kin252 Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Perdón

Todos tenemos una serie de ideas preconcebidas acerca de qué es el perdón. “¿Perdonar?”, “¿Qué se soluciona con eso?”, “¿Después de lo que me hizo?”, “¡Eso es imperdonable!”, son las frases más comunes que se escuchan al respecto.

Sin embargo, el perdón es el umbral que nos permite saltar por encima de los rencores, y quedar libres para vivir con mayor paz y felicidad. Por otro lado, de acuerdo a las investigaciones médicas, perdonar hace bien a la salud física.

Perdón bien entendido
Tal vez para muchas personas no esté bien entendido de qué se trata el perdón. En realidad, perdonar no significa aceptar cualquier cosa que el otro haya hecho, como el maltrato, la violencia o la deshonestidad. No es humillarse, reprimir el enojo, hacer como si no pasara nada o perdonar porque sentimos lástima –”es un tonto, no tiene remedio”–. Tampoco es convertirnos en amigos de nuestro victimario, descuidar nuestra propia seguridad o llamarlo para comunicarle nuestro cambio de actitud. El sentido común indica, por ejemplo, que podemos perdonar a un marido excesivamente gastador, pero eso no significa que le entreguemos nuestro sueldo para que lo administre.

¿Qué es, entonces, perdonar?“Es tomar la decisión de ver más allá de los límites de la personalidad de otra persona, de sus miedos y errores, la decisión de ver una esencia pura, no condicionada por historias personales, que tiene una capacidad limitada y siempre es digna de respeto y amor”, define Robin Casarjian, psicoterapeuta y autora del libro Perdonar (Ediciones Urano). El doctor Jampolsky lo explica en términos gráficos: “Es ver la luz de la lámpara y no la pantalla”.

Por su parte, el escritor Hugh Prather entiende que “el perdón no es un acto de rosado autoengaño, sino el tranquilo reconocimiento de que, bajo nuestros respectivos egos, todos somos exactamente iguales”.
Rencor, viejo rencor, La rabia, el odio, el rencor son emociones que desgastan enormemente la energía. Como muebles viejos e inútiles, ocupan un espacio valioso que necesitaríamos recuperar; en cambio, cuando se reciclan se transforman en agradables objetos que da gusto tener en casa. Uno de los mejores motivos para perdonar es liberarnos de los efectos nocivos de esas emociones.

Cuando se abandona el rencor, también se alivia la ansiedad y el estrés, que nos devoran y causan enfermedades. Para hacer esto es preciso hacer algunos cambios en el tipo de pensamiento.

¿Por qué a veces nos es tan difícil dejar de estar enojados? “Porque nos parece que obtenemos algo al aferrarnos a la rabia –dice Robin Casarjian–. Estos beneficios, llamados ganancias secundarias, suelen ser inconcientes y tienen mucho poder hasta que tomamos conciencia de ellos y descubrimos formas de reaccionar más sanas.”
Una clave que destaca Casarjian para el trabajo con el perdón es ser amable con uno mismo.”Es importantísimo tomar nota de nuestros pensamientos y reacciones sin juzgarlos. Si aparecen el temor, la autocrítica o las dudas, sea amable con usted. Estos sentimientos son una parte natural del proceso de curación. En realidad, ser amable con uno mismo es un gran acto de perdón. Lo crea o no, en todo momento, usted hizo lo que podía hacer dado el grado de amor o temor que sentía.”
Algunas veces la fuente del resentimiento puede estar profundamente instalada en nuestro interior, escondida hasta de nosotros mismos. Una forma de indagar en la raíz del enojo es anotar los sentimientos en un diario. Házlo con la idea de ser específico, busque hilar más fino que decir si te sientes bien o mal. Esto te ayudará a “enfocar” tu resentimiento y estarás en mejores condiciones para perdonar.
Es interesante considerar las manifestaciones de rabia, irritabilidad o agresividad propias o ajenas como un grito que pide reconocimiento, respeto, ayuda y amor. Esto puede modificar el punto de vista que tradicionalmente hemos utilizado para percibir la rabia y reaccionar.

CONSEJOS y SUGERENCIAS:

Es mejor elegir estar en paz que tener razón.
Aferrarnos al enojo o creer que los demás siempre están equivocados no nos permite tener paz mental.
El primer paso es la disposición a perdonar.
Cuando reconocemos que guardar pensamientos de venganza es algo que nos hace sufrir, nos resulta más fácil tener deseos de perdonar y de olvidar el rencor pasado.
Sepamos que aunque perdonemos, la otra persona no necesariamente cambiará.
Sólo se trata de modificar nuestros pensamientos y actitudes.
Perdonar no significa que se tenga que coincidir con la conducta del otro.
El perdón eleva la autoestima y disminuye la ansiedad y la depresión.
Pensar en el presente es bueno para curar las heridas emocionales.
Al sufrir un delito, un problema sentimental o alguna otra situación en la que uno se siente impotente, es común que se instale el resentimiento. En estas instancias muchas veces se necesita perdonarse a sí mismo, porque uno tiende a culparse por lo que se podía haber hecho y no se hizo.
Cuando descubras que estás enojado con algo o alguien piensa ¿a quién o qué necesito perdonar? Tal vez, el acto de perdonar no se trate en realidad sólo de un hecho altruista orientado hacia los demás, sino que beneficia física y emocionalmente al que perdona, porque elimina los sentimientos negativos que pueden perjudicar. Tiene un efecto boomerang que fortalece el bienestar de ambas personas.
Perdonar requiere práctica. Hay que tomar la decisión, tener el deseo, asumir el compromiso, repetirlo muchas veces para dominarlo e incorporarlo como natural. Es más fácil comenzar a “ejercitarse” con personas no tan allegadas como los padres, por ejemplo, sino en situaciones menos comprometidas.

Ejercicios saludables:

En su libro Perdonar, Casarjian propone ejercicios interesantes para trabajar el perdón:

Recuerda un momento en el que te hayas enfadado. ¿Cómo te sentistes? Cierra los ojos, respira hondo, relájate e introdúcete en tus sentimientos. ¿Qué puedes ver bajo tu rabia? ¿Miedo? ¿Tristeza? ¿Inseguridad? ¿Desamparo? ¿Impotencia? ¿Desilusión? ¿te sientes herido o abandonado? Mira más profundamente, ¿qué hay bajo ese miedo, desilusión o tristeza? ¿Una pedida de atención? ¿Necesidad de respeto o de amor?

Pequeña terapia:

Recuerda a alguna persona con quien tenga dificultades para relacionarte. Piensa en algo que desea recibir de ella: ¿amor?, ¿afecto?, ¿aprobación?, ¿consideración? Imagínate que estás con esa persona, relájate, respira hondo, Díle lo que quieres: “…(el nombre), lo que necesito de ti es….y….(haz una lista hasta sentir que agotas todas las posibilidades)”. Luego di : “…, ya no te hago responsable de darme…(todo lo que hayas puesto antes)”.

Tomada del grupo cocreando abundancia.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.
Etiquetas: hombrevivesurmalaga

Recomendamos

Relacionado

Reto de 21 días liberarte del pasado Perdón ...

El camino hacia tus metas: el perdón 

RETO DE 21 DÍAS TOMA CONCIENCIA DE TI Y DE TU VIDA DÍA 8 El camino hacia tus metas, pasa por el puente del perdón A lo largo de mi caminar hacia mis sueños y metas, he corroborado que practicar el PERDÓN es fundamental para sentirnos merecedores de lo mejor de la vida. En este sentido, te invito a perdonar y recuerda: El perdonar, no es algo que haces por otras personas o situaciones. Es algo que ...

consejos desde mi rincón

¿Podemos perdonar un engaño? La Magia del Perdón

¡Hola chicas! ¿Podemos perdonar un engaño? Cuando por ejemplo comenzamos una relación, ya sea con amigas, compañeras, en la propia familia, y como no de pareja, pensamos que es una relación basada en el respeto y sobre todo en la confianza. Conoces a una persona que parece que es el complemento que te faltaba, todo va bien, hasta que empezamos a notar incoherencias en lo que nos dice y en su maner ...

psicología letras para no soñar

Perdona si te pido perdón

Perdono, pero no olvido. Si no perdonas tú, el tiempo lo hará. Perdona sin perdón y la vida te dará razón. Más vale pedir perdón que pedir permiso. Ah pero que difícil es perdonar. Cuando alguien te daña, atenta con tu felicidad y al final te guste o no, con el ego, el perdón ni remotamente pasa por la mente. Y cuando dañas, atentas con la felicidad de alguien más y también con su ego, tampoco se ...

general desarrollo personal bienestar emocional ...

EL PERDÓN

El perdón es un tema delicado. En primer lugar, tiene dos significados distintos: - Dejar el resentimiento o la ira - Perdonar una ofensa, dejar de desear castigo o recompensa Me voy a centrar en la primera acepción, que es lo suficientemente amplia como para incluir situaciones en las que no has dejado alguien fuera de tus acciones morales o legales, pero sin embargo quieres estar en paz respecto ...

perdonar reflexión acto de amor ...

Perdonar no es sinónimo de olvidar

Te traicionaron, han ofendido, te causaron dolor y crees que no eres capaz de perdonar? Te comento que pata aliviar ese dolor es con el perdón, se que no siempre es fácil, pero es la única forma de estar en paz con uno mismo, muchas veces la otra persona ni se entera que se sigue con ese rencor y vive feliz, mientras tu vives infeliz, aferrado al enojo y la amargura, así que suéltalo! Perdonar es ...

consejos aceptacion autocuracion ...

El poder del perdón

El acto de perdonarse a sí mismo cambia la energía y las estructuras físicas en el interior de las células y del ADN. La culpa es una emoción muy poderosa, que nos empequeñece. La culpa en sí, por decirlo de alguna manera, cierra los sistemas de energía de tu cuerpo y por lo tanto disminuye y, en casos extremos, bloquea el flujo de la Energía y el Amor Divinos hacia todo el cuerpo. Como cada u ...

psicología

El poder sanador del perdón

Vivimos en una sociedad en la que se nos han nombrado la palabra perdón, culpa...pero no nos han explicado gran cosa al respecto. Cuál es el verdadero significado, qué es lo que implica, cómo nos afecta física y emocionalmente, cómo se hace.....parece que todos debemos saber qué es en el momento que nacemos. La cultura, los medios de comunicación, la educación... nos marcan muy bien el hecho de qu ...

consejos de especialistas historia de vida perdón ...

¿Cómo puedo perdonar a alguién que me ha hecho daño? ¿Me beneficiaría en algo?

Una pregunta algo compleja para darle respuesta ¿Cierto? En la entrada de hoy es justamente lo que intentaré hacer y aunque evidentemente no sea una respuesta definitiva espero les sirva de ayuda o al menos para ampliar sus opciones acerca de este tema. Como poco a poco podrán darse cuenta en mis escritos, soy una persona que cree más en el amor que en el rencor, por lo tanto mi primera respuesta ...

general meditación meditación perdón y amor ...

El perdón y la Felicidad.

Amor y perdón son dos aspectos básicos para conseguir la Felicidad. Hoy trabajaremos el más difícil, el perdón, y junto a él, los resentimientos y la forma de hacer las paces con uno mismo y con el resto.   Si la meditación la realizas de forma grupal, poneros en círculo. pero de espaldas entre vosotros, así notaréis la incomodidad que puede producir ese cierre al perdón, y con él, al amor.       ...