Idea guardada 19 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

Flujo vaginal rosa antes del periodo: ¿algo normal o una patología?

El flujo vaginal es una reacción normal de protección del organismo femenino. Su cantidad y características dependen de la fase del ciclo menstrual. Pero la coloración rosa solo suele normal bajo circunstancias específicas, por ejemplo en el período post-parto, durante la ovulación, en el primer trimestre de embarazo, después de tomar anticonceptivos orales o por la inserción de un dispositivo intrauterino.

En ciertos casos este flujo puede ser el signo de trastornos hormonales, enfermedades inflamatorias, embarazo ectópico, erosión cervical, hiperplasia endometrial, endometriosis, cáncer genital y otras enfermedades relacionadas con anomalías genitourinarias u otros sistemas del cuerpo. Por tanto, si una secreción sanguinolenta se torna regular y causa malestar, es necesario ver a un médico.

El flujo vaginal rosa entre períodos puede indicar la ovulación

En la mitad del ciclo menstrual ocurre la ovulación, proceso en el cual un óvulo es liberado del folículo para viajar por la trompa de Falopio hacia el útero. En la mayoría de los casos, las mujeres no sienten este suceso, pero algunas manifiestan cierto malestar en el abdomen inferior y/o un ligero manchado. Este proceso se conoce como síndrome ovulatorio. Si el óvulo es fecundado, comienza el embarazo y la mujer no tiene su período menstrual. Si la fecundación no ocurre, entonces el período debe llegar  aproximadamente 14 días más tarde.

mujer sillon amarillo
Si el síndrome ovulatorio es claramente evidente y la descarga vaginal de color rosa se acompaña de dolor intenso y malestar, estos síntomas deben ser consultados con un especialista.

Flujo vaginal rosa antes del período como signo de embarazo

Durante la implantación el óvulo fertilizado viaja hasta la cavidad uterina y se incrusta en el revestimiento interior, conocido como endometrio. Debido al aumento de la actividad hormonal en esta zona, aumenta el flujo de sangre y por ello, mientras ocurre la implantación es posible que se produzca un ligero sangrado de los vasos sanguíneos afectados. Si la implantación ha concluido con éxito y durante el primer trimestre de embarazo se observa una descarga vaginal rosa, ligera o abundante, puede indicar un aborto involuntario o de una amenaza de aborto.

Flujo vaginal rosa en caso de embarazo ectópico

A veces, la implantación del óvulo fecundado ocurre fuera de la cavidad uterina, en lugares que no son apropiados para el desarrollo del embarazo. Lo más frecuente es que ocurra en las trompas de Falopio o en el cuello uterino. Esto puede provocar una secreción de color rosa, en ausencia de la menstruación. Este tipo de embarazo tan peligroso tiene otra peculiaridad y es que los test de embarazo muestran una sola línea, dando lugar al descuido por parte de la mujer.

Flujo vaginal rosa causado por anticonceptivos

La descarga de color rosa puede ser causada por los anticonceptivos hormonales, ya sean en forma de píldoras, parches, anillo vaginal, dispositivos intrauterinos o implante intradérmicos. Todos causan cambios hormonales en el cuerpo de la mujer, las hormonas naturales son reemplazadas y esto suprime el proceso de ovulación.

Anticonceptivos orales combinados. Cuando una mujer toma anticonceptivos orales combinados, puede experimentar sangrado vaginal. Esto ocurre con más frecuencia durante los primeros tres meses del consumo. El sangrado ocurre de repente, en cualquier día del ciclo menstrual. Generalmente es muy leve y no dura más de 2-3 días. Si la descarga rosa es prolongada y se repite más de 3 meses seguidos, los anticonceptivos no son apropiados para esa mujer. En este caso, debe consultar a su médico para obtener asesoramiento profesional.

Dispositivos intrauterinos. Un DIU puede ser hormonal o no, pero su presencia en el útero no debe causar incomodidad. La secreción vaginal con sangre puede indicar la fijación incorrecta del dispositivo intrauterino, un embarazo no planificado (con más frecuencia el ectópico) o un desequilibrio hormonal.

Flujo vaginal rosa causado por infecciones y enfermedades

Cada proceso inflamatorio en el organismo se caracteriza por los siguientes síntomas comunes: enrojecimiento, hinchazón, fiebre, dolor y diversas disfunciones. Estos procesos tienen lugar en todos los niveles, desde las células más pequeñas hasta el organismo en su conjunto. El flujo vaginal rosa puede ser síntoma de inflamación, como resultado de una infección u otras enfermedades.

Infecciones ginecológicas. La secreción vaginal con sangre, causada por infecciones en los genitales externos o internos, es muy común. En primer lugar se debe observar la consistencia y si está acompañada de ardor, picazón u otras sensaciones en el área vaginal.

Erosión cervical. El flujo vaginal rosa antes de la menstruación, después de ella o en cualquier día del ciclo menstrual, después del sexo o la actividad física, puede ser un signo de erosión cervical. Este diagnóstico puede ser confirmado solamente después del examen de colposcopia.

Cáncer. El flujo vaginal de color rosa, que no viene acompañado de dolor, no está asociado al período menstrual y que aparece en cualquier momento del ciclo puede ser un signo de cáncer. Con mayor frecuencia indica cáncer endometrial o cervical en etapas avanzadas (casi siempre en mujeres de 45 años o más). Por esto es tan importante tener revisiones ginecológicas regulares cada año.

Trastornos hormonales. El flujo rosado como un signo de desequilibrio hormonal es un fenómeno común en la actualidad. Ocurre debido a la tensión, al cambio climático abrupto, la actividad física muy fuerte, al síndrome de ovario poliquístico, la presencia de quistes ováricos, endometriosis, hiperplasia endometrial, hipotiroidismo y otras enfermedades de los sistemas reproductivo y endocrino.

Enfermedades de los órganos y sistemas asociados. El sangrado vaginal puede ocurrir en caso enfermedades como la diabetes, trastornos en la coagulación de la sangre, enfermedades del sistema hematopoyético, fístula rectovaginal o vesicovaginal, enfermedades renales o hepáticas, entre otras patologías. Para hacer frente a estos problemas es necesario consultar con un especialista altamente cualificado.

Algunos de los tipos de sangrado antes mencionados no se pueden evitar, por ejemplo, en la ovulación, la implantación o el flujo premenstrual. Sin embargo, la mayoría de los problemas ginecológicos se pueden prevenir mediante las consultas ginecológicas oportunas y los chequeos regulares.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hernia durante el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Moco cervical amarillo: 9 causas y tratamientos

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Enfermedad inflamatoria pélvica

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos