comunidades

El dolor crónico de espalda y los beneficios del electrofitness




Las dolencias y las enfermedades que la espalda sufre son difíciles de tratar debido a la delicada zona de la que se trata. Muchos de los nuevos estudios médicos se dirigen a encontrar métodos de rehabilitación más eficaces, cómodos y rápidos. Y uno de esos estudios nos ocupa hoy. Os contamos cómo el electrofitness puede cambiar la metodología de estos tratamientos y cómo puede mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El dolor lumbar crónico
Las causas por las que un paciente sufre dolor en la espalda son múltiples, y entre ellas se encuentra la espodilosis. Se trata de un proceso degenerativo que se da en la columna vertebral. Puede producirse por el deplazamiento de una vértebra y se manifiesta como una lumbalgia mecánica crónica. Hasta el momento el único tratamiento prescrito era el reposo e infiltraciones, pero el avance de la ciencia ha comprobado la efectividad y los beneficios que la electroestimulación aporta a estos pacientes.



El estudio y los resultados
El estudio consistió en utilizar el dispositivo AQ8 System, una consola de control y un biotraje con 18 electrodos de caucho, con tres hombres y tres mujeres de edades comprendidas entre los 52 y 55 años que sufren de dolor lumbar crónico. Para la realización de este se combinó la electroestimulación, procedente del dispositivo mencionado, con ejercicios de flexión con isométricos. En total fueron sometidos a cuatro sesiones de electroestimulación activa y estos fueron los resultados: 



- Cuatro de ellos, tres hombres y una mujer, tuvieron dolores musculares después de las sesiones que continuaron durante las siguientes 48-72 horas. Estos dolores fueron de intensidad media y no requirieron de atención médica.

- Su estado de ánimo mejoró y se predispusieron a realizar más ejercicio.

Fuente: Pixabay


- Después de la segunda sesión, tres de ellos, dos mujeres y un hombre, abandonaron de forma definitiva los analgésicos.

Fuente: Pixabay


- A la pregunta sobre su mejoría, cinco de ellos solicitaron someterse al tratamiento de forma continuada porque valoraban una mejora del 80% en sus dolores lumbares habituales. El otro paciente, confirmó una mejora del 50%.

- Con respecto a la mejora en otros parámetros estos fueron los resultados: la rapidez al andar mejoró en un 30%, la estabilidad y el equilibrio en un 40%, la fuerza en un 85% y la sensación de capacidad física general en un 90%.

Fuente: Pixabay
Como siempre te indicamos, la consulta con tu médico antes de iniciar cualquier tratamiento es fundamental. ¡Infórmate! 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos