comunidades

La importancia de hacer ejercicios abdominales post-embarazo

El post parto es el tiempo que comprende inmediatamente posterior en las mujeres a dar a luz, es un periodo de reestructuración, es decir, los músculos y órganos vuelven a estructurarse a como estaban anteriormente al periodo de gestación, y suele durar aproximadamente un par de meses. En nuestra página web rutinasgimansio.es puedes encontrar algunas pautas para mujeres que se encuentran en este preciso periodo de postparto.

Es posible que durante el parto se hayan producido algún desgarro o fisura muscular de los músculos implicados en el mismo, más conocido como el suelo pélvico. En las embarazadas, antes de dar a luz es muy recomendable que tengan orientaciones sobre como movilizar y fortalecer estos músculos que forman el suelo pélvico, con el fin de facilitar el esfuerzo durante el parto. Así mismo, es necesario en el periodo de postparto la realización de una serie de ejercicios abdominales enfocados en ese suelo pélvico para favorecer y potenciar esos grupos musculares que se han visto afectados ante una tensión y esfuerzo considerable. Evidentemente es un trabajo que debe realizarse bajo la supervisión de un profesional, y de ninguna manera este programa de tonificación abdominal debe comenzar a los pocos días de haber dado a luz. Deben transcurrir unas semanas para poder empezar a trabajar con ejercicios específicos de la zona abdominal y suelo pélvico.



La falta de tono muscular es muy evidente en la nuevas mamás, tan evidente como lo es la flacidez de la piel que se ha visto estirada debido al crecimiento de la barriga, pechos y cintura. Como es lo más normal no te debes alarmar, todo volverá a su sitio, pero deberás dedicarle cierto tiempo acompañado de una serie de cuidados. Los ejercicios de fuerza van a ser los ejercicios con los que mejor podrás regenerar la musculatura abdominal y pélvica en su totalidad. Por un lado la recuperación muscular, y por otro está la recuperación de la flacidez de la piel, en la cual debes saber que mediante los ejercicios de fuerza no se va a solucionar debido a que es un componente altamente genético. De todas maneras lo que sí te va a ayudar es una serie de cuidados a la hora de controlar la alimentación y una actividad física adecuada acorde al periodo en el que te encuentras.

Como puedes ver en este periodo de postparto deberás conseguir un equilibrio tantos en tus hábitos alimenticios como en tus hábitos de actividad física. Conseguirás una reeducación de tu cuerpo a base de ejercicios específicos (mejor guiados por un experto profesional) que podrás realizar tanto en tu casa como en el gimnasio.

Además existen ejercicios que son muy propios de gimnasias suaves como el pilates y algún tipo de yoga, en los cuales podrás sacarle partido a tu puesta en forma después del parto.
Las actividades de piscina son muy propicias para este tipo de mujeres, ya que tonifican todo el cuerpo en su totalidad pero sin ningún tipo de carga excesiva al encontrarse dentro del medio acuático.

En cuanto a temas de alimentación, se debe mantener una dieta lo más variada posible evitando las comidas rápidas y bollerías industriales, porque se puede comer variado pero sano a la vez: frutas, verduras, carnes rojas, pescados, lácteos desnatados, etc.

En la portada de mi blog podrás ver más artículos de moda relacionados.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos