comunidades

Gafas progresivas. Ventajas e inconvenientes

Las gafas con cristales progresivos son una buena alternativa para la presbicia o vista cansada pero, ¿Quieres saber qué lente progresiva es mejor y cómo evitar problemas de adaptación?

gafaprogresiva Gafas progresivas. Ventajas e inconvenientes
Fuente imágen © fusolino – Fotolia.com

Es normal que antes de hacerte tus primeras lentes progresivas tengas dudas porque seguramente habrás escuchado la típica coletilla de que “adaptarse a las gafas con cristales progresivos es muy difícil”. Mi experiencia profesional de muchos años me dice que hay muy pocos casos que no se adaptan y que generalmente siempre existen razones que provocan esa dificultad. También es cierto que hay casos que no son adecuados para usar este tipo de lentes y que es importante seguir una serie de recomendaciones para evitar problemas. Hoy voy a hablarte de ello pero primero quiero que sepas que es eso de la presbicia.

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

Es un defecto refractivo que impide enfocar correctamente los objetos a distancias cortas. Suele comenzar a los 45 años y va aumentando con la edad hasta estabilizarse alrededor de los 55-60 años. Es un proceso natural que le sucede a todo el mundo y sobre el que encontrarás mucha información práctica en la entrada publicada del blog. Presbicia o vista cansada. ¿Qué es?

Tengo vista cansada. ¿Qué tipo de gafas puedo usar?

La presbicia o vista cansada se corrige con lentes convergentes (+) y su potencia se mide en dioptrias variando en función de la distancia que se desee enfocar y de la cantidad de graduación que se tenga. Es decir, si tienes vista cansada y quieres leer algo a 35 cm, necesitarás una lente de más graduación que si quieres ver un ordenador a 45-50 cm. Esto es muy importante ya que significa que la graduación que se necesita para leer no es la misma que la que precisamos para ver a la pantalla del ordenador, y ambas son diferentes a para ver la televisión. Cualquier tipo de corrección con gafas será una compensación óptica que funcionan muy bien pero que nunca será lo mismo que cuando no tenías vista cansada.

Gafas monofocales

Estas  gafas tienen graduación para una única distancia que en el caso de la vista cansada suele ser de 35-40 cm para leer y/o coser. No valen para ver más lejos y si las tienes puestas no te permitirán ver correctamente a las distancias intermedias como puede ser una mesa o la pantalla de un ordenador y a más distancia verás totalmente borroso. Esto significa que si estás haciendo una tarea en la que precises cambiar la vista de cerca a lejos o de cerca a distancia de ordenador, tendrías que estar continuamente quitando y poniendo las gafas de lectura monofocales.

Gafas bifocales

Las conocerás porque  en la parte inferior se  puede ver una lente en forma de media luna. En la parte de arriba llevan la graduación de lejos que cubre todo lo que está a más de 1 mt. de distancia y en la parte inferior la graduación de cerca que elegiremos para la distancia que desea la persona (normalmente la distancia de leer). No cubren las distancias intermedias.  Funcionan bien para personas que no utilizan la distancia intermedia o media distancia pero estéticamente son bastante feas y desde el punto de vista de comodidad tienen el problema de que el salto entre la zona de lejos y cerca es muy brusco e incómodo.

Gafas progresivas

El primer modelo de cristales progresivos se comercializó en el año 1959 bajo el nombre de Varilux y por ese motivo mucha gente todavía los sigue llamando así.

Este tipo de lentes son habitualmente la mejor alternativa para personas con presbicia o vista cansada aunque dependerá del uso y de la graduación de cada caso. Existen diferentes tipos y los precios variarán mucho en función del diseño.

lentesc progresivas Gafas progresivas. Ventajas e inconvenientes
Como verás en la imágen la graduación de lejos está situada en la parte superior del cristal, la de cerca en la inferior y en la parte intermedia están las medias distancias (ordenador, salpicadero del coche, etc…). Estas zonas y el tamaño del pasillo dependerán de la montura elegida y del diseño de la lente.

Es  muy importante dejarse asesorar por un buen profesional en una óptica de confianza sobre las diferencias  entre ellos porque además no siempre lo más caro es lo mejor. En esta misma entrada podrás leer información sobre los diferentes tipos de progresivos y sus diferencias.

Ventajas de los cristales progresivos

Si no tienes  graduación de lejos y sólo necesito gafas para cerca, ¿por qué voy a usar gafas progresivas? Estas son algunas de las ventajas:

Si no tienes graduación de lejos y aunque sólo necesites usar gafas para cerca, el progresivo resulta muy cómodo porque podrás ver bien a todas las distancias sin necesidad de quitarte las gafas. Valen tanto para el ordenador, la televisión o para ver a una persona que a más de 1 mt. de distancia.
Si vas a comprar algo al supermercado o a un centro comercial podrás enfocar a todas las distancias con la misma gafa sin tener que andar quitando y poniendo. Podrás leer un cartel a lo lejos, ver bien una estantería a media distancia al mismo tiempo que ver un precio, leer  la composición o la caducidad de un alimento, etc….
Hacer unos progresivos no significa que tengas necesariamente que llevar la gafa puesta todo el día si no tienes graduación de lejos. Para estos casos en que el usuario ve perfectamente de lejos sin gafas lo mejor es que por la calle se quite la gafa y la use sólo cuando realiza actividades de cerca y media distancia.
Para trabajos de oficina o de cara al público resultan  indispensables ya que te resolverán la distancia intermedia de trabajar en una mesa o con ordenador y que no te cubren las gafas monofocales ni las bifocales.
Si te gusta coser, leer o responder mensajes de WhatsApp al mismo tiempo que ves la televisión, podrás hacerlo sin andar quitando y poniendo las gafas de cerca monofocales.Si tienes graduación de lejos (aunque no sea mucho), es todavía más adecuado el uso del progresivo porque les sacarás el máximo rendimiento:

Con la misma gafa podrás ver a todas las distancias sin necesidad de quitar, poner o de usar varias gafas diferentes para tareas distintas que es la alternativa.
Al conducir podrás ver perfectamente el salpicadero que está situado a una media distancia que no cubre la gafa de lejos y sí las progresivas(esto es más acusado en graduaciones de presbicia de más de 2 dioptrías).
A estas ventajas habría que añadir las comentadas en las personas que no tienen graduación de lejos.Inconvenientes o posibles problemas de los cristales progresivos

Es importante que tengas en cuenta una serie de limitaciones que se pueden presentar,  aunque muchos usuarios no aprecian dificultades ni problemas una vez están adaptados y nos manifiestan tener una visión natural. Estas serían las más frecuentes:

Al llevar varias graduaciones repartidas en la misma lente hay que mirar por la zona correcta para enfocar a cada distancia. Esto que parece complicado realmente es muy simple, porque para ver de lejos se mira por la parte de arriba y de cerca por la parte de abajo que es lo natural. Básicamente lo que hay que hacer si ves borroso es mover la cabeza un poquito arriba o abajo hasta ver perfectamente.
El campo lateral está también reducido respecto a una gafa monofocal. Si miras de reojo verás algo borroso así que si usas lentes progresivas deberás girar la cabeza más frecuentemente. Los nuevos diseños personalizados mejoran y optimizan los campos notándose menos este efecto.
El mayor problema en general es cuando uno quiere mirar hacia el suelo, una escalera o el bordillo de una acera porque si vemos por la parte de abajo del cristal se ve borroso porque se usa la parte con la graduación para leer que no es adecuada para más lejos. En este caso deberás bajar la cabeza hasta enfocar bien o  si aún así tienes dificultad, quitar las gafas un momento hasta que tengas práctica.
No son apropiados para leer tumbados en cama ya que obligarían a una posición muy incómoda. Debes incorporarte un poco y leer con la cabeza medianamente erguida.
No es la lente ideal para ver la tele si estás  tumbado/a en cama. Si quieres ver la tele tendrás que  incorporarte o poner un par de almohadas. Lo ideal además es que pongas la televisión en una posición alta en un soporte de pared.
Si se quiere tener el máximo campo posible para una única distancia, hay casos donde puede ser más interesante usar una gafa específica monofocal para leer o coser sobre todo, si se realiza una tarea durante muchas horas a la misma distancia de cerca (lectura o costura por ejemplo). Para estos casos,  mucha gente compra unas gafas monofocales baratas  aparte de seguir usando sus gafas progresivas para la vida dinámica y el resto del día.Recomendaciones antes de comprar unos cristales progresivos

Actualmente existen muy buenas ofertas y precios en gafas progresivas, pero desconfía de los que son muy baratos porque puede que te estén ofreciendo una lente de diseño muy antiguo sin tratamiento antirreflejante o que luego no te ofrezcan garantías de adaptación o cambio si surgen problemas. Las gafas baratas pueden salirte muy caras si no elijes bien donde comprarlas.

Consejos

El precio es importante y actualmente existen muy buenas promociones en casi todas las ópticas. Ten siempre en cuenta que si quieres comprar un producto de calidad no puedes comparar luego el precio con un progresivo de un nivel más básico. Compara siempre el mismo producto.
Acude a una óptica con personal altamente cualificado y que te ofrezca el máximo de garantías.
Es necesario partir de una graduación exacta y reciente.
Buen asesoramiento estético y técnico (elección de montura adecuada y del mejor tipo de cristal mejor para cada caso). No todas las monturas valen para llevar progresivos.
Toma de medidas precisa y completa. Es fundamental que los centros estén tomados con total exactitud y en caso de ser un progresivo personalizado las medidas adicionales sean super precisas.
Montaje exacto. En el taller deben de confirmar que una vez terminado el montaje de las lentes, las medidas correspondan exactamente con lo solicitado en cada pedido.
Entrega y ajuste de la gafa. Es necesario que el usuario  recoja la gafa  personalmente para poder comprobar “in situ” la exactitud de los centros, adaptar la montura correctamente y comprobar que la visión es correcta a todas las distancias.
Garantía de adaptación. Te cubrirá cualquier cambio en caso de que exista un error o incluso si no te llegas a acostumbrar te devuelven el dinero o te pasan a otro tipo de solución con dos gafas, gafas de cerca, etc…
Es muy importante que siempre compres progresivos con cristales que lleven incorporado un buen tratamiento antirreflejante ya que la calidad de visión mejora mucho. En mi opinión no debería de venderse ningún progresivo sin este tratamiento.Tipos de progresivos. ¿Cuál es el mejor?

El mejor será el más adecuado para cada caso y uso porque no es lo mismo una persona que sólo las va a usar 1 hora al día para ver el periódico, que otra que tiene unas exigencias visuales muy grandes y las necesita llevar todo el día puestas. Partir de una graduación actualizada y precisa es fundamental.

Personalizados

Lentes progresivas para los usuarios présbitas que desean el máximo grado de calidad y comfort en su visión. Se diseñan a medida para cada graduación y cada montura al mismo tiempo que se tiene muy en cuenta la forma de mover los ojos de cada persona (huella visual). Es necesario tomar unas medidas muy precisas. Garantizan el mayor campo posible de visión para cada distancia y requieren una alta cualificación profesional en la toma de medidas, así como instrumentos específicamente diseñados para ello. Son ideales para personas con exigencias visuales altas y que las necesitan utilizar muchas horas al día.

Semipersonalizados

Son lentes progresivas de última generación en las que también se diseñan unas lentes a medida teniendo en cuenta tanto la montura como la graduación. Son parecidos a los personalizados pero no se incluye el dato de la huella visual en el cálculo del diseño de las lentes. Tienen un campo de visión útil amplio aunque algo menor que los personalizados. Requieren una alta cualificación profesional en la toma de medidas para aprovechar todas sus ventajas  y son ideales para personas con exigencias visuales altas y que las necesitan utilizar muchas horas al día.

Gama media

Son lentes de última generación de una calidad  muy buena pero que no permiten un diseño personalizado a cada usuario. Funcionan muy bien y no precisan de una toma de medidas tan complicada. Son perfectamente válidos para un uso no intensivo o en caso de que tengas un presupuesto más ajustado.

Gama baja

Son progresivos baratos con un precio bajo y de diseños no tan modernos pero que permiten una calidad de visión aceptable. No es la lente ideal pero si por precio no puedes llegar a uno de mayor calidad es una alternativa mejor que las gafas monofocales. Mi recomendación es que siempre los compres con  tratamiento antirreflejante.  y con un campo de visión que no está optimizado.

Ocupacionales

 Son lentes específicas para su uso en determinadas circunstancias y no valen para todas las distancias. Generalmente están pensados para un uso en un entorno de oficina y tienen un campo de cerca y zona intermedia muy grandes pero no llevan zona de lejos. Permiten ver cómodamente un ordenador, leer pero si quieres ver a distancia debes de quitarlas. Son una buena alternativa pero no te dan tanta libertad como el progresivo normal.

Casos contraindicados para adaptar gafas con lentes progresivas

Esto te interesará si tienes problemas a la hora de usar progresivos. Fíjate si estás dentro de uno de estos casos que teóricamente están contraindicados.

Estrabismos. Si los ojos no están alineados, la visión con progresivos será muy complicada y el campo útil de visión muy reducido. A pesar de estar contraindicados es una alternativa probarlos pero hay que asumir que no se conseguirá un comfort y visión buenos.
Agudeza visual muy baja en uno de los dos ojos. Si un ojo tiene una visión baja de menos de un 0,5 (50%) y el otro ojo ve bien el cerebro usará para leer sólo el ojo de mejor visión suprimiendo la imagen del otro ojo. Esto implica que el campo de visión será más estrecho al leer que lo habitual. Es una dificultad pero aún así se recomienda probarlos.
Agudeza visual muy baja en ambos ojos. En este caso es preferible hacer dos gafas separadas y poner en la gafa de cerca una potencia muy alta para conseguir un efecto lupa. Esta potencia hay que calcularla a medida de cada caso.
Personas con problemas de campo de visión. Si el campo visual de la persona es reducido tendrá poco espacio aprovechable de visión y suele ser mejor opción poner gafas monofocales independientes de lejos y de cerca.
Problemas de movilidad o de cervicales. Si no se puede mover bien la cabeza el uso de progresivos puede ser muy incómodo y hasta peligroso si se quiere mirar hacia el suelo.Gafas de sol progresivas 

Me gusta siempre insistir en la importancia del uso de gafas de sol para protección de los rayos ultravioletas y mucha gente no sabe que se pueden hacer gafas de sol progresivas baratas, que te permitirán leer en la playa o ver el teléfono cuando estás al aire libre. Tengo varias entradas publicadas sobre ello, pero te voy a recomendar esta en particular que es la más completa: Gafas de sol y luz ultravioleta.¿Qué gafas de sol son las mejores?

¡Gracias por seguir el Blog y por compartirlo!



Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Quieres disfrutar del verano sin sobresaltos? Protege tus ojos siguiendo estos 5 consejos de Salud Visual Cuando llega el verano nuestros ojos están expuestos a más riesgos y se incrementan signific ...

Recomendamos