comunidades

Lo que le pasa a tu cuerpo cuando llevas una dieta vegetariana

Dieta vegetariana


La decisión de llevar una dieta vegetariana es un cambio importante en la vida. Es más que una decisión sobre tomar un estricto control de lo que se come y asegurarse de no consumir ningún producto derivado de animales. Antes de dar el paso, deberías estar consciente de los principales cambios biológicos que te sucederán al cambiar tu dieta de una manera tan drástica.
  Disminuirás el riesgo de padecer enfermedades del corazón

Numerosos estudios han vinculado los estilos de vida vegano y vegetariano con una reducción significativa del riesgo de enfermedad cardíaca. Se ha demostrado que las muertes por cardiopatía isquémica, caracterizada por estrechamiento o cierre total de las arterias coronarias, son 24% menos frecuentes que en los que comen carne regularmente. Los científicos dicen que esto es probablemente debido a la inflamación causada a varias partes digestivas y circulatorias por parte de los procesos de carne y productos de origen animal.

Sacar de la dieta la carne y los productos animales, tales como huevos con colesterol, resulta en menos inflamación. Y con menos inflamación hay menos problemas del corazón.

Probablemente perderás peso

Unestudio realizado en 2015 por el Dr. Neal Barnard de la Facultad de Medicina del George Washington University School of Medicine, publicado en la Revista Academy of Nutrition and Dietetics, encontró que llevar una dieta vegano generalmente conduce a la pérdida de peso, incluso si no es lo que estás buscando. En los primeros meses de los voluntarios que adoptaron una dieta libre de productos animales, el equipo del Dr. Barnard observó una pérdida promedio de 5 kilos. Dejar de comer carne, huevos, y leche significa que usted está reduciendo porcentualmente esas calorías, lo que conduce a la pérdida de peso.

Tendrás algo de hinchazón

Al abandonar la carne y los productos animales, se quedan todas esas enzimas digestivas en su intestino sin nada que hacer. Con todas las enzimas digestivas que agregarás con los vegetales, tu organismo tendrá una ocupación extra, esto normalmente conduce a un desequilibrio bacteriano en el estómago, que semanifiesta con la hinchazón.

Tu cuerpo necesitará tiempo para adaptarse, y lo hará, y las cosas en el estómago se estabilizarán. Mientras tanto, no te sorprendas si tu sistema digestivo se encarga de la hinchazón con la liberación lenta de gases.

Tus músculos necesitarán un poco de paciencia

Probablemente sepas que la proteína es necesaria para la construcción y el mantenimiento de tus músculos. La carne y los huevos contienen altas cantidades de proteína en comparación con los demás alimentos, por lo que es importante que un vegano incorpore frijoles, nueces, tofu y hojas verdes. Si no estás recibiendo ninguna proteína, tus músculos pueden debilitarse y encogerse.

Ahora, el cuerpo humano es capaz de absorber y utilizar las proteínas animales mucho más rápido de lo que puede utilizar la proteína a base de vegetales. Asegúrate de obtener suficiente proteína durante todo el día, especialmente después del ejercicio. Va a tomar más tiempo para recuperarte, ya a tus músculos le llevará más tiempo procesar las proteínas vegetales. Prueba un batido de proteína vegana, ya que el cuerpo generalmente procesa líquidos más rápido que los sólidos.

Las cosas podrían tener un sabor extraño

El zinc dietético ayuda a que tu lengua mantenga su potencia, y es un mineral vital para el gusto. Sin embargo, se encuentra principalmente en la carne roja y las ostras, que obviamente quedan restringidas para los veganos. Para mantener tus papilas gustativas con esta nueva elección dietética, puedes tomar un suplemento de zinc. Sólo asegúrese de que está hecho de una fuente de zinc libre de animales!

Mi recomendación

En lo particular, aunque considero la dieta vegetariana como una elección razonable y totalmente posible (yo adoro los vegetales, y se los preparo a mi familia), prefiero llevar una dieta menos restrictiva que incluye los 3 macronutrientes: carbohidratos, grasa y proteína, y mantenerme dentro del rango de distribución de macronutrientes recomendado. Con esto es más que suficiente para mantener a mi familia, y por supuesto a mí misma, saludable, dentro del peso óptimo, y de paso darle uno que otro gustillo al paladar, lo que siempre viene bien!.

Esa es la forma como el ser humano se ha alimentado desde el inicio y ha llegado hasta nuestros tiempos. Estoy de acuerdo con los estudios que demuestran que lo malo no es la carne, sino la forma como actualmente se crían y alimentan los animales que nos la proveen.

Para ponerte un solo ejemplo, el alimento que se le debe dar al ganado no son los granos, sino el pasto. Además, no debe ser criado en establos, sino que se le debe permitir caminar. De esta forma, y eliminando los químicos que le son inyectados para un rápido crecimiento, darán la carne que el hombre ha comido toda la vida y que lo ha mantenido sano y con menos enfermedades.

Por otro lado, las grasas que realmente afectan la salud y el peso de las personas, no es la grasa de los alimentos naturales, sino la de los productos que fabrica la industria alimenticia y que luego le coloca la etiqueta como alimento, y como si fuera poco le pone apellido: saludable

También puedes consultar:

La cruda verdad de las dietas para bajar de peso rápidamente

Los peligros de las dietas yo-yo para perder peso rápido

 
Fuente: este post proviene de Noti Salud, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos