comunidades

Me llamo María, tengo 45 años y veo mal de cerca. ¿Qué debo hacer?

Cada día que pasa veo peor de cerca y necesito estirar los brazos para poder leer letras pequeñas y/o el móvil. Creo que es presbicia y que necesito gafas para vista cansada pero tengo muchas dudas.

Uff… que rollo. ¡No sé que hacer!

¿Te suena?

Veo mal de cerca. tengo presbicia


La historia de María es real aunque le haya cambiado el nombre.

He elegido este caso porque se repite mucho en mi vida profesional de optometrista y considero que puede resultar muy didáctico compartirlo.

Es una buena oportunidad de ofrecer conjuntamente el punto de vista del paciente y del optometrista, para así poder explicar mejor las implicaciones de la presbicia sobre la vida de las personas.

Con la ayuda de “María”, también aprovecharé para darte respuesta a las dudas más frecuentes que surgen en estos casos y descubrirte alguno de los “falsos mitos” que rodean a la “Presbicia o Vista Cansada“.

No deberías de perderte esta entrada tanto si ya tienes más de 45 años como si eres más joven porque a ti también te tocará sufrirla algún día.

? Como yo  suelo decir  no se libra “Ni el rey” ni “El papa” y es una de las pocas cosas en las que todos somos iguales.

1. La historia de María

Lo primero que necesito saber y que le pregunto a María en la consulta es por el motivo de su visita (es preciso conocer su queja principal). Hay otras preguntas que realizo pero que no son relevantes para el caso y por eso no las pondré aquí.
María acaba de cumplir 45 años y me explica que lleva tiempo notando que tiene dificultades para leer la letra pequeña, enhebrar una aguja y cuando va al supermercado y necesita ver la composición de los alimentos (su hija es celíaca).
Lleva notando este problema desde hace más de un año pero en los últimos meses se ha acentuado de modo muy evidente.
Ella pensaba que era un problema pasajero y que con descanso se resolvería, pero como cada día se nota peor, ha decidido acudir al optometrista para realizar una revisión de la vista.
Cuando le pregunto si le empeora la visión cuando hay poca luz y si nota que cada día tiene que alejar más las cosas para leerlas me responde afirmativamente…
 También le pregunto si nota algún problema en visión de lejos (ver la tele, conducir, etc…) y me dice que cree que ve perfectamente.
María parece que tiene presbicia y este es un problema menor.  Mic!! Error!!

Así de primeras no hace falta ser un optometrista experimentado para imaginar que posiblemente se trata de un caso típico de “Presbicia o vista cansada” como muchos que veo diariamente en consulta.

Por otro lado gracias a esa misma experiencia de más de 25 años de profesión, sé la enorme trascendencia que puede tener para para María la aparición de la presbicia  y los problemas que pueden suponerle  aceptarla y convivir con ella.

En mi opinión la presbicia no es únicamente un problema de visión sino que va asociada a muchos componentes piscológicos relacionados con los prejuicios que lleva asociado el  que su aparición esté relacionada con la edad. “Hacerse mayor” puede resultar muy traumático cuando te pilla por sorpresa.

2. Las 3 preocupaciones principales de María

Recuerda que estamos hablando de personas que no tienen y no han tenido nunca necesidad de usar gafas hasta ese momento y por este motivo les resulta más traumático todo este proceso de poner gafas por primera vez con 45 años.

Yo no soy adivino pero casi puedo leerle la mente a María y adivinar las 3 preocupaciones  que estarán pasando por su cabeza. Si tu tienes presbicia desde hace poco tiempo posiblemente también acierte lo que tu estás pensando:

2.1 “Siempre he tenido una vista buenísima sin necesidad de usar gafas, así que menudo rollo esto de pensar que necesito gafas para leer”.

2.2 “Uff!! me estoy haciendo mayor. Me está pasando lo que le ocurría a mi abuela y a mi madre”.

2.3 “No me apetece nada usar gafas así que las pondré lo mínimo y haré las más baratas porque cuanto mas las ponga mas me aumentará la presbicia“. Como podrás leer más adelante este es un falso mito.

Después de realizar la revisión optométrica se confirma la sospecha. María tiene 1,5 dioptrías de vista cansada en cada ojo y una visión perfecta de lejos. La verdad es que el resultado es buenísimo, pero…

Aunque es una graduación absolutamente normal,  no debemos restarle importancia porque a ella si le parece un problema realmente serio. Ella no entiende bien lo que está sucediendo a sus ojos y tiene muchas dudas.

No debemos minimizar el problema pero si informarle correctamente porque necesita información básica útil. Para ello voy a darle 3 claves para entender la presbicia.

veomaldecercaparaleervistacansada
La presbicia aparece sobre los 42-45 años y aumenta hasta los 55-57 años de edad

3. Las 3 claves para entender la presbicia 

En estos casos de aparición de la presbicia o vista cansada, tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos en nuestra labor divulgativa y comunicativa con los pacientes. Es importante dejar claros estos 3 puntos (2 preguntas + 1 falso mito).

Yo soy muy directo y tras muchos años he ido puliendo la forma de explicarlo sin dar datos técnicos innecesarios pero diciendo siempre la verdad de lo que puede esperar(le guste o no le guste).

3.1. ¿Qué es la presbicia?

Para responder a esta pregunta lo ideal es que pases por la entrada del Blog ¿Qué es la presbicia o vista cansada? en la que explico en que consiste usando un lenguaje que “Se entienda”. Te la recomiendo de verdad, te gustará.

3.2 .¿Hasta que edad aumenta la presbicia y a qué valor puede llegar?

La presbicia aparece habitualmente entre los 42 y 45 años de edad y aumenta hasta los 55-57 años. A partir de esa edad se estabiliza y ya no aumenta más.

La graduación de vista cansada máxima que hay que añadir a la corrección de lejos es sobre 2,5-3,00 dioptrias y se marca con un valor en las recetas que pone Adición.

Si tienes graduación de lejos se sumará o se restará en función de si eres hipermétrope o miope.
3.3  ¿Si pongo las gafas de vista cansada me aumentará más la presbicia?

Este es un falso mito.

El uso de gafas para vista cansada no tiene ningún efecto sobre el aumento de la presbicia.

La realidad es que uses o no las gafas te va a aumentar y por eso mucha gente que las pone luego le echa la culpa a las gafas pero le hubiese aumentado exactamente igual. Es una verdad a veces dolorosa pero inexorable.
4. Los optometristas tenemos que ser también buenos psicólogos y comunicadores

Me encanta mi profesión de optometrista porque además de conocimientos técnicos de óptica y optometría me permite estar en contacto directo con personas. Como la divulgación y la formación me gustan mucho me resulta fácil unir todo.

Es fundamental tener una buena dosis de “Humanidad” para poder comunicarse con el paciente de un modo cercano poniéndose en todo momento en su lugar. Por desgracia esto muchas veces se echa en falta en el entorno sanitario.

En mi opinión un buen optometrista no sólo tiene que graduar fantásticamente bien (esto ya se le supone), sino que ha de ser un buen psicólogo y mejor comunicador para poder aclarar las dudas a los pacientes y ayudar a elegir la mejor solución óptica para cada persona en función de sus necesidades y presupuesto.

Para ello es fundamental utilizar un lenguaje claro, cercano y adaptado al nivel de cada paciente. Todo se reduce a usar el sentido común. Y eso mismo es lo que trato de hacer en el Blog.

5. Y ahora toca elegir la mejor solución para María

Esta parte no es sencilla…aunque lo parezca. Y ahora te explico porque:

María tiene un trabajo de oficina en el que precisa utilizar varias distancias, ya que tiene que leer y trabajar con papeles con letras pequeñas, utilizar ordenador y más ocasionalmente salir de su puesto de trabajo para realizar diferentes tareas.

Es decir, María necesita ver bien a varias distancias y no sólo para la distancia de lectura.

El problema radica en que viene con una predisposición negativa porque lo de usar gafas no es algo que le agrade y su idea inicial era hacer algo básico y  usarlas puntualmente. Es un razonamiento lógico y común porque ella de lejos ve bien y por tanto sólo quiere usarlas para determinadas tareas.

Pero ella está trabajando 8 horas al día de cerca…a diferentes distancias y esto lo complica.

? “Daños colaterales” de las gafas de una única graduación para personas que usan varias distancias

Su graduación es únicamente de vista cansada (+1,50 dioptrías) y ve perfectamente de lejos sin graduación. Lo que ella no se imaginaba es que las gafas de lectura de una única graduación producen “daños colaterales” y me explico….

Las gafas para leer permiten leer maravillosamente a la distancia para la que están graduadas y generalmente la distancia normal de lectura es de 35-40 cm.

Hasta ahí genial… pero el problema viene si mientras estamos leyendo queremos mirar algo más lejos (ordenador, televisión, un compañero en el trabajo, etc…).

María no se imaginaba lo incómodo que resultaba tener que cada vez que cambia de distancia andar quitando y poniendo las gafas de lectura. Se lo muestro con las gafas de prueba y le explico que si va a estar usando varias distancias aunque no necesita gafas para lejos le resultará más cómodo hacer unas gafas progresivas o progresivas ocupacionales.

Las gafas progresivas no es necesario llevarlas puestas todo el día para este tipo de casos sin graduación de lejos.

Por supuesto, esta no es la mejor solución para todos los usuarios.

Imagina a una persona que está cosiendo a una distancia fija de 35 cm. Posiblemente la mejor solución para ella pasaría por comprar unas gafas de lectura para esa única distancia.

Y ojo, que en algunos casos interesa tener usar unas gafas para el trabajo progresivas y otras para leer en cama por ejemplo.

Cada caso es diferente y cada graduación también porque si tienes graduación de lejos las cosas cambian mucho y es todavía mucho más interesante la opción de comprar unas gafas progresivas.

? Diferentes soluciones ópticas para cada caso. Gafas progresivas. Ventajas e inconvenientes

Sobre este tema te recomiendo que leas la entrada  del blog sobre Gafas progresivas. Ventajas e inconvenientes que ha tenido muchísimo éxito en la que que tienes muy bien explicadas las diferentes opciones.

¿Y que tipo de gafas compró María para leer? Pues como estaba la mayoría del tiempo con ordenador y leyendo papeles, se hizo unos progresivos ocupacionales que le permiten ver perfectamente a distancia de lectura y de ordenador. Cuando quiere ver a más distancia se las tiene que quitar.

Lo más importante era que le quedase muy claro lo que podría conseguir y como debe de usarlas para evitarle problemas. Tenía varias opciones buenas y eligió la que considero mas adecuada para su caso.

A pesar de elegir una buena opción, ¡NUNCA SERÁ LO MISMO QUE NO NECESITAR GAFAS!

6. Moraleja

La moraleja es que no vale la misma solución para todo el mundo y que es necesario conocer muy bien las alternativas más adecuadas para cada caso. La profesionalidad es fundamental en temas de Salud Visual y Óptica.

La buena comunicación entre el optometrista y el paciente facilita todo enormemente y evitará problemas y errores en la elección de la mejor solución óptica.

La regla de oro es siempre  ponerse en el lugar del paciente y asegurarse de que entiende las diferentes ventajas e inconvenientes de cada solución óptica.

Resumen

Hoy te he intentado acercar el problema de la presbicia desde el punto de vista del que la sufre por primera vez trasladando sus inquietudes.

Como habrás visto es todo más complejo de lo que parece pero al mismo tiempo puede resultarte muy útil porque tú puedes ser el próximo…

Resumen:

Los 6 apartados de los que he hablado en este artículo son:

1. La historia de María

2. Las 3 preocupaciones de María

3. Las 3 claves para entender la presbicia

4. La labor de los optometristas no es sólo técnica

5. Eligiendo la mejor solución óptica para María

6. Moraleja

Espero que te haya resultado útil y si te ha gustado esta entrada me encantaría que me dieses tu opinión a través de los comentarios del Blog o de redes sociales.

Gracias a ti y a personas como tú, son ya más de 100,000 los lectores mensuales de CuidaTuVista.com

¡Si te gusta este artículo compártelo!



Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Quieres disfrutar del verano sin sobresaltos? Protege tus ojos siguiendo estos 5 consejos de Salud Visual Cuando llega el verano nuestros ojos están expuestos a más riesgos y se incrementan signific ...

Recomendamos