Error! El atributo "to" es obligatorio para el tag errores ¿Estás a dieta y no pierdes peso? 10 claves para, primero, entenderlo y, después, conseguirlo | Salud

Blog de Fisio-online Idea guardada 3 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

¿Estás a dieta y no pierdes peso? 10 claves para, primero, entenderlo y, después, conseguirlo



En la actualidad se ha puesto muy de moda el tema de las dietas y los cuerpos saludables ¡Y no está mal! pero en muchas ocasiones es frecuente ver personas frustradas porque apesar de sus intentos con las "dietas", estas no surten los efectos deseados. Por lo que en esta ocasión, el Fisioterapeuta Néstor Sánchez nos hablará acerca de 10 razones por las cuales las personas no consiguen perder peso a pesar de estar a dieta. Os invitamos a visualizar este interesante vídeo en donde encontrarás la respuesta al por qué no rebajas aunque tu te esfuerces en tu dieta. 

10 razones por las que no consigues perder peso aunque estés a dieta 

A continuación, nuestro fisioterapeuta colaborador Néstor Sánchez nos explica 10 razones por las que en muchas ocasiones las personas no alcanzan su principal objetivo: perder peso, aunque, estén a dieta. 

Te concentras sólo en contar calorías 

Este es quizá uno de los errores más frecuentes que comenten las personas al iniciar una dieta, se concentran solamente en la restricción calórica y se olvidan de la saciedad y la respuesta hormonal que se produce en el cuerpo y que varía según el alimento que se consuma. Y ¿por qué hay personas que no tienen esa sensación de saciedad? El FIsioterapeuta Néstor Sánchez te lo explica de manera simple y detallada durante el desarrollo del vídeo. 

Estas bajo estrés 

Es importante que este proceso sea tomado con calma. Es muy frecuente observar que las personas generan mucho estrés al momento de iniciar una dieta, centrándose e incluso obsesionandose con la pérdida de peso, lo que además de ser nada favorable, aumenta o favorece la producción de hormonas contraproducentes para el proceso de la pérdida de peso. Para conocer más detalladamente este segundo punto, os invitamos a visualizar el vídeo.

Estas ganando músculo 

Muchas personas se centran únicamente en la pérdida de peso y se olvidan que al ejercitarse, ¡están ganando músculo!. Es importante entender que la grasa ocupa mucho más volumen que el músculo, y es habitual que las personas al ejercitarse pierdan grasa pero ganen más volumen en sus músculos, por lo que la balanza no indica una gran pérdida de peso y se agobian. Es necesario que sepan, que es un buen camino ganar musculatura aunque no pierda peso. 

b
Contrario al caso anterior, aquellas personas que no implementan el ejercicio físico a su plan alimenticio y en consecuencia, son más propensos a estancarse en el proceso de pérdida de peso. Es indispensable comprender que el movimiento es uno de los principales mecanismos antiinflamatorios fisiológicos que posee el cuerpo humano. Es la falta de movimiento precisamente, una de las razones principales por las que el cuerpo suele acumular calorías de manera excesiva. Necesitamos movernos para perder peso. 

No tienes en cuenta los ritmos corporales 

Tu cuerpo tiene momentos donde debes comer, momentos donde debes quemar grasa, momentos donde debes regenerar, etc. y el hecho de que estemos constantemente consumiendo alimentos sin dar espacio para quemar lo que ingerimos, dificulta en muchas ocasiones que podamos perder peso. Por lo que en ciertos casos, es necesario cambiar de estrategia, conocer nuestro metabolismo y trabajar en base a ello. De esta manera podremos obtener mejores resultados.

Te mientes a ti mismo 

Está comprobado que una de las principales razones por las que las personas no pierden peso, es porque dicen comer bien cuando realmente no lo hacen, por lo que en consecuencia alteran su metabolismo más de lo que piensan y el resultado será poca o ninguna pérdida de peso a final de mes, lo que además resulta muy frustrante para las personas y contraproducente a largo plazo.

Has llegado a un umbral homeostático 

Frecuentemente ocurre que empezamos una mejora de nuestros hábitos alimenticios, empezamos a perder peso y en un momento esto se ve frenado. Esto normalmente sucede porque hemos llegado a un umbral homeostático, es decir, un punto donde el cuerpo se siente cómodo. Para ello es necesario cambiar alguno de los estímulos, es decir, aquello que ha funcionado hasta el momento como el tipo de deporte, la cantidad de macronutrientes, etc. debe cambiar para poder pasar ese punto en donde nuestro cuerpo se ha quedado por decirlo de alguna manera "estancado"

No estas durmiendo lo suficiente

Aunque sea difícil de creer, el descanso es tan importante en las pérdida de peso como la dieta y el ejercicio físico. Uno de los errores más comunes de las personas es no darle al cuerpo la oportunidad de reponerse del trabajo realizado y en consecuencia, este se estresará y no responderá de la manera adecuada. Dormir y darle al cuerpo la capacidad de regenerarse, es primordial

Tu felicidad depende de tu peso 

Si tu felicidad depende de tu peso, esto se convertirá en un círculo vicioso, ya que al sentirte mal contigo mismo eso genera un estrés que impide perder peso y ese estrés no cesará hasta que se de esa pérdida de peso. Por lo que una dieta no puede depender únicamente de la perdida de peso, es necesario que el cambio de hábitos alimenticios se haga primordialmente por buscar mantener nuestra salud y bienestar físico, mental y social. 

Estas actualmente en tu peso 

Debido a la búsqueda de estereotipos que nos ha impuesto la sociedad moderna, es frecuente que a consulta acudan personas que ya se encuentran en su peso saludable y aún sigan en busca de perder mucho más, lo cual no generará realmente un efecto beneficioso para la salud y el bienestar de la persona, que es lo que realmente debería motivar a los individuos a mantenerse en forma. 

Para conocer más acerca de este y otros temas relacionados a la fisioterapia y salud, os invitamos a mantenerte en este tu portal de fisioterapia-online. 
   

Néstor Sánchez  

12/06/2017
Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos