comunidades

No siento deseo: cuando la falta de libido aparece

no tengo deseo terapia logroño la rioja


Una afirmación tan tajante como frecuente. El deseo, una abstracción que tanto anhelamos y perseguimos y que, como si se tratara de una mariposa, aletea y escapa cada vez que intentamos capturarlo.

Son muchas las mujeres que nos hacen llegar esta demanda desde una situación de agobio y preocupación. Con lo que yo he sido, nos dicen algunas. Últimamente es como si fuera una planta, ni siento ni padezco, nos cuentan otras. Y para colmo, cuando mi pareja y yo conseguimos sentarnos en el sofá estoy tan cansada que lo único que me apetece es dormir o simplemente poner el automático y ver un rato la televisión.

Nos han vendido el cuento de que el deseo tiene que surgir, que debe ser algo que aparezca por generación espontánea, que pasemos de 0 a 100 en segundos y la verdad es que los tiempos han cambiado. Que la fogosidad de los primeros encuentros eróticos es posible que ya no sea tal. Que para avivar nuestros fuegos internos haya que trabajárselo más, que aquellas chispas que entonces nos encendían, ya no son suficientes y la excitación se hace de rogar. Porque el deseo exige tiempo, dedicación, cuidado y mimo y, a veces, o no tenemos tiempo o no estamos por la labor de sacarlo.

¿Qué pistas pueden arrojar cierta luz a este tipo de situaciones?

La duración de la relación. No es lo mismo el enamoramiento (los dos o tres primeros años de relación) que una fase posterior en la que hay mayor confianza, conocimiento, estabilidad Durante el enamoramiento, hay tantas cosas por descubrir que nuestros sentidos están a flor de piel, los mecanismos del deseo se encienden con más facilidad y de forma más repentina. Cuando una pareja tiene una trayectoria más duradera, todo se vuelve mucho más predecible, y el deseo puede verse mermado.

Estado de la pareja. En una pareja en la que existen dificultades en distintas facetas de la relación como puede ser los celos, la gestión de la economía, el reparto de tareas domésticas, problemas relacionales, de convivencia, etc.  es muy probable que éstas también se reflejen en el ámbito erótico. Para que el deseo fluya, otras necesidades a nivel de pareja deben estar cubiertas. Si hay enfados, reproches, etc. no tendremos el ánimo para acceder a una relación erótica. Como si de un río se tratase, para que el caudal del deseo discurra con facilidad los cauces de la relación han de estar limpios.

Estrés. Parece ser el principal causante actual de todos nuestros males. Y no solamente hablamos a nivel profesional, también nos deferimos a nivel personal y vital. Un trabajo que nos exija disponibilidad muchas horas al día, tener la sensación de que no se dispone de tiempo para una misma, puede llegar a suponer una fuente de agobio que no nos permita desconectar para comenzar a disfrutar de otras vivencias. Además, si la autopercepción que tenemos de nosotras mismas es negativa, si no nos sentimos atractivas ni guapas, si no nos gusta nuestro cuerpo, difícilmente vamos a dejar que el deseo fluya.

Medicación. Algunos psicofármacos, anticonceptivos y medicamentos, así como situaciones concretas relativas  a la salud, pueden actuar inhibiendo el deseo. Te dejamos más información aquí.

Cambios significativos. El fallecimiento de una persona querida, el nacimiento de un bebé, la convivencia temporal en el hogar de una tercera persona Todos ellos son cambios que pueden aniquilar el deseo, ya que si a nivel anímico estamos bajos, si hemos pasado de ser dos a ser tres o si la intimidad de pareja se ve interrumpida por un huésped temporal, por ejemplo, las condiciones para que surja el deseo no van a ser las más deseables, valga la redundancia.

Pero ¿deseo de qué? Ante toda dificultad de esta índole, cabe hacernos varias preguntas: ¿Qué es lo que no deseo? ¿Qué es lo que deseo exactamente? ¿Deseo un rato de intimidad compartida con mi pareja? ¿Deseo un momento de autoerotismo individual? ¿Deseo contacto corporal? ¿Deseo un encuentro genital? Hablar de deseo es demasiado ambiguo, y aunque la mayoría de veces lo interpretamos como una falta de frecuencia en las relaciones genitales y orgásmicas, no siempre se tienen las mismas ganas de todo. Las expectativas que tengamos de nuestro deseo van a tener un efecto catalizador o inhibidor: si me presiono con que debo desear un coito con mi pareja que acabe en orgasmo, y eso lo interpreto como una demanda de esfuerzo, posiblemente antes de ponernos en faena, se hayan esfumado las ganas. Sin embargo, si consideramos que una opción igualmente válida para alimentar el deseo puede ser un masaje, una ducha compartida, sin ninguna otra pretensión más que pasar un rato agradable, es probable que disfrutemos más el camino.

Y por último, concédete el permiso de no desear. Vivimos en un mundo que nos demanda a todas horas en muchas de nuestras facetas: a nivel profesional, de pareja, como madre, hermana o hija, a nivel social y de amistad Permítete y date la licencia de que haya momentos en los que el deseo no sea tu prioridad y no quieras salir en su búsqueda, porque incluso cuando no se desea, ya se está deseando algo.

No obstante, si sientes que el deseo supone una dificultad en tu vida erótica, y consideras necesario recibir asesoramiento sexológico o iniciar terapia individual y/o de pareja, puedes ponerte en contacto con nosotras a través de:

info@serisesexologia.com

628 025 052

Si hace poco que has tenido un bebé y consideras que la lactancia materna está influyendo en tu deseo, echa un vistazo:

No es posible no desear. Lactancia materna y deseo (s).

También puede interesarte leer:

La promiscuidad del deseo. Seres deseantes, deseados y deseables.



Bárbara Sáenz Orduña. Sexóloga en Serise Sexología.

Visítanos en:

Facebook

Twitter

Instagram

.

Fuente: este post proviene de Serise Sexologia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

falta de deseo sexualidad sexualidad femenina ...

Qué es la falta de deseo?

Hoy les contaré ¿cuáles son las características de la falta de deseo?, como identificarlo y consejos útiles. La ausencia del deseo en forma total o parcial es una consulta muy frecuente tanto de hombres como de mujeres. ¿Cómo podemos saber que el deseo o el de nuestra pareja esta disminuido? Cuando las fantasías son pobres o están ausentes y existe una falta de deseo de relaciones sexuales con fre ...

pareja desde mi rincón

¿Falta de deseo sexual?

¡Hola chic@s! El tipo de vida que llevamos casi todas las personas hoy en día, el trabajo fuera de casa, la casa, los niños, la hipoteca etc. Nos generan un estrés que a veces es difícil de llevar. Cuando llega la noche estamos tan cansando@s que en lo último que pensamos es en el sexo. No nos paramos a pensar si esto es lógico o no, y por supuesto damos por hecho que a nuestra pareja le ocurre lo ...

mejorar mis relaciones pareja psicología ...

Dependencia emocional

¿Qué entendemos por Dependencia Emocional? Se habla mucho sobre la dependencia emocional en la sociedad actual, normalmente utilizamos este término para referirnos a personas que muestran mucha ansiedad ante la idea de abandono y están dispuestos casi a hacer o a soportar todo tipo de cosas con tal de no ser abandonados, incluso aunque la relación les haga sufrir o no les satisfaga. Normalmente ...

Blog Sexologia

Bajo deseo sexual en el hombre

BAJO DESEO SEXUAL EN EL HOMBRE Socialmente se admite la falta de deseo sexual cuando se da en la mujer pero no es así cuando es el hombre el que tiene un deseo sexual hipoactivo, es decir, bajo deseo sexual, que podemos definir como no tener deseos de actividad sexual de forma persistente y ausencia o pobreza de fantasías sexuales. Existen muchas causas psicológicas posibles que hay que valorar e ...

me lo dijo yasmany sexo me lo dijo yasmany ...

¡DORMIR BIEN AUMENTA EL DESEO SEXUAL!

Los Beauty Tips | Hola YasmanY | Descansar adecuadamente cada día no solo nos aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud, sino que también aumenta el deseo sexual, según el último estudio de Departamento de Psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Michigan (EE.UU.) y el Departamento de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Kent State de Ohio (EE.UU.), que recoge l ...

Autoayuda felicidad

Cuando llega el momento de romper una relación...

En el inicio de un nuevo año es el momento en el que muchas parejas toman la fuerza necesaria para romper su relación puesto que, coincidiendo con el inicio de un nuevo ciclo surge la expectativa de pasar página con más fuerza. Decir adiós puede ser muy difícil, sin embargo, es lo mejor que puede pasarte si esa relación no fluye y te bloquea. Decir adiós también es un gesto de generosidad hacia el ...

amor pareja amor ...

12 cosas que no debes tolerar en tu relación de pareja

Tener una relación de pareja se puede convertir en una de las mejores experiencias de la vida, siempre y cuando existan entre ambos fuertes lazos de amor y atracción. Contar con esa persona para compartir miles de momentos y detalles, así como sentir su apoyo en los momentos difíciles, es algo que nos enriquece el alma y nos puede acercar a eso que llamamos felicidad. Sin embargo, como seres human ...

deseo sexual apetito sexual cáncer de mama ...

Día del sexo: falta de deseo sexual tras el cáncer de mama

Imagen: Etwood/Flickr Haber superado un cáncer es una de las mejores noticias que un paciente oncológico y sus familiares pueden recibir. Sin embargo, tras el tratamiento, aún quedan problemas a los que enfrentarse como, por ejemplo, cambios en la sexualidad en las mujeres que han sufrido un cáncer de mama y que puede afectar seriamente a su relación de pareja. Entre las dificultades sexuales que ...

Sexualidad y Pareja Teoría y Conceptos Terapia Online ...

¿Relación codependiente? Cómo solucionar este problema

¿Alguna vez has estado en una relación donde sientes que agotas toda tu energía? Si es así, es posible que hayas estado en una relación codependiente. La codependencia se define generalmente como un tipo de relación en la que una persona apoya a la otra en un comportamiento poco saludable de algún tipo. Esto podría hacer posible que alguien mantenga una adicción, no asuma la responsabilidad de sus ...

consejos para parejas infidelidad relaciones de pareja

Cómo Evitar la Tentación de una Infidelidad

Existen momentos de tentación en medio de una relación de pareja. Las personas, en ocasiones, en lugar de frenar esa tentación a tiempo, alimentan el deseo y llega un momento en el que caen en la trampa de un deseo que se vuelve en contra de uno mismo. Así sucede cuando una persona siente una atracción física importante por alguien que no es su pareja y en lugar de marcar distancia con esa persona ...