comunidades

Eccema

Cuando la piel muestra anomalías

Manos
Varias alteraciones de la piel se agrupan bajo el apelativo de eczema o eccema. Aunque éste es más común en las manos, las orejas, los pies y las piernas, puede afectar a cualquier parte de la piel.

 

Los síntomas típicos del eccema son unas manchas escamosas que producen picor y ampollas. Pueden aparecer cuando el sistema inmunológico responde a una alergia o por una irritación o daño sufrido por la piel. No obstante, el factor causante casi nunca está claro. Se libera histamina, que dilata los vasos sanguíneos de la piel y permite que la zona se inunde de unas células blancas conocidas como linfocitos. Este proceso afecta a la piel haciendo que ésta se inflame, enrojezca, escueza y pique.

 

Eccema de contacto

Portada de libro
Cuando la piel se expone de forma continuada a sustancias que interfieren con sus aceites protectores, aparece el eccema de contacto. Los detergentes, los champús o los agentes químicos industriales, los protectores solares, lavar y secar constantemente, o los ambientes fríos y secos son responsables del eccema. El daño es acumulativo y provoca la reacción inflamatoria que da lugar al eccema.  

Finalmente, la piel puede reaccionar con hipersensibilidad a la sustancia desencadenante, y la más mínima exposición puede provocar una fuerte reacción que incluso puede afectar a zonas no expuestas. Esto explica por qué algunas personas parecen desarrollar repentinamente alergias a sustancias que han manipulado sin problemas durante muchos años.

 

El eccema de contacto también puede aparecer cuando una persona es sensible al tacto de una sustancia determinada. Los principales responsables son los cosméticos, el látex de los guantes y metales como el níquel o el cromo, utilizados en las carcasas de los relojes o en los broches de la ropa interior. Otros agentes nocivos incluyen los tintes y las tintas, los esparadrapos, las plantas (sobre todo las prímulas) y la lana. La exposición repetida puede aumentar la sensibilidad y provocar asma u otros problemas alérgicos agudos.

 

Eccema atópico

eccema
También asociados con las alergias, el eccema atópico afecta a personas que presentan una característica genética heredada denominada 'atopia'. Ésta hace que las personas sean más susceptibles a los alérgenos presentes en el entorno, sobre todo a los excrementos de los ácaros del polvo, a la piel de animales y al polen. No es necesario que los alérgenos toquen la piel para desencadenar una reacción del sistema inmunológico, que en algunas personas se manifiesta como eccema y en otras como asma y rinitis alérgica.  

Las personas atópicas son más propensas a las tres enfermedades y el 50% de los niños que desarrollan eccema atópico acaban por padecer asma (aunque muchos dejan de verse afectados por estas alteraciones cuando alcanzan la pubertad). Este eccema también puede estar provocado por alergias a alimentos como la leche, el trigo o los huevos.

 

Buscar ayuda

diente de león
El tratamiento contra el eccema consiste en aislar y eliminar la causa, tanto si se trata de un problema de contacto como atópico. En este último caso el desencadenante puede ser más difícil de identificar porque el problema puede no tener nada que ver con la piel. Tal vez necesite recurrir a un dermatólogo. Puede ayudar a aislar el problema anotando sus síntomas, lo que come y bebe, sus actividades y el clima.  

Aunque los productos que tratan la piel directamente (agrupados bajo el denominativo de terapia tópica) no curan el eccema, desempeñan un papel vital en el alivio del insoportable picor y las incómodas escamas. También ayudan a contener el acto de rascarse, que provoca un empeoramiento e incrementa el riesgo de infección. Las pomadas con esteroides pueden reducir la inflamación y aportar alivio rápido contra el picor. Si éste perturba el descanso nocturno, los sedantes pueden convertirse en un remedio provisional.

 

crema
Tapar la superficie cubierta con la medicación puede ayudar a impedir el rascado. Además, debe evitarse el uso de materiales irritantes, como lana y sintéticos. El algodón es el material más cómodo para llevar en contacto con la piel. Resulta importante mantener la piel húmeda. Existen numerosas lociones, emolientes, aceites con y sin receta médica y por lo general contienen ingredientes que hidratan la capa superior de la piel, suavizándola y favoreciendo su renovación. Tal vez tengas que probar varios productos hasta encontrar el que mejor se adapta a tus necesidades, ya que pueden contener conservantes que pueden ser irritantes para algunas personas.

 

La medicación oral con antihistamínicos u otros fármacos contra el picor se utiliza ocasionalmente para ayudar a romper el ciclo 'picor-rascar-picor'. En los casos severos, el médico recetará un tratamiento breve con esteroides orales o fármacos inmunosupresosres potentes, como ciclosporina, pero sólo cuando el médico y el paciente hayan comentado los efectos secundarios.

 

Otras formas de eccema

bebé
El de contacto y el atópico no son las únicas formas de eccema. El eccema seborreico constituye una capa dura de escamas grasas de color amarillo-marrón o de escamas rojas duras en el cuero cabelludo, detrás de las orejas, en las cejas o en los pliegues de la piel. Conocido como eccema del lactante en el caso de los bebés, suele desaparecer antes de que el niño alcance los dos años. Es más persistente en los adultos, pero los champús anticaspa suelen servir de ayuda.  

El eccema del pañal, suele ser un caso de eccema de contacto como resultado de la humedad o de una reacción irritante a las deposiciones o a la orina. No permitas que un niño afectado de este tipo de eccema pase calor, ya que así se agravaría el estado de la piel, y asegúrate de que su piel esté en contacto directo únicamente con fibras de algodón.

El eccema varicoso aparece cuando las venas varicosas reducen el aporte de oxígeno y de sangre que transporta nutrientes a la zona. Las medidas de compresión pueden reducir la hinchazón, y las pomadas de corticoesteroides pueden proporcionar algún alivio. El eccema piel-a-piel es una forma de contacto producida por el roce y el sudor. Afecta a personas con sobrepeso.

 

 

Por Dr. David Peters

Blume
© Naturart, S.A. Editado por Blume

 

Extracto del libro: Manual de enfermedades comunes

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

piedras en el riñón riñón litiasis ...

Cómo evitar la formación de cálculos renales

Dieta, factores de riesgo y síntomas

Descubre a través de varios consejos cómo prevenir la aparición de piedras en el riñón. Además, te apuntamos qué causa su aparición, qué factores de riesgo están implicados y qué síntomas manifiestan.

cáncer de ovarios cáncer de ovario cáncer ovárico ...

Cáncer de ovario

Factores de riesgo, síntomas y tratamiento

Resuelve todas tus dudas sobre el cáncer de ovarios: qué lo causa, qué factores de riesgo aumentan su aparición, qué síntomas presenta y cómo puede tratarse.

salud y belleza

Cómo curar una ampolla

Las ampollas son sacos situados en la capa externa de la piel. Están llenos de líquidos y formados a raíz de enfermedades y calor. Comúnmente, se presentan en los pies y manos. En este artículo, con el interés de proporcionar información relativa a cómo curar una ampolla para personas preocupadas por su higiene, salud y estética, hemos de desglosar, en líneas inferiores, el conjunto de pasos que d ...