comunidades

Artrosis: tratamiento y prevención del dolor

El bucle infinito, la pescadilla que se muerde la cola. Cuando hablamos de artrosis nos encontramos siempre ante la situación de: “no me muevo porque me duele” y “te duele porque no te mueves”. Es el eterno debate con pacientes y familia. Para entender a qué me refiero veamos más profundamente en qué consiste la enfermedad.

 Qué es la artrosis

 Es una enfermedad degenerativa que afecta a los cartílagos articulares. Puede afectar a un mayor o menor número de articulaciones, en función de la causa. Así, si se produce por el desgaste de la edad, es frecuente que la degeneración articular se vaya produciendo por todo el cuerpo, especialmente por los puntos de carga (rodillas, caderas y columna lumbar); sin embargo, a veces puede aparecer artrosis en una región concreta como consecuencia de una lesión (por ejemplo, una fractura intraarticular va a propiciar un desgaste prematuro de esos cartílagos).

 Veamos unas nociones básicas de anatomía:

 *Huesos: Forman el esqueleto humano.

*Articulación: Es la unión de dos o más huesos, donde se produce movimiento.

*Músculo: Une varios huesos, a través de los tendones, de forma que con su contracción permite mover una o más articulaciones.

*Cápsula articular: Es un manguito fibroso que cierra la articulación, lo que mantiene el esqueleto unido sin que se “desmorone”.

*Ligamento: Son refuerzos de la cápsula articular, “tiras” que se colocan en la articulación para aumentar la estabilidad.

*Superficies articulares: son las zonas de hueso que contactan con otro hueso para formar la articulación.

*Cartílago articular: Es una capa que cubre las superficies articulares y que se encarga de amortiguar impactos, reducir la fricción entre los huesos y segregar líquido sinovial.

*Líquido sinovial: Segregado por los cartílagos, se encarga de lubricar las articulaciones para reducir la fricción y el desgaste del cartílago.

 

Entonces, ¿en qué consiste la artrosis? Pues primero en una inflamación y progresivamente un desgaste del cartílago articular, lo que va propiciar una peor amortiguación, menor segregación de líquido sinovial y un aumento significativo de la fricción entre los huesos.

 Este desgaste empieza como una pérdida de espesor del cartílago, dejando progresivamente zonas de superficie articular desprovistas del mismo, de tal forma que acaba produciendo dolor por contacto directo sobre el hueso. En estadíos muy avanzados, se pueden producir lo que conocemos por osteofitos, que son crecimientos de hueso dentro de la articulación que, en función de la cantidad y tamaño, van a reducir considerablemente la movilidad del segmento.
 

 Por qué se produce

 Es una enfermedad degenerativa, lo que significa que es producto del paso del tiempo, del desgaste natural del cuerpo. Hay múltiples factores que pueden propiciar una tendencia a padecerla, como la herencia genética, la hiperlaxitud articular, traumatismos, deportes de impacto... Es fácil entonces deducir que cuanto peor tratemos a nuestras articulaciones, más desgaste sufrirán, pero nada puede evitar que aparezca.

 

Por qué duele

 Cuando se desgasta el cartílago articular queda expuesto el periostio del hueso, que es la última capa de hueso, la cual contiene terminaciones nerviosas susceptibles de enviar información de dolor al cerebro. Por tanto, si el cartílago nos hace ignorar el contacto de nuestros huesos, al ir desapareciendo, el roce de los huesos acaba produciendo dolor.

 Además, como en toda lesión del sistema locomotor, nuestro sistema nervioso intenta protegernos frente a ese dolor, y lo hace con una activación involuntaria de la musculatura implicada en la articulación, de tal forma que pueden aparecer acortamientos musculares, contracturas e incluso tendinopatías, que a su vez también generan dolor. No sólo dolor, sino que reducen el espacio articular aumentando la fricción y realimentando el ciclo del dolor.

 

Tratamiento

 En casos extremos de artrosis cuando resulta invalidante, el traumatólogo puede optar por la cirugía, la sustitución total o parcial de las superficies articulares por otras de titanio. Al desaparecer la causa, desaparece el dolor articular.

 Pero hasta llegar a ese punto, el tratamiento conservador tiende a ser paliativo y preventido, es decir, que lo encaminaremos a reducir el dolor y frenar en la medida de lo posible el avance de la degeneración. ¿Cómo? De dos maneras: una pasiva y otra activa.

 Por otro lado, la psicología también juega un papel muy importante en la percepción del dolor. Por lo que en casos en los que la intensidad del dolor sea demasiado alta o interfiera de una forma significativa en la vida cotidiana sería recomendable visitar a un psicólogo sanitario.

 

Rehabilitación pasiva

 Toda acción encaminada a reducir el dolor mediante farmacología, fisioterapia u otros remedios caseros o naturales. Por ejemplo, la toma de medicación analgésica. Como fisioterapeuta, haré hincapié en el efecto de la rehabilitación y la fisioterapia.

 Englobaremos entonces dentro de la rehabilitación pasiva el uso de aparatos de efecto analgésico y antiinflamatorio como las corrientes TENS, los ultrasonidos, la aplicación de calor seco, las microondas... Además, el masaje terapéutico tiene un doble efecto en este aspecto. Por un lado, calma el dolor muscular provocado por aquel acto de defensa que comentábamos del sistema nervioso que aumentaba la activación muscular. Es decir, que aliviaremos tensión muscular y contracturas. Además, secundariamente a esto, se volverá a ampliar el espacio intraarticular, es decir que los segmentos óseos volverán a su separación natural, disminuyendo así el contracto y la presión entre los cartílagos dañados y haciendo que la fricción y su consecuente dolor disminuyan también.

 

Rehabilitación activa

 Es la forma fina que tengo de daros la noticia que muchos no queréis leer: tenéis que moveros, caminar, hacer deporte. ¿Por qué?

 El primer motivo y más importante: el movimiento suave de las articulaciones estimula la producción de líquido sinovial. ¡Lubricaremos esas articulaciones! Lo cual reducirá notablemente la fricción y el dolor.

Además, una musculatura bien tonificada reforzará nuestras articulaciones manteniendo una separación óptima entre ambos segmentos, es decir, que ralentizaremos la progresión de la enfermedad.

 

Conclusión

Resumiendo, la artrosis es producto del desgaste de nuestras articulaciones. Si bien no podemos evitarla, sí podemos hacer que avance más despacio y que sea menos dolorosa. Para ello, es muy importante hacer ejercicio físico de forma regular, ya que lubricaremos nuestras articulaciones y daremos un refuerzo a nivel muscular que nos hará sentir mucho mejor y nos limitará menos el día a día.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado

artrosis desgaste de los cartílagos prevención artrosis ...

Consejos para prevenir la artrosis o el desgaste del cartílago

Seguro que has escuchado antes la palabras artrosis. Es una palabra dura, que puede sonar fea Y tenemos razones para ello. La artrosis afecta a todos los individuos, hayan llegado o no a la tercera edad. En este vídeo te contaremos qué cosas podemos hacer para prevenir el desgaste del cartílago o artrosis. ¿Qué es la artrosis? Artrosis es un trastorno relacionado con las articulaciones de nuestro ...

artrosis osteopatía artrosis osteopatía ...

Osteopatía y artrosis

El ser humano es un ser articulado que tiene gran capacidad de movimiento gracias a su esqueleto, formado por los huesos que se desplazan desde las articulaciones y se movilizan con la tensión de sus músculos. Las articulaciones o lugar donde contactan dos huesos, permiten la soltura corporal y la movilidad. Quizás la articulación sea uno de los saltos evolutivos más importantes en el paso de la p ...

Huesos y articulaciones ácido hialuronico Artrosis ...

PRODUCTOS NATURALES Y ARTROSIS

¿Que es la artrosis? Es una degeneración y desgaste del cartílago y  además es la enfermedad reumática más común . ¿Que componentes naturales podemos utilizar para paliar la artrosis o para prevenirla? Tenemos: sulfato de glucosamina que se emplea en el tratamiento de Artrosis y artritis ya que favorecen el desarrollo de los tejidos carta y cartilaginosos condroitin de sulfato es el componente may ...

Artrosis de cadera o coxartrosis: síntomas, diagnóstico y tratamiento de fisioterapia

La articulación de la cadera es una de las articulaciones con más movilidad además de cargar con el peso del tronco hacia arriba. Por lo tanto es muy propensa a presentar desgastes que causan dolores insoportables afectando gradualmente a todo el complejo articular, denominándose artrosis. Conozcamos sus síntomas para un pronto diagnóstico y acudir tempranamente al fisioterapeuta, teniendo mejor p ...

artrosis ejercicio enfermedad cronica ...

Lo que debes saber sobre la artrosis

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Normalmente, está localizada en las manos, las rodillas, la cadera o la columna vertebral. La artrosis provoca dolor, inflamación e impide que se puedan realizar con normalidad algunos movimientos tan cotidianos como cerrar la mano, subir escaleras o caminar. Las articulaciones son los componentes del esqueleto que permiten la ...

medicina preventiva artrosis desgaste de hueso ...

Nutricion y plantas medicinales muy beneficiosas para la artrosis.

Bien, el otro día publique un artículo en el cual daba consejos para aliviar la artrosis. Dicen que “somos lo que comemos”.Y no está mal encaminada esta frase,por lo que hoy voy a hablar de que alimentos nos pueden beneficiar para la mejoría de la molesta artrosis. La artrosis es una enfermedad que se produce por el desgaste de la almohadilla (llamado cartílago articular) que hay entr ...

Artrosis: beneficios y aplicaciones del tratamiento con tecarterapia

La Tecarterapia se aplica en numerosas patologías pero será seguramente en la artrosis donde sus resultados son más apreciados y apreciables. La artrosis y sus síntomas La artrosis se manifiesta con síntomas de inflamación y con dolor en articulaciones como las manos, las rodillas o las cervicales, entre otras. Está causada por el deterioro del cartílago articular que es la parte que recubre los e ...

consejos de salud dolores comunes enfermedades óseas y musculares ...

Tratamiento y recuperación de la artrosis de rodilla: cirugía y fisioterapia

La artrosis es el desgaste y la degeneración del cartílago en la articulación de la rodilla. Nuestras articulaciones de la rodilla están cubiertas con cartílago articular. Este cartílago puede desgastarse con el tiempo. Dependiendo del nivel de dolor y la disfunción existen muchas modalidades de tratamiento disponibles. Tratamiento de la artrosis de rodilla. La mejor solución es acudir a un fisiot ...

Artículos FisioSenior

Artrosis de cadera: Opciones de tratamiento

La artrosis de cadera es una dolencia degenerativa provocada por el desgaste del cartílago que recubre la articulación de la cadera (articulación coxo-femoral). Es una enfermedad frecuente (aunque lo es dos veces menos que la artrosis de rodilla) que afecta a 1/ 1000 personas al año. Su síntoma más frecuente es el dolor. ¿Dónde? Principalmente a nivel de la ingle pudiendo descender hasta la rodill ...