Blog de frida Idea guardada 22 veces
La valoración media de 26 personas es: Excelente

¿Qué sucede en tu cuerpo después de fumar un paquete de tabaco durante un mes?

Si sois fumadores, seguro que os habéis planteado más de una vez dejar de fumar, ¿no es así? Sin embargo, el tabaco es tan adictivo que son muchas las personas que vuelven a caer en la tentación. Y a pesar de que es un reto difícil y de que requiere una constante fuerza de voluntad, debemos intentarlo, ya que nuestra salud lo agradecerá. En el post de hoy, queremos enseñaros un vídeo que quizá os ayude a dejarlo y mostraros todos los efectos perjudiciales que produce. 



El youtuber Chris Notap ha realizado un experimento para ver qué sucede en los pulmones al fumar una cajetilla de tabaco durante un mes. Su objetivo ha sido concienciarnos sobre lo perjudicial que es esta sustancia e impulsarnos a dejarlo. 

Para llevar a cabo su investigación, utilizó un tarro de cristal (que simula los pulmones), algodones, una bomba de succión y 600 cigarrillos. 

¿Cuál fue el resultado? Todos los materiales que empleó adquirieron un color prácticamente negro. Además, se generó una sustancia del mismo tono que contenía amonio, alquitrán y gas cianhídrico. 

A continuación, os dejamos el vídeo completo para que lo veáis con vuestros propios ojos: 



Después de cosas como esta, se quitan las ganas de fumar, ¿no? No obstante, vamos a seguir profundizando en el tabaco y en los efectos que produce. 

1. ¿Por qué el tabaco crea adicción? 

El tabaco es un producto procesado que se obtiene a partir de las hojas de la planta Nicotiana tabacum.

Por tanto, su principal componente es la nicotina. Se trata de una sustancia altamente adictiva que se instala rápidamente en todo el organismo haciendo que se acostumbre a obtener determinados niveles. Esto genera cada vez más dependencia y se pueden experimentar episodios de ansiedad y malestar.

También, actúa en el cerebro y en el sistema nervioso, por lo que puede afectar al estado de ánimo de las personas fumadoras. 

Con el paso del tiempo, el cuerpo se va adaptando a la nicotina y se tiende a incrementar el número de cigarrillos. Como consecuencia, la adicción es cada vez mayor. 

Además, el tabaco contiene otros compuestos como el amoniaco y los azúcares que favorecen a generar esta dependencia



2. Efectos de fumar 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública. Cada año mueren más de 7 millones de personas, de las cuales 890.000 son fumadores pasivos

Los principales riesgos que produce en nuestro organismo son: 

- Aumento de la probabilidad de padecer cáncer: el de pulmón es el más habitual y constituye la principal causa de muerte. Sin embargo, no es el único. También, puede producirse cáncer de boca, laringe, faringe, riñón, hígado, estómago... 

- Daño del sistema respiratorio: perjudica a las vías respiratorias y a los sacos de aire de nuestros pulmones. Además, puede causar enfermedades como la bronquitis crónica o el asma.

- Problemas cardiovasculares: fumar daña el corazón y los vasos sanguíneos. Así mismo, aumenta la coagulación de la sangre y disminuye el colesterol bueno de nuestro organismo. Los fumadores tienen 10 veces más de posibilidades de desarrollar un infarto. 

3. Beneficios de dejar de fumar



4. Consejos para dejar de fumar 

1. Fijar una fecha: es importante establecer un día para dejar de fumar. De no ser así, lo iréis posponiendo y ese momento no llegará. 

2. Compartirlo con el entorno: la familia, los amigos... son un elemento clave a la hora de dejar de fumar, ya que nos pueden apoyar, motivar y sobre todo, ayudar. 

3. Quitar las tentaciones: debemos deshacernos de todos los mecheros, ceniceros, cajetillas... que tengamos.



4. Hacer ejercicio: el deporte es una manera de despejar la mente, de relajarnos y por tanto, de controlar esos momentos de ansiedad producidos por la necesidad de tabaco. Una gran opción son los paseos al aire libre. 

5. Controlar las comidas: hay que evitar consumir alimentos que engorden y en caso de que nos entren ganas de comer, optar por productos sanos como verduras, frutas...

6. Mentalidad positiva: es fundamental pensar que lo podemos conseguir y en los grandes beneficios que tendrá para nuestra salud. 

7. Tratamientos y ayudas: podéis acudir a profesionales que os ayuden a dejar de fumar, usar cigarrillos electrónicos u optar por métodos naturales como chupar un trozo de raíz de regaliz. ¡Utilizad el método que más vaya con vosotros! 

Ahora que ya conocéis lo perjudicial que es el tabaco, ¡poneos en marcha! ¡Vuestra salud lo agradecerá!

Fuentes:
Cadena Ser 
American Cancer Society 
Vix 
Organización Mundial de la Salud 
MedlinePlus
Tabaquisme.cat 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos