Nutrición a las 6 Idea guardada 8 veces
La valoración media de 363 personas es: Excelente

Alimentación y recetas 4. XII

¡Buenos días! Hoy hablamos del jengibre, ¿lo has usado alguna vez? ¿Conoces todas sus propiedades? Te lo contamos todo antes de empezar a cocinar.
El jengibre es una planta cuya parte más conocida es su rizoma, es decir, su raíz. Crece en las regiones tropicales de todo el mundo y es famoso, tanto por sus reconocidas propiedades medicinales, como por su uso culinario.

Aunque la variedad que solemos encontrar habitualmente en el mercado es la originaria de China y de Perú, el jengibre más valorado es el que procede de India, Australia y Jamaica.
En cuanto a nivel nutricional, el jengibre tiene un alto contenido en fibra y en aminoácidos esenciales como la valina y la leucina, que intervienen en el proceso de cicatrización, así como de la arginina, que estimula el sistema inmunológico.
La fibra y el gingerol también están presentes en la raíz. Precisamente el gingerol es el componente que le da su toque picante, ya que es equivalente a la capsaicina, que es la sustancia que hace que los chiles piquen.
También encontramos ácidos grasos como los ácidos linoleico y alfa-linoleico, y a nivel vitamínico encontramos vitamina C.
Entre las propiedades medicinales que se atribuyen a esta raíz destacan:
§ Propiedades antivirales, por lo que previene la gripe, la sinusitis y la fiebre.
§ Ayuda a mejorar la digestión.
§ Reduce las náuseas y los vómitos.
§ Favorece la circulación sanguínea, y ayuda así a disolver los trombos en las arterias y disminuir los niveles de colesterol en la sangre.
§ Puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
El jengibre como veis tiene muchas y muy buenas propiedades, ahora pasemos a la cocina a hacer una rica Crema de calabaza, jengibre y hierbabuena
Ingredientes
§ 150 gr. de calabaza
§ 1 patata
§ 1 puerro
§ Aceite de oliva
§ 4-5 hojas de hierbabuena
§ Jengibre en polvo
§ Pimienta
§ Sal
Elaboración
Primero lavamos bien la zanahoria y la troceamos, haciendo lo mismo con la calabaza, y reservamos.
En una cazuela, echamos un par de cucharadas soperas de aceite de oliva y rehogamos la zanahoria. Cuando esté rehogada, añadiremos la calabaza.
A continuación, echamos agua hasta cubrir los ingredientes y dejamos cocer todo durante 20-30 minutos, al finalizar este tiempo comprobar que los ingredientes estén blandos. En ese momento incorporamos el jengibre, la pimienta y la hierbabuena, corregimos el punto de sal y lo pasamos todo por la túrmix.
Y ya tenemos la crema lista para comer. Se puede servir con un poco de cebollino liofilizado para darle un toque de color que contraste.
Realizado por Jorge Ibarra Morato y Tamara Valencia Dueñas

Fuente: este post proviene de Nutrición a las 6, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Operación cambio, 0 excusas

¡Hoy es EL día! ¡Hoy sí que sí, empiezo! ¿Os suenan familiares estas frases? Cada año, más o menos por estas fechas, son muchas las personas que deciden cambiar drásticamente, ¡YA! En este mismo momen ...

Garbanzos crujientes

¡Muy buenos días! Como sabéis el 28 de Mayo es el Día Mundial de la Nutrición. Este año se celebra la XVII Edición con el mensaje “Legumbres: Tu opción saludable todo el año”. Como os anticipamos en ...

Recomendamos