comunidades

Apio nabo | la apiácea que ayuda a mejorar la resistencia ósea

El apio nabo es una hortaliza de sabor delicado especialmente apreciada por su versatilidad en la cocina puesto que se puede tomar cruda o cocida. Su punto óptimo de maduración se obtiene en invierno, como todas las hortalizas de raíz. Es una fuente importante de vitamina K. Sigue leyendo y descubre qué beneficios puede aportar a tu dieta.

Origen del apio nabo

El apio nabo tiene su origen en la cuenca mediterránea, su hábitat natural son las marismas que bordean el Mar Mediterráneo.

Los griegos y romanos utilizaban el apio nabo no sólo en sus cocinas si no también como analgésico. Premiaban a los buenos guerreros con esta hortaliza y la utilizaban en rituales funerarios.

Propiedades nutricionales del apio nabo

La masa ósea disminuye con la edad, lo que aumenta el riesgo de fracturas a medida que nos hacemos mayores. Un estudio con roedores demostró que la adición de apio nabo seco y en polvo a la dieta inhibía la pérdida ósea.

Sin conocer la naturaleza exacta de los compuestos presentes en el vegetal seco, los autores señalan que una variedad de sustancias bioactivas podrían actuar de forma sinérgica, permitiendo así disminuir la pérdida ósea. Sin embargo, no se ha realizado ningún estudio sobre este efecto en humanos.

El apio nabo contiene poliacetilenos, un grupo de compuestos orgánicos que, en cantidades suficientes, muestran efectos biológicos beneficiosos sobre células cancerosas entre otros.

Entre las vitaminas del apio nabo encontramos:

Vitamina K. Tomado en crudo, el apio nabo contiene gran cantidad de vitamina K. Esta vitamina es utilizada por nuestro organismo en la coagulación de la sangre y ayuda en la formación de los huesos y tejidos.

Vitamina B5. También llamada ácido pantoténico, esta vitamina participa en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Es conveniente que tomes el apio nabo en crudo para poder asimilar esta vitamina.

Vitamina B6. Muy importante durante la infancia y adolescencia para un correcto desarrollo cerebral.

Vitamina C. Antioxidante que potencia tu sistema inmune y mantiene tu piel, huesos y tejido conectivo en buenas condiciones.
Esta hortaliza aporta los siguientes minerales:

Fósforo. Mejora la función nerviosa y muscular y mantiene en equilibrio el calcio en el cuerpo. Participa en el metabolismo de los carbohidratos y las grasas.

Manganeso. Disminuye el cansancio y la fatiga crónica. Refuerza la memoria y es fundamental en la producción de cartílago.

Cobre. Fortalece los huesos, participa en la maduración de los glóbulos rojos y blancos y juega un papel fundamental en la contracción del músculo cardíaco.

Recetas con apio nabo

Ensalada de patatas, huevo y apio nabo

Ingredientes para 4 personas:
– 6 patatas
– 2 huevos
– 1 cebolla
– 1 apio nabo
– 6 aceitunas negras
– 1 cuch. de mahonesa
– Pimientos rojos asados (opcional)
– 1 cdta. de mostaza
– Sal y pimienta
– Aceite de oliva v.e.

Preparación:
Hierve las patatas y los huevos en abundante agua con un puñado de sal gruesa hasta que estén cocidas. Pela las patatas y córtalas en cubos de 2 cm, pica muy finamente las aceitunas negras y el apio nabo en rodajas.
Cuando las patatas estén frías, agrega los huevos en rodajas, la sal, la pimienta, la cebolla, las aceitunas, el apio nabo y la mahonesa. Adorna con tiras de pimiento rojo asado.

Calabaciones rellenos de jamón y setas

Ingredientes para 4 personas:
– 2 calabacines
– 250 g champiñones
– 100 g jamón
– 1 cebolla
– 2 zanahorias
– 1 ajo
– 2 rodajas de apio nabo
– Sal
– Perejil
– Pimienta
– Aceite oliva
– 30 g queso Berenguela

Preparación:
Lava los calabacines, córtalos a lo largo en dos mitades, hazles unos cortes en la pulpa, añade un poquito de aceite de oliva y hornea a 180º C durante 30 minutos.
En una sartén con aceite de oliva pon la cebolla, la zanahoria, el apio nabo y el ajo picados y sofríe. Añade los champiñones troceados, sal y, cuando estén en su punto, el jamón picado.
Cuando estén listos los calabacines deja enfriar, retira la pulpa con cuidado de no romper la piel.
Trocea la pulpa y añádela a la mezcla del jamón. Rehoga 5 minutos y añade la pimienta y el perejil. Rellena con esta mezcla los calabacines. Puedes rallar un poquito de queso Berenguela por encima y gratina 5 minutos.

Sopa de verduras y pescados

Ingredientes para 4 personas:
– 250 g bonito
– 170 g rape
– 2 trozos de apio nabo
– 2 ramas puerro
– 2 zanahorias
– 1/2 cebolla
– 4 judías verdes
– 3 patatas
– 11/2 calabacín
– ¼ calabaza
– 2 hojas laurel
– Pimienta negra
– Aceite de oliva v.e.
– Sal
– Tabasco

Preparación:
Empieza haciendo un sofrito con las verduras. En una olla grande pon un poco de aceite de oliva v.e., cuando esté caliente, añade la zanahoria, la cebolla y el apio nabo, bien troceado. Pasados unos minutos añade el resto de las verduras, previamente lavadas y troceadas. Cuando las verduras ya estén medio hechas añade agua, el laurel y salpimienta. Deja cocer 15 minutos. Añade el pescado, con unos minutos de cocción estará listo.

Qué te ha parecido este post sobre el apio nabo? Si tienes cualquier duda déjanos un comentario y nuestros Nutricionistas Online te responderán.

Recuerda que nos puedes seguir a través de las Redes Sociales como FacebookTwitterPinterestInstagram o nuestro Canal de Youtube.


Portada Tu Última Dieta

Libro Tu Última Dieta | Haz que tus Hormonas Adelgacen

20,00€ Iva Incluído
MXN: 491.12$

USD: $24.24

ARS: $2,111.99

COP: $86,280.00

CLP: $17,695.25

UYU: $1,003.48



Fuente: este post proviene de Dieta Coherente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos