, “¿Qué es lo que vas a obtener?”

Puedes conseguir todo lo que quieras, pero el único camino a la grandeza es encontrar una forma de servir a los demás.

Hay un verso Bíblico que dice, quien sea entre ustedes que quiera ser grande, debe convertirse en un servidor de muchos. Eso significa que no hay nada de malo en buscar la grandeza, líder exitoso, pero que la única forma de hacerlo es convirtiéndose en un servidor.

Muchas personas que han logrado el éxito en la escala más alta, curiosamente no esperaron a terminar la universidad para empezar a servir a los demás.

No pudieron esperar.

Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Oprah, Ellen, Walt Disney, Ralph Lauren, Wolfgang Puck, John Lennon, Lady Gaga, Abe Lincoln- ellos no dejaron la escuela porque fueran perezosos. Ellos ya habían encontrado su pasión y estaban listos para empezar a servir a otros.

Tenían tal hambre que físicamente no pudieron esperar más.

No hay nada tan eficaz como un sentido de urgencia para transformar la calidad de vida de un ser humano.

Las buenas noticias son, que estás en la mayoría de edad en una era de ideación acelerada e innovación rápida y furiosa de una talla que el mundo nunca ha visto.

Las malas noticias son – que debiste empezar ¡Cinco años atrás!

¿Puedes sentir la presión? Eso es bueno. Sentir presión interna no es algo malo.

Cuando hablo con los grandes líderes de opinión e influyentes culturales, todos parecen describir esta “sensación” común dentro de ellos. Es una sensación de responsabilidad, como que tienen que entregar algo; un sentido de propósito, que están aquí para servir.

No se trata de lo que la vida les va a dar, se trata de lo que ellos tienen que aportar.

Si has estado esperando a mover tu borla de un lado al otro de tu sombrero antes de empezar el proceso de lo que realmente quieres, es momento de tirar un fósforo a tu tanque de gasolina. Tú y yo vivimos en un mundo donde las personas pueden competir desde cualquier lado de la Tierra y no hay un requisito de edad para añadir valor al mercado. Te garantizo que por ahí hay alguien hambriento de 17 años en 99 Designs o Freelancer.com o en Fiver, que ya está haciendo un trabajo que muchos de 22 años quieren, solo que están esperando que su currículo califique para… una entrevista.

No estoy disminuyendo los méritos de la educación superior ni nada por el estilo; solo quiero dejar algo claro como el cristal. Escuchamos a gente decir todo el tiempo que “el conocimiento es poder”. Eso no es cierto. El conocimiento NO es poder. El conocimiento de conceptos solo tiene VALOR POTENCIAL para ti. La ejecución del conocimiento que has recogido es donde radica el poder.

Así que te desafío a actuar en lo que has aprendido. No dejes que el aprendizaje pare. Nunca.

La distinción clave que te diferenciará de los demás del campo es un compromiso con la maestría.

Para dominar realmente un campo de estudio, tienes que profundizar en él. En estos días, muchas personas se quedan en la parte menos profunda. Todo el mundo parece saber un poco acerca de muchas cosas. Ellos chapotean, no se zambullen. Tienen todo tipo de pins e insignias. Tienen cientos de amigos y miles de seguidores. Están conformes con el nivel de comunicación que se ajusta a la pantalla de su celular.

Escúchame: Eso no es suficientemente bueno.

Cuando decides convertirte en un maestro en aquel área que te apasiona tienes que tomar acción masiva. Debes comprometerte a aprender todo lo humanamente posible acerca del tema. Tienes que saberlo más y mejor que nadie, y lo más importante, tienes que usar ese conocimiento para servir a algo más grande que tú.

El motivo sí importa.

Entonces, ¿Cuál es el truco? Aquí está en una palabra:

Resultados.

Vivimos en un mundo donde no hay límites para aquellos que pueden crear resultados. Mientras más rápido puedas usar lo que has aprendido para obtener resultados, más pronto tu promedio de notas -sin importar qué tan impresionantes o abismales sean- dejará de importar.

No hay sustituto para los resultados.

Tu habilidad para entregar útiles resultados a las personas mejor que cualquiera, determinará tu éxito. Conoce las necesidades de los demás. Añade valor a sus vidas por medio de música, comida, finanzas, literatura, arte, negocios -no importa el mercado al que entres, te pagarán por resultados.

Claro, puedes tener suerte; puede que alguien te de un cheque solo porque te posicionaste bien, pero no podrás mantener tu crecimiento a largo plazo de esa forma.

Entregar resultados es lo que cambio mi vida.

Cuando tenía 17, y recién estaba comenzando, no tenía nada -tenía un escritorio hecho de una puerta que saqué de sus bisagras en un pequeño y feo cuarto en Azusa, California. Saqué un teléfono y me propuse a hacer 100 llamadas al día a personas con las cuáles quería hacer negocios. No habían excusas. Seguí mi progreso. No tenía nada más que hambre, y me di cuenta que mientras me mantuviese conectado con mi pasión y sienta ese sentido mayor de propósito, conseguiría lo que quería a través de alguien.

Fue un desastre al comienzo. Pero me mantuve comprometido con la maestría.

La gente pregunta, “¿Cuánto tiempo toma volverse bueno en algo?” Y mi respuesta siempre es, “¿Cuánto tiempo quieres que tome?”

Leí casi 700 libros sobre el desarrollo humano, psicología, fisiología. Quería saber todo lo que podía cambiar la calidad de la vida de alguien.

Estaba obsesionado.

Yo mismo estaba tratando de hacer cambios en mi cuerpo, hacer crecer mi mente, condicionar mis emociones, y elevar mi espíritu. Empecé ayudándome a mi mismo, luego a mis amigos, y mientras más resultados producía, más mi impacto comenzó a expandirse. Todo ese tiempo no cobré a nadie por nada -ni un centavo- a menos que produjera resultados para ellos.

Antes de que tuviera una reputación, mi único soporte eran los resultados. Estos construyeron mi marca.

Conforme pasó el tiempo, encontré otros sectores de los cuales podía aprender y servir. Me di cuenta de que quería hacer esto a tiempo completo, como mi carrera. Pero, el único problema era, que no había tal carrera.

Yo no sabía lo que iba a hacer con mi pasión. Pensé, puedo escribir un libro -pero no muchas personas de 17 años están en la lista de los más vendidos del New York Times- Puedo convertirme es un orador motivacional, pero odiaba esa idea. Yo no era de motivar, yo era siempre de estrategias. Todos estos años algunas personas que nunca me han conocido, todavía piensan que soy de motivación porque sé cómo generar energía y encender la pasión -pero ese nunca ha sido el enfoque.

La energía es simplemente un subproducto de la estrategia correcta.

Para mí, mi pasión es encontrar la estrategia que va a tomar a alguien que quiere cambiar de donde está ahora a donde quiere estar, en el menor periodo de tiempo.

Pero el punto es, que cuando tenía 22, no había un camino para esa profesión. Esa profesión no existía. No había resultados de búsqueda en la bolsa de trabajo de LinkedIn para los términos, “Necesitamos Personal: Estratega Para Máximo Rendimiento. Salario base competitivo, más comisión”.

Pero aquí estoy. Y no te preocupes, no necesitas tener dientes grandes y manos de plátano para labrar tu propio camino. Solo tienes que ser capaz de articular obsesiva y exactamente qué es lo que quieres.

“Cuando conoces tu pasión y no estás dispuesto a vivir bajo las reglas de otros, puedes hacer tu propio camino. Y no lo malentiendas, esto no es sobre romper las reglas, es sobre producir resultados.

Ignora la descripción del trabajo y produce resultados para alguien, te lo prometo, no serás ignorado. Las personas cambiarán las reglas por ti si puedes producir resultados sobresalientes.”

Cuando comencé a trabajar con personas, no había tal cosa como coaching de vida. Esa fue una frase que yo mismo acuñé. La única forma de conseguir ese trabajo profesionalmente era siendo un terapeuta. Tenías que ir a la escuela, conseguir un grado tradicional, tomar un enfoque convencional de mirar los problemas de otros (que en ese tiempo significaba terapia una, dos, tres, veces a la semana por años, algunas veces décadas) y ese método era algo que no me interesaba en lo más mínimo. Yo quería ayudar a muchas personas, diferentes personas, de negocios, atletas, inversores, políticos, emprendedores, padres, artistas, y niños. No un par de cientos de pacientes al mes en una oficina, sino a millones de personas alrededor del mundo.

Y me obsesioné con esta idea.

“Muchas veces, la forma habitual de hacer las cosas no es la única manera de hacerlas, es sólo lo que la gente se ha acostumbrado a hacer. Si vienes y muestras un camino distinto para entregar resultados a los demás, puedes hacer cualquier cosa que quieras.”

Entonces, si tienes 22 años y estás leyendo esto hoy, sé que no estás satisfecho con lo que has logrado hasta el momento. Quieres hacer más, ser más, dar más. Estás en la flor de tu juventud, no esperes por el “momento indicado” en el camino, un cumpleaños con un cero en él, para mirar atrás y darte cuenta que tienes que hacer algo contigo mismo.

Comprométete a convertir tus “Debería” en “Obligaciones” ahora mismo.

Tú puedes hacer cualquier cosa que quieras con tu vida exista o no la avenida. Despeja el camino, paviméntalo, da un paso adelante y haz que suceda.

Descubre tu pasión. Ten hambre. Diseña la vida que quieres vivir. Con acción masiva, flexibilidad, disciplina obsesiva, y un sentido de propósito de servir a algo fuera de ti, desarrollarás la habilidad de constantemente producir resultados, y crearás de forma efectiva tu propio camino a la grandeza.

Finalmente, cuando caigas en tiempos frustrantes -y lo harás- recuerda las palabras que mi mentor me dijo hace años cuando estaba en mi lugar más bajo. Él dijo “Tony, sigue trabajando en ti, sigue mejorando, fortaleciéndote, y sigue buscando una forma de servir a más personas. Si haces eso, te prometo -tus dones harán un espacio para ti.”

Entiende que hay muchas personas esperando leer palabras como estas para dar el impulso que necesitan para crecer, espero tu hayas sido una de ellas. Por eso, no te olvides de compartir este artículo.

Te deseo una vida extraordinaria.

Link del Artículo Original en El Camino Medio: http://elcaminomedio.com/si-tuviera-22-el-hambre-destruira-tu-miedo-al-fracaso/
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Sin categoría

Miedo al fracaso

Miedo al Fracaso ¿Y si sale mal? Cada vez que se nos presenta un cambio ante nosotros es inevitable que nos preguntemos: ¿Y si sale mal? ¿Y si fracaso? Es algo difícil de entender, pero si miramos nuestros fracasos desde otro punto de vista nos damos cuenta que también tiene su lado bueno. Supongo que habrás oído o leído una palabra que hasta hace poco casi nadie conocía, pero ahora parece muy pop ...

psicología autoayuda consejos de psicologia

5 formas de hacer frente al miedo al fracaso

A medida que vamos creciendo, nos damos cuenta de que el éxito en la vida se trata sobre todo de las cosas que podamos hacer de forma más efectiva que los demás. Es allí donde estamos hablando de un comportamiento competitivo que se puede explicar desde la misma evolución del ser humano hace ya miles de años, y uno de los componentes esenciales en toda clase de disputa es el fracaso. Siempre exist ...

reinvención profesional

Cómo superar el autosabotaje:¿trabajas para otros por miedo al éxito o al fracaso?

En el artículo de hoy Ana Tovar nos viene a hablar de algo muy común a la hora de emprender: el autosabotaje por el miedo al éxito. Si la responsabilidad que supone tener éxito con tu proyecto te genera tanto estrés que te sientes bloqueado, lee esta entrada. Ana te va a proporcionar los pasos para que puedas superarlo. No emprender por miedo al éxito Parece que el título de este post te está pr ...

REINVENCIÓN PROFESIONAL Creencias Limitantes Emociones ...

Miedo al fracaso: cómo superarlo y convertirlo en un aliado cuando emprendes

El miedo al fracaso es uno de los de los miedos que más paralizan a los emprendedores. Me atrevería a decir que el 100% del que ha emprendido alguna vez lo ha sentido. Por no hablar de aquellos que emprenden por primera vez para reinventarse profesionalmente. Es muy normal. Tomar la decisión de cambiar el rumbo de tu vida y perseguir tus sueños requiere algo más que decir “me lío la manta a la cab ...

consejos de salud dietas y nutrición comer compulsivamente ...

¡¡¡Tengo hambre!!! ¿Cómo saber si es bucal o estomacal?

Hoy hablaremos de algo superimportante, aprender a distinguir el hambre bucal del hambre estomacal. Si aprendes a hacerlo de manera inteligente, podrás solucionar el conflicto del apego emocional a la comida. La bulimia, la anorexia nerviosa (miedo a engordar todo el tiempo), el picoteo compulsivo, son conflictos emocionales que vinculamos con las comidas. Los alimentos son fuente de energía, vita ...

cursos online filosofía psicología ...

Supera el miedo al fracaso en 5 minutos

«LAS 7 CARAS DEL MIEDO» Cap.3 Miedo al fracaso El miedo al fracaso es uno de los peores miedos. Y soy una gran especialista en este tipo de miedo también. Resulta que esa inseguridad con la que he vivido durante tantos años tiene que ver mucho con mi miedo a fracasar. El hecho de no decidirme por tomar una decisión u otra, en realidad conlleva ese miedo a que la decisión que tome sea ...

inspirar fracaso frases de motivación ...

22 frases inspiradoras sobre el fracaso y cómo manejarlo

En ocasiones las cosas no salen como las planeamos y hay días en que el fracaso es nuestro compañero. Por eso hoy te traemos 22 inspiradoras frases sobre el fracaso que te pueden ser muy útiles para aprender a manejarlo. En la mayoría de los casos, mirar a través de la turbulencia y poder ver la luz al final de la oscuridad es una de las más enriquecedoras experiencias para la formación del caráct ...

psicología letras para no soñar

Perdona si te pido perdón

Perdono, pero no olvido. Si no perdonas tú, el tiempo lo hará. Perdona sin perdón y la vida te dará razón. Más vale pedir perdón que pedir permiso. Ah pero que difícil es perdonar. Cuando alguien te daña, atenta con tu felicidad y al final te guste o no, con el ego, el perdón ni remotamente pasa por la mente. Y cuando dañas, atentas con la felicidad de alguien más y también con su ego, tampoco se ...

psicología blog coaching ...

El fracaso como puerta al éxito

He oído en varias ocasiones esto de que en Estados Unidos, el país del emprendimiento por naturaleza, antes de dar financiación o invertir en un emprendedor, en vez de preguntarle cuántas veces ha tenido éxito en sus negocios, le preguntan cuántas veces ha fracasado. Y si dice que nunca, no le financian. Parece chocante, pero en realidad si miramos el fracaso de otra manera, podemos intuir que tie ...

dietas y nutrición noticias tratamientos de obesidad ...

Dudas sobre cirugía de la obesidad: ¿Y si fracaso?

Dudas sobre la cirugía de la obesidad…. y si después de tantos esfuerzos no adelgazo? Esta es una de las principales dudas de muchas personas con un problema de obesidad. Y es que en ocasiones lo que “tira para atrás” no es el miedo al quirófano. Las técnicas de cirugía de la obesidad (banda gástrica, bypass gástrico y tubo gástrico) se han convertido en técnicas seguras con baj ...