comunidades

Endometrio grueso

El endometrio es el revestimiento interior del útero cuyo espesor varía de acuerdo con la edad y de una mujer a otra, la etapa reproductiva y el momento específico de su ciclo menstrual. Un endometrio grueso puede o no ser normal, lo que dependerá de varios factores durante la etapa menstrual de la mujer. Para evaluar el espesamiento endometrial se puede usar un ultrasonido o resonancia magnética.

Espesor endometrial normal durante el ciclo menstrual. El endometrio normalmente cambia de grosor y apariencia a lo largo del ciclo menstrual. Estos cambios están asociados con los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo.

Al principio del ciclo menstrual, el estrógeno, que es producido por los ovarios, hace que el revestimiento uterino crezca para preparar el útero para un posible embarazo.

A mediados del ciclo menstrual, el ovario libera un óvulo durante la ovulación. Después de la ovulación, otra hormona (progesterona) comienza a crecer para preparar el endometrio para la implantación del óvulo fertilizado. Puedes tener un endometrio grueso en este momento. Sin embargo, si la fertilización no ocurre, los niveles de la hormona disminuyen provocando la menstruación, que es debido al derramamiento del revestimiento uterino. Una vez completado, comienza un nuevo ciclo.

¿Qué causa el endometrio grueso?
En la mayoría de los casos, la hiperplasia endometrial o endometrio grueso no es canceroso (benigno). Además de los cambios normales asociados con el ciclo menstrual, los cambios hormonales durante la etapa perimenopáusica también pueden causar engrosamiento endometrial, al igual que los trastornos crónicos tales como la obesidad, la diabetes o el SOP (síndrome de ovario poliquístico. Además, la hiperplasia endometrial también puede estar asociada con el cáncer uterino.

Los síntomas del engrosamiento endometrial incluyen cambios inusuales en la duración de los períodos menstruales, flujo sanguíneo menstrual más intenso, sangrado/manchado anormal entre períodos menstruales o sangrado postmenopáusico. El engrosamiento endometrial puede causar anemia (recuento sanguíneo bajo).

Los factores de riesgo asociados con el engrosamiento endometrial incluyen:

Mujeres mayores de 35 años de edad.

Factores raciales: las mujeres blancas son más propensas a ser afectadas.

Las mujeres que nunca han estado embarazadas tienen más probabilidades de tener endometrio grueso.

Llegar a la menopausia a una edad avanzada aumenta el riesgo.

La menarquia a una edad temprana (cuando comenzó la menstruación).

La obesidad suele asociarse con el endometrio grueso.

Condiciones médicas como diabetes, enfermedad de la vesícula biliar, enfermedad de la tiroides o síndrome de ovario poliquístico.

Fumar cigarrillos aumenta el riesgo de tener engrosamiento endometrial.

Antecedentes familiares de cáncer uterino, cáncer de ovario o cáncer de colon.
¿Puede ser cáncer? Si eres una mujer postmenopáusica y tienes un endometrio anormalmente grueso, necesitarás una evaluación adicional para averiguar si estás en riesgo de tener cáncer de endometrio. El engrosamiento endometrial a menudo refleja la estimulación de estrógenos, que puede ser debido a la terapia de reemplazo hormonal o por la ingesta de fármacos contra el cáncer de mama, tamoxifeno o la producción continua de estrógenos como resultado de la obesidad. Una causa rara es el tumor de ovario que puede estar produciendo un exceso de estrógeno.

Un endometrio grueso puede causar sangrado después de la menopausia, pero incluso sin sangrado, la posibilidad de cáncer de endometrio no puede descartarse. La confirmación se puede hacer mediante una biopsia endometrial. El grosor endometrial debe ser evaluado junto con la morfología endometrial, así como los factores de riesgo de malignidad al considerar el muestreo endometrial.

Diagnóstico de endometrio grueso. Se puede realizar una evaluación realizando un ultrasonido al revestimiento uterino. Durante el examen pélvico, se puede tomar una muestra para realizar una biopsia del endometrio después de realizar la dilatación y el legrado. La histeroscopia también se puede realizar para encontrar áreas anormales en el endometrio. Para ello se utiliza un dispositivo delgado que se introduce en el útero para examinar y retirar tejidos finos.

El endometrio anormalmente grueso se desarrolla por varias razones que pueden o no estar relacionadas con el embarazo. Las causas también se pueden clasificar en función de si estás pre o posmenopáusica.

Causas relacionadas con el embarazo

Embarazo temprano (<5 semanas)

Embarazo ectópico

Coágulo sanguíneo intra-uterino

Embarazo molar

Endometritis

Retención de placenta
Causas no relacionadas con el embarazo

Cáncer endometrial

Hiperplasia endometrial

Pólipo endometrial

Cambios relacionados con el tamoxifeno

Terapia de reemplazamiento de hormonas

Endometritis

Tumores ováricos
Cómo tratar y prevenir el endometrio grueso

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la hiperplasia endometrial implica la extirpación del tejido uterino mediante dilatación y curetaje.

Las mujeres postmenopáusicas que están tomando hormonas de reemplazo que causan engrosamiento endometrial recurrente deben discutir con el ginecólogo opciones que incluyan o bien complementar su terapia con progesterona o detener la terapia.

Las mujeres premenopáusicas que tienen el endometrio grueso pueden tomar anticonceptivos orales o progesterona según lo prescrito para adelgazar su revestimiento endometrial.

Se puede aconsejar la extirpación quirúrgica del útero (histerectomía) y otros órganos reproductivos para algunas mujeres, en particular para aquellas que son postmenopáusicas o para las que no quieren tener hijos. Esto reducirá el riesgo de desarrollar cáncer cuando su condición no responde a la terapia con progesterona.

El engrosamiento endometrial también puede ser tratado con progestina oral, inyectable o en forma de crema vaginal en un dispositivo intrauterino. Sin embargo, el tratamiento con progestina puede causar sangrado vaginal similar al de la menstruación.
¿Qué puedo hacer para prevenir el engrosamiento endometrial?

Toma progestina/progesterona si estás tomando estrógeno después de la menopausia.

Toma píldoras anticonceptivas que contienen estrógeno y progestina si tus períodos menstruales son irregulares.

Pierde peso si eres obeso o tienes sobrepeso. Esto también puede reducir el riesgo de cáncer de endometrio.
.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Muchas mujeres desarrollan hernia durante el embarazo debido al aumento de la presión en la región abdominal causada por el crecimiento del bebé. La hernia ocurre cuando en la capa muscular de la pare ...

Las mujeres son conscientes de la presencia del moco cervical, desde sus años de adolescencia hasta la edad de la menopausia. Este moco es producido por las glándulas de la vagina y por el cuello uter ...

Recibir el diagnóstico de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) puede resultar un poco confuso y frustrante. En este artículo vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre dicha condición, sus cau ...

Recomendamos